1. Diseño y Comunicación >
  2. Proyectos de Graduación >
  3. Aloha

Aloha

(La imagen popular del surf)

Autor: Tertzakian, Melina Marta
Carrera: Diseño Industrial
Categoría: Proyecto Profesional
Línea Temática: Pedagogía del diseño y las comunicaciones
Fecha de aprobación: Diciembre 2010





Palabras Clave:


            Este proyecto de graduación se presenta dentro de la categoría de Proyecto Profesional, ya que trata la temática del surf, a partir del desarrollo del análisis en pos a la  comprensión del comportamiento social, vinculado con las necesidades profesionales y de mercado, y, concluye con el desarrollo proyectual pertinente al campo profesional del diseño industrial, pretendiendo brindar una nueva dirección ideológica como solución a la dinámica disfuncional entre las sociedades y el mundo que las rodea.

            El sistema capitalista impone un modo de vida basado en el consumo de ideas, a través del manejo de sensaciones, provocando idealizaciones, de productos y servicios. La relación es exitosa debido al poder que poseen los medios masivos de comunicación que educan y moldean a sus consumidores como desean, con las herramientas del marketing y la publicidad, a partir del estudio de las sociedades y del individuo. En este modelo de consumo, los individuos crecieron por generaciones, alejados del trabajo personal, y en vez, dependiendo de aquellos que le facilitarían la tarea de comunicarles sus emociones, sus necesidades y sus fuentes de satisfacción e insatisfacción. Como resultado, los seres humanos - que son incompletos de fábrica y poseen necesidades varias que deberían trabajar para crecer y evolucionar - se alejan de la realidad personal, y comienzan a comprar la construida para ellos. Hacen más complejas sus falencias a partir de la aceptación y apropiación de aquellas frases y convicciones impuestas por los fabricantes de sueños con intereses de ventas.

            Se cree que este modelo capitalista debe rediseñarse, ya que la premisa mayor de vender más para ganar más, está mostrando su contra-cara, arriesgando el por venir de futuras generaciones. El diseñador industrial es uno de los actores en el proceso de producción de proyectos con esta mentalidad. Si bien éste ha sido educado para proporcionar soluciones creativas, aun carga con una responsabilidad de dar una dirección a las intensiones y de reestablecer los valores necesarios para construir un mundo más saludable. La labor del diseñador industrial no se limita al proceso de fabricación, ya que su objeto o resultado – de ser exitoso – circulará en las sociedades comunicando un mensaje. Si este mensaje es fiel a una ideología que pretenda respetar la unidad de las cosas vivientes, ya sean los seres humanos como la naturaleza, poco a poco, el modelo del consumidor va a ser motivado a mirar más consciente y creativamente su entorno para que sea libre de ejercer su poder de elegir.

            El marco temático del surf permite ver la doble cara de las sociedades. Demuestra su acción como ícono cultural. Por un lado genera a los practicantes del deporte que emprenden el camino a la libertad, con trabajo y esfuerzo, a la búsqueda del equilibrio de los elementos de la naturaleza, de la mente, el cuerpo y el espíritu. Y, por el otro, se evidencia la relación de consumo inspirada a partir del fenómeno de la fantasía popular del surf, construida por elementos que superan el mero deporte y su mito. La realidad del surf con respecto a aquellos que lo practican, conforma una relación saludable entre el objeto (el surf) y el sujeto (el surfista o su comunidad), aportando un modelo con una ideología y filosofía genuina para adoptar en la nueva dirección que se pretende construir como ejemplo. Así se logran tomar desde el diseño industrial los valores del surf, como se conoce históricamente, del respeto por la naturaleza, la motivación de la contemplación, del desarrollo y de la auto-búsqueda del individuo.

            Se mencionan ejemplos de grandes marcas de calidad como Patagonia, donde la responsabilidad para con la sociedad y el medio ambiente se llevan a la práctica. Como resultado, la marca se valoriza con el diferencial dado por la filosofía de responsabilidad, y logra posicionarse por encima de la competencia, siendo elegida por el consumidor por  todo el espectro de sus atributos. La idea es llevar la actividad de diseño a la práctica en la concreción de un producto del surf sincero, que resulte funcional, estético y emocional, realizado con los valores del deporte y del diseñador, motivando la autonomía del individuo.

            En la primer parte del análisis del comportamiento social, de las necesidades profesionales y de las del mercado, se estructuró el desarrollo a partir de la segmentación del entendimiento del objeto del surf como realidad, como identidad y, como comunicación. En este último segmento de la comunicación, se fue incluyendo al sujeto como fenómeno social (desde el comportamiento sociológico), para terminar con la relación entre el individuo como sujeto (desde sus necesidades psicológicas) y el surf, construyendo la imagen popular. Luego se abarcó la relación del surf y el diseño, entrando en las características del surf que aportan a la labor del diseño, como la comunicación y el diseño, el ícono del surf y el Green Design, para finamente abordar el proyecto de diseño de una parafina.

La parafina es el medio entre el surfista y la tabla. Le da la seguridad necesaria al surfista para no resbalarse y para asegurarse a su instrumento de flotación y diversión, pese al agua. Es la sustancia que se aplica por fricción sobre la superficie de la tabla cada vez que se ingresa al agua, por lo que es un producto altamente vendido a todos los tipos de surfistas regularmente. Se eligió este producto debido a su gran radio de llegada y al mismo tiempo por ser un elemento que abastece la necesidad psicológica y funcional de la seguridad. A través de este producto se llega a todas las personas que quieren ser parte del mundo del surf de una manera accesible, económica y práctica por ser de dimensiones a la escala de la mano. Éste pretende resolver la situación de guardado del elemento sensible a las temperaturas y a los rayos del sol, pudiendo ensuciar cualquier tipo de cosa a su alrededor. La parafina posee un mito propio que establece el nexo entre los surfistas de la comunidad, ya que es más que frecuente el intercambio directo o indirecto del mismo. El resultado concreta un producto con identidad, portando el mensaje y el espíritu del surf de la vieja escuela, solucionando el problema del guardado y dando lugar a aquellas personas no atletas a poseer un artículo del surf práctico para funciones secundarias de guardado que lo evoquen al sentimiento de pertenencia al grupo. Tras la exploración de materiales se decidió utilizar la Guadua Angustifolia, una especie de bambú, con la intensión de simplificar los procesos y trabajar con materiales del propio entorno natural capaces de ser sustentables. La parafina es a base de soja (a diferencia de aquella habitual a base de petróleo) capaz de ser producida en la Argentina –siendo éste un país productor líder en el mundo. La parafina se vende como conjunto, la parafina y el contenedor, y al mismo tiempo, se venden repuestos de parafina a base de soja de mano en mano, sin desperdicio ni envoltorio, para fomentar el reuso del contenedor de madera. Con este sistema de distribución se apela a la educación del comportamiento de las personas, proporcionando soluciones alternativas desde la practica a aquellas cuestiones analizadas en torno al modo de vivir de las sociedades actuales.

 

 

[descargar en PDF]



Enviar a un amigo el proyecto



VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones