Facultad de Diseño y Comunicación
  1. Diseño y Comunicación >
  2. Catálogo de Proyectos de Graduación >
  3. Detalles del Proyecto

Diseño de interfaces web efectivas y usables

El rol encubierto del diseñador web en el mercado local.

Autor: Salgueiro, Gastón Javier

Carrera: Diseño de Imagen y Sonido

Categoría: Ensayo

Línea Temática: Medios y estrategias de comunicación

Fecha de aprobación: Julio 2013

Antecedentes:

La influencia de los nuevos medios y herramientas de comunicación en la comunicación política - Interfaz en el cine y en los videojuegos (Ciencia ficción, género experimental) - Diseño de interfaces gráficas para la web móvil (Objeto de estudio: facebook) - Videojuegos: Evolución y comparación de contenidos - Creación Web site Sony Kidz - E-learning para nativos digitales (Nuevas formas de aprendizaje para los niños en la era digital) - Accesibilidad web y discapacidad (Una web sin barreras) - Plataforma Web 2.0 (Un nuevo canal de comunicación)


Palabras Clave: diseño digital estudio de usuarios experiencia interfaz

Síntesis:

Una aplicación web es ante todo un producto informático o software, desarrollado para ejecutar determinadas acciones programáticamente.

Simplificando su arquitectura, las aplicaciones web se ejecutan en servidores remotos en lugar de hacerlo en la computadora del usuario, y utilizan al navegador de internet como cliente para la interacción. Implican significativas mejoras respecto a sus antecesoras, entre las que es posible enumerar acceso instantáneo y, virtualmente, desde cualquier tipo de dispositivo conectado a internet, mantenimiento centralizado e independiente del usuario final, la posibilidad de colaboración simultánea a gran escala y la independencia del software instalado en la computadora del usuario (sistema operativo, software adicional requerido, entre otros).

El término interfaz sugiere un límite compartido entre dos entidades disímiles, que facilita el traspaso de información de una a otra. Por ejemplo, en el caso de la relación usuario/computadora, la interfaz consiste generalmente en una pantalla, un teclado y un mouse. La interfaz gráfica de usuario resulta el vínculo entre un humano y un dispositivo o sistema, que le permite interactuar con él, recurriendo a referencias visuales a fin de facilitar el uso.

Una interfaz efectiva será aquella que facilite al máximo posible el uso de la aplicación al usuario, reduciendo el tiempo requerido de lo que se conoce como curva de aprendizaje y maximizando la productividad. De este objetivo surgen los conceptos de Experiencia de Usuario y Usabilidad. En este campo quedan fuera de alcance los juicios de valor acerca de la belleza estética. El principal objetivo de esta práctica es permitir al usuario que se concentre en lo que quiere hacer en lugar de cómo hacerlo.

Las aplicaciones web han evolucionado en todo sentido durante la última década. En este contexto, el objetivo de posicionar un producto o servicio online ya no depende solo de su presencia en internet ni de que un sitio resulte atractivo. Las variables que determinan el éxito se multiplicaron y la interfaz gráfica se afirma como una de ellas, a partir de su rol de vínculo de interacción con el usuario. A la vez, el exceso de información y la instantaneidad para acceder a ella redujeron significativamente el tiempo de atención mínimo que un usuario eventual utiliza para entender un nuevo producto.

Los diferentes autores que trataron el tema recientemente coinciden en que para que el diseño de una interface web funcione este deberá ser evidente, obvio y auto explicativo. El diseñador web no solo debe encargarse del aspecto estético sino que debe presentar un mensaje directo, acotado y sin interferencias, favoreciendo la experiencia del usuario eventual e incentivándolo a volver y utilizar el producto o servicio ofrecido.

De este ejercicio de pensar el diseño de una interfaz con el objetivo de facilitar su uso y minimizar las fricciones con el usuario, surge el concepto de Experiencia de Usuario o UX, del inglés User Experience. Se trata del análisis de las interacciones usuario/sistema requeridas por la aplicación y su correspondiente optimización y simplificación a partir de la interfaz.

Un diseñador de interfaces de aplicaciones web es, entonces, aquel que se encarga de plantear y definir los lineamientos visuales que se aplicarán a la interfaz de una aplicación web específica, haciendo uso de las bases teóricas del Diseño, e idealmente, centrándolos en el usuario a través del análisis de la experiencia y la aplicación de buenas prácticas de Usabilidad. Su objetivo principal es generar y favorecer la mejor experiencia de usuario posible. Estos lineamientos dependerán principalmente de la funcionalidad que provee la aplicación, el público al que está dirigida y las tecnologías involucradas.

A raíz del empuje en la actividad a nivel internacional, durante la última década en la Argentina se sostiene un crecimiento en el rubro del desarrollo de software en modalidad tercerizado, para clientes norteamericanos principalmente.

La oferta de carreras de grado y terciarias que acercan a los estudiantes a este tipo de disciplina carecen en su mayoría de contenido asociado a los aspectos relacionados con Usabilidad y Experiencia de Usuario, asimismo no se encuentran libros que traten de estos temas en el mercado local, siendo la literatura disponible en inglés. Así es como el individuo debe recorrer su camino para convertirse en un diseñador web haciéndose por sí mismo de las herramientas que lo fortalezcan en la materia.

El presente Ensayo, alineado dentro de la temática de Medios y estrategias de comunicación, busca recopilar a través de múltiples fuentes y la propia experiencia del autor las ideas, prácticas y principios clave en diseño de Experiencia de Usuario y Usabilidad, que hacen al desarrollo de interfaces efectivas considerando el contexto local actual.

La primera parte del trabajo recorre brevemente la evolución de las aplicaciones web y sus interfaces, a partir de las interacciones nativas del lenguaje HTML: navegación entre páginas a partir de hipervínculos y envío de información a través de formularios. Luego analiza un proceso básico de diseño de interfaces y lo compara con la realidad en el mercado local, detectando las principales falencias del profesional diseñador web argentino al incorporarse al mercado laboral.

La segunda parte desarrolla el concepto de diseño de interfaces centrado en el usuario. Se analizan los estados por los que atraviesa el usuario de una aplicación web: desconocimiento, visitante, usuario eventual, usuario recurrente y fanático o mentor. Además, se introducen algunos conceptos básicos de la psicología cognitiva acerca de cómo razona, percibe y toma decisiones el ser humano.

En el tercer capítulo desarrolla el concepto de construcción de UX. Como complemento al desarrollo del capítulo anterior, se sugiere que parte de la solución al problema de generar una interfaz efectiva puede ser eliminar al usuario como entidad y evaluarlo como un elemento más de la situación o contexto de la problemática.

En el cuarto apartado se avanza sobre la noción de Usabilidad y establece buenas prácticas básicas para diferentes herramientas comunes presentes en cualquier aplicación web: navegación, formularios y sus elementos, control de errores.

Por último se analiza la interacción del diseñador web con el resto del equipo de desarrollo de software involucrado. Se propone la metodología de diseño Justo a tiempo, como posible adaptación del proceso creativo de diseño a la realidad del mercado de desarrollo de sistemas local. Además se establece un listado de buenas prácticas, basadas en los aspectos desarrollados en el trabajo, que podrían ser utilizadas para medir el nivel de Usabilidad y el grado de experiencia de usuario satisfactoria que provee una interface cualquiera.

descargar en PDF




VERSITIOSDC