Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº62 >
  4. Docente: Rony Keselman

Docente: Rony Keselman

Keselman, Rony [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº62

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº62

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación r nProyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura r nComunicación Oral y Escrita r nPrimer Cuatrimestre 2014 r nProyectos Ganadores r nComunicación Oral y Escrita r nPrimer Cuatrimestre 2014

Año XI, Vol. 62, Septiembre 2014, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract del docente
Como todos los años, este maravilloso proyecto nos permite investigar, recordar, homenajear, conocer y compartir las historias de nuestras familias. Familias singulares y universales a la vez. Llenas de gestos, de alegrías y pesares tan comunes a todos nosotros. Más allá de los objetivos teórico prácticos que aborda este trabajo final, la elaboración del mismo y su presentación por capítulos en clase nos permite participar y bucear en diferentes culturas, hábitos, ciudades, pueblos, tradiciones, personajes sumergidos en historias de vida que muchas veces parecen salidos de cuentos maravillosos o de guiones fantásticos. Así, casi sin darnos cuenta, comenzamos a intimar, a interpretar, a distinguir y diferenciar el complejo mecanismo de las relaciones humanas puestas en juego permanente debido a los vaivenes que imponen el tiempo y lugar en donde nos ha tocado en suerte nacer, crecer y desarrollarnos.
La familia como una entidad que se perpetúa y subsiste pese a los avatares y los giros sorpresivos que le depara el destino. Es emocionante ver como año tras año vuelven a surgir los arquetipos y vivencias comunes a toda la humanidad: los abuelos, los padres, primos y hermanos; las guerras, los sabores, los aromas, los colores, los juegos de la infancia, los nacimientos, las muertes y ausencias, los conjuros y las traiciones. Los oficiosos, los sueños y las decepciones. Los encuentros y las pérdidas, los secretos, las fábulas; las fotos y documentos que atestiguan antiguos hechos. El hogar que se construye y el que se abandona. Las necesidades económicas y espirituales. La historia de la familia, se constituye gradualmente en un efectivo trabajo de comunicación oral y
escrita, en un diálogo interior que cada alumno realiza con su propio pasado y su respectivo linaje histórico cultural y, paralelamente, en intercambio grupal y colectivo de usos y costumbres globales. Creo que podemos resumir su finalidad humana en la acción contundente de iluminar el fin de este camino esclareciendo en mayor o menor medida la comprensión, la visión de donde venimos y hacia donde vamos.

Producción de los estudiantes

Toma de rehenes
Isidoro Barrera

Dos historias antagónicas que se cuentan al mismo tiempo en un espacio cercano. Relatos que al cruzarse solo generan caos. Betty, una joven empresaria, viuda reciente y con tres hijos pequeños a su cuidado, realizaba tareas domésticas rutinarias como todas las mañanas. Gabriel, en cambio, planeaba un golpe millonario cuya víctima era un empresario local. El hecho se dispara una mañana luego de que Betty llevara a sus hijos al colegio al mismo tiempo en que Gabriel conseguía robar una importante suma de dinero a escasas cuadras. El ama de casa llega a su hogar, se prepara para realizar sus compras diarias mientras el ladrón consigue escapar de la policía ingresando al hogar de Betty, aprovechando una distracción de la misma. Es así como nuestra protagonista y su empleada doméstica son tomadas como rehenes. Luego de horas de negociación el malviviente se entrega y vuelve la calma, aunque las vidas de los personajes de esta historia nunca volverán a ser las mismas, menos aún para Gabriel y su futuro difícil y aburrido.

Una empresa, cuatro generaciones.
Rosario Astesiano

José Astesiano, era dueño de un bar. Era costumbre de los vecinos del barrio solicitarle habitualmente vasos, platos y demás utensilios prestados. José respondía gustoso a estas solicitudes. 
Tiempo más tarde, uno de sus mozos le recomendó alquilar la vajilla. Astesiano aceptó con agrado la sugerencia.
Fue así que compró cubiertos y distintos tipos de vasos y copas especiales. En 1914 se inauguró oficialmente “Astesiano”, la primera empresa de alquiler en su tipo. El empresario agrandó su familia y de a poco su único hijo varón, Agustín, fue introduciéndose en el negocio, tomando las riendas del mismo junto a su socio. Luego se incorporó el nieto de José.
Agustín dedicaba todo su tiempo al emprendimiento, en cambio su hermano Ricardo concurría al mismo cuando terminaba de estudiar. Luego de 15 años de trabajar de manera despareja, Agustín decidió comprarle a su hermano menor su parte de la empresa. Esta decisión contó con el consentimiento del padre de ambos. Ricardo se sintió desheredado, a tal punto que la relación entre hermanos se quebró. Agustín siguió solo al frente de “Astesiano” hasta sus 50 años. Sus hijos continuaron con el emprendimiento familiar y es así que hoy en día el negocio cumple 100 años de servicio ininterrumpido.

Lucha por la ilusión
Natalia Bekenstein

José Cobe y Raquel Levy eran dos jóvenes que vivían en Damasco, capital de Siria. Nacidos en familias de bajos recursos, no recibieron educación suficiente. Eran épocas muy difíciles en el país. Debido a esta situación, con mucho dolor, se vieron obligados a marcharse a la Argentina, dejando así a sus seres queridos. Cuando llegaron a destino no conocían bien el idioma ni contaban con el dinero necesario para sobrevivir.
José comenzó a trabajar pero a pesar del enorme sacrificio diario que realizaba no ganaba el suficiente dinero como para solventar su manutención. Al poco tiempo la pareja recibió con agrado y sorpresa la futura llegada de su primer hijo. Hecho que les cambió la vida por completo. Eran momentos de alegría, preocupación y dificultades. Con el paso del tiempo la situación económica comenzó a mejorar. La familia siguió agrandándose y nuevamente cayeron en la cuenta que el dinero y la comida no alcanzaba. Con ayuda y dedicación de todos, José compró una casa. Era lo que siempre soñó: el hogar propio. Pero un buen día, una estafa arruinó todo por completo. La casa fue hipotecada a causa del engaño. Lo dieron todo por perdido, aunque, felizmente lograron salir una vez más adelante.
(Ver trabajo completo en p. 83)

Mantenerme sobre mi ruta
Fernanda Natali

El primer día en que nos conocimos salió el tema: viajar al Norte. Tal vez por esa coincidencia quedamos en volver a vernos nuevamente. Después todo ocurrió muy rápido: los exámenes, la residencia, las ganas de estar juntos todo el tiempo, la fecha de casamiento. En octubre comenzamos a organizar el viaje que habíamos planeado al Norte Argentino.
Queríamos conocer exactamente tres provincias: Jujuy, Salta y Tucumán. El viaje duraría de dos a tres semanas. Mis padres se ofrecieron a prestarme una de sus camionetas. No queríamos atarnos a horarios sino hacer un viaje más libre, absteniéndonos de reservar el hospedaje previamente. De no conseguir alojamiento dormiríamos en nuestra carpa. El viaje comenzó. A pesar de que se nos presentaron dificultades respecto a las rutas y caminos, pudimos solucionarlo a tiempo.
Mi marido y yo hubiéramos esperado otro final a este maravilloso viaje. Lamentablemente culminó con un importante accidente, pero, a pesar de ello nos encontramos sanos y salvos.

El tiempo vuelve
María Celina Delena

Egresada del magisterio en Rosario en 1962. Beatriz inició sus estudios universitarios en la UNR. Apasionada por la pedagogía, la educación y los problemas de salud, eligió Fonoaudiología por su vínculo con la reeducación. Ya recibida, cursó el postgrado en Buenos Aires viajando dos veces por semana. Fue la primera Doctora en Fonoaudiología de Rosario.
Su profesión la llevó a México en 1984 en donde se enamoró de un mexicano con el que mantuvo una relación a
distancia. El plan consistía que ella residiera en ese país para formar una familia. En 1985, superando la angustia que les provocó el terremoto mexicano, acordaron que en enero de 1987 Beatriz se radicaría en México. Pronta a viajar recibió una carta en la que él rompía la relación. Ella no le respondió.
Continuó con su vida, conoció al hombre con el cual se casó y obtuvo reconocimientos profesionales. En 2013 fue
invitada a un congreso a celebrarse en México. Allí encontró nuevamente al mexicano y lo abordó para reprocharle su forma irresponsable de romper el compromiso que habían establecido.
Él respondió con evasivas, pero esto fue irrelevante ya que ella sólo deseaba expresar todo lo que había guardado durante tantos años, ¡26 años!, lo que pensaba de aquella carta y de su actitud.
(Ver trabajo completo en p. 85)

Siguiendo sus propios caminos
María Agustina Delgado

Los Vattuone, una familia muy adinerada, oriunda de Génova, llegaron a Buenos Aires porque querían seguir sus propios caminos. Uno de sus hijos, Juan Bautista estaba destinado a ser cura pero en Francia se enamoró de una joven, desobedeciendo así el mandato familiar y, a pesar de ser desheredado, se casó con ella y formó una familia numerosa. De esa unión nació Leopoldo, un joven inquieto que visitaba habitualmente el hipódromo de Palermo. Es allí donde encontró su vocación, ser Jockey. Al poco tiempo entabló amistad con Francisco Ortíz el cuidador de caballos. Frecuentando la casa de su nuevo amigo conoció a su hermana, Juana, de la que se enamoró.
La familia de Leopoldo rechazó esta relación ya que Juana era una mujer pobre y morena. De todas maneras se casó con ella aunque la unión fue más breve de lo esperado. Leopoldo falleció a los 42 años, dejando así a su mujer viuda y a sus cinco hijos sin respaldo económico. De cara a la tragedia, la familia rica del difunto marido le ofreció a Juana criar a sus hijos. Ella se negó al darse cuenta de que lo único que querían era apartarlos de su vida a causa de su condición social.

El reencuentro
Cynthia Bompadre Struhar

Cuando uno tiene una meta en la vida debe encaminarse hacia ella con perseverancia, paciencia y tolerancia. Seguir siempre el camino, buscando, luchando, aunque nos atraviesen obstáculos que nos tientan a bajar los brazos. La mayoría de las personas al transitar ese camino, se enfrentan a innumerables sucesos que entorpecen la concreción del objetivo deseado. Algunos logran salir adelante, mientras que otros caen en abismos de oscuridad que los conducen a profundas decepciones. Fue así como después de 16 años, una joven conoció a su padre. Cuando llegó el momento del encuentro, al cruzar sus miradas, ambos se quedaron atónitos, sin aliento. Nada por decir. Es que después de haber esperado durante tantos años aquel encuentro, lo único que atinaron
a hacer fue abrazarse y llorar. Ella había soñado con ese día durante un largo tiempo y se había preparado para el evento, estudiando día tras día un idioma extranjero que no le resultaba nada familiar.
Emocionada, mientras le temblaba la voz y en sus ojos persistían huellas de un llanto profundo, expresó por primera vez ante él, la palabra que siempre le quiso decir: ¡Papá!

Crecer subsistiendo con creatividad
Candela Balbuena

Esta es la historia de Juan José, un joven español que viajó a la Argentina buscando un cambio. Contando solo con 13 años, él y su familia dejaron todo atrás con la esperanza de modificar su estilo de vida. Por medio de esta narración cuento su infancia, sus primeros trabajos remunerados, su crecimiento, la historia de amor junto con la persona que hoy es mi abuela y también la actividad que ejerció para alimentar a su familia durante casi toda su vida. Mi objetivo es señalar el gran esfuerzo que realizó para sacar a su familia adelante frente a cualquier tipo de adversidad. Mi fuente principal de información es él mismo, mi abuelo. Mi abuela también colaboró aportando datos fundamentales a las historia. Los personajes son: María de la Oliva y Juan Manuel, padres de Juan José. Marta, su actual mujer. Carlos, Osana y Prudencio, familiares de Marta. Silvina y Eduardo, hijos de la pareja.

Un sueño que se hizo realidad
Daniella Lazcano Ochoa

Esta es la historia de Gustavo Lazcano, nacido en una familia de clase media baja de tradiciones mexicanas arraigadas, conformada por sus padres y sus diez hermanos. En esa época eran muy comunes en México las familias numerosas independientemente de la clase social a la que pertenecían.
El hecho de crecer en un ambiente con severas limitaciones económicas le hace aspirar a una mejor vida, a generar grandes sueños –tal vez en ese momento inalcanzables– pero siempre sosteniendo una visión muy clara y un objetivo muy marcado. Gustavo, desde temprana edad sostuvo el decreto de que nunca sería pobre. Así fue como desde muy corta edad intentó superarse ejerciendo trabajos de todo tipo, hasta que comenzo a conseguir el fin tan deseado: escalar lo más alto posible.
Aventurarse en un mundo de ambición, de lucha diaria y de mucho esfuerzo conduce a Gustavo, luego de la traición de su socio y mejor amigo, casi a perder la vida. Este hecho lo lleva a replantearse los beneficios y costos personales que acarreaba una vida llena de lujos. Tras el duro golpe –uno de los muchos que sufrió en el camino– vuelve a comenzar de cero, recons truyendo todo lo que ya se encontraba destruido. Cambia, deshaciendo todo lo que tanto le había costado edificar.
Esta es la historia de mi padre.

Cuando las montañas lloran
Roxxana Marquez Acosta

El 15 de diciembre de 1.999 ocurrió una tragedia en el estado de Vargas, Venezuela, lugar en donde vivían mis abuelos y mis dos tíos. Según cuentan en mi familia habían pasado tres días de lluvias continuas aunque moderadas. Al poco tiempo la situación comenzó a tornarse preocupante ya que un hecho de esta naturaleza no había ocurrido al menos en los últimos 30 años en los cuales mis familiares vivían allí. Todo parecía una pesadilla. Se vieron obligados a abandonar sus hogares, en medio de la oscuridad, auxiliados por las luces de algunas linternas. Transcurridos varios minutos lograron llegar a una escuela en lo alto del barrio. Allí se refugiaban varias
familias. El ruido del agua, la altura y magnitud de las piedras que descendían de la montaña era impresionante. Arrasaban con todo a su paso. Luego de dos días cayeron en la cuenta que iba a resultar muy difícil que los cuerpos de búsqueda y rescate llegaran a esa ubicación, así que tomaron la decisión de abandonar el refugio y bajar la montaña. Prefirieron arriesgar sus vidas intentándolo antes que darse por vencidos. Y felizmente lo lograron.

La lista negra
Silvia Estrada

Todo comenzó en la época de Fernando Romeo Lucas García, un mal presidente de Guatemala. La violencia era la principal característica de un gobierno de dictadura, de guerrillas y muchos secuestros. En ese sitio y bajo esas circunstancias vivía una familia honrada y trabajadora. Pensaban que nunca nada ni nadie los separaría. El tiempo pasó. Jacinto, la cabeza de esa familia comenzó a tener problemas con las autoridades locales ya que era partidario de la oposición y es por esa razón que se vio obligado a abandonar su país de urgencia, para que
nada malo le ocurriera y así poder sobrevivir. El proceso fue largo y doloroso para toda su familia.
De todas maneras, Jacinto sale victorioso de esta situación y regresa a su hogar sano y salvo una vez que el gobierno militar cae. Y es así como se reestablece su tranquilidad por el resto de sus días.

Un ángel con mucha historia
Ignacio Millares

Un ángel con mucha historia es el relato de la vida de mi abuelo nacido en el año 1920 en Sesto Reghena al noreste de Italia.
Con tan solo cuatro años vivió una experiencia muy fuerte: estuvo hechizado por varios meses y su madre acudió al párroco del pueblo para resolver la situación. Años después incendiaron su casa y tuvieron que mudarse.
En su adolescencia, ya en el ejército, el regimiento de Ingenieros de Trieste lo trasladó al sector de comunicaciones de radio. Al cabo de dos años regresó a su casa y se casó con mi abuela. Juntos comenzaron un nuevo proyecto de vida en común.
En 1949 se embarcó hacia la Argentina con un contrato como carpintero en Jeppener. Allí aprendió el idioma y conoció mucha gente. Al tiempo se dirigió a Buenos Aires, consiguió un trabajo, tuvo dos hijos que estudiaron, trabajaron y formaron sus propias familias.
Actualmente, todos los domingos se reúnen alrededor del infaltable asado y los juegos de cartas.
Mi abuelo sigue viviendo cada momento y cada experiencia con la misma intensidad de antaño. Genera proyectos que mantienen sus ganas de vivir.

El cambio de culturas
Manuel Martinez Torres

En 1891 nació Maren en Gloustruk, Dinamarca. En su niñez tomó la comunión y posteriormente en su adolescencia finaliza sus estudios.
En 1912 decide emigrar y llega al puerto de Buenos Aires donde la esperan miembros de la colectividad danesa. Se afincó durante cinco años en la zona de Tandil hasta que al arribar al país uno de sus hermanos se traslada a Lumb. Allí se desempeña como maestra de la comunidad danesa. Años más tarde conoce a Teodoro, con quien se casó y formó una familia. Juntos emprenden la actividad de cultivar el suelo.
Tras mucho esfuerzo logran revertir su precaria situación económica y nacen sus dos hijas.
Su hermana Janne se radica en Buenos Aires y al poco tiempo decide volver a Dinamarca. Teodoro y Maren compraron una chacra que es el sitio en donde vivieron el resto de sus vidas.

Destierro
Sebastián Vivarés

Este relato se basa en la historia de mi bisabuela que tuvo que abandonar su tierra natal y trasladarse a un sitio desconocido sin nada en su poder y sin nada que perder.
María llegó a la Argentina en la Segunda Guerra Mundial, sin trabajo, sola y sin conocer a nadie. Sabía que volver a comenzar de cero le costaría muchísimo trabajo pero con esfuerzo logró constituir una nueva vida lejos de los peligros de su Italia natal. Al tiempo conoció a un hombre llamado Conrado con el que formó una familia. Trabajó y vivió hasta los 109 años. Al final de su vida quedó en evidencia que había logrado el objetivo de llevar una vida tranquila pese a todos los sinsabores por los que había transitado.
Hoy en día se la recuerda como una mujer con mucha fuerza y dueña de una historia que merece ser narrada. Una mujer que llegó sin nada y se fue con todo.

Vida sobre riel
Bruno Botallo

Este relato se basa en la vida de mi bisabuelo, Luis Eleuterio Carmona. Describiré y explicaré aspectos y facilidades que le otorgaba su trabajo como empleado en el Ferrocarril. Primero, un breve repaso por lo que fue su vida, quienes fueron sus padres y el entorno socio-político en el que se desarrolló su crianza. Luego, su vida como trabajador del ferrocarril. Su ascenso, los diferentes cargos que obtuvo en su carrera. En qué consistían y los beneficios que se le otorgaron. Por último me detengo en su vida después de jubilarse y realizo una breve conclusión sobre los descubrimientos que me otorgó la narración de la historia de mi familia.

María, una luchadora
Dolores Buccafusca

María nació en la ciudad de Necochea y es hija de Juana y Alberto, una pareja que se separó cuando ella apenas era una niña. Vivió parte de su niñez en un pueblo de las afueras de Buenos Aires junto a su madre, sus hermanos y su nuevo esposo, Miguel. Llevaba una vida muy difícil y carenciada. Una mañana lluviosa recibieron una terrible noticia: Santiago, el mayor de sus hermanastros había fallecido en un accidente automovilístico. Este acontecimiento provocó un gran golpe en la vida de María. Le costó mucho superarlo. Desde aquel día su vida cambió radicalmente. Su tía Graciela tomó la decisión de llevársela a vivir a su casa luego de un intento de
suicidio. Con una nueva vida armada, María pudo formar una familia y comenzar de nuevo, pero lo peor aún no había sucedido.
Una enfermedad terminal convertiría el resto de su vida en una continua pesadilla. Debido a los tratamientos a los que fue sometida ya no pudo sostenerse en pie. Actualmente su situación es muy delicada y vive en un estado tan triste y doloroso para ella y su familia que lo único que pide es dejar de sufrir y poder irse en paz.


Docente: Rony Keselman fue publicado de la página 29 a página33 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº62

ver detalle e índice del libro