Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Es la técnica la que puede hacer que una primera figura sea una profesional”

Dijo la vedette Amparito Castro en la Facultad

Dentro del marco de los 5 días de Teatro y Espectáculo de la Facultad de Diseño y Comunicación de la UP estuvieron presentes Amparito Castro y Vilma Ferrari, en una jornada que organizó la estudiante DC-UP, Julia Camejo, dedicada al teatro de revista, bajo el título de “Revista: brillo y plumas”.

8/6/2009

“Es la técnica la que puede hacer que una primera figura sea una profesional”

La presencia de la coordinadora y asesora teatral del Maipo, Vilma Ferrari, con su disertación desde lo teórico e histórico contó con la presencia de la vedette Amparito Castro, quien relató sus experiencias y vivencias dentro del Teatro Maipo y de teatro de Revista, quien compartió escenarios con Nélida Roca y Nélida Lobato.

Destacándose la Revista en Argentina como un espectáculo con características propias y con una historia que es difícil de reconstruir, ya que hay datos que se perdieron por no haber ningún tipo de registro. Por eso la presencia de Amparito, sirvió para constatar lo que ya hoy en día es parte de la historia de un género que no es valorado.

El desarrollo de funciones que se presentaban desde el atardecer hasta la madrugada, la dieta estricta para mantenerse en forma, sin los agregados de las cirugías de ahora, el aura mágica de figuras emblemáticas de la revista como las Nélidas, quienes con su presencia irradiaban una luz que resplandecía por todo el escenario, deslumbrando a un público que quedaba anonadado. Existe una renovación del género, sobre todo en el rol de la primera vedette, pero sobre todo es la técnica lo que puede hacer de una figura, una profesional, como Moria Casan, Zulma Faiad.

La importancia de personas como Lino Patalano que ha recuperado un teatro bellísimo como el Maipo, otorgándole todo el brillo y esplendor de antaño; realizando un merecido homenaje a las Nélidas, ya que las dos magníficas arañas de la sala principal del teatro, llevan sus nombres. A pesar del recambio y recreación que puede existir en el género, siempre es importante tener referentes claros y personas con amplitud que marquen el camino artístico.

El Maipo tiene 101 años, y es uno de los únicos teatros que permanecen en su edificio original. Paso por tres etapas con diferentes nombres: Escala (1908 – 1915), Esmeralda (1915 – 1922) y Maipo (1922 – 2009). “El primero de todos, Escala era de origen francés y duró hasta que tuvo que cerrar, sin que todavía se sepan los motivos concretos y verdaderos de su cancelación. 1915 llega el bataclán viene de parís y hace una revolución en lo que fue el teatro de revista. El cambio viene de la mano de Madam Resimi (francesa). Esta señora dice que las vedettes deben empezar a desvestirse, empiezan a verla mas profesional con otra visión sobre esta profesión”, refirió Ferrari.

A lo que Amparito añadió: “Fue una razón muy importante de mi carrera, el teatro Maipo, la catedral de mi carrera. Hablo con el alma cuando me refiero al Maipo, por que he dejado el alma en el teatro. Yo quisiera, si Dios me lo permite, volver a pisar el piso del Maipo, el escenario del Maipo, aunque sea en una pasadita pero volver a estar allí. En el teatro Maipo no solo se estrenó teatro de revistas, tuvo las oportunidades de estrenar obras de teatro también. El teatro Maipo era denominado para “los niños bien” que eran los ricos con plata. El teatro Maipo es para el actor, para la actriz un teatro en donde el actor se siente en el público y con el público, por su pasarela, por la boca del escenario y resulta maravilloso. Siempre hubo subestimación sobre el tema del teatro de revistas, pero hemos tenido un Bs. As de lujo. La revista tuvo una época de oro, pero hoy en día no se debe de comparar por que hoy se ha transformado modificado”.

Luego habló de otras personalidades famosas de la época. Dijo que Nélida Lobato trajo el refinamiento de París a la Argentina. Nélida Roca, era una figura que con su postura con su figura, como se desplazaba era todo, a diferencia de Lobato que había estudiado para hacerlo. “Los camarines son sagrados, nadie baja jamás, salvo que lo inviten, y si esto sucede el hecho de que lo inviten y pueda bajar tiene una importancia grandísima”, dijo luego. Finalizó relatando un ritual particular: “Antes de salir a escena es todo un ritual, se llega dos horas antes o mas para mentalizarse, y se hacen todas las cabalas que puedan existir que las hayas hecho una vez y te fue bien, la repetís en todas las funciones.”


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

Actuar el melodrama con verdad condujo a una emoción simple y extrema al mismo tiempo

Doctorados en plumas

El espectador se pone en un lugar bastante complejo ya que a veces se impacta y no percibe la trama que hay detrás

Teatro oficial y privado: una brecha cada vez mayor

“En la revista es necesario que haya un acuerdo entre director, coreógrafo, escenógrafo, vestuarista y la primera figura”

“En una primera instancia la estética es fundamental a la hora del diseño escenográfico”

“Para bailar hay que tener más que talento, hace falta mucha pasión”

Links sugeridos:

Carrera Diseño de Espectáculos

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones