Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“El otro no es un intérprete de mis ideas, es un artista, y hay que respetar a ese artista”

Expresó Rafael Spregelburd, dramaturgo, actor y director.

El 11 de septiembre estuvo como invitado Rafael Spregelburd, al ciclo de Diseño y Comunicación en las Artes del Espectáculo, dirigido por los profesores Claudia Kricun y Dardo Dozo de la Universidad de Palermo.

22/9/2017

“El otro no es un intérprete de mis ideas, es un artista, y hay que respetar a ese artista”

Para dar inicio al evento, los docentes, le dieron una grata bienvenida al actor que expresó: “De la infancia me acuerdo poco, me la invento todo el tiempo. Yo me inventaba los juegos porque no venían tan preparados como ahora, jugaba en las calles, tocaba timbres y salía corriendo, ahora a mi hijo que tiene cinco años, le evitamos lo más posible las pantallas así él se inventa nuevos juegos también”.

Además relató “Me acuerdo que empecé a leer a los tres años, claro, estaba muy estimulado por mi hermana mayor a la que siempre quería imitar”, también agregó: “En la primaria tuve tres escuelas, recuerdo que los cambios fueron muy traumáticos, uno de esos cambios fue cuando con mi familia nos fuimos a vivir a Merlo, ahí es donde ocurre la mayoría de las pesadillas de mis cuentos y no porque sea Merlo en sí, sino porque ahí yo las sitúo”.

Luego, Spregelburd relató cómo fue la experiencia de haber escrito su primera obra ganadora de un concurso de teatro “yo debía haber tenido 19 años cuando estaba en el taller de Daniel Marcove, y a medida que avanzaban las clases, el verano se empezaba a sentir y los otros alumnos iban dejando el taller, fue ahí que él me motivó a escribir una obra y luego a presentarla a concurso, gané, pero la verdad es que no me siento muy identificado con esa obra, solo sé que estuvo en el lugar correcto en el momento indicado”.

Por otra parte el actor explicó cómo ve a esa obra actualmente, “creo que el sobre valor que tuvo esa obra a mí me creó una obligación y siempre me quedé pensando que por ahí yo tenía que dedicarme a esto, pero luego tardé mucho en escribir mi primera obra, y cuando lo hice se la di a los directores de teatro y ellos la rechazaron, la verdad es que era muy mala. Ahí me di cuenta que tenía que escribir para dirigirme a mí mismo”.

“Jamás me metería a dirigir una obra si no considero amigos a los que están trabajando conmigo, eso tiene que ver con unir corazones, cabezas y almas para un destino común”, añadió.

Por otra parte Spregelburd aclaró: “El otro no es un intérprete de mis ideas, es un artista, y hay que respetar a ese artista; es muy común que a los actores se les pida mucho que escondan el trazo personal, entonces es muy fácil que nos confundamos y pensemos que se nos consideran intérpretes; siempre cambia el personaje, pero lo que es poético y es único, es nuestro trazo”.

Y para finalizar agregó: “Yo escribo muchas veces para los actores de mi compañía, porque es más fácil para mí saber para quien escribo, pero al mismo tiempo, también hay una sensación de libertad completa cuando escribo para un completo desconocido”.

+ Galería de imágenes
+ Agenda del evento
+ Área


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

Rafael Spregelburd en UP

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones