Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Los emprendedores tenemos esa especie de don de hacer algo a partir de la queja”

Expresó Guillermo Casarotti, Fundador de Intizen y Chamana.

El 27 de septiembre del 2018 se llevó a cabo la charla de la cátedra de Líderes Emprendedores, evento organizado por la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, en esta oportunidad estuvo invitado Guillermo Casarotti.

29/10/2018

“Los emprendedores tenemos esa especie de don de hacer algo a partir de la queja”

Para dar inicio al evento, Elena Onofre, representante de la casa, le dio una grata bienvenida y dio pie a que el invitado haga su propia presentación.

Luego, Casarotti continuó: “Yo nací en Uruguay y venía de una educación muy tradicional, entonces yo me sentía diferente en ese lugar, en cambio ahora me siento ciudadano del mundo”.

El profesional relató que tiene 6 hermanos y que siempre zafaba de muchas cosas por estar al medio, lo cual en un momento era bueno, pero tenía sus cosas malas también, como por ejemplo que él se dio cuenta que era disléxico cuando ya era grande, también recalcó: “A mí se me hacía muy fácil esto de los números, entonces empecé a estudiar ingeniería, pero toda esta época de estudio fue una época de auto descubrimiento”.

Asimismo, relató que viajó mucho y que en uno de esos viajes conoció a su actual esposa, una francesa que la había conocido una semana antes, sin embargo él se sintió muy seguro de casarse una semana después.

“Yo soy muy creyente de lo cotidiano y de vivir el presente, y me parecía increíble el camino que estaba recorriendo, pero en ese momento cuando trabajaba en una de la multinacionales, recibí un cachetazo”, en ese momento se dio cuenta que no tenía trabajo y que tenía hijos chico, entonces Casarotti expresó: “la mejor decisión que tomé fue pensar que en ese momento había encontrado un nuevo trabajo y ese trataba de encontrar trabajo”.

“Yo antes de eso hacía las campañas de Burger King, hacía cosas muy creativas y en ese trayecto que fue muy largo sumé muchas cosas, en mi cabeza no hay un casillero de fracasos, no es que no me pasan, sino que los veo como oportunidades, pienso que si no me hubieran pasado esas cosas, no hubiera aprendido”, acotó para reforzar la idea anterior.

Luego, habló del espíritu emprendedor: “Los emprendedores tenemos esa especie de don de hacer algo a partir de la queja, así es como Intizen nace, de esta crisis personal y del país. Todo estaba paralizado y como hay que ver el momento de oportunidades, yo veía muchas cosas y posibilidades, entonces pensamos en el proyecto con Inés y como a buenos emprendedores no nos gusta recibir un no como respuesta y fuimos a tocar mil puertas, así fue el inicio todo esto”, relató.

El nombre salió de mesclar filosofías orientales con las occidentales por eso es Intizen, “surge de algo muy personal mío”, Inés era la diseñadora y aunque todo suena muy lindo, pasaron muchas cosas y algunas pequeñas crisis en todo este proceso donde el emprendedor decidía ordenar las ideas, “yo aprendí que hay que dejar estar las cosas un rato y luego volver y encarar de otra forma cuando todo se complican”, añadió.

De esta manera, Casarotti explicó que pasó cuando ya pusieron el producto en la calle, todo fue un proceso de ir creciendo orgánicamente, era todo un combo de cosas que había que aprender a manejar porque también la idea era poder tener buena calidad de vida.

“La primera experiencia comercial fue cuando fuimos a una ferie de gastronomía, no era la mejor del momento, pero funcionaba para ese entonces, así que fuimos chochos a la feria y cuando llegamos nos habían cambiado el lugar y de pronto nos dieron un espacio de 15 mts , no teníamos nada y la gente preguntaba quien había decorado el local, fue eso que desató que muchas personan importantes nos den sus contactos para vender en supermercados y sus lugares, aunque al principio nosotros nos negábamos a entrar a supermercados, después accedimos, pero iniciamos una relación desde otro lado”.

Finalmente, “Cuando optamos por la política de exportación, empezamos con Uruguay, luego fuimos a Brasil, lo cual nos costó mucho más, ahí tuve que impregnarme de la cultura del lugar y entendimos que exportar no es tan fácil, teníamos que entender los canales y la idiosincrasia, ahora exportamos también a Chile”, concluyó.

+Galería de imágenes

+Agenda del evento

+Área


Categorías a las que pertenece esta nota:

Eventos

Otras notas relacionadas:

Entrevista a Guillermo Casarotti

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones