1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IX >
  4. La hotelería como recurso turístico en la Argentina

La hotelería como recurso turístico en la Argentina

Álvarez, Silvia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IX

ISSN: 1668-1673

XVI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2008.

Año IX, Vol. 9, Febrero 2008, Buenos Aires, Argentina. | 211 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Cada vez más el mercado turístico mundial evoluciona hacia un turismo más consciente enfocado a satisfacer necesidades cada vez más específicas, motivadas por una oferta variada atenta a las nuevas necesidades del mercado turístico.  

El mercado hotelero ha captado esta nueva modalidad de movilizarse que tiene el turismo actual en busca de oferta específica para satisfacer necesidades cada vez más extravagantes. Por suerte el mercado hotelero argentino acompaña este movimiento mundial y podemos afirmar que hay una oferta cada vez más variada que satisface a muchos huéspedes. Podemos encontrar entonces hoteles corporativos que intentan hacer sentir al huésped en su propia casa brindándole detalles de confort que hagan su estadía más placentera y así lograr captarlo como un huésped habitual. 

Este mercado es sumamente exigente y no tiene, en general, tiempo para perder ni horarios standard, por lo que los hoteles ofrecen una gran gama de servicios exclusivos. Lugares cálidos que rememoran los livings hogareños, libros, internet wifi, spa, gimnasios bien equipados y con personal que lo pueda asesorar, flores frescas siempre, restaurantes de primer nivel, camas con sistemas exclusivos donde buscan brindarle una sensación de abrigo, aromatización de ambientes para lograr despertar todos los sentidos, y hasta decoración respetando las normas de Fenshui para una buena circulación de la energía positiva. 

A veces, quizás exageran algunos detalles, pero todos los hoteles han investigado profundamente a sus clientes estrellas y han determinado que el huésped que se encuentra fuera de su hogar, añora su vida familiar; y una forma de mimarlo es lograr que a través del servicio personalizado, se sienta tan cómodo como en su propia casa. 

El mercado corporativo es un mercado en constante crecimiento y con muchas opciones, ya que no sólo mueven el mercado del alojamiento sino que también lo hacen en el de eventos, cenas, presentaciones, movilizando así todos los sectores del hotel. La mayoría de los hoteles de categoría pueden satisfacer desde los requerimientos de una pequeña presentación hasta grandes eventos.

El hotel boutique es un movimiento que nace en Europa y fue extendiéndose por el mundo, pequeños establecimientos de altísima calidad de servicios, con una cuota extra de elegancia y sofisticación; se caracteriza por su trato personalizado, individualizando a cada huésped y reconociendo cada una de sus preferencias. 

Otros tipos de hoteles acompañan a la actividad turística: hoteles de diseño ultramodernos, minimalistas, urbanos, una vasta gama para el público más joven; hoteles de montaña que acompañan a la actividad de nieve durante el invierno, termales, ofreciendo diferentes alternativas para gozar de las agua con propiedades curatívas o simplemente de relax; hoteles enclavados en la naturaleza para lograr poder disfrutar de todas sus opciones. 

También podemos encontrar hoteles que acompañan actividades de turismo alternativo y hoteles acondicionados para huéspedes que vienen a la Argentina a pescar y cazar, en estos casos la hotelería es un complemento más donde en primer lugar, se habla un lenguaje en común entre los dueños de casa y sus huéspedes, brindándole la posibilidad de tener charlas amenas donde se intercambian experiencias entre pares, en general estos alojamiento se encuentran ubicados dentro de estancias o lodges brindándole al huésped un ambiente relajado y desestructurado. 

Para los turistas que así lo requieran existe una buena oferta de hotelería 5 estrellas en los principales destinos turísticos Argentinos: el Sheraton Iguazú con su vista inigualable de las Cataratas del Iguazú y de la selva circundante, brindándole al huésped el beneficio adicional del contacto directo con la flora y fauna del lugar. El Llao Llao, hotel emblemático de una de las ciudades turísticas por excelencia, sus servicios se extienden más allá del hotel teniendo el huésped la posibilidad de utilizar un magnífico campo de golf de 18 hoyos. El Hyatt de Mendoza que además de brindar todos los servicios de un 5 estrellas, tiene una vinoteca de las mejores equipadas de la ciudad y el fantástico Health Club & Spa con terapias alternativas a base de productos derivados del vino. 

Por supuesto no son los únicos 5 estrellas de la Argentina pero sí son tal vez los más representativos, pero a lo largo de Argentina cada vez más nos encontramos con una oferta hotelera que sin tener esta categoría ofrece un servicio de tan alta calidad como los hoteles ya mencionados. Estos hoteles que muchas veces no cuadran con la categorización de la legislación vigente, por sus dimensiones que no cumple con los requisitos mínimos para su categoría, ya que se parte de antiguas casonas recicladas y cuentan con pocas habitaciones. 

Estos pequeños establecimientos ofrecen un ambiente exclusivo y de alta calidad de servicio que se contrapone al ambiente agreste y natural que los rodea, brindándole al pasajero un ambiente acogedor para el retorno de las excursiones. Estos establecimientos, generalmente, ofrecen el servicio de gastronomía acorde con el nivel del hotel. Por lo que podemos encontrar una combinación muy solicitada en el mundo que son “pequeños hoteles gourmet” 

Los establecimientos hoteleros y extra hoteleros se han desarrollado en diferentes ámbitos como ser: bodegas, postas, fincas, hosterías, estancias, cabañas, casas de campo, lodges. Cada uno buscando aprovechar al máximo los recursos naturales del lugar. 

Muchos establecimientos han priorizado la utilización de materiales y colores del lugar donde están emplazados, agregándole el valor cultural y procurando minimizar el impacto visual que podría llegar a ocasionar. Así podemos encontrar hoteles construidos en base a piedras como las casas de los habitantes nativos del lugar, teniendo en su interior el confort de última generación y una calidad de servicio que no tienen nada que envidiarle a la hotelería de 5 estrellas. 

La hotelería temática está avanzando cada vez más para satisfacer nuevas necesidades que se desarrollan en el mundo. El servicio de alojamiento debe ser cada vez más especializado y con una visión amplia del mercado para poder generar motivaciones interesantes para conocer. Así hoy los amantes del vino pueden usar los mismos establecimientos donde se cultiva y procesa el vino, ofreciéndoles actividades propias del lugar y brindándoles la posibilidad de realizar cursos de cata o cocina para perfeccionarse en este tema. 

Los medios de comunicación, internet, guías, programas televisivos, sirven para que estos pequeños reductos sean conocidos. La promoción turística generada a través de la Secretaria de Turismo y de los entes regionales, son las cartas de presentación de nuestros atractivos al mundo y se deben utilizar como una herramienta para desarrollar la hotelería en la Argentina.


La hotelería como recurso turístico en la Argentina fue publicado de la página 43 a página44 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IX

ver detalle e índice del libro