Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“En mi trayectoria puedo decir que fui muy feliz en muchas formas”

Afirmó Karina Olmedo, primera bailarina del Teatro Colón.

El día 10 de septiembre del 2018 se estuvo como invitada en la UP Karina Olmedo, la primera bailarina del Teatro Colón, enveto organizado por la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo.

22/10/2018

“En mi trayectoria puedo decir que fui muy feliz en muchas formas”

Al comenzar la charla, Claudia Kricun y Dardo Dozo representantes de la casa y docentes de esta cátedra abierta, dieron la bienvenida al público presente, así se dio lugar a que Karina Olmedo inicie la charla relatando eventos memorables de su infancia.

Olmedo recordó que desde que tenía cinco años ya acostumbraba bailar y lo sentía como un juego. Su madre la había metido a clases de baile cuando era muy chica y ahí fue cuando todo empezó y terminó siendo primera bailarina del Teatro Colón, lo cual resultó algo inesperado para toda la familia que nunca habían ido a visitar un teatro así, sólo lo conocían de afuera.

“Yo bailaba por lo que a mí me producía a bailar, pero no es que mi familia me llevaba a ver ballet para aprender ni tampoco iba a espectáculos, de hecho el primer espectáculo que vi fue a los 14 años cuando yo ya estaba en el Colón”, relató.

Como su madre no tenía mucho idea de lo que trataba la carrera de bailarina, ella decidió delegar la carrera en las y los maestros de danza que siempre le iban aconsejando que la niña tenía condiciones, pero fue gracias a la madre y al apoyo de la familia que ella pudo desarrollar su talento como profesional.

En cuanto ámbito del escenario nacional, la bailarina expresó: “Yo siempre pienso que si un bailarín argentino con condiciones logra ir a una compañía del exterior explota, porque afuera tienen todo para desarrollar ese talento, cuesta mucho, pero se puede lograr”.

También se refirió a lo que sucede en el campo educativo y los prejuicios que todavía existen con que los hombres sean bailarines, como todavía existe un rechazo de parte de las madres cuando se dan cuenta que un nene puede ser bailarín.

Olmedo también recordó algunos de los roles que más disfrutó hacer, como es el caso de Romeo y Julieta, “cuando yo hice por primera vez esta obra tenía 25 años, por lo tanto era muy fuerte. Yo me daba cuenta que hacía aguas en algún lugar de mi Julieta y hablando con una compañera me di cuenta que tenía que encarar mi personaje desde la actuación. Luego de que hice eso mi carrera dio un giro”, relató.

Luego añadió, “Como yo entré muy chiquita al teatro me tocaba estudiar al cuerpo de baile y una de esas que yo estaba en la ducha del camerino me dijeron que la primera bailarina se había lesionado, entonces yo tenía que cubrirla, lo primero que yo pensé fue como le iba a avisar a mi mamá para que pudiese llegar a ver la que iba a ser mi primera salida a la escena”.

Por otra parte, se refirió a la experiencia de dar un nuevo paso en su vida, “La decisión de dejar el Colón no fue fácil, son 32 años que estuve en el Colón, paso cuando estás en un lugar donde ya no compartes criterios y cuando ya no eres compatible en los pedidos, pero a esta altura de mi carrera ya no estoy para pasarla mal”

Asimismo aseguró: “En mi trayectoria puedo decir que fui muy feliz en muchas formas, sobre todo cuando preparo algo y está bien trabajado, tener un buen maestro y un buen entrenador y detallista que se preocupe por cómo se ve es lo mejor”.

Finalmente, Olmedo expresó que “en esta época de estereotipos, lo que más importa es tener un equilibrio y que el cuerpo del bailarín refleje un cuerpo sano, porque un cuerpo demasiado flaco no funciona, pero tampoco uno que está con sobre peso, lo importante es respetar los diferentes tipos de cuerpos”.

+Galería de imágenes

+Agenda del evento

+Área


Categorías a las que pertenece esta nota:

Eventos

Otras notas relacionadas:

Karina Olmedo en UP

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones