1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII >
  4. Diseño, moda y joyería: mecanismos de seducción. El valor de la creatividad

Diseño, moda y joyería: mecanismos de seducción. El valor de la creatividad

Cavalieri, Juliana [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ISSN: 1668-1673

XVII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2009.

Año X, Vol. 12, Agosto 2009, Buenos Aires, Argentina. | 203 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Los movimientos del diseño 

El diseño esta marcando en el mundo una nueva tendencia, y el rumbo de cada uno de nosotros. Estamos inmersos en una transformación de la cual somos partícipes, protagonistas, inconscientes del rol que cumplimos en la misma. Tenemos que ser firmes en respetar nuestro estilo, valores e ideales porque sino nos dejaríamos llevar por el gran mercado global que no nos da descanso y distrae nuestra atención. 

Toda evolución se inicia con desorden, crisis, falta de un claro camino y ausencia de respuestas inmediatas. Paciencia. Nosotros, artífices y parte del diseño latinoamericano estamos transitando un camino desconocido, repleto de entropía donde solo subsisten los más flexibles y ágiles para aceptar la apabullante velocidad de los cambios que el planeta pide, cambia, renueva y requiere. Redes, códigos, ética, trabajo en equipo y sinergia. Acuerdos institucionales e individuales que construyen sólidas y duraderas relaciones. 

Así llegamos a un punto fundamental: la creatividad en nuestro rol de diseñadores. El diseño reafirmó su espacio en la búsqueda de lo exclusivo, de lo diferenciado para responder a las nuevas exigencias de un consumidor que quiere ser único a través de sus hábitos de consumo. ¿Como acompañar tanto liderazgo? ¿Como sorprender a un cliente tan nutrido con tanta información? 

Ante tanto por hacer, desafíos por enfrentar, inquietudes en nuestro saber debemos admitir que hacer todo solos, es imposible. Es preciso trabajar en equipo y conocer claramente cual es el camino a seguir. Los grandes emprendedores nos revelan: hay que tener metas claras, cuantificables, alcanzables y superables. Y sin equipo, no podemos ir muy lejos. 

Hay que volver a entender lo que inquieta al consumidor, cuales son sus aspiraciones, deseos y expectativas. Quienes conocen del tema afirman que la gran respuesta se encuentra en el camino de volver hacia las relaciones interpersonales haciendo que cada una de las personas que reciben nuestros productos o servicios se sientan únicos, los más importante, y que somos capaces de comprender e ir un paso delante de lo que su mente es capaz de imaginar; avanzar y retroceder. Estar atento a los detalles y a las señales del comportamiento individual y grupal de cada sociedad. No es una tarea fácil, pero actualmente no existe espacio para la improvisación ni para la ausencia de la excelencia en todos los ámbitos.

Moda y joyería 

Veamos que significa la joyería en la moda ¿Mero adorno o complemento? 

Y que difícil es hablar de moda sin decir joyas. Es inconcebible apreciar una joya sin detener la mirada hacia la indumentaria que es su gran cómplice y compañía de camino. Imposible separar el diseño de esta fusión inseparable. La nueva joyería esta cada vez más osada y avanza su lugar de predominancia a través de la seducción y belleza única de cada uno de nosotros. Es la joya indumentaria. Vestidos, zapatos, carteras de alto lujo. Alhajas que acompañan el movimiento del cuerpo y de la mirada. Joyas dinámicas e inteligentes que se adaptan al hombre cambiante. La versatilidad y la multiplicidad de uso también se evidencian en las piezas contemporá- neas. Aliados al lujo de las pasarelas de las premiaciones internacionales, piedras preciosas, metales nobles, géneros especiales, piezas únicas, son verdaderas obras de arte. 

Las joyas se han convertido en una pieza concepto donde a partir de un tema e investigación, los diseñadores desarrollan formas, imágenes, objetos abstractos dejando la mente libre en el proceso de creación. Joyas que trasmiten emoción y deseo. El cliente quiere y pide más. Poder, caricias a su piel, sinónimo de exclusividad, delirio y emoción; mutación, flexibilidad y adaptabilidad. La innovación y el diseño han ocupado el lugar clave de un gran transformador de ideas. Podemos reconocer la importancia del concepto que debe apoyarse en el material constituyendo así una unidad. El material debería relacionarse con el concepto de la joya que se convierte así en una expresión de la individualidad. Entonces cada joya cuenta una historia, despierta emoción, conduce a sueños y marca momentos de la moda. El consumidor se deja seducir por lo que siente, por lo único que lo distingue, más que por los materiales utilizados. Las piezas que lideran el mercado son aquellas que seducen al consumidor. 

El lujo es el gran protagonista del momento. La joyería salió de los lugares que tradicionalmente ocupaba como adorno transformándose en objeto de deseo invadiendo el cuerpo y la vida cotidiana del consumidor. Las joyas transmiten la identidad de su dueño. 

La alta joyería ya rompió la barrera de lo tradicional y esta siendo cada vez más atrevida y moderna. La marca ha sido y será una poderosa herramienta siendo el activo más poderoso de los diseñadores, ya sea por su nombre personal o por las iniciales que lo caracterizan. 

Formas y diseños sin limitaciones. El límite lo da la creatividad. 

Dentro de las colecciones, cada diseñador siempre tiene su pieza preferida. Aunque a veces la pieza más importante es aquella que se posiciona en la mente y en el corazón del cliente: sin lugar a dudas nadie puede borrar de su recuerdo a esta única joya, así como nadie puede olvidar una prenda especial. El consumidor ya percibe y valora lo que es un producto diferenciado y con eso el mercado evoluciona cada vez más hacia un altísimo nivel de exigencia. 

Los caminos a seguir 

Un factor para tener en cuenta: el diseñador debe controlar su ego y trabajar con un espíritu crítico y objetivo ya que la subjetividad puede ser una condición adversa como así también una ventaja en el campo de la competencia. 

Notamos que las empresas cada vez más destinan inversiones en departamentos de creación para el desarrollo de productos innovadores. Se requiere que se atienda a los deseos personales de cada consumidor. Productos únicos, personalizados y algo muy importante: firmados. 

La atención esta focalizada en el diseño ecológico, responsable y ético que cuida al planeta y no lo abandona. Materiales reciclados también nos acompañan dejando su huella en el mundo de la moda. Ya hemos maltratado mucho a nuestro planeta. Ahora nos queda por recuperar y cuidar lo que tenemos. 

El diseñador acompañará la tendencia dejando su huella delineando su vida y su ambiente. Colecciones con arquitectura, personalidades e instancias. Así se construye la historia. Marcando y construyendo instantes especiales apoyados en la emoción y en el gran impacto visual. 

La joyería en la moda continuará siendo un eterno símbolo de poder y distinción para cada cultura. Quienes se dejan atrapar por su atractivo universal encuentran una manera de expresar sentimientos y emociones y porque no, de poder y logros. 

Como profesionales del diseño nos queda la responsabilidad de transmitir a los futuros colegas no solo un mundo competitivo pero a la vez ético para trascender en el tiempo. Equipo, creatividad, flexibilidad, adaptación e innovación constante. Es un largo camino, pero sin lugar a dudas un camino de aprendizaje.

Vocabulario relacionado al artículo:

creatividad . evolución . joyería . moda .

Diseño, moda y joyería: mecanismos de seducción. El valor de la creatividad fue publicado de la página 26 a página27 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ver detalle e índice del libro