2 de diciembre

ver nota completa

2 de julio

ver nota completa

30 de noviembre

ver nota completa

18 de mayo

ver nota completa

La vida social de las cosas. 
Perspectiva cultural de las mercancías.
Arjun Appadurai
1991. Editorial Grijalbo.

Este libro se divide en cinco partes. La primera, profundiza en la antropología y biografía cultural de las cosas y la mercantilización como proceso. A partir de la política de valor, el ensayo plantea la perspectiva de George Simmel quien sugiere que el intercambio es la fuente del valor y no a la inversa. En este sentido la dimensión crítica que establece este análisis, incorpora la génesis social del valor e intercambio en la vida social de las mercancías.

La parte dos comprende el intercambio, el consumo y la ostentación. Se presentan dos tipos de valor a partir del trabajo de campo desarrollado en las Islas Salomon por William H. Davenport entre 1965 y 1966, quien describe el modo en que se combinan el trabajo y los materiales, para producir bienes duraderos y que no se pueden intercambiar ulteriormente. Asimismo, se incorporan las observaciones realizadas a los Muria en Madhya Pradesh-India, con respecto a la conducta en materia de consumo y el papel que desempeñan dichos bienes como una forma de acción simbólica.

La tercera parte describe el prestigio, la conmemoración y el valor, a partir de los hallazgos realizados en el cementerio de Varna, Bulgaria y el surgimiento de la riqueza en la Europa prehistórica. A su vez, se analiza la circulación e intercambio de las reliquias sagradas como mercancías medievales. La parte cuatro describe los regímenes de producción y sociología de la demanda en relación a los tapetes orientales y al qat, desde su manufactura, mercantilización, autenticidad, las implicancias culturales, las ideas populares, su mecanismo social y políticas para la comercialización. Finalmente, se examinan en la quinta parte las transformaciones históricas y códigos mercantiles en referencia a los textiles utilizados antes y después de la Revolución Francesa y el panorama textil en la sociedad Hindú.

Dilemas de la Cultura. 
Antropología, literaura y arte en la perspectiva posmoderna.
James Clifford . 1998. Ed.Gedisa

El autor presenta en la primera parte de este libro el enfoque de las estrategias de escritura y representación y las estrategias que involucran un cambio histórico posteriores a la década de 1950. A su vez se hace mención de la formación y problemáticas de la etnografía en la antropología social del siglo XX en el que contribuye a una reflexión práctica sobre la representación transcultural y como experiencia concreta para producir conocimiento. Esta primera parte denominada Discursos, analiza también el poder y diálogo en etnografía según la iniciación de Marcel Griaule y sobre la invención etnográfica del sujeto por Conrad y Malinowski.

La segunda parte, es analizada por el autor como una alianza entre la etnografía con el arte de vanguardia y la crítica cultural, poniendo a prueba los límites de la etnografía occidental mediante la autorreflexión demonimnándola como una "poética del desplazamiento" del siglo XX. El autor explora un conjunto de actividades etnográficas en circunstancias culturales e históricas determinadas, donde propone un orden cultural a partir de una fragmentación y yuxtaposición de los valores culturales por lo cual involucra y explica el "Surrealismo Etnográfico".

El coleccionismo como actividad, su historia y clasificación del arte primitivo, es analizado en la parte tres. Su objetivo es argumentar que todas las colecciones autorizadas son históricamente sujetas a reapropiación local. Esta descripción cultural como forma de colección es abordada por historias sobre lo tribal y lo moderno y la recolección de arte y cultura que describe las prácticas culturales en museos occidentales, sistemas de intercambio, archivos y tradiciones discursivas. Dichas aproximaciones críticas hacia la colección, se concentran en procesos subjetivos, taxonómicos y políticos y afirma que la autenticidad procede de supuestos específicos sobre temporalidad, totalidad y continuidad.

Finalmente, se presenta en la parte cuatro una exploración de experiencias e historias enmarcadas en conceptos de tradición continua y sujeto unificado en el cual el autor sostiene que la identidad etnográficamente debe ser considerada como mixta, relacional e inventiva. 

John Berger (2000) Editorial Gustavo Gilli SA.

A comienzos de los 60, Berger plantea y pone en cuestión en su programa de televisión -Modos de Ver-, la unidad de significado que representan las obras de arte cuyas formas de reproducción a través de las cámaras fotográficas, las televisivas e incluso los medios de reproducción de imagen, rompen con el mito de la exactitud que se obtienen de ellas mecánicamente al ver las originales. En 1972 publica el libro Modos de Ver junto con Sven Blombert, Chris Fox, Michael Dibb y Richard Holliss, con el objetivo de iniciar un proceso de averiguación, que continúa desencadenando un análisis sobre ese encuentro del individuo con una obra de arte y su percepción inmediata.

Este libro está conformado por 7 ensayos de los cuales el 2, 4 y 6 son únicamente visuales. Sus imágenes están relacionadas con modos de ver mujeres y aspectos tradicionales de la pintura al óleo. Los demás ensayos también son enriquecidos con imágenes en el cual el primero, se apoya en los escritos de Walter Benjamin. En este ensayo se pretende mostrar que las obras de arte tienen un alcance mayor y su autoridad se ha perdido al reemplazarse por un lenguaje de imágenes y la preocupación de quién y para qué se usan que recae en asuntos de copyright y políticas establecidas por museos y galerías de arte. El ensayo 3 presenta una reflexión acerca de la presencia social de las mujeres y los modos de verlas y representarlas en distintas épocas convirtiéndose en un objeto visual particularmente. A su vez el tema del desnudo es tratado como un modo de ver que no siempre o necesariamente es exclusivo del arte analizando sus convenciones y significados.

El ensayo 5 refiere el modo de ver el contenido de la pintura al óleo que define una forma de arte más que una técnica, distinguiéndola de otras formas de pintura porque a pesar de la bidimensionalidad de sus imágenes presentan tangibilidad, color y textura. Finalmente, el ensayo 7 presenta los modos de ver las imágenes a través de la publicidad y sus influencias de los diferentes productos y servicios que fortalecen el capitalismo. A su vez se incorpora un análisis de la relación entre la publicidad y el lenguaje de la pintura al óleo así como también los anuncios que utilizan esculturas o pinturas para la construcción de dichos mensajes publicitarios.


Umberto Eco. 1993. Ed.Lumen

Al contextualizar la cultura de masas, se involucra el papel que representan los medios de comunicación y por consiguiente las industrias culturales en la vida social. En este libro, el autor plantea dos vertientes para el análisis cultural de masas. Por un lado, los conceptos que representan la visión apocalíptica basada en el rechazo de cualquier acción que modifique el orden de las cosas o vincule una cultura compartida en diferentes ámbitos sociales considerándosele por los críticos como anticultura. Por otro lado, surge la versión optimista de la problemática en la cual los integrados, plantean el alcance y el disfrute de los bienes culturales para todas las clases sociales e incluso hacerles partícipes de su producción.

En la primera parte, se analizan los niveles de cultura; cómo han sido planteados por diversos críticos este fenómeno masivo con una postura acusatoria. A su vez, presenta los conceptos que surgen en su defensa. En este sentido surge como otro nivel de análisis el mal planteo de la problemática de dicho fenómeno, presentando una crítica y conclusiones amparadas por algunas propuestas de investigación. Involucra también el análisis de la estilística del kitsch, la Midcult y la estructura y reproducción del mensaje poético.

En la segunda parte, "Los Personajes" analiza los símbolos y cultura de masas con el mito de superman basado en su estructura y civilización de la novela, el consumo del personaje, la temporalidad del mensaje, entre otros. En la parte tres "Los sonidos y las imágenes" se presenta a partir de la producción musical a los medios audiovisuales junto con la radio y la televisión como instrumentos de información musical y a su vez como hecho estético de comunicación y expresión en relación con el público. 

Clifford Geertz (1997) Gedisa Editorial.

Geertz, propone que de una forma interpretativa es que debe encararse la construcción de una antropología científica como alternativa a otras formas de simbolismo ya planteadas. Esta interpretación de la cultura debe hacerse en una búsqueda de significaciones que conlleven -en el caso de la antropología social- a su dimensión científica a través de la etnografía entendida bajo el concepto de "descripción densa" propuesto por Gilbert Ryle.

En la segunda parte de su obra, Geertz involucra el impacto del concepto de cultura en el concepto de hombre y el desarrollo de la cultura y evolución de la mente, donde resalta la importancia de captar el carácter esencial en la diversidad de los individuos siendo el camino que conduce a conceptos mas generales considerando también la diversidad de conceptos para formular proposiciones significativas en lugar de establecer conclusiones en campos de estudio separados. La tercera parte, aborda a la religión como sistema cultural, la cosmovisión y análisis de los símbolos sagrados, el ritual y cambio social a partir de un ejemplo en la cultura Javanesa presentando a su vez el concepto de racionalización religiosa en la tradiciones de la Bali contemporánea. 

En los capítulos siguientes el autor aborda por un lado la ideología como sistema cultural, que permita discernir y analizar en sus contextos sociales y psicológicos en lugar de un sistema ordenado de símbolos culturales, estableciendo diferencias entre ciencia e ideología y considerando a su vez las relaciones existentes entre si. Bajo estos conceptos, involucra el enfoque político titulado: Después de la revolución: "el destino del nacionalismo en los nuevos estados" refiriéndose a los países que lograron su independencia a partir de la segunda guerra mundial, incorporando el análisis de los sentimientos primordiales y política civil en los nuevos estados en una revolución integradora, la política del significado, la política del pasado y la política actual.

Alejandro Crispiani (2011). Universidad Nacional de Quilmes / Prometeo 3010. Buenos Aires.


El libro presenta las raíces latinoamericanas del invencionismo que se definieron hacia 1948 con el movimiento Madí, el Madinemsor, la Asociación Arte Concreto - Invención (AACI) y el perceptismo. Estos grupos señalaron el camino de la abstracción plástica en Argentina. Crispiani elabora una relación de antecedentes, características, derivaciones de cada movimiento y sus principales exponentes. 

Las características de las corrientes mencionadas anteriormente a partir del invencionismo plástico son descritas no solo desde sus características estéticas, visuales o materiales sino también involucran una articulación entre el arte concreto y como el autor indica, un humanismo marxista, siendo necesaria la intervención de diversos artistas para definir el corpus teórico del invencionismo cuya vía política y por consiguiente la técnica, eran el camino para instalar los objetos artísticos en una realidad concreta y un compromiso político por parte de los invencionistas. 

La segunda parte muestra la trayectoria de Claudio Girola y la Escuela de Arquitectura de Valparaíso, quien determinó la incorporación de ideas e intenciones del arte concreto que impactaron en la década del cincuenta, considerando a la abstracción como piedra angular de la plástica del siglo XX y posiciona un acercamiento a la creación artística de la escuela. 

La tercera y última parte refleja la permanencia del enfoque revolucionario teniendo en cuenta que una forma avanzada de la abstracción era incidir en los objetos de uso hacia una producción masiva que a su vez mostraba una superación de la etapa invencionista. Este giro que se orienta hacia el diseño industrial fue liderado por Tomás Maldonado y artistas concretos que le siguieron luego de haberse disuelto la AACI a comienzos de la década del cincuenta.