Realizar una bajada conceptual del prototipo de pasarela, manteniendo el espíritu, las líneas morfológicas y respetando la silueta del diseño. Transformar el prototipo envolvente en una prenda o conjunto de prendas vendible, identificando a qué tipo socio-psicológico pertenece. El nuevo diseño se presenta únicamente en figurín a color, no debe materializarse.

Compartir en: