1. Diseño y Comunicación >
  2. Proyectos de Graduación >
  3. Taylor Made Interiors

Taylor Made Interiors

(Personalización de departamentos desde el pozo en el mercado actual de Capital Federal y zona norte)

Autor: Maiojas, María Julia
Carrera: Diseño de Interiores
Categoría: Proyecto Profesional
Línea Temática: Diseño y producción de objetos, espacios e imágene
Área: Diseño de Espacios
Fecha de aprobación: Mayo 2012





Palabras Clave:


Habitar es el arte de ocupar un espacio a través de los actos cotidianos, como la alimentación, el descanso, la recreación, y otros actos que reflejan los estilos de vida de cada persona. La vivienda, es entonces el único espacio que refleja auténticamente la personalidad del ser humano, por lo que podría ser considerada una extensión natural del cuerpo humano.

Los espacios domésticos cambian en correlato a las nuevas formas de vivir y habitar. Esto hace evidente la necesidad de nuevos espacios, flexibles y adaptables, que acompañen las nuevas necesidades y formas de vivir del usuario, y que sean capaces de dar apoyo a las personas a pesar de los cambios.

En la actualidad, existen varias tendencias ligadas a las formas de vida de las personas, que están dejando su huella en los espacios. La sustentabilidad, el trabajo desde el hogar, entre otros, son un contexto donde la nueva tendencia orientada hacia la personalización o customización podría llegar a ser la clave para reorganizar la configuración de los espacios, respondiendo a la búsqueda de un estilo propio, de diferenciación del otro, y de escape a lo masivo.

El auge actual que vive el diseño de interiores, junto a la saturación de productos homogéneos en el mercado, evidencian la oportunidad para propuestas destinadas a aquellos nichos que no tienen oferta por parte de la industria. Para ello, se hace necesaria también la búsqueda de nuevas metodologías de abordar la profesión, contemplando aspectos ligados a la comercialización.

Ante la innumerable oferta de viviendas estandarizadas que inundan el mercado inmobiliario de la Capital Federal, este trabajo propone un nuevo rol para el diseñador de interiores, mediante el desarrollo de un concepto comercial de interiorismo cuyo fin es ayudar al cliente a configurar su vivienda ideal, a través de la ejecución de las tareas necesarias en la misma para adaptarla y ajustándola a sus necesidades y estilo de vida, plasmando su identidad en sus espacios. Esto sería comercializado en emprendimientos en venta desde el pozo, suponiendo una disminución de costos, como de tiempos.

Para lograr este objetivo, los interioristas deberían estudiar al cliente, trabajar en forma conjunta con él, y ofrecer soluciones que, en definitiva, mejoren su calidad de vida.  Para ello se hace necesario el replanteo del proceso de diseño, incorporando variables ligadas al estilo de vida en el análisis de las necesidades, a través de la indagación en aspectos subjetivos, que refuercen el conocimiento del cliente.

El diseño de interiores es una profesión relativamente nueva en el mercado, por lo que carece prácticamente de estudios profundos. Por este motivo, se recurre para este trabajo al análisis de algunos términos de otras disciplinas, como la indumentaria, de la cual se toma el concepto de estilo, ligado a factores sumamente personales que se exteriorizan a través de la indumentaria, los gestos, el habla y los espacios, y que constituyen las herramientas más importantes para delinear la definición de la propuesta de este trabajo.

Por otro lado, se aplica la tendencia de customización, intentando dar respuesta a la búsqueda de diferenciación del individuo contemporáneo, y explorando el sistema desarrollado por el arquitecto argentino Rodolfo Livingston, llamado El Método, que pone la arquitectura al servicio de la gente, basándose en la economía, la armonía con el entorno y los habitantes, teniendo en cuenta futuras transformaciones de la vivienda. (Livingston, 2006).

Este proyecto estará apuntado a personas que elijen contratar servicios que simplifiquen la vida, como respuesta a la escasez de tiempo que se vive en la actualidad.

El auge actual dado en el consumo de servicios, beneficiaría la introducción de este proyecto, donde el diferencial que puede aportar un profesional del diseño de interiores, respecto de arquitectos y decoradores, sería su dominio de algunos de los mecanismos de vinculación entre las personas y su entorno.  

Los departamentos en la Capital Federal cada vez son más pequeños y estandarizados. Sin embargo, hay un sector que busca propiedades diferentes. El énfasis puesto en el estilo de vida, puede observarse en la gran cantidad de emprendimientos que apuntan a diferentes nichos del mercado: el edificio ZenCity localizado en Puerto Madero, entre otros grandes emprendimientos, conforman marcas registradas cuyo nombre indica a qué target se dirigen. También hay construcciones de menor escala, como Feng Shui Homes, que sin ofrecer los amenities de los anteriores, incorporan desde sus materiales hasta su diseño general, conceptos ligados al estilo de vida.

Muchos de estos emprendimientos, son vendidos en etapas iniciales, aún desde el pozo, y ofrecen la posibilidad de que el cliente seleccione las terminaciones de su propiedad, como griferías, sanitarios, pisos y revestimientos. El interiorista podrá asesorar al cliente en la definición de las terminaciones, realizando modificaciones en la organización espacial estándar que presentan los departamentos junto al proyecto de interiorismo de los mismos.

El servicio apunta a dos públicos distintos. Por un lado el público inversor, que adquiere propiedades en condohoteles, una tendencia actual en el Real Estate; y por el otro, personas que habitarán los departamentos.

Se analizarán estrategias para convertir la propuesta en una unidad de negocio, a través de alianzas comerciales con desarrolladores y proveedores de materiales, entre otros, obteniendo acuerdos de representación y precios competitivos.

Se propone además de los servicios descriptos, la gestión integral de mudanzas, bajo el sistema llave en mano, que contempla todo lo necesario para que el cliente se desentienda del tema, para lo cual será necesario entrevistar al cliente en su domicilio, para analizar su forma de vida y documentar fotográficamente sus pertenencias.

A partir de la entrevista inicial, se suceden una serie de pasos, bajo una metodología basada en El Método del arquitecto Rodolfo Livingston, centrándose en el estudio exhaustivo del cliente, por medio del plan de necesidades para llegar al proyecto y ejecución de las tareas. Este servicio es complementado con la instalación de todo lo necesario para habitar las nuevas propiedades, como instalaciones de aire acondicionado, redes de seguridad en balcones, mamparas, accesorios, artefactos de iluminación, y se completa con la provisión e instalación de domótica, tanto para convertir las viviendas en sustentables, como para adecuarlas a los gustos de sus habitantes. De esta manera, la vivienda es adaptada al usuario, y no es este quien debe ajustarse a las limitaciones de las mismas.

Para abordar este trabajo, se toman conceptos estudiados en las materias Tecnología del Profesor Arquitecto Alfredo Lanziano, ligadas a la configuración tecnológica de los espacios y de las instalaciones por un lado, y la gestión o Facility Management por el otro.

Si bien existen varias tendencias, cada vez son menos los que las siguen, haciendo sus propias síntesis, y generando una amplia variedad en la arquitectura y el diseño de las últimas décadas. La creatividad y la diversidad a partir de las necesidades de cada usuario van transformándose en la huella de la identidad que el interiorista debería trabajar, generando espacios que respondan a la personalidad de cada usuario, a través de la customización.

 

[descargar en PDF]



Enviar a un amigo el proyecto



VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones