A partir de esta frase de Diane Arbus se comparará a esta autora junto a la contemporánea Nan Goldin. Ambas se asemejan en su transgresión fotográfica frente a la sociedad. Arbus y Goldin se dedicaron a fotografiar la Otredad, las personas consideradas marginales y el mundo oculto de una sociedad que prefería no verlo.

ver trabajo completo

Ensayo sobre la obra de Kèrtèsz