Facultad de Diseño y Comunicación
  1. Diseño y Comunicación >
  2. Catálogo de Proyectos de Graduación >
  3. Detalles del Proyecto

El diseño por una buena causa.

La comunicación visual y los problemas sociales

Autor: Sturzenegger, Laura

Carrera: Diseño Publicitario

Categoría: Ensayo

Línea Temática: Pedagogía del diseño y las comunicaciones

Fecha de aprobación: Julio 2010

Antecedentes:

Palabras Clave:

Síntesis:

A veces es sorprendente lo que se logra, cómo se puede influenciar a las personas con colores, formas, imágenes, textos; o criterios aplicados en un diseño por más  simple que parezcan.

Cambiar el mundo no es considerada una tarea fácil, pero tampoco imposible.

Una publicidad de gaseosa con o sin promesas de saciar la sed puede hacer sentir ganas de ir inmediatamente a comprar una; hay gráficas de indumentaria que pueden ser tan influyentes como para hacer cambiar la forma de vestir de las personas; o bien incentivarla de tal forma para admirar al personaje de un afiche o publicidad, y hasta llegar a  imitarlo en ciertos aspectos.

¿Se puede aplicar toda esa creatividad no sólo para vender, sino también para ayudar en una buena causa?, ¿puede un diseñador gráfico dejar de lado los prejuicios que a veces aparecen sobre la publicidad y fusionarse con ella para lograr así mejores resultados?, ¿puede utilizarse el diseño de comunicación para encarar problemas sociales?, ¿los diseñadores y publicistas, están preparados para informar, advertir, prevenir a la sociedad sobre temáticas importantísimas como la salud, las costumbres, los abusos, el hambre, la discriminación, la violencia?, ¿cómo se logra?.

Éstos y más interrogantes son los que impulsaron la creación  y desarrollo de del presente ensayo; llevado a cabo durante el primer cuatrimestre lectivo del año 2008 en la materia Seminario de Integración II, turno noche, en la Universidad de Palermo, a cargo del profesor Carlos Morán y supervisada en un amplio y mejor aspecto en 2009, por el profesor Gustavo Valdés.

El Proyecto de Gradación fue llevado a cabo mediante un proceso evolutivo lento; por demoras del autor y falta de capacitación o interés de quienes orientaron este proyecto, o trataron de hacerlo en su primera etapa.

Partiendo de propuestas, prebocetos y bocetos de los cuales muchos fueron luego papel de residuo, otros archivados y encarpetados para posibles usos en el futuro del proyecto.

Poco a poco apareció información, los contactos, bibliografía, ideas.

Y todo fue tomando forma.

El hombre vive en un mundo en el que las imágenes van siendo protagonistas y rápidamente van dominando la escena. Un mundo en el que la información llega cada vez más y  en diferentes formatos; ya sea a través de la correspondencia, la telefonía, el cine, la gráfica, televisión, radio, internet.

Son esas imágenes y símbolos, los que van afectando la comprensión y suelen condicionar a la hora de tomar decisiones, o de efectuar elecciones. Por estos motivos, es muy importante que diseñadores gráficos, publicitarios, comunicadores, y personas; puedan y sepan dominar este lenguaje visual adecuadamente. Porque el bien público no es sólo una preocupación diaria de todos, sino también es responsabilidad de que quienes comunican sepan hacerlo y bien.

El mundo necesita amor, optimismo, compromiso e inspiración para que quienes lo desean y ponen su empeño en eso puedan obtener la capacidad de resolver los problemas a los que los individuos se enfrentan a lo largo de la vida, y no tan lejanos, día a día. Enfermedades, guerras, hambre, corrupción, pobreza, abusos; y la lista lamentablemente continúa.

Muchas veces se siente que estos problemas sobrepasan las capacidades y la buena voluntad de cualquiera, pero como seres humanos, como personas, y particularmente quienes deciden formar parte del mundo de la comunicación se forman y educan hacia la búsqueda de soluciones. Hoy esa búsqueda trasciende lo gráfico y lo estético llegando a la vida misma, en donde se mezclan las reacciones emocionales con las de generar ideas, para poder aportar algo y generar cambios.

En la actualidad también empresas asociadas entre sí o intermediadas por ONGs asumen cada vez más la necesidad y el compromiso de invertir en causas sociales,  cuando quizás políticos o entidades responsables de la información o la ayuda directa hacia ciertas problemáticas dan la espalda o parecen no ver la realidad.

Hay grupos interesados que pueden contar con la creatividad y las buenas intenciones; pero las ideas por sí solas no provocan cambios, sólo lo hacen cuando se las lleva a la práctica de cada uno como ciudadano, y entre todos;  modificando de alguna manera las vidas y así transformar el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

descargar en PDF




VERSITIOSDC