Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Lo que soy es gracias al arte”

Dijo Germán Tripel, cantante, actor, intérprete y músico.

El 2 de mayo el profesional brindó una charla en el ciclo Diálogo con Artistas, organizado por la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo.

19/5/2016

“Lo que soy es gracias al arte”
A modo de apertura de la conferencia, el artista se refirió sus inicios: “De chico jugaba con los legos. Cuando nació mi hermana, me regalaron muchos para que no me ponga celoso. Mi papá construyó nuestra casa con sus propias manos, una familia de clase media baja que vivía en Ballester, actual Vicente López. Cuando me mudé me hice muy amigo de mi vecino que era alemán. Solo jugábamos, no conversábamos porque ninguno de los dos entendía el idioma del otro. Era hermoso porque era lenguaje de juegos. Hoy en día es como mi hermano y padrino de mi hija, también baterista de mi banda. Es una relación muy linda la que tenemos”.

Con respecto al colegio, el cantante expresó: “Era muy distraído y no estudiaba tanto. Tenía una maestra que me exigía cada vez más, me quería hacer repetir 4º grado. En ese momento me cambiaron de colegio y allí fue donde conocí a la gente que amo. Había mucha mentalidad alemana vieja y yo nunca me llevé bien con esa lengua, a mí me gusta el inglés y además siempre me resultó fácil”.

“Mambrú fue hermoso hasta que terminó, ahí me deprimí bastante. Nos enseñó un montón, pero no te preparan para ser famoso y ex famoso. Me volví a vivir con mis viejos y mi mejor amigo era un sillón y mi perra.Volví a arrancar con educación física, profesión de la cual me había recibido. En el medio, indirectamente, seguí trabajando de alguna u otra manera. Empecé a componer, formé una banda con un chico que hacía rock and roll, arranqué con No hay 2 sin 3, grabé un disco. Después de un tiempo me llamaron para una audición de Rent, fui pero no quedé. Al cabo de 6 meses, me volvieron a llamar, audicioné de nuevo y ahí fue cuando me contrataron. Comencé a sentir el arte”, dijo Tripel y continuó: “Estaba de novio en ese momento, me volví loco con la protagonista, fue un shock y decidí contarle a mi ex novia. En ese momento me empecé a sentir un poco más yo. Después me hice amigo de Flor y así fue como inició todo. Para mí, Rent marcó un antes y después, me hacía llorar. He llegado a desgarrar la voz porque en ese momento se me moría mi mujer. El arte te lleva a algo tan cercano que en realidad es lejano, es increíble”.

A la hora de hablar de los directores, Germán expresó: “El trabajo de ellos es lo más respetable que he percibido. Tienen una visión inmensa, es fantástico. Respeto a todos los directores, buenos y malos, porque en la actualidad lo importante es sentir si la obra te llega o no. Además, tiene que percibir lo que le pasa al actor ya que hay días que puede venir de buen humor pero otros no. Generalmente, me peleo con ellos porque soy muy exigente con ellos y conmigo mismo. Me han dirigido amigos, gente loca, a todos he llegado a reclamarles que me pidan más. Después nos amamos, somos los mejores amigos. Entiendo lo que me piden y ellos entienden lo que a mí me pasa”, y agregó: “Cuando hablo de mi mujer me pongo a llorar. Ella forjó en mí lo que siento que hoy soy. En Rent en lugar de ponerse mal y criticar, al contrario, se acerco más a mí, me ayudaba y explicaba. Generó este amor que tengo hacia la actuación, el canto y el musical. Para mí terminaba Rent y finalizaba mi carrera de nuevo. Aparte me había enamorado”.

“La pasión que me produce estar hoy acá me encanta. Es lo que más me gusta de mi trabajo. Es muy difícil hacer arte, que lo reconozcan es muy valioso. Siento que parte de lo que soy es gracias al arte, soy mejor persona gracias a eso. Arte es componer un tema, es llegar a tu casa y que la pasión que siento por mi mujer se vea reflejada en un show. Es emocionarme por el simple hecho de decir esto”, dijo el autor y añadío: “La inseguridad es lo que hace al artista. Cuando llega el punto que no le importa mostrar lo que hace ahí está la clave. Dentro de la inseguridad es donde reside el verdadero artista. Tener miedo es lo más lindo del artista, en la vida no es lindo, pero temerle al arte está bueno”.

Al interrogarle acerca de sus personajes en las distintas obras, Tripel confesó: “Todos cuestan, hasta el más cercano, hasta hacer mí mismo. Los primeros fueron los más difíciles, obviamente. Mi papel en Forever young fue el que más disfruté. Viajaba en subte y copiaba la caminata de los ancianos, fue muy divertido”.

“La reacción de mis padres cuando le dije que me iba a dedicar al arte fue rara porque fue impuesta, muchas opciones no les quedaban. Mi mamá siempre me apoyó, fue la primera que me dio un disco. Parte de lo que soy es por ella. A mi papá le hubiese gustado que sea abogado, economista o químico pero yo trabajé en Bayer un mes, no me volvería a meter en una oficina, la pasé mal. Mis padres no me frenaron tanto pero tampoco les encantaba”.

Al finalizar la charla, el profesional manifestó: “Mi mayor logro es mi hija, es todo lo que está bien. Es la famosa esfumadora de fantasmas. Es magia, es la unión de dos seres que se aman mucho”.

+ Agenda del evento
+ Galería de imágenes
+ Área de Teatro y Espectáculos

Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

Germán Tripel en UP

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones