Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Cuanta más claridad y menos amontonamiento, más de lujo parece la marca”

Dijo Javier Iturrioz , arquitecto, decorador y escenógrafo

El 18 de mayo se llevó a cabo el Fashion Lab dedicado a “La vidriera como una invitación a entrar”, organizado por la Facultad de Diseño y Comunicación junto con la Revista WATT.

17/1/2012

“Cuanta más claridad y menos amontonamiento, más de lujo parece la marca”

Las vidrieras funcionan como el umbral que separa el cotidiano de un mundo que se presenta y se ofrece como promesa de satisfacción de deseo a los transeúntes. ¿Cómo lograr que este espacio funcione como una invitación a entrar? Desde su trayectoria como diseñador para las marcas Tiffany, Hermès, Evangelina Bomparola, Miss Sixty, Escada, Vitamina, entre otras, Javier Iturrioz habló de la concepción y la creación del diseño de vidrieras partiendo del concepto de marca y la identificación del consumidor para llegar a una ambientación que lo interpele y lo invite a entrar. Moda, diseño y ambientación son estrellas con magnetismo. De diferentes proporciones, monocromáticas o coloridas, minimalistas o barrocas, las vidrieras y los locales de venta se han convertido en espacios de verdadero magnetismo, capaces de estimular los cinco sentidos en los protagonistas de la vida urbana.

Javier Iturrioz comenzó diciendo: “El objetivo de estos ambientes es seducir lo más posible al cliente. Antes, una vidriera se basaba en la exibición del producto pero ahora intentan mostrar algo más intangible: la marca. Ya no se destina tanto a la muestra de vestuario sino al concepto y sensaciones. Una de las maneras de ser distinto es hacer lo que los otros no hacen. Si todas las vidrieras trabajan el color, yo puedo centrarme en el monocromatismo. Son muchas las herramientas al alcance de la mano: jugar con los colores, con la repetición de los objetos, la exageración de proporciones, la presencia de figuras, ambientaciones. Un tema es el de los maniquíes, porque acá hay sólo dos lugares buenos, que ni siquiera se comparan a los que se consigue en el extranjero”.

A continuación, agregó: “Las vidrieras que hago duran al menos un mes. Hay veces que me contratan una temportada entera para hacer la ambientación. En esos casos, suelen tener un vidrierista que vaya acomodando la ropa y los nuevos productos. Éste cobra más barato porque no hace la puesta entera ni el diseño artístico del espacio. En Buenos Aires hay infinidad de vidrieras intervenidas por artistas. La tendencia en interiorismo es impactar con lo moderno. Las principales tiendas no reparan en gastos. Creo que cada vez va a haber más locales porque es muy difícil conseguir marcas de afuera, y eso va a dar más trabajo para los vidrieristas locales”.

“El artista o vidrierista debe ser libre para hacer verdaderas instalaciones pero tiene que armonizar lo artístico con lo comercial. Antes de ponerte a armar cualquier cosa, tenés que empaparte de la marca. Cada fecha tiene sus estilos, colores y elementos característicos. En la primavera imperan los colores y las flores, en otoño las ramas secas. Hay fechas importantes, por ejemplo, navidad. Es uno de los momentos en que más compras hay, y las marcas se interesan particularmente en llamar la atención. Para los que no son religiosos, o para aquellos menos tradicionales, hay puestas modernas”, dijo luego.

Por último, concluyó: “La marca es protagonista en el impacto visual, por eso las más tradicionales hicieron hincapié en sus logotipos. Cuanta más claridad y menos amontonamiento, más de lujo parece la marca. Hay veces que las vidrieras son muy llamativas, pero no se reconocen propias de la marca. El argentino a veces para sólo cuando reconoce la marca”.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Modas y joyas

Galerías Relacionadas a la nota:

Javier Iturrioz en el Fashion Lab 2011

Otras notas relacionadas:

“Elijo el tipo de flor y su color de acuerdo a la ocasión, porque cada una transmite determinado mensaje y emociones”

“La vidriera debe llamar la atención, después provocar el deseo y por último, lograr la venta”

“Para hacer un buen trabajo en la vidriera debo conocer a mi cliente y a mi marca, pero también a mi competencia”

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones