Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº58 >
  4. Marketing de moda: Los personal shoppers

Marketing de moda: Los personal shoppers

Kohan, Estefanía

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº58

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº58

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Primer Cuatrimestre 2013 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Primer Cuatrimestre 2013

Año X, Vol. 58, Diciembre 2013, Buenos Aires, Argentina | 104 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

La moda es el modo y la manera de vestir; informa y define a las personas. La moda y las tendencias son para todos; el estilo es individual. Por eso es importante descubrir el propio estilo y belleza personal que revele nuestra personalidad.

Hoy en día muchas personas no disponen del tiempo necesario para ir de compras como quisieran o necesitan un asesoramiento a la hora de elegir para obtener compras eficaces. Han surgido servicios dedicados a colaborar con los compradores dando atención y consejos personalizados sobre estética, marcas, tendencias, lugares de compra para potenciar la imagen personal y llevar la experiencia de compra de moda a otro nivel.

Este trabajo de investigación es el análisis de estos nuevos servicios de asesoramiento como actividad relevante en la actualidad y su viabilidad de explotarse consistentemente en el mercado argentino.

Conclusión

Luego de haberse realizado la investigación presentada y teniendo en cuenta las hipótesis propuestas se deduce que: en un mundo globalizado como en el que vivimos en la actualidad existen distintas situaciones, circunstancias, personas, características, actitudes que van formando nuestro carácter.

La cultura, nuestras raíces, la educación obtenida, el círculo familiar y nuestras amistades influyen en nuestra perspectiva de las cosas y de la vida. Nuestro sentido de la belleza, de la fealdad, lo bueno y lo malo está definido por lo anterior.

En todas las culturas desde la antigüedad hasta nuestros días, podemos ver vestigios de esta búsqueda de aceptación encaminada hacia la belleza y el sobresalir sobre nuestros pares.

En cuanto a las mujeres, es necesario encontrar el atuendo que haga que combine todas las partes como un todo: zapatos, accesorios, peinado, maquillaje para lucir bella y atractiva para que cualquiera pueda apreciarlo. Tanto en hombres como en mujeres, en muchas ocasiones, el presupuesto para adquirir todo lo necesario queda por encima de muchas otras necesidades básicas. La tendencia se vuelve más bien frívola, ruda y hasta a veces cruel con aquellos que no pueden seguirla y que serán sujetos a la evaluación de la sociedad.

Hay quienes dicen que no hay segunda oportunidad para brindar una primera buena impresión. Las personas observan la vestimenta, el cabello, el maquillaje, la sonrisa y también los modales. Existen claves o consejos fundamentales que pueden aprenderse para llevar una imagen correcta acorde a las diferentes ocasiones. Para ello ha nacido una profesión que cada vez tiene mayor relevancia: la asesoría de imagen.

Si tomamos en cuenta las hipótesis planteadas al comienzo podremos hacer referencia a que ambas fueron confirmadas a lo largo de la investigación.

Tanto la hipótesis que enuncia que los servicios de asesoramiento de imagen son considerados servicios de lujo; como la que plantea que el crecimiento del mercado de dichos servicios depende del conocimiento y la valoración de los mismos por parte de los consumidores se fundamentan en lo siguiente: en sus comienzos la asesoría de imagen era considerada o fue consultada principalmente por celebridades, políticos, ejecutivos o personajes del ambiente artístico. Es por eso que en su mayoría, los consumidores asocian esta clase de servicios con conceptos como, lujo, alto poder adquisitivo y precios inaccesibles. Así como sucedió con los tratamientos de belleza, masajes, y días de spa que sólo eran solicitados por un grupo selecto de personas y luego han ido democratizándose, lo mismo ha pasado con la asesoría de imagen.

Esta idea se relaciona inevitablemente con la segunda hipótesis que plantea la relación que existe en el crecimiento del mercado de estos servicios con el conocimiento y la valoración de los consumidores ya que éstos poseen poca información acerca tanto de la importancia como el desarrollo de estos servicios.

La contratación de un asesor de imagen está al alcance de personas que tengan ganas de cambiar, de sentirse mejor consigo mismas y con lo que tienen. El objetivo de la asesoría es tratar de mejorar y ayudar a las personas a sacar el potencial que tienen y que por alguna u otra razón no se animan a mostrarlo o lucirlo.

No solamente trabaja con el exterior de la persona sino que se basa en la parte interna tratando de que la misma se descubra y se conecte con aquellos aspectos que quiere transmitir y que los demás vean.

Hay que considerar también que al no haber grandes empresas dedicadas a esto, siendo en su mayoría profesionales independientes, la comunicación y promoción de los servicios es casi nula. Los consumidores idealizan estos servicios, ignorando que muchas veces las personas que consultan o los contratan son aquellas que presentan casos que tienen que ver con cuestiones netamente personales: quieren encontrar su estilo, saber cómo “lookearse”, cómo asistir correctamente a un evento. También personas que están atravesando cambios en su vida o cuestiones relacionadas al ámbito profesional.

Es por eso, que llegué a la conclusión de que estos servicios de asesoramiento son accesibles a personas que posean motivación, curiosidad, búsqueda y ganas de recibir consejos y sugerencias para verse mejor pero que tengan en cuenta también que lo realmente importante no es dejarse llevar por esos estereotipos culturales/sociales sino poder encontrar un punto donde se encuentre con su centro y se sienta feliz consigo mismo.

“Una imagen se puede idealizar y no ser lo que parece cuando se descubre lo que no se ve a simple vista“.


Marketing de moda: Los personal shoppers fue publicado de la página 71 a página72 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº58

ver detalle e índice del libro