Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Lo lúdico está en la búsqueda de un espectador cada vez más participativo”

Expresó Julio Le Parc, distinguido por la Facultad de Diseño y Comunicación como “Maestro de la Creatividad Argentina en el Mundo”

En un encuentro cálido e íntimo, el gran artista argentino Julio Le Parc recibió en la Universidad de Palermo el reconocimiento de “Maestro de la Creatividad Argentina en el mundo”, una distinción que la Facultad de Diseño y Comunicación otorga a aquellos artistas que hacen gala de su creatividad a través de sus obras, líderes que contribuyen a la distribución de la creatividad en el mundo, motivan a las nuevas generaciones a desarrollar el talento y crean lazos entre distintas culturas.

4/9/2019

“Lo lúdico está en la búsqueda de un espectador cada vez más participativo”

Le Parc es pionero del arte óptico y cinético a nivel mundial, con una extensa y prolífica trayectoria internacional y obras expuestas en los museos más importantes del mundo. Radicado en París desde hace más de 60 años, su visita al país se da en el marco de un homenaje nacional con una impresionante retrospectiva en el Centro Cultural Kirchner y una muestra en el Museo Nacional de Bellas Artes.

La Universidad de Palermo se sumó a este homenaje al gran artista argentino, convocando a tres distinguidas mujeres, merecedoras del premio “Mujeres Creativas” otorgado por la Facultad de Diseño y Comunicación, y grandes figuras del mundo del arte argentino. Las invitadas fueron la arquitecta y diseñadora Diana Cabeza, la artista plástica y visual Diana Dowek y la arquitecta Andrea Saltzman, teórica y pionera del diseño de indumentaria en la Argentina.

El acto comenzó con unas palabras de Yamil Le Parc, hijo del artista y director artístico del Atelier Le Parc (París, Francia), quien dio las gracias a la Universidad de Palermo por el reconocimiento y a todos los argentinos que están acudiendo a las diversas exposiciones en el marco del homenaje nacional a su padre.

Luego llegó el turno de Diana Cabeza quien conmovida agradeció por el “gran legado” que Julio Le Parc le deja a los argentinos, de “pensar que la creación no tiene edad, que lo único importante es tener una necesidad vital de expresarse y un trabajo cotidiano que lo haga posible”. Además, por “su calidad artística y humana, porque con su arte nos envuelve en su mágico mundo, nos hace participar de él y nos hace mejores personas, nos dignifica y nos reconforta”.

A continuación se pronunció Diana Dowek, quien relató su historia en común con el distinguido artista: “En 1955, con 13 años ingresé a la Escuela de Bellas Artes M. Belgrano, una academia retrograda y vetusta. Ese año un golpe militar toma el poder y unas semanas después, los alumnos varones, encabezados por Julio Le Parc, toman la escuela. Había que transformarla, realizar una verdadera revolución, y el líder indiscutido de este movimiento estudiantil que transformó la escuela y mi vida era Julio Le Parc”. Muy conmovida, agregó: “Él supo despertar en nosotros, los más jóvenes, el entusiasmo y la entrega por el arte, la rebeldía estudiantil y la lucha por una escuela y un mundo mejor”.

La encargada de finalizar con la presentación del artista fue Andrea Saltzman, quien dijo estar “agradecida de poder agradecer a un maestro” quien la fascinó desde muy chica y a quien toma como referente a la hora de enseñar, porque su trabajo hace vibrar el corazón, porque “trabaja la energía, una energía que atraviesa el alma”.

Le Parc escuchó con atención y gran emoción las palabras de estas tres mujeres, quien dijo son sus “debilidades”, “amigas de antes, de después y de ahora”. Luego, el Decano Oscar Echevarría le entregó el reconocimiento agradeciéndole por ser “un maestro y un modelo para las nuevas generaciones” y recibió a su vez el agradecimiento del artista, quien se mostró muy conmovido, acompañado por su familia.

El acto finalizó con una entrevista exclusiva a Julio Le Parc, realizada por Andrea Pontoriero, coordinadora del área de Teatro y Espectáculos de la Facultad. Para comenzar, resaltó la emoción que el espectador siente al verse inmerso en su arte y le preguntó cómo construye esas obras que ubican al público en un lugar central. Para responder, Julio comenzó contando una anécdota sobre un sueño en el cual el auto en el que viajaba se hundía en un gran canal, él lograba salir, y desde la orilla se veía a sí mismo dentro del auto, desde afuera, a salvo de la pesadilla. “Ahora que estoy acá con la exposición en el CCK tengo la sensación de que el que expone no soy yo sino yo mirando la exposición y al que expone. Puedo ser al mismo tiempo espectador, y así argumentar por qué hice tal cosa, cuáles fueron mis principios, mis opiniones sobre el arte en general, y me da una cierta tranquilidad, como si nunca hubiera estado en aquella pesadilla y como que estoy acá flotando en un sueño en Buenos Aires, con toda los elogios de la gente cariñosa que me encuentro, que pienso que no son para mí sino para el que hizo las obras que están en el CCK, lo que me da una cierta libertad de poder trabajar tranquilo”.

La siguiente pregunta fue sobre el lugar que el artista le da a lo lúdico, a lo festivo, al placer en su obra. “Lo lúdico está en la búsqueda de un espectador cada vez más participativo, intentar sorprender al que participa, hacerlo compartir.”. Sobre su trabajo en grupo y con otros, Julio recordó que en su juventud el medio artístico aislaba a los artistas, generando competitividad, y que “el hecho de agruparse, de reflexionar en conjunto, podía crear una dinámica que rompiera con eso. En París el grupo de experiencia visual no estaba dirigido a la Academia. El hecho de ponerse con otros artistas a reflexionar era una pequeña subversión al orden establecido”.

Para finalizar, Pontoriero le pidió que dejara un mensaje a los jóvenes que quieren emprender en el arte y la experimentación. Con humildad, Le Parc dijo no haberse sentido nunca autorizado para dar consejos a los demás y que tal vez puedan encontrar algo en sus realizaciones. Sin embargo, decidió dejar una reflexión para la juventud: “A cada uno que inicia o está desarrollando su trabajo por venir, le digo que sea lo más auténtico consigo mismo, que nada es definitivo y que puede cambiar para que la motivación salga un poco del comercio y la institucionalización. Que cada uno trate de ser uno mismo y no copie los métodos y lo establecido”.

+Galería de imágenes
+Área 


Categorías a las que pertenece esta nota:

Eventos

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones