1. Diseño y Comunicación >
  2. Proyectos de Graduación >
  3. Producción frutícola orgánica.

Producción frutícola orgánica.

( Recursos tecnológicos para la cosecha y el packaging de frutas finas)

Autor: De Bernardi, Benjamín
Carrera: Diseño Industrial
Categoría: Investigación
Línea Temática: Nuevos profesionales
Área: Diseño de Objetos y Productos
Fecha de aprobación: Julio 2011





Palabras Clave:


Situado en el campo del Diseño industrial, este Proyecto de graduación se realizó teniendo como objetivo principal el análisis y la creación de un objeto de diseño. El producto final elaborado se inscribe en el área de la llamada agro-industria,    y se está destinado al sector de cultivo y comercialización de las denominadas frutas finas (o frutales menores) en la Argentina.


Los datos teóricos y prácticos recopilados a lo largo de este Trabajo de grado, así como los informes de campo obtenidos en la provincia de Río Negro, permitieron verificar una carencia puntual en el proceso de empaque y comercialización de dichas frutas hasta su llegada al consumidor: un envase económico y de tipo ecológico, es decir, que resulte reciclable y cuyo proceso de fabricación no contamine el ambiente.


El objeto – o mejor dicho –  el conjunto de elementos desarrollados constituye un kit destinado a resolver algunas debilidades que se observaron en el envasado de frambuesas y moras, aunque no se descarta el uso probable de dicho kit para el envasado de otras especies de frutos menores.


Los atributos formales del envase, los materiales utilizados en su fabricación así como el tipo cerramiento empleado, garantizan la conservación de la fruta cosechada en su estado original.  Por otro lado, los tres componentes del kit atienden  las exigencias de la cadena comercial de consumo local, pero también los requerimientos por norma extremos de la exportación al mercado mundial.


En la Argentina resultan escasos los contenedores o envases empleados en este tipo de frutas que satisfagan las necesidades anteriormente enunciadas, a la par de cumplimentar con otros requisitos que singularizan a los frutos frescos.


El kit de empaque está conformado por tres elementos: a) un envase primario que está en contacto directo con el producto (frutas finas), consistente en una bandeja con una cubierta o tapa transparente (con micro-perforaciones de ventilación), la cual protege los frutos pero permite visualizarlos claramente;  b) un envase secundario para contener doce (12) envases primarios para transportar y/o distribuir la mercadería en destinos ubicados a distancias cortas; y c) un envase secundario  - variante del anterior - para contener doce (12)  envases primarios, a fin de transportar y/o distribuir la mercadería a puntos locales alejados o para la exportación.  


Cada uno de los modelos de envase secundario tiene como característica el ser apilable, ayudando a la optimización del espacio en el proceso de acopio y de distribución de la mercadería envasada.


Los atributos formales del envase, los materiales utilizados en su fabricación así como el tipo de cerramiento empleado, garantizan la conservación de la fruta cosechada en su estado original.  Por otro lado, los tres componentes del kit atienden  las exigencias de la cadena comercial de consumo local, pero también los requerimientos por norma extremos de la exportación al mercado mundial.


En la Argentina resultan escasos los contenedores o envases empleados en este tipo de frutas que satisfagan las necesidades anteriormente enunciadas, a la par de cumplimentar con otros requisitos que singularizan a los frutos frescos.


Por tratarse de frutas sustancialmente frágiles, permeables y jugosas, para la  fabricación del envase primario se utilizaron dos materiales plásticos: el poliestireno  termoformado y el film transparente.  Ninguno de esos materiales contamina ni transmite olor ni sabor a los frutos;  tampoco se deforman por humedecimiento, como ocurre con las bandejas o cajas fabricadas en cartón.  

El poliestireno  - un material muy apropiado para contener alimentos - impide cualquier contaminación tóxica de la mercadería. Además, el poliestireno soporta adecuadamente el proceso completo de esterilización en autoclave, el cual necesita aplicarse antes de utilizar el envase con los frutos.


Adicionalmente, el tipo de cerramiento empleado posibilita una gráfica de fuerte impacto publicitario, muy necesaria para competir con otros alimentos frescos envasados, junto a los cuales las frutas finas deben compartir espacios en los puntos de venta al público.  


Tanto el envase primario con las dos variantes de envase secundario, fueron concebidos para ser ubicados en espacios cubiertos o semi-cubiertos, aunque en condiciones de buen tiempo y con temperaturas bajas pueden usarse también a la intemperie.


El envase-bandeja primario mide 120x120x40 mm / 1,5 mm de espesor y está previsto para ser empacado para su transporte y distribución en: a) una caja de base rectangular realizada en cartón troquelado (390x260x100 mm / 4 mm de espesor), con capacidad para doce unidades); o bien en b) una caja (400x280x120 mm / 10 mm de espesor), construida en poliestireno expandido, con capacidad para doce unidades. Ambos envases secundarios resultan de muy fácil transportación, debido a su liviandad  y a las dimensiones relativamente reducidas del conjunto que forman.


Una amplia investigación de las nociones sobre el diseño de envases para alimentos frescos de sector alimentario - basada en publicaciones de la Unión Industrial Argentina y de otros especialistas en packanging -  así como la interacción que el autor de este trabajo sostuvo con profesionales de la Estación INTA de la localidad de El Bolsón, significaron dos factores de importancia para lograr concreción del producto presentado.


Tal como se ha mencionado precedentemente, la recopilación de información y de criterios acorde al fin buscado en la investigación, se completó con una valiosa interrelación sostenida con un grupo de experimentadas profesionales del sector frutícola, cuya mirada práctica del problema permitió más tarde delimitar correctamente los atributos de los objetos que se diseñó.


De ese modo, toda la información recolectada a través de dichos medios, fue gradualmente integrada a los parámetros vigentes en el campo del Diseño industrial, generando así un marco conceptual  que aseguró los diversos propósitos del objeto.


Dicho enfoque permitió entonces desplegar un proyecto basado en principios que generaron un producto útil, técnicamente viable, económicamente sostenible y perfectamente reciclable.


Este Proyecto de grado se desarrolló durante al año 2010, en el marco de la asignatura Seminario de Integración II, siendo supervisado por el Prof. Daniel Wolf como director de la tesis.


[descargar en PDF]



Enviar a un amigo el proyecto



VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones