1. Diseño y Comunicación >
  2. Proyectos de Graduación >
  3. Silencio los tambores…. ¡Qué suenen los botones!

Silencio los tambores…. ¡Qué suenen los botones!


Autor: Landa, María Dolores
Carrera: Diseño Textil e Indumentaria
Categoría: Creación y Expresión
Línea Temática: Diseño y producción de objetos, espacios e imágene
Área: Moda
Fecha de aprobación: Julio 2011





Palabras Clave:


Este proyecto de graduación, surge en un intento de fusionar el campo de la música y la indumentaria, para la creación de prendas que satisfagan las necesidades de expresión estética y emocional de músicos y aficionados. Estas personas, logran conocerse a través de la música, ya que desde el momento en que comienzan a ejecutar un instrumento empiezan a sentir cambios internos, descubrir aspectos de su personalidad que hasta el momento desconocían o que permanecían dormidos. Éstos, a la vez, comienzan a liberarse, dejan de atribuirle demasiada importancia a lo que opine la sociedad, y comienzan a expresarse tal cual son, es decir, manifiestan su identidad; qué piensan, qué sienten, cuáles son sus valores y qué les gusta, entre otras características. Es decir, en el tiempo que corre, en que a la mayoría de los individuos sólo les preocupa su apariencia estética, las personas que tocan algún instrumento, pareciera que, además de darle importancia a su apariencia, se centran en conocer su interior, haciendo su propio camino solos, es decir, según lo que su identidad les dicte. Muchas personas que poco se conocen, sólo actúan según lo aceptado y esto se manifiesta en su comportamiento, sus opiniones, y su modo de vestir. Frecuentemente, estas personas se uniforman cada día con prendas de moda, o con indumentaria tradicional que supone una garantía de su integración en la sociedad. Por lo tanto, no se conocen a sí mismas,  no se expresan tal cual son y, consecuentemente, no hay una armonía entre su interior y exterior.

Los músicos profesionales, o aquellos practicantes de algún instrumento musical, al tocar un instrumento comienzan a conocerse, a experimentar emociones, pensamientos y sensaciones nuevas. Pero, para que estos nuevos descubrimientos no queden sólo en el interior de una persona, ésta debe liberarse. Este hecho implicará no darle demasiada importancia a lo sociablemente aceptado, a perder el miedo al rechazo. Es éste un paso muy difícil, ya que la posibilidad de ser rechazado inhibe la expresión de muchas personas, pero sólo aquellos que se animen a la liberarse lo lograrán. La liberación, les permitirá a estas personas no solo conocer su identidad, sino también plasmarla en su estilo –expresión de la identidad en la apariencia de una persona-, logrando una armonía entre su imagen e identidad.

La identidad de una persona se expresa mediante dos formas de comunicación: verbal y no verbal. En el primer caso se hace referencia exclusivamente al habla, a lo que dice, sus opiniones, y en el segundo a la corporeidad, al movimiento del cuerpo, sus gestos, su postura, la ropa que viste y el peinado que luce entre otros factores.  La persona que se libera, comenzará a expresarse tal cual es, y logra una conformidad con su cuerpo y sus formas de expresión que le permitirán adaptarse al medio que integra. Este individuo, comienza a tener nuevas necesidades. Una de ellas es una necesidad estética, ya que a partir del conocimiento de su personalidad, deseará expresarla en su estética, por ejemplo si una persona se siente rebelde, querrá teñir su cabello de color negro, usar ropa rota o sucia, colocarse un aro en su nariz, usar gestos faciales más rudos, caminar con actitud desafiante, entre otras posibilidades. Por lo tanto, necesitará de prendas que se adapten a sus nuevas necesidades. Por este motivo, en este proyecto se eligieron tres bandas que tienen estilos de vida diferentes, que poseen una impronta estética marcada, y que han sido, a lo largo de la historia, aceptadas multitudinariamente. Por lo tanto, se abarcarán las necesidades estéticas de muchos de los posibles usuarios de la colección a realizar. La segunda necesidad que se desea satisfacer con las prendas que se diseñen, es la de expresión emocional. Los músicos, cuando no tienen un instrumento musical, buscan el sonido en cada objeto que tienen a su alcance. Por lo tanto, las prendas que se diseñen, contemplarán en su diseño elementos que permitan la generación del sonido. El sonido que se genere será ejecutado por el usuario y sólo cuando el lo desee, es decir, los elementos por sí solos no producirán sonido, por ejemplo al caminar. Para lograr esto se utilizarán diferentes recursos de ensamble, texturas, tejidos, avíos, transformaciones en la estructura de las prendas, interiores desmontables, entre otros.

Mediante este proyecto, se puede observar como, en primer lugar, la música ayuda a que un individuo se conozca y se exprese tal cual es logrando tener el tan ansiado estilo, sin caer en la uniformidad de la sociedad ni en las reglas que pareciera de se deben seguir para la aceptación. Esta persona logra una elevada autoestima, y seguridad en sí mismo, y de esta manera, su integración en la sociedad es sólo una consecuencia de la visible aceptación de sí mismo. A la vez, la música ayuda a estos individuos a experimentar agradables sensaciones, y gracias a la creación de prendas de indumentaria que le permiten la generación del sonido, pueden gozar de dichos sentimientos en cualquier momento y lugar. Estéticamente, esta persona también se sentirá conforme con su apariencia, ya que elegirá aquellas prendas, y distintas formas de estilismo, que representen su identidad, y lo hagan sentir cómodo. Por lo tanto, se concluye en que la fusión de la música con la de indumentaria, produce que un individuo logre en primer lugar sentirse bien por dentro, para que esto luego se evidencie en su imagen y concluya en su integración social.


[descargar en PDF]



Enviar a un amigo el proyecto



VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones