1. Diseño y Comunicación >
  2. Proyectos de Graduación >
  3. La problemática de la normatización de talles en la indumentaria.

La problemática de la normatización de talles en la indumentaria.

(Talles chicos, un mercado olvidado)

Autor: Matalon, Romina María Paola
Carrera: Diseño Textil e Indumentaria
Categoría: Creación y Expresión
Línea Temática: Historia y Tendencias
Área: Moda
Fecha de aprobación: Julio 2011





Palabras Clave:


El siguiente proyecto de grado explica la problemática que tienen las mujeres argentinas para encontrar talles que se amolden a sus cuerpos, y esta apuntado principalmente a un mercado de mujeres de contextura pequeña que también sufre esta situación. La intención es dar a conocer públicamente a este mercado dado que aunque muchos sepan que existe, la mayoría de la población no conoce esta problemática. Cuando se habla de la falta de talles, generalmente, se refieren a la ausencia de talles grandes, y cuando se explica que los talles chicos también faltan la mayoría de las personas se sienten sorprendidas y desentendidas del tema, no pueden creer que falten talles chicos cuando lo único que escuchan es que las marcas fabrican solo estos talles. Esto es un grave error y bastante típico, existen en  algunas marcas talles XS, pero la realidad es que sus proporciones no se amoldan al cuerpo de mujeres con contextura chica.

La vestimenta es uno de los medios por los cuales el cuerpo adquiere un sentido y una identidad, es la forma con la que las personas aprenden a vivir en una sociedad y consigo mismos. Mediante la vestimenta el individuo puede presentarse a si mismo públicamente, esta representa su identidad, su forma de ser y la forma de expresarse ante el mundo. Por esto es fundamental que todas las mujeres tengan el derecho de poder vestirse y arreglarse a su gusto, dado que su cuerpo y su exterior es una representación de su identidad y de su ser.

El cuerpo vestido es el resultado de las fuerzas sociales que ejercen presión sobre el mismo, es un producto cultural, algo que se adquiere, por ejemplo, a través de la familia o el entorno en que cada uno se mueve. Mediante el cuerpo se muestran las expresiones y sentimientos, es como si fuera una envoltura del ser, una carta de presentación, el cuerpo, definitivamente, habla de cada persona. Con el solo hecho de ver a alguien, observar sus movimientos, sus formas, la manera de vestirse se puede deducir una aproximación de cómo es esa persona, saber sus gustos, que hace, donde se mueve, entre muchas otras cosas. El vestir forma parte de la presentación del yo, pero las elecciones de la vestimenta siempre son definidas dentro de un contexto en particular, es fundamental, tener en cuenta que la cultura junto con las experiencias vividas por cada individuo son las que forman la imagen del mismo.

La cultura impone que las marcas y demás locales que comercializan indumentaria femenina se comporten de determinada manera ya que la cultura contemporánea impone miles de cuidados estéticos que terminan transformando al cuerpo en un objeto antinatural e irreal que está muy lejos de ser lo que inicialmente era. La idea que los diseñadores tienen del  modelo de mujer que debería utilizar sus prendas deja a millones de mujeres deseando poder usarlas, quedando por completo fuera de ese grupo. Por eso es fundamental que se empiece a ver la tendencia al cambio. Se está acentuando un nuevo cambio de paradigma que marca la valoración y la aceptación de la diversidad, por eso es necesario que todos ayuden a cambiar las reglas para que esta tendencia pueda asentarse más firmemente.






[descargar en PDF]



Enviar a un amigo el proyecto



VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones