Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº59 >
  4. Comparación entre el arte contemporáneo y la vanguardia postimpresionista

Comparación entre el arte contemporáneo y la vanguardia postimpresionista

Agudelo Morales, Paola Andrea

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº59

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº59

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2013 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2013

Año X, Vol. 59, Mayo 2014, Buenos Aires, Argentina | 124 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

En este ensayo se realizó un análisis comparativo de dos obras; una es el afiche publicitario de la película Midnight in Paris de Woody Allen, que es posible encuadrar dentro del arte contemporáneo y La noche Estrellada de Van Gogh perteneciente a la vanguardia postimpresionista del siglo XX.

La comparación se efectúa desde el punto de vista sintáctico, semántico y contextual, destacando similitudes y diferencias, acompañado de una breve reseña histórica que permitirá comprender el contexto de surgimiento de las obras.

Desarrollo

El afiche ha sido desde los años treinta uno de los mejores símbolos de las películas. Desde los tiempos del cine mudo el afiche surgió como su compañero inseparable hasta el día de hoy. En el inicio del cinematógrafo, Louis y Auguste Lumière, sus inventores, no pudieron negarse al afiche e inauguraron el cartel de doble hoja, con una escena de El regador regado en una sala de públicos de todas las edades.

Desde sus comienzos la pintura realzaba al cine vinculándolo al terreno de las artes clásicas. No obstante, el afiche es y ha sido uno de los puntales de la gráfica publicitaria de las películas.

El estilo del cartel cinematográfico fue enteramente pictórico hasta finales de los años sesenta. A partir de los setenta la fotografía se destacó en la promoción de un cine guiado cada vez más por la necesidad de verosimilitud.

En los noventa el recurso de la fotografía se volvió completamente formal, su función fue la de destacar el star system (sistema de contratación de actores en exclusividad), aunque se mantuvieron las mismas composiciones del cartel pictórico de los años cincuenta, inspirado en la pintura renacentista y barroca en la que se destinaba un espacio para lo simbólico, el star system, y otro para lo descriptivo. El cartel ha sido el primer enlace entre el espectador y las nuevas experiencias que anticipa cada película.

Como se puede observar en el afiche de Midnight in Paris, sus creadores decidieron retomar el estilo pictórico de los afiches de comienzos de siglo haciendo una fusión con el estilo fotográfico, lo cual refleja en el afiche un mensaje implícito del la conexión entre el París de antaño y el París moderno,que representa el imaginario colectivo de esta ciudad como cuna de las grandes manifestaciones artísticas y lugar para artistas y bohemios. Las huellas de las vanguardias artísticas en la industria cinematográfica se ha evidenciado con fuerza y se mantiene viva hasta la actualidad.

En primer lugar se efectuará un análisis sostenido sobre el nivel sintáctico. Se trata del afiche promocional de la película Midnight in Paris de Woody Allen, donde se observa al protagonista de la película caminando a orillas del Sena en París, con un fondo que retoma la pintura de la noche estrellada de Vincent Van Gogh. Se observa el punto dado en la imagen por la forma de las estrellas, las líneas rectas y oblicuas que generan ritmo y dinamismo.

El afiche está hecho en una escala realista, en la relación del hombre con el fondo. Se observan formas oblicuas, rectas, repetición de elementos que generan ritmo, en la distribución de los pesos la imagen tiene 2 puntos de tensión, uno en la parte superior dada por las formas y contraste de colores fríos y cálidos en el cielo, el segundo que compensa el peso visual del cielo es el color amarillo del pantalón del hombre, que equilibra la imagen.

Es una imagen simétrica, donde el elemento principal de la imagen, el hombre, se sitúa en el eje central de la misma.

El contraste está dado por el uso de una paleta de colores cálidos y fríos, con predominio de los fríos en el porcentaje total de la imagen, pero con gran protagonismo de los colores cálidos. Asimismo, se observa un contraste por técnicas, ya que la imagen va pasando de ser un conjunto de pinceladas a una imagen más limpia, más definida de tipo fotográfica.

Se observa una textura producida por la técnica, pinceladas con ritmo con carga de pintura y detalles en la imagen, como las baldosas del suelo. La imagen no es plana, sino que presenta profundidad, generando perspectiva por la organización de los elementos en diferentes planos.

En el afiche se genera un ritmo por repetición de formas y líneas oblicuas en el cielo; se puede ver que los espirales se repiten dispersamente en todo el resplandor, lo que genera ritmo que termina en una gran luna iluminada con pinceladas claras. Hay puntos de tensión en la parte superior de la imagen por el peso visual de los colores y el contraste, pero compensado con puntos de tensión en la parte baja de la imagen.

En un nivel de análisis semántico, el tema de este afiche es el tiempo cultural, de la conexión entre pasado y presente, de la representación del imaginario de la noche Parisina, como exponente del mundo creativo, artístico y bohemio. El afiche a primera vista narra la escena de un sujeto caminando a orillas del río Sena, pero a su vez tiene un significado del personaje transitando del pasado al presente de ese lugar, que se sumerge en un paralelo cultural, que se pasea por el París de los años ‘20 y el contemporáneo.

Como elementos retóricos, se observa la supresión y la sustitución, ya que en la obra original se suprime la parte inferior donde se pueden observar las montañas, el pueblo y la estructura que está apuntando al cielo, por la escena de la calle en París, el río Sena y el hombre caminando.

Se observan figuras retóricas como la hipérbole, ya que el cielo nocturno parece estar en constantes movimientos giratorios, las estrellas se encuentran rodeadas por su propio orbe de luz y en general los astros se encuentran magnificados por una serie de círculos concéntricos que pueden representar su luminosidad así como los movimientos giratorios aparentan su desplazamiento por el espacio.

En principio, se emplea la metonimia, ya que se conjugan elementos de la imagen original con la representación de la obra nueva que se sitúan en su lugar. Por otro lado, la metáfora ya que la imagen cambia el sentido aparente del significado, nos habla de algo que no es evidente, ya que muestra un hombre caminando por el río Sena en París, pero en realidad es una metáfora del imaginario de París como cuna de la historia del arte y de las grandes vanguardias artísticas, y que lo sigue siendo hasta el día de hoy.

El postimpresionismo supuso una ruptura con los conceptos dominantes en la pintura y la escultura conocidas hasta ese momento. Hasta entonces primaban el estudio racional de la obra, la composición sobre dibujos previos y la claridad de las líneas, los impresionistas y post-impresionistas abandonaron ese terreno para tratar de captar en sus obras la impresión espontánea, tal como llegaba a sus sentidos. No les importaba tanto el objeto que se quería pintar como la sensación recibida, una sensación fugaz, efímera, difícilmente perceptible y reproducible. El movimiento artístico buscaba la expresión de los sentimientos y las emociones del artista más que la representación de la realidad objetiva; también representaba un lado dramático o una tragedia interna del autor de la obra.

Sus modelos fueron la calle, el edificio, el paisaje, la persona, pero no en su concepción estática y permanente sino percibida en ese momento casi único. Uso de trazos sueltos, cortos y vigorosos.

En esta obra destaca el empleo de colores contrastantes para distinguir y definir los planos y formas, la utilización de colores puros con gran carga emotiva, y las creaciones imaginativas en base a pinceladas cursivas que intentan expresar la angustia y el desconsuelo interior, como en el caso de Van Gogh, quien utilizaba el color como vehículo para expresar las frecuentes depresiones y angustias que padecía. (Pérez, 2010) A un nivel de análisis contextual, la obra Midnight in Paris, creada en 2011, pertenece al género del afiche publicitario para cine. El estilo de este afiche es actual, un estilo que comenzó a realizarse a partir de los años ‘80 cuando o en los afiches se empezó a utilizar la fotografía, y los personajes o protagonistas se empezaron a poner en una escala realista, dentro del afiche.

El análisis precedente permite efectuar una comparación entre las obras. En efecto, el afiche retoma casi textualmente la obra de Van Gogh, utilizando el cielo tal como fue pintado por él, con la misma textura, la misma paleta cromática. La parte inferior de la obra fue suprimida y sustituida por el paseo del río Sena en París. Muy similar es también la distribución de los elementos en las obras. Con respecto al formato, en la obra original es apaisado y en el afiche es vertical; en la parte inferior del afiche la textura original que se viene trabajando varía; la textura se hace más limpia y clara y en un punto se vuelve casi fotográfica.

En el nivel sintáctico también se observan similitudes y diferencias.

En principio, se trata de la representación de la misma situación, una ciudad francesa durante la noche; Van Gogh pinta el pueblo de Saint-Rémy-de Provence desde una ventana del hospital donde se encontraba recluido, y el afiche retoma la ciudad de París. Si bien en la obra original no aparecen personas, el afiche sí tiene como personaje al protagonista de la película. En el afiche la imagen va cambiando de técnica, como representando el paso del de pasado al presente, haciendo el paralelo entre el París antiguo y el actual.

En la obra original se interpreta el deseo de Van Gogh de salir del sanatorio y regresar a su anhelada París (la ciudad de la luz). Por otro lado la temática de la película nos habla de un hombre que también forma parte del mundo del arte, es escritor, y en la película se evidencia el deseo que tiene vivir en París y convertirse en un escritor bohemio, recurriendo a esta ciudad como fuente de inspiración. El autor considera a París la ciudad más fascinante, por lo que recorre sus calles en busca de esa atmósfera artística y bohemia hasta encontrarse sumido en una especie de paralelo espacial que lo lleva a sumergirse en el mundo de la París de los años ‘20, cuna de las grandes vanguardias, donde conoce diversos personajes como Picasso, Hemingway, Dalí, Fitzgerald, Gertrude Stein y Buñuel, entre otros. Por lo cual se puede entender que hay un significado detrás de la simple imagen que conduce a esa mirada del imaginario colectivo que se tiene de París como cuna del arte, la cultura, la moda, la connotación de su noche asociada a la bohemia que hace florecer toda inspiración artística.

(Castro, 2011) Por el contenido de la película podemos decir que el afiche tiene una relación con el contexto socio-cultural e histórico de París, representando el imaginario colectivo de esta ciudad, de su vida nocturna, de la vida la bohemia, de su relación con los artistas de siglos pasados y el nacimiento de muchas de las vanguardias artísticas que hoy conocemos, con la relación del paso del tiempo, el tránsito del pasado al presente. El afiche intenta hacer un paralelo del París de los años 20, con el París del presente que sigue siendo un referente artístico en todos los niveles en la actualidad.

Si bien en la obra de Van Gogh no se encuentran los mismos elementos de representación, sí se evidencia que Van Gogh sentía un profundo amor por París y quería salir del sanatorio donde estaba recluido para volver a transitarla, y esta obra era quizás una representación esperanzadora de su recuerdo de París como ciudad la luz, por lo que magnifica los elementos en la representación de la noche estrellada. La obra de Van Gogh fue claramente marcada por sus vivencias y momento personal que el pintor atravesaba.

Conclusiones

Se puede concluir después del análisis comparativo de estas dos obras, que las vanguardias del siglo XX siguen vivas y presentes en la actualidad, manifestándose en diferentes campos. En este caso en particular se puede observar una marcada influencia de las vanguardias artísticas en el cine, ya que la industria cinematográfica desde hace muchas décadas se ha nutrido e inspirado constantemente del arte para recrear, ambientar y nutrir sus creaciones. Con esto se demuestra que ciertas imágenes de las vanguardias forman parte del imaginario social y popular. Esta asociación de ideas se identifica gracias a marcas sintácticas en la obra como la textura, que representa la transición pasado-presente.

En el caso de esta pieza contemporánea (el afiche de la película Midnight in Paris) se observa la clara intertextualidad con la obra original del pintor Vincent Van Gogh. Woody Allen retoma, no al azar, la obra de Van Gogh, la selecciona por el mensaje que implica, ya que Van Gogh es un referente en Francia por la difusión de su obra, que logró plasmar una representación adecuada de París, de la noche bohemia, del imaginario colectivo que se tiene de la ciudad y su fuerte relación con el ámbito artístico, ya que se le considera la cuna de la gran mayoría de las vanguardias y manifestaciones artísticas de todos los tiempos.

Todo lo anterior le permitió al director desarrollar, además, la trama de su película, mostrar al protagonista y todo su recorrido paralelo entre el pasado y el presente; el diseño del afiche con esta huella artística resulta, por ello, sumamente funcional a la intención comunicativa de la película.


Comparación entre el arte contemporáneo y la vanguardia postimpresionista fue publicado de la página 109 a página111 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº59

ver detalle e índice del libro