Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Me ayuda mucho ser exigente y autocrítica”

Expresó María Gorof, diseñadora de moda.

El 3 de abril se llevó a cabo la charla correspondientes a la cátedra de “Mujeres Creativas”, en esta oportunidad estuvo como invitada María Gorof, diseñadora de moda argentina.

29/4/2019

“Me ayuda mucho ser exigente y autocrítica”

Para dar inicio, Lorena Vilanova, docente de la cátedra abrió la charla y dio la bienvenida a Gorof, quien relató algunos de sus primeros pasos en el mundo del diseño, ella remarcó que “antes no habían diseños en el mercado como los que busca, en cambio, ahora, muchos años después, las cosas cambiaron, el arte y el diseño tienen un mejor lugar. Cuando tenía doce años, que ya sabía lo que quería hacer, lo más parecido que había era una tecnicatura de tres años, en la que se veía algo de diseño” y expresó que cuando comenzó a estudiar, todo el primer año se la pasó llorando de emoción por que en su interior había una explosión de un mundo artístico y de diseño de indumentaria.

Su primer local fue en zona norte, y aunque usar trajes formales para eventos no era lo más común, había un público que buscaba vestidos, “de a poco fui conformando un equipo de trabajo, pero eso me tomó años, no fue de un día para el otro”, añadió.

“Fui aprendiendo y me equivoqué mil veces. Tenía mucho miedo a hacer vestidos de noche, así que solo hice dos para empezar, se vendieron muy rápido, entonces puse dos más y de ahí empecé a poner más y más vestidos y así empezó todo”, relató Gorof.

Cuando la diseñadora llegó a un momento de su carrera profesional donde ya había hecho todo lo que podía hacer, se dio cuenta que era hora de romper de nuevo los miedos.

Luego, Gorof expresó: “Me ayuda mucho ser exigente y autocrítica, siempre estoy pensando en dar un paso para lo que viene después. Yo creo que esa es una de las razones que ayudó a que la marca crezca a lo largo de los años”.

“Cuando me vienen las ideas a la cabeza, hago de todo para lograrlo y lo termino de armar en el maniquí, muchas veces las cosas vienen al revés y no como uno quiere, ahí es que le damos la vuelta y lo vemos como una oportunidad, eso es algo que a la gente le encanta”, añadió.

Aunque al principio se resistía, ahora la diseñadora hace vestidos de novias, encontró un nuevo mercado allí y se dio cuenta que el perfil de la diseñadora es muy diferente  al de la clienta que va a una fiesta de noche. “Todo surgió cuando saqué la colección blanco y negro, ahí la gente se identificó porque de pronto estaban buscando cosas más osadas y justo esta colección tenia guiños al punkrock, de la nada empezaron a llegar muchas novias que querían algo así”.

Finalmente, la diseñadora expresó que lo que le sobran son motivaciones, pero su dificultad son las redes, porque a veces no llegan a acompañar el trabajo que se está  haciendo”.

+Galería de imágenes

+Agenda del evento

+Área 


Categorías a las que pertenece esta nota:

Eventos

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones