1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº17 >
  4. Nuevas instancias en la formación del diseñador. Pensar más allá de la herramienta

Nuevas instancias en la formación del diseñador. Pensar más allá de la herramienta

Lopez, Cristina Amalia; Bergomi, Paolo I. G. [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Actas de Diseño Nº17

Actas de Diseño Nº17

ISSN: 1850-2032

IX Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” V Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño Comunicaciones Académicas

Año IX, Vol. 17, Julio 2014, Buenos Aires, Argentina | 256 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Diseñar o emprender, cómo producir y convertir un proyecto en empresa, es un conflicto en curso con el cual se enfrentan naturalmente nuestros jóvenes al momento de graduarse. Dudas que surgen al transitar el camino laboral, cuestionándose si empezar a emprender o trabajar en las ramas del diseño en las que se han formado, empleán dose en relación de dependencia, o poner en marcha su propio estudio o bien asumir el desafío de un proyecto productivo para sus propios diseños, todos escenarios de duda a la hora de tomar una decisión. Indudablemente desde los entidades del diseño1 observamos este gran dilema como una oportunidad de reflexionar desde los distintos sectores –educativos, académicos, sociales, institucionales, empresarios– sobre la formación para la inserción de nuestros estudiantes.

La formación profesional, nos está dando la pauta evidente de una falta de preparación para el mercado laboral, que conlleva a una frustración de los graduados en Diseño. Identificamos que existe una idea errónea sobre la praxis en un gran número de diseñadores recién recibidos, porque sus conceptos sobre el diseño distan de brindar un servicio.

Flujos intelectuales y superficialidad en los temas, falta de profundización en el conocimiento técnico y exceso de confianza en las resoluciones tecnológicas, marcan una comodidad del trabajo resuelto mediante el uso del Google para obtener respuestas hechas presionado una tecla. A ello se suma, inexperiencia en prototipaje, falta de entrenamiento en gestión, mercadeo y relación usuario/mercado, y desconocimiento en el desarrollo del producto y sistemas de reciclado. Vemos necesario educar para pensar más allá de la herramienta y no depender solo de ella.

El estudiante de diseño parece no tener claro que diseñar es una tarea compleja, una respuesta a una necesidad que gira entorno a un requerimiento, por tanto la relación con el cliente, el contexto social/cultural, el medio ambiente, y las previsiones económicas y las necesidades del usuario/consumidor son sólo una parte a considerar, y le resulta ajeno tener que asumir responsabilidad ecológica sobre la materialidad, funcionalidad, durabilidad hasta la conclusión de vida del producto, incluso parece no haber entendido que la tarea del diseñador, es mucho más que seleccionar la forma, el color, el volumen y el espacio. Por ende, el descuido en la comprobación de los proyectos que no se verifican, ni testean, puede causar daños ecológicos irreparables, de ahí que la concientización a los alumnos, respecto de la responsabilidad ética del diseño y del diseñador, no debería estar ausente en la currícula, es parte de la responsabilidad social empresaria que empieza a gestarse desde el aula. Estudios realizados desde la Asociación Latinoamericana de Diseño / ALADI, reflejan a nivel latinoamericano, un deterioro de los sistemas de investigación, provocado en gran medida por falta de dedicación exclusiva a esa tarea en los ámbitos universitarios, por bajos recursos. Lamentablemente en muchas universidades y centro de enseñanza no hay investigación de campo, y uno de los mayores obstáculos que enfrenta un estudiante al convertirse en emprendedor es que al comenzar su plan de negocios desconoce el ejercicio de la investigación y la práctica profesional.

Estamos comprobando que el emprendedorismo se ha instalado como una necesidad dentro del sistema sociopolítico para movilizar la economía, con resultados no siempre favorables, sin embargo la tendencia se profundiza e ingresa al ámbito educativo como una demanda que debe ser cubierta mediante cursos, seminarios y extensión universitaria para formar emprendedores en diseño.

Por ello proponemos la realización de talleres de capacitación para emprendedores2 que aspiran ser empresarios, ya que estamos altamente preocupados por la inserción al mundo laboral de los diseñadores que surgen de las universidades y centros de formación y capacitación profesional, dada la tendencia a una economía cerrada por la escasa inversión y apoyo a proyectos innovadores por escepticismo financiero.

Emprender un negocio, es una decisión para la cual hay que estar capacitado, porque supone riesgos, sortear obstáculos y tomar decisiones permanentemente basadas en una investigación y observación de la realidad, y muchos emprendedores fracasan por no saber utilizar herramientas de gestión y porque sencillamente no saben investigar. El alumno necesita incorporar conocimientos para comprender que un emprendimiento tiene que ver con un desarrollo, con el proceso, las ideas, la planificación, con llevar adelante un sistema productivo, lo cual es un verdadero desafío, en el que interviene la acción en la continuidad de ambas instancias proyecto-proceso en conjunción con la implementación de un plan de negocios, y es importante que el alumno lo pueda vivenciar a través de una tarea significativa en el aula. Entendemos que estos temas necesitan ser evaluados dentro del aprendizaje de las asignaturas troncales de las carreras de diseño. Es preciso que los estudiantes sepan fehacientemente que producir con diseño otorga valor agregado, y que identifiquen la diferencia, que sepan que producir sin pensar la fabricación de un elemento desde la observancia del diseñador, puede ocasionar daños ecológicos considerables.

Por eso es preciso realizar trabajo de campo con los alumnos que estudian diseño, tener contacto con plantas de producción, de extracción de materias primas y de elaboración de productos e insumos, con los estudios de diseño, para que comprueben que diseñar, emprender y producir con el valor agregado del diseño, comienza con una necesidad, que se transforma en idea, que se convierte en proceso, para lograr el objeto, producirlo y comercializarlo constituyéndose en un negocio.

El mercado demanda decisiones y estrategias empresariales para un Diseño que resuelva problemas concretos de manera sustentable, incorporando el talento emprendedor, con nuevas formas de ver la realidad industrial y productiva, formas que valga la expresión, incluyan al diseño como la valiosa herramienta para proponer nuevas respuestas a la cadena de valor.

Se requiere para ello una gestión inteligente del capital humano y aptitudes de liderazgo3 para ejecutar propuestas innovadoras con capacidad técnica para producir con diseño, como ventaja competitiva para la empresa. Esto significa una oportunidad de superación para los aspirantes a diseñadores pues en su capacidad técnica y potencial creativo encontraremos el factor diferencial del producir con diseño.

Para ello es preciso formar capital humano sensible a las realidades de un mundo globalizado, con capacidad de visión crítica, con el objetivo de insertarse en un universo de cosmovisiones con responsabilidades sociales y medio ambientales.

En los últimos años, la gestión del conocimiento se ha considerado una estrategia vital para obtener una ventaja competitiva (Ndlela y du Toit, 2001; King, 2001) sin embargo los modelos estratégicos de gestión en muchos países de Latinoamérica, parecen no contemplar las ideas de progreso e impiden el desarrollo evolutivo de nuestros jóvenes.

Afortunadamente en algunos lugares se empieza tener otra mirada, al evaluar el rendimiento del sector productivo y comprobar que las PYMES carecen de tecnología de gestión y se está instrumentando una línea de capacitación para el diseño de productos con herramientas tecnológicas modernas que facilitaran la elaboración considerando la reducción de desperdicios de materiales utilizados al aplicar diseño para agregar valor al producto.

Analizar las funciones empresariales y el rol del emprendedor en su contexto, haciendo hincapié en varios puntos que identificamos necesitan ser pensados y que van desde la capacitación y el desarrollo del producto como la toma de decisiones y en la relación con el capital humano que trabaja en el emprendimiento, en cuyo tejido buscamos forzar la inserción del diseñador, en el objetivo de lograr productos calificados, sustentables y que maximicen la capacidad productiva de la empresa, ver el rol del diseñador y del emprendedor.

Por lo expuesto, entendemos que a la par del diseñador, el emprendedor es otro de los actores indispensables en una economía demandante de talentos innovadores y creativos, porque se trata de una persona con ideas que enfrenta con resolución situaciones de incertidumbre, asumiendo riesgos económicos que generan proyectos en escenarios productivos aún difíciles, que identifica como oportunidad de negocio. Su capacitación como factor de adecuación a los tiempos es esencia del programa de actividades productivas de un negocio.

Imposible entonces pensar en desarrollar diseño en el tejido productivo sin la aceptación intelectual, fáctica y estratégica del emprendedor.

Consustanciados con nuestra línea de pensamiento, puntualizamos que las ideas originales se convierten en proyectos sustentables si se trabaja con ética, honestidad, calidad, compromiso y responsabilidad social, pilares sobre los cuales deben desarrollarse las acciones de toda empresa exitosa, dando respaldo al prestigio de sus acciones y decisiones.

Debatir estos temas en los congreso de enseñanza, seminarios y foros de diseño, representa una oportunidad de reflexionar y entendemos que contribuir a la formación profesional de nuevos talentos creativos resulta un beneficio ponderable para el país ya que el talento de nuestros jóvenes merece cultivarse y exige responsabilidad de parte de los sectores institucionales involucrados en la educación.

Superar retos es posible aplicando conocimiento en la gestión y producción, para una comercialización que planifique una rentabilidad que permita inversión en tecnología y capacitación en los distintos sectores involucrados en el proyecto, y es con diseño como podemos lograr resultados exitosos.

Creemos entonces que se hace preciso instalar el tema para lograr cambios y avances sustanciales que impulsen y promuevan el desarrollo económico, cultural y educativo del sector4, pensando al diseñador/a como la persona que aporta y se involucra en el tejido productivo y social aún desde lo comercial generando beneficios a la par que potencia el bienestar humano que trascienda lo meramente económico, ya que el acto de emprender no sólo es característico del mundo de los negocios, sino que es transversal a la sociedad del tercer milenio.

Gracias por leernos.

Notas

1. Asociación Latinoamericana de Diseño - ALADI fundada en 1980 y la Confederación Panamericana de Alta Costura fundada en 1965, como la Asociación Argentina de la Moda creada en 1977 y Modelba como Book 21 analizamos esta problemática.

2. En la web pueden uds. encontrar nuestros papers sobre este tema: Diseño para competir, emprender y exportar: Pensar en diseñar estrategias para alcanzar el éxito empresario. De emprendedor a empresario, diseñando el camino. Praxis empresarial. Sueño diseño.

3. Liderar con proyección en el campo del diseño.

4. Calidad educativa en la formación de los diseñadores en Latinoamérica

Bibliografía de referencia

Actas de Diseño Nro. 8, 10 y 11. Universidad de Palermo.

Bernatene, M. del R.; Molinari, G.; Muraca, T.; Mter. Ungaro, P.; Canale, G. Vivir con un emprendimiento. Indicadores para evaluación integral de áreas administrativas, de relaciones laborales, diseño, producción y desarrollo local.

Datos institucionales y archivo de anotaciones de ALADI, MODELBA, CONPANAC, Asociación Argentina de la Moda , Museo del Diseño y de la Industria Hecho en Argentina, RES NOM VERBA y HDB editores documentado de las empresas del sector.

David, F. (1990) La gerencia estratégica. Bogotá: Ed. Legis. Educación, formación y capacitación para un diseño sostenible con identidad latinoamericana página 75 a página 83 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX.

Emprendedores con diseño para una competencia glotal. Disponible en: http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/encuentro2010/administracion-oncursos/archivos_conf_2011/presentaciones/852_3643_755eld.pdf Fisher, R.; Patton, B. y Ury, W. Sí de acuerdo.

http://www.minetur.gob.es/Publicaciones/Publicacionesperiodicas/EconomiaIndustrial/RevistaEconomiaIndustrial/362/123.pdf http://www.proyectaryproducir.com.ar/?page_id=14 Jie Yang. La Estrategia de gestión del conocimiento y su efecto en el crecimiento corporativo. Informe (Profesor adjunto de Gestión de Operaciones. Escuela de Negocios Universidad del Sur de Misisipi y la Costa del Golfo. U.S.A Lopez, C. Contribuyendo a formar líderes en el siglo XXI. En Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII, pp. 40-47.

Stamateas B. Resultados extraordinarios.

Sun Tzu (1990). El arte de la guerra. Buenos Aires: Ed. Kier.

Abstract:

The educational conferences, seminars and design forums represent an opportunity to reflect and contribute to training and improving our teaching practices, and it is very positive that we have a meeting and discussion to prioritize education. From design entities identified in newly received our designers and students, a misconception about the practice and existential doubt in addressing the way of professional performance; –“design or undertake or  produce”– and this is evident from several factors will be developed to share our views on the subject.

Key words:

Design - Production - Vocational - Research - Environment - Materiality - Technology - Entrepreneurship.

Resumo:

Os congressos de ensino, seminários e foros de design, representam uma oportunidade de reflexionar e contribuir à formação profissional e a melhorar nossas práticas de ensino, e é altamente positivo ter um espaço de encontro e debate para hierarquizar o ensino. Desde as entidades do design identificamos em nossos designers recém recebidos e nos estudantes, uma idéia errônea sobre a práxis e uma dúvida existencial ao começar o caminho profissional; –“desenhar, ou empreender ou produzir”– e isto é evidente por vários fatores que se apresentarão para compartilhar nossas miradas sobre o tema.

Palavras chave:

Design - Produção - Formação profissional - Pesquisa - Médio ambiente - Materialidade - Tecnologias - Empreendimento.

(*) Cristina Amalia Lopez.

Docente de la Universidad de Palermo. Presidente de la Confederación Panamericana de Profesionales de Alta Costura. Presidente de la Asociación Argentina de la Moda. Directora de MODELBA . Co Directora de BOOK 21 y Columnista de Impulso Cultural. Paolo I. G. Bergomi. Gruppo Bergomi. Presidente de ALADI - CEPRODI. Director del Museo del Diseño y de la Industria Hecho en Argentina.

(**) El presente escrito fue presentado como conferencia dentro del Tercer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño (2012). Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Buenos Aires, Argentina.


Nuevas instancias en la formación del diseñador. Pensar más allá de la herramienta fue publicado de la página 202 a página205 en Actas de Diseño Nº17

ver detalle e índice del libro