Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Mi carrera siempre fue mi eje y me ha dado experiencias impresionantes”

Dijo la bailarina Paloma Herrera.

El 6 de marzo la Facultad de Diseño y Comunicación entregó el premio “Embajadora de la Creatividad Argentina” a Paloma Herrera.

27/12/2014

“Mi carrera siempre fue mi eje y me ha dado experiencias impresionantes”
Elisabet Taddei fue la encargada de presentar a Herrera: “Estamos muy contentos de recibirte en nuestra casa y les agradecemos a todos por acompañarnos. La Facultad de Diseño y Comunicación crea este premio a los 'Embajadores de la Creatividad' con el objetivo de distinguir artistas nacionales y extranjeros que a través de sus obras y reflexiones, contribuyen al desarrollo de la imaginación e inspiración en el mundo. Nuestros 'Embajadores de la Creatividad' son constructores de modelos, motivan a las nuevas generaciones a desarrollar el talento de las artes en general. En muchas ocasiones los artistas deben desarrollar su carrera en el extranjero. Este premio es también una reparación desde el ámbito universitario a aquellos artistas y creativos que se destacan por su entrega, generosidad y pasión con la que desarrollan su trabajo”.

“La creatividad trasciende fronteras, hace del mundo un lugar mejor, crea lazos entre distintas culturas, esto no sería posible sin esa personas únicas, apasionadas, comprometidas, a quienes nosotros llamamos 'Embajadores de la creatividad'”, añadió Taddei.

El arte de Paloma Herrera conmueve y representa la composición perfecto de aptitud y actitud personal. “Es una artista única y el premio que le entregamos es por su parte, por ser fuente de inspiración para las nuevas generaciones y queremos transmitirle el orgullo que sentimos al verla triunfar en el mundo”, concluyó Taddei y dio paso a Paloma Herrera

Ante la pregunta del público de cómo logró irse del país a tan corta edad, dijo: “Hay que tener la fuerza para tener que irse a los 15 años, tener mucha fuerza interior y una familia con unos padres maravillosos como los que tengo, que me han dado todo el apoyo. Si uno ama lo que hace, tiene que seguir adelante y luchar por lo que se quiere. Me fui a Nueva York habiendo hecho toda mi carrera acá, soy un producto argentino”.
 
Luego contó acerca de su paso por el Teatro Colón: “Del Colón tengo las mejores experiencias. Empecé con Olga Ferri, me ha dado todo. Al mismo tiempo y paralelamente hice la Escuela del Teatro Colón y estoy super orgullosa. Tuve maestros increíbles, por eso vuelvo a Argentina y trato de devolver la educación que me dieron, este país es una escuela maravillosa”. 

“Siempre estoy orgullosa de la danza argentina, por eso vengo seguido a bailar para mantener el contacto con el público. Hay mucho talento, desde coreógrafos, bailarines, productores. Cada vez que dicen Argentina se sabe que hay gente en el mundo representando a mi país”, dijo y contó sobre sus planes inmediatos: “Acabo de llegar de Japón, voy a hacer una temporada en Nueva York y luego tengo giras con la compañía en Australia y vengo a Argentina a bailar en octubre Romeo y Julieta. Es una experiencia hermosa”. 

“El American Ballet fue siempre un sueño, son modelos por ética de trabajo. Uno después de tantos años además, sigue ensayando con las mismas ganas y siempre se puede dar una vuelta de tuerca. Hay que usar la creatividad, en cualquier rol cuanto más creativo se pueda ser, uno puede seguir ofreciendo y creciendo cosas distintas”. 

Paloma Herrera también explicó a los presentes que la experiencia la va llenando de cosas nuevas. “Me encanta el proceso de trabajo, buscar algo más, algo interesante para seguir adelante. Dar clases me ha ayudado en mi formación, en mi propia carrera, siempre busco en la compañía chicos que tengan algo especial, está bueno ayudar y ser generoso como fueron con uno”, manifestó.

También contó que no tiene preferencia por ningún personaje en particular: “Me gusta ser alguien diferente arriba del escenario y estar en un mundo mágico, es parte de un juego”. Herrera hizo referencia al American Ballet: “Siempre me gustó porque todos somos muy distintos y hay bailarines de distintas nacionalidades, pero cada uno es completamente diferente y el director respeta eso”.

“No puedo pedir nada más en la vida, para mi American Ballet era mi gran sueño. Cuando entré en la compañía a los 15 años había tocado el cielo con las manos, por eso estoy tan agradecida y disfruto y trato de devolver todo lo que tuve. No pretendo que a nadie le guste como bailo, yo soy feliz con lo que logré en esta carrera que es difícil y en la que no hay que dar nada por sentado”.

Nuevamente remarcó la importancia del papel de los padres: “La familia y los maestros que nos tocan, son fundamentales. Mis padres son todo y se que para ellos tampoco fue fácil, pero siempre me dijeron que haga lo que me hiciera feliz y me acompañaron. Tuve el apoyo incondicional y la tranquilidad de saber que amaban, pasara lo que pasara. No hay cosa más maravillosa que esa”. Mi carrera siempre fue mi eje, mis clases, mis ensayos. Me aferré a eso en los buenos y malos momentos. Es mi burbuja, mi cable a tierra, es la relación más largas que he tenido, que me ha dado tanta felicidad y tantas experiencias impresionantes”. 

+ Agenda del evento
+ Galería de imágenes
+ Carreras del Área Teatro y Espectáculos en Palermo


Categorías a las que pertenece esta nota:

Eventos

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones