Permite relevar la morfología múltiple y cambiante del indumento según las épocas: imbuidas por un contexto social, religioso y económico intrínseco, mediante una taxonomía de las prendas de primera, segunda o tercera piel sumerge al lector en el descubrimiento de la estética del traje.

Compartir en: