1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII >
  4. Pensando el Diseño. Construcciones para la propuesta de un objeto materializable

Pensando el Diseño. Construcciones para la propuesta de un objeto materializable

Aryan, Eugenia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ISSN: 1668-1673

XVII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2009.

Año X, Vol. 12, Agosto 2009, Buenos Aires, Argentina. | 203 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La experiencia obtenida a lo largo de mi carrera profesional en el campo del diseño de indumentaria me ha conducido a estudiar y entender la implicancia y el rol de los materiales involucrados en el proceso creativo. Asimismo, dicha experiencia me hizo y sigue haciendo pensar sobre las consecuencias negativas que puede ocasionar tanto el desconocimiento sobre los materiales como una actitud de indiferencia.

Alejándome de los tradicionales abordajes “formafunción”, “estética-utilidad” o “técnica-creatividad” al estudio del diseño, me propongo en esta instancia –sin desatender los planteos acostumbrados– centrar el foco de análisis en la sustancia misma, en su materialidad constitutiva: la materia, y profundizar sobre el rol que ésta cumple en el desarrollo de un proyecto de diseño objetual. El enfoque propuesto abre el juego desde otro lugar, propone nuevos interrogantes y plantea un nuevo paradigma.

Una vez entendida la materia desde sus fundamentos, podremos adentrarnos en el objeto a partir de la sensorialidad del intérprete y luego así estaremos en condiciones de vislumbrar sus posibilidades técnicas, ergonómicas, formales, funcionales y prestacionales. Más aún, la materia determina y facilita las posibilidades de innovación, durabilidad, calidad e incluso el lenguaje del propio producto como objeto simbólico y semiótico. Dicho esto, pueden construirse nuevas propuestas proyectuales aplicables a los diversos campos de diseño objetual desde un enfoque sensorial del sujeto que parte de la materia como factor disparador. 

Proponer una nueva metodología de diseño abordando el enfoque desde la materia tiene que ver con la configuración de la identidad del objeto y su idiosincrasia, con su identidad forjada en tanto este objeto es devenido en forma, una vez percibida la materia. 

¿Cuáles son los valores que pueden atribuírsele a un objeto en tanto concebido desde la materia? ¿Cómo se diferencia de aquel que primero se concibe como forma? Su imagen resultante, ¿difiere en algún sentido? Son muchos los interrogantes que surgen una vez planteado el análisis pero ciertamente creo que un objeto ideado a partir de la materia constitutiva y considerando sus prestaciones difiere de forma rotunda de aquél surgido teniendo en cuenta sólo sus características estético-formales. 

Una de las formas de acercamiento a la Teoría del Diseño, es recorrer los distintos caminos de abordaje que han podido registrarse a lo largo de la historia y eventualmente, identificarse con alguna corriente en particular. Otra forma se relaciona con el planteo de un concepto un poco más amplio que no nos acerca tanto a una teoría definida; esta posición se inscribe en un horizonte que piensa al diseño como un concepto abierto en constante devenir. Lamentablemente –o afortunadamente talvez– en primera instancia y frente a tantas definiciones que corrientemente encontramos, vemos que no hay consenso en cuanto a dicha definición. En este sentido, puede parecer un panorama poco alentador: el carácter indefinido de Diseño y la ausencia de una teoría concreta, descripta y convenida, capaz de traducir nuestra tarea en algo más sencillo o bien, fácilmente asequible. Sin embargo, creo que es importante rescatar el sentido de búsqueda, de pregunta. 

Este enfoque de búsqueda y al mismo tiempo de cierta crítica a posturas deterministas tiene que ver con la dificultad para hallar definiciones que nos alejen de la imprecisión; pero a la vez considero que es el principio para dar con algún tipo de certidumbre que apacigüe la angustia. El Diseño es a veces una idea, un plan o un proyecto para la solución de un problema determinado. Entonces, ¿habrá que proponer elementos para “diseñar una definición” de Diseño? ¿Tendremos que contribuir al diseño de una teoría, o este panorama, en principio desolador, se transforma en “magia seductora” que le otorga vida y razón de ser a la disciplina y una característica intrínseca que promueve la reflexión? 

Nos preguntamos: ¿Qué es el Diseño? Preguntarse “qué es” implica que el Diseño es algo. ¿Tiene un ser el Diseño?, ¿Es algo definitivo? El Diseño no es algo porque está siendo permanentemente otra cosa. Es decir, entonces, tenemos tantas definiciones o propuestas sobre qué es el Diseño como sujetos hay, porque el Diseño –y ésta sí podría ser acaso una definición interesante– se caracteriza, antes que por responder, por preguntar y la respuesta a la pregunta no debe ser una definición, no puede ser una definición. En general, uno no debe dar definiciones por respuestas, porque cuando está dando una definición por respuesta está dando una cosificación y no una respuesta. Una respuesta debe abrir el horizonte del pensamiento y no cerrarlo. Una definición generalmente lo cierra. Heidegger califica la respuesta como una res-puesta, como una cosa puesta. Esto es una respuesta, una respuesta es traer la cosa al mundo de la problematicidad. No es cosificarla en una definición, es ante todo aceptar que una respuesta implica que la cosa, la res, la traemos al mundo de lo problemático y nos preguntamos sobre ella. Esta respuesta es ya de diseño. Entonces, “¿qué es el Diseño?” es una pregunta de diseño. 

“Definido” el Diseño de esta manera, se invita a la reflexión con un final abierto en forma perpetua. Como diseñadores, debemos cuestionarnos, interrogarnos y replantearnos constantemente para contribuir a partir del propio andar, en favor de un otro. Debemos proponer alternativas en lugar de imponer preceptos y talvez, sea éste uno de nuestros primarios propósitos.

Vocabulario relacionado al artículo:

diseño . experiencia . material .

Pensando el Diseño. Construcciones para la propuesta de un objeto materializable fue publicado de la página 14 a página15 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ver detalle e índice del libro