Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

El videoclip es, para mí, algo que está a mitad de camino entre un cortometraje artístico y un comercial

Dijo Braulio Pérez Martí, director de Banana Films

La banda Pinkat presentó su nuevo videoclip "Sos lo menos", que fue dirigido por Braulio Pérez Martí y producido por Banana Films. Se trata de una puesta en escena única en plano secuencia de 3 minutos con un travelling de 60 metros y 20 actores en coreografía. Actualmente Pinkat está participando de La Zona MTV, un concurso de bandas Latinoamericanas de dicha señal, que de una participación de 4500 bandas, quedaron entre las 3 finalistas.

19/1/2009

El videoclip es, para mí, algo que está a mitad de camino entre un cortometraje artístico y un comercial

Banana Films es una productora dedicada a la realización y producción de comerciales, documentales, videoclips y TV. A continuación, una entrevista a uno de sus directores, Braulio Pérez Martí, quien es además profesor en el Departamento de Proyectos Profesionales de la Facultad de Diseño y Comunicación de la UP. Próximamente, el 30 de Julio, dará un taller llamado "Convivencia entre lo fílmico y lo digital", en el Tercer Encuentro Latinoamericano de Diseño DC-UP.

- ¿Cómo surgió la idea del videoclip?

La banda quería hacer su primer video y me contactó, yo escuché el disco y elegí "Sos lo menos". Les propuse la idea de hacer un Plano Secuencia, que les encantó por lo jugado de la propuesta, y terminó realizándose más o menos tal cual como se propuso el primer día. La idea se pensó un año antes de realizarse porque, al ser de gran costo, al comienzo primero hicimos un video más pequeño que también dirigí del corte "Veloz con vos", que se incluyó como track digital en su disco, y que tuvo excelente rotación en MTV y MUCH MUSIC por varios meses. También en el medio hicimos un videoclip en vivo en Niceto Club a tres cámaras del corte  "Skinny" con backstage, que se iba a destinar como EPK. Y les hice producciones de fotografía. Pero nos guardamos la frutilla del postre para luego hacer este video de "Sos lo menos". En todo ese proceso nos hicimos amigos, así que hacer "Sos lo menos"  fue hiper fluido y con mucha confianza.

Lleva tanto esfuerzo hacer un videoclip porque los presupuestos son en general mas bajos que otras producciones profesionales, pero uno intenta mantener ese mismo nivel, trabajando con un equipo de gente que es la misma que para una publicidad. Entonces el aliciente más grande es partir de una idea que tenga algo de novedoso, de atractivo estético, o de desafío. Este video fue un desafío personal para crecer en experiencia. Probamos que podíamos hacer un plano secuencia complejo: el Director de Fotografía (Daniel Mendoza) tenía el desafío de hacer una sola gran puesta, y el Grip (José Palacios) de montar ese carrito tipo de tren fantasma y llegar bien a cada syncro, y bueno, yo de hacer que todo encajara, que quedara divertido y a su vez contara algo. Fueron varias noches de desvelo en pensar los detalles.

- Contame un poco de la realización: ¿Cuánta gente participó? ¿Hubo coreógrafo? ¿Cuánto tiempo tardaron en hacerlo?

La Pre-producción fue de diez días (a cargo de Lorena Domenighi y Sonia Marchioro, productoras genias), dos de los cuales estuvieron destinados al pre-armado del estudio, pre-iluminación y armado del recorrido de las vías de travelling que cubren 60mts. Participaron veinte actores y veinte técnicos. La coreografía la armé yo. El ensayo se hizo el mismo día del rodaje, pero estaba todo cronometrado de esta manera: se hizo un calculo de los segundos dentro del clip en relación a los metros de recorrida del carro de travelling a una velocidad constante. Entonces se ubicaba a los actores en los espacios en el recorrido según ese cálculo, y en el Playback estaban grabadas las direcciones anticipadas unos segundos antes, tanto para que los actores entraran o salieran de cuadro como para que el Grip supiera como venía según el syncro con el tema para llegar a determinada parte del recorrido, y acelerar o desacelerar un poco. Así se lograba hacer syncros con el estribillo o con ciertas partes de la letra (no era la intención en todas).

Teníamos el playback en un proyecto de audio abierto, entonces si había que mover las direcciones grabadas para ajustar algún cambio de la coreografía, se hacía en el momento, e incluso se grababa alguna dirección nueva. El resto era ajustar matices de actuación, de baile o movimientos. Se hicieron ocho retomas y se usó la séptima. Tuvo algo de post-producción que se nota poco, ya que era más que nada para borrar algunas cosas del techo del  estudio o ciertas partes del fondo donde había chroma y lo pasamos a fondo negro.

- ¿Qué es más importante a la hora de llevar a cabo un proyecto de este tipo, la formación (estudios) o la experiencia?

Ambas cosas son igual de importantes. La formación te da la base para saber calcular y pensar un proyecto pero también para improvisar con cintura teniendo herramientas en las cuales basarte, cuantas mas sean esas herramientas, mejor! Y la experiencia te va dando seguridad, soltura, al ver como se hacen las cosas y comprobarlo in situ.

- ¿Qué características diferenciales te parece que tiene el videoclip como género, a diferencia de, por ejemplo, un corto?

El videoclip es, para mí, algo que está a mitad de camino entre un cortometraje artístico y un comercial. El video tiene un fin de promoción y de venta tanto como un comercial, pero al ser de un producto artístico (un grupo o solista) hay ciertas licencias estéticas, de contenido y de manera de trabajo. En mi caso, intento siempre que tenga una distinción grande en dónde pueda reconocerme yo estéticamente o personalmente.

En un videoclip (de 3 minutos promedio) se puede desarrollar mas relato o contenido que en la duración de un comercial (de 30seg como promedio) pero a la vez también tiene que sintetizar un mensaje, un concepto o una propuesta rápidamente, y sostener la atención durante esos 3  minutos, por eso tiene que añadir más ingredientes en el relato. El cortometraje tiene una libertad 100% artística a mi criterio, incluso más que un largometraje. En un videoclip podríamos decir que la libertad artística esta a un 75%, tomando de base la propuesta estética que le pertenece a la banda y sus necesidades, y en un comercial 50% y 50%. En realidad, uno nutre hasta donde puede de su estética personal al pedido de la agencia y del cliente, a veces se puede más a veces menos. También puede pasar que uno encuentre el lugar en una publicidad donde también sienta tanta identificación artística, pero en sí no persigue un fin artístico, si que es estético, pero hay responsabilidades específicas que cumplir, es algo natural que pase, es el oficio de pararse de diferente manera según el tipo de trabajo que uno tiene enfrente.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Entrevistas

Otras notas relacionadas:

Del dicho al hecho en Palermo TV

Lo que tenemos como artistas es la posibilidad de exponernos

Nos interesa mostrar que en la pantalla de AXN pasan cosas y los materiales de la gente pueden verse

Una situación kafkiana

Links sugeridos:

Backstage del video

Website Banana Films

VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones