Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Siempre la crisis es una oportunidad”

Aseguró Pablo Silva, Productor artístico, Docente y Psicólogo

El primer Panel de Tendencias se desarrolló el miércoles 22 de febrero y trató sobre la Producción en épocas de crisis.

7/3/2017

 “Siempre la crisis es una oportunidad”

El mismo fue coordinado y moderado por Gustavo Schraier, Productor artístico y ejecutivo y Docente de gestión y producción escénica. El profesional expresó a modo de bienvenida: “Pretendemos hacer un intercambio de miradas, ese es mi objetivo para esta mesa. Hay mucha diversidad, cada uno de los invitados desarrolla su profesión desde diferentes circuitos, el comercial, el publico y el independiente o alternativo”. Además, citó una frase de Carlos Rottemberg: “Las temporadas teatrales se sufren cuando pensás en la media de espectadores y en lugar de la media eso es un soquete”.

Los invitados que participaron de Producción en épocas de crisis fueron: Pablo Silva, Productor artístico, Docente y Psicólogo; Ariel Stolier, Director de producción de Paseo La Plaza y Teatro Metropolitan Citi; Ignacio Laviaguerre, Productor teatral; Alejandro Tantanian, Director, autor, docente, actor y cantante, Director General del Teatro Nacional Cervantes a partir de enero de 2017 y Curador de Teatro del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA); Elisabetta Riva, actriz, directora, productora, pedagoga y Directora General del Teatro Coliseo.

En cuanto a la situación actual de la convocatoria del público al teatro, Laviaguerre dijo: “El año pasado hubo un descenso de espectadores importante, este año que está comenzando se da un hecho paradójico: hay elencos impresionantes, los teatristas apostamos a lo mejor aunque las expectativas no sean las mejores, las propuestas son muy tentadoras. Antes quizás había siempre algún drama, hoy en día son la mayoría comedia y eso marca el tipo de espectador que está viniendo”.

Tantanian, por su parte, agregó: “En el terreno de la experiencia personal, creo profundamente que el teatro debe ser un lugar para poder reflejarse y tener un espacio de aire. Los contenidos deberían estar relacionados a eso, la comedia claramente es una puerta de escape. Hay que pensar la crisis en términos artísticos, es siempre un desafío”. Respecto a su labor como Director del Cervantes, especificó que “el teatro público tiene otras obligaciones frente a la crisis con respecto al público”.

Respecto al Teatro Coliseo, Riva contó que hay un ciclo llamado Nuova Armonia, de música clásica, cuyo objetivo es acercar este género a las nuevas generaciones. “Tuvimos que cambiar el tipo de comunicación. Era imposible que un joven se sintiera estimulado con ese tipo de mensaje, antiguo y tradicionalista. Hemos ampliado la oferta incluyendo ballet, jazz y tango. Siempre hay crisis, en distintos puntos del planeta y latitudes”.

Stolier coincidió con Riva en algunos puntos: “Tenemos una responsabilidad como gestores de tomar decisiones prácticas y definir cómo vamos a producir. En entornos críticos, esas decisiones son costosas. Hay que adaptarse y salir de la comodidad que conocemos. Los últimos años se transitaron y administraron esas tensiones. Como primera medida parte de la ecuación fue el teatro pasó a programar más similar al independiente. Así protegemos a esos espectáculos. En la producción los costos son mayores a los ingresos, eso genera una tensión de cómo producir de una manera más coherente. Bajar el riesgo inicial manejando más variables. Esto también genera tensión”. El artista ahondó también en las fuentes de ingreso: “Hay que ver cómo crear valor, que no tiene que ver con los precios y los costos, sino que cada uno pueda percibir el consumo teatral de acuerdo a sus expectativas. Que los ingresos no sean sólo de la boletería, sino acuerdos de patrocinios y con otras empresas”.

“Voy a representar a la corriente independiente alternativa. Lo que puede invertir el teatro comercial se multiplica por diez. Coincido con que la crisis para el teatro independiente es algo cotidiano, siempre trabajamos con la falta, con las carencias y de ellas nos fortalecemos. Es un sector que se guía más por la pasión y no por la economía. Tiene mucho menos pensamiento dedicado a esto y mucho más a generar propuestas que con la crisis se vean fortalecidos”, opinó Silva respecto a su área de experiencia y agregó: “Descreo de la idea de que la gente que no fue al teatro comercial se volcaba al teatro independiente, no me parece que haya pasado eso. La crisis nutre al teatro independiente, aparecen más propuestas. Seguimos pensando en otras variables, las respuestas tienen que ser artísticas, no económicas. Si las propuestas artísticas no son interesantes, va a ser un mal año”.

Como segundo tópico, Schraier planteó a los profesionales si sentían que hay algún tipo de crisis respecto al espectador, si imaginan al público al que destinan sus propuestas y si las promociones tienen el mismo efecto que antes.

Ante esta consulta, Laviaguerre contestó: “Si tengo una sala y programo alrededor del público de comedia, dejo de lado a otro tipo de espectadores. Nos quedamos prisioneros de tener solo una franja de obra que puede satisfacer a cierto tipo de espectadores. En el largo plazo esto no le hace bien a la industria, y se transforma el teatro en un lugar solamente de entretenimiento. La obra termina y no queda casi nada. Lo lindo es reflexionar sobre lo que la obra nos cuenta, que tenga un paseo y un contenido”.

Riva, por su parte, contestó: “El desafío es pensar si sigo atendiendo a los abonados o si pienso en los otros. Los productores somos empresarios, creo que no hay que caer en la tentación de escuchar siempre al cliente fiel. Hay que ser creativo y emprender algo diferente. Tenemos el deber de crear y hacer cultura, tenemos que contemplar otras dinámicas y arriesgar. La sinergia es muy importante, una entidad sola quizás no puede hacerlo pero podemos ponernos en contacto con escuelas y ministerios”.

“Si uno se reconoce como espectador, comprende que hay un montón de gustos, que no gusta una sola cosa. Lo que sí me parece muy importante es extremar la calidad artística y trabajar a conciencia, perfeccionarse, estar al tanto y saber qué está pasando en el resto del mundo, eso es lo que hay que saber para que un teatro público esté vivo y sea de vanguardia”, desarrolló Tantanian. Además, aseguró que “el secreto del éxito” es cuando la gente reconoce que el trabajo está hecho con esfuerzo y dedicación y destacó la importancia de que el público se encuentre con algo nuevo que nunca sintió.

Stolier destacó la importancia de ser generadores de contenido, ya que si el producto se realiza pensando en un público determinado, los gustos van cambiando y puede haber un desacierto. Para concluir con el debate, Schraier consultó a los productores qué oportunidades ven frente a la crisis, en cuanto a la dinámica de producción y programación y les preguntó si hay oportunidades.

“A nivel programación ya no hay mucho por hacer con respecto a lo que vamos a exhibir. Ya estoy pensando en el 2018. Tengo algo con los autores, tengo algo contra la obra extranjera. Este año, con las redes sociales, hay que reformular la forma de trabajo a la que estamos acostumbrados”, respondió Laviaguerre.

Riva aseguró: “Las oportunidades están ahí, los contenidos están buenos, con el Coliseo no heredamos una identidad de comunicación. Tenemos que entender cómo penetrar a través de las redes sociales, hay toda una búsqueda. La relación con otras entidades más institucionales es fundamental. Cómo comunicar, cómo acercar. El contenido está”.

En torno a la cuestión abordada, Tantanian expresó: “Ante la crisis o la no crisis lo que hay que hacer es trabajar”. Stolier continuó: “Como oportunidad paradójicamente lo que puede pasar es que terminen de depurarse ciertos usos y costumbres de cómo hacer las cosas entre las diferentes corporaciones teatrales y nos terminemos de convencer a una nueva realidad. En ese aspecto, va a seguir siendo costoso. Vamos a terminar de convencernos de que la situación cambió, esto va a generar un nuevo manual de cómo producir estos nuevos contenidos. Trato de ser más realista con respecto al contexto”.

Silva finalizó: “Siempre la crisis es una oportunidad, mi esperanza es que haya una mejoría en la política cultural. Hay muchos teatros que viven de los subsidios, eso claramente está golpeado y mi esperanza es que a medida que se vayan ordenando las variables, se recomponga a favor del teatro independiente”.

+ Congreso de Tendencias Escénicas
+ Galería de imágenes


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

Congreso de Tendencias Escénicas. 4º edición

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones