Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“En algunos casos se requiere absoluta originalidad, en otros, absoluta racionalidad".

Expresó Norberto Chaves, el 2 de agosto en la Facultad

El jueves 2 de agosto, en el marco del XIII Encuentro Latinoamericano de Diseño, Norberto Chaves brindó su charla titulada “Elogio de la contradicción”, relacionada - según sus palabras - a un conflicto que aparece entre los estudiantes más sensibles a la problemática social y cultural que tiene que ver con la demanda de los clientes.

26/9/2018

“En algunos casos se requiere absoluta originalidad, en otros, absoluta racionalidad

“ ¿Cómo se hace cuando no estamos de acuerdo con los objetivos del cliente? Esta es una pregunta que atraviesa a todos los diseñadores y que denota cierta ética social. Pero hay que saber responderla para no caer en la crisis”, introdujo el expositor.

Luego expuso que el diseño como profesión institucionalizada lleva más de un siglo de ejercicio. Esta es una práctica mundial porque la demanda de diseño se ha expandido en cantidad y diversidad a lo largo del globo. En este sentido, el diseño ha diversificado ampliamente sus campos de aplicación.

Sumado a esto, Chaves explicó que es materialmente imposible que exista un diseñador global. El concepto del diseño cubre la totalidad de las prácticas pero el diseño a secas no existe. En esta línea, en diseñador industrial difícilmente diseñe una familia tipográfica y un diseñador de electrodomésticos jamás podrá diseñar una colección de libros.

La especialización y sub especialización avanza a pasos agigantados según explicó Chaves. Por lo tanto, el diseño universal existe como concepto pero no como realidad. “Nadie es un diseñador global. En la medida que el diseño se va diversificando, va perdiendo atributos; se vuelve heterónomo porque debe hacer entrar las leyes, elementos necesarios para la satisfacción de ese producto”, dijo.

Luego, Chaves continuó con la charla resaltando que el diseño no es una dimensión de la creatividad aplicada a la originalidad. “En algunos casos se requiere absoluta originalidad, en otros, absoluta racionalidad. El objetivo es resolver la necesidad, no hacer un acto de histrionismo”, expresó efusivo y continuó: “La necesidad de innovación es una necesidad de mercado, aunque la necesidad de usos no sea tal.

Con esto, se entiende entonces que el diseño hereda las contradicciones propias de la sociedad y que hay que conocer esas contradicciones para poder prestar los servicios adecuados. En otras palabras, hay una dimensión de la práctica profesional que es socioeconómica y política y que implica saber dónde se va uno a meter como diseñador para responder adecuadamente a la sociedad y sus contradicciones.

Para finalizar, y luego de compartir un extenso listado de las cosas (buenas y malas) para las que sirve el diseño, Norberto Chaves dijo: “Vivimos de nuestro trabajo enajenado pues nuestro diseño es mercancía para nuestros clientes, quienes tienen papel de coproductor en esta relación. Recomiendo a los estudiantes que maduren rápidamente sobre este tema y a los docentes que lo transmitan con claridad”, y concluyó: “Elogio y felicito a las personas que trabajan en conocimiento y en contacto con el conflicto y la contradicción, porque sólo ellas tienen la capacidad de entender la realidad donde viven y de elegir, entre lo poco que hay para elegir”.

+Galería de imágenes

+Agenda del evento

+Área


Categorías a las que pertenece esta nota:

Eventos

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones