Catálogo Digital de Publicaciones DC
  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº74 >
  4. Análisis del discurso político de Reagan

Análisis del discurso político de Reagan

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº74

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº74 [ISSN: 1668-5229]

Ensayos sobre la Imagen. Edición XVIII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2015 Ensayos Contemporáneos. Edición XVI Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2015

Año XII, Vol. 74, Julio 2016, Buenos Aires, Argentina | 100 páginas

[descargar en PDF ]

[ver índice ]

[Ver todos los libros de la publicación]

[+] compartir


Espinoza Andrade, José Salomón

Introducción 

Este ensayo aborda la construcción de la imagen de Ronald Reagan, uno de los presidentes norteamericanos más reconocidos por su intensa campaña política en el exterior. Todos sus esfuerzos estuvieron cuidadosamente planificados, desde sus actos como gobernador hasta terminar su segundo periodo en la presidencia. 
Los análisis de contenidos y de efectos serán la base para toda una puesta en escena a cargo de Ronald Reagan. Su habilidad con las palabras fue de gran ayuda en el momento de su primera campaña; toda la selección de los mensajes de sus discursos le permitieron derrotar a su contrincante Jimmy Carter. En su primer periodo logró cumplir todas sus propuestas y más. Para la segunda campaña el terreno ya estaba preparado, los ciudadanos iban a reconocer a Reagan como su único líder, con fuerza y poder, algo que Estados Unidos había perdido. Finalmente, llegando a la ultima instancia de su carrera política, el discurso que cambiaría todo: “Tear down this Wall”. 
Este ensayo resulta útil para reconocer la importancia de una preparación previa a cada comunicación que se desea emitir, el complejo proceso de identificar símbolos y de saberlos usar para que no se produzca el efecto boomerang. Los estudios generados durante el auge de la escuela de Chicago brindaron las herramientas necesarias para que las siguientes generaciones pudiesen describir desde un punto objetivo, sistemático y cuantitativo el contenido de la comunicación. Tanto Reagan como su jefe de campaña aplicaron todo lo que se había estudiado desde los años 1910 por los empiristas. Debe recordarse en esta instancia el entorno político de los años 1947 y 1989, cuando el mundo estaba sumido en la Guerra Fría. Las dos potencias de ese momento, Estados Unidos y la Unión Soviética, competían para demostrar cuál de los dos modelos económico-políticos funcionaban mejor, si el capitalista o el comunista. Para la fecha en que el muro fue levantado, la Unión Soviética estaba ya debilitada. Sus ciudadanos deseaban estar en el occidente, que era libre en varios aspectos, desde el económico hasta el ideológico. El capitalismo les ofrecía la libertad a la propiedad privada y la oportunidad de cumplir el sueño americano. 
En 1961 el muro es levantado para dividir a Berlín en: Occidental, protegido por los países: Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos (República Federal de Alemania, RFA); y Oriental, tomado por la Unión Soviética, instaurando la Repú- blica Democrática de Alemania (RDA). El muro tenía como fin controlar la huida de los civiles que vivían en el lado oriental (comunista) hacia el lado occidental (capitalista). 
En 1987 el presidente Ronald Regan, reelecto del partido republicano de los Estados Unidos, visitó Berlín y pidió al líder soviético, Gorbachov, que derribase el muro. Finalmente en 1989, después de que el gobierno de la RDA renunciara y miles de manifestantes se hicieran escuchar, el muro cae el 9 de noviembre. Hasta ahora el Muro de Berlín es el símbolo más reconocido de las injusticias sobre los derechos humanos por parte la de Unión Soviética. El muro estuvo de pie por 28 años, tiempo durante el cual todo el mundo pareció estar dividido. 
El discurso de Ronald Reagan, conocido como el Gran Orador, dirigido al presidente de la URSS, Mikhail Gorbachov, tuvo un gran impacto en el desenlace respecto a la Guerra Fría ¿Cuáles fueron sus posturas y promesas en las campañas de 1980 y 1984 que lo llevaron a este punto crucial en la historia de la humanidad?

Desarrollo 
Lo que respecta a su campaña política de 1980, Ronald Reagan, junto a George Bush (padre) formaron la dupla presidencial por el partido republicano. El slogan de su campaña era “Let’s Make America Great Again” (hagamos que América sea grandiosa de nuevo). Los dos ejes más importantes de su campaña fueron la paz y mejora de la seguridad nacional. Sobre su propuesta, al recibir un país inmerso en el miedo que causaba la Guerra Fría y el hecho de que la embajada estadounidense en Teherán había sido atacada por un grupo de estudiantes que apoyaba la revolución iraní, Reagan prometió que incrementaría la fuerza del ejercito estadounidense. A la par, aseguró que en tres años la economía iba a recuperarse. Propuso un plan donde la producción interna iba a ser apoyada, bajando los impuestos y las regulaciones del estado para que exista una producción más libre y se creen nuevas plazas de trabajo. 
Ronald Reagan se enfrentaba a varios problemas mundiales y los ciudadanos estadounidenses se preguntaban si podría retornarse a los años de gloria. Es por esto que Reagan optó por una campaña optimista y gracias a su carisma, logró contagiar de este sentimiento a toda la nación. Totalmente opuesto a él, su contrincante demócrata, Carter, escogió un discurso donde atacaba a Reagan, sin dar sus propias ideas, y más importante que eso, usando el miedo, que fue en gran parte lo que hizo que perdiera. El 28 de Octubre de 1980 ambos candidatos participaron de un debate, que Reagan finalizó con las siguientes palabras:

¿Están mejor ahora que hace cuatro años? ¿Es más fácil para ustedes ir de compras ahora que hace cuatro años? ¿Hay más o menos desempleo que hace cuatro años? ¿Norte América sigue siendo respetada por la comunidad global como lo era antes? ¿Sienten que nuestra seguridad está a salvo y es fuerte como hace cuatro años? Si la respuesta a todas esas preguntas es sí, en ese caso, creo que es muy claro por quien votaran. Pero si están en desacuerdo y piensan que el curso de las cosas que han sucedido en estos cuatros años, no es el que desean para los cuatro siguientes años, pues yo puedo sugerirles otra opción. (Reagan Foundation, 1980)

A partir del año 1983, comienza su nueva campaña política. Todas las promesas de Reagan se habían cumplido: se redujo la inflación, hubo menos desempleo, un robusto crecimiento nacional y toda la imagen de Estados Unidos estaba en alto, y los ciudadanos lo notaban. Era el momento de seguir por la misma línea de trabajo. Varias propagandas de Reagan para ese año reforzaban el hecho del gran liderazgo que se había tenido y de cómo Estados Unidos estaba teniendo un amanecer como nación. Su slogan era “America is back” (Norte América está de regreso). 
Ronald Reagan prosiguió con su plan de Reagonomics (Reaganomía), que impulsaba el crecimiento de la economía; el incremento del presupuesto al ejército y el no aumento de los impuestos fue algo que definió el voto de varios ciudadanos. Ellos confiaban en todo lo que había hecho Reagan hasta entonces. 
Al haber arreglado varios problemas que tuvo el país antes de su presidencia, Reagan decidió llevar su campaña por el lado emocional, mostrando varias imágenes donde se veía una nación estable y donde cualquiera podía llegar a cumplir sus metas y sueños, tenían el respaldo del gobierno que los cuidaba. Su contrincante Mondale, vicepresidente durante la presidencia Carter, tenia una serie de propagandas donde mostraba el lado oculto de lo que hacia Reagan, como el exceso de recursos destinados a la guerra, la división entre clases sociales y el maquillaje que se aplicó a la economía. Ninguno de estos mensajes afectó a Reagan o su campaña. Hubo solo un momento, en el primer debate que tuvieron el 7 de Octubre de 1984, que Reagan flaqueó. Los síntomas de su avanzada edad se hicieron presentes y causaron que se perdiera un par de veces durante la discusión pero en el segundo debate, que tuvo lugar el 21 de ese mismo mes, Reagan supo reposicionarse: “No voy a usar la edad como tema en esta campaña. No pienso aventajarme, por razones políticas, de la juventud e inexperiencia de mi oponente”. Para finalizar el debate, sostuvo que:

Esta noche los norteamericanos tienen mucho porque estar agradecidos: una recuperación en la economía que resultó una expansión, libertad y sobre todo que estamos en paz. Quiero recordarles mi compromiso respecto al desarme nuclear, que nos lleve a tener menos armas destructivas hasta que ya no haya ninguna de ellas. Ahora, una única pregunta para ustedes: ¿Quieren regresar a las débiles políticas internas llevadas a cabo hace hasta hace cuatro años? ¿O prefieren seguir avanzando, marchando juntos como una nación fuerte? No deberíamos regresar a ese pasado. (Reagan Foundation, 1980)

Analizando la primera de sus campañas, Reagan tuvo que hacer un gran trabajo respecto a su imagen y todas las propuestas que iban a hacer que el país cambiase. Es muy notable en su discurso la fluidez y sagacidad con las ideas y respuestas que exponía. Es también reconocible el hecho de que en sus discursos usaba mucho la palabra libertad. Para la segunda campaña Reagan tuvo casi todo bajo control, sus planes habían funcionado a la perfección y por ellos los ciudadanos creían en él, sobre todo como un líder que los había llevado de nuevo a la cima del mundo. En sus discursos se hacía notar mucho el modelo económico y el hecho de que había un mal afuera y sea cual fuese, estaban preparados. 
Por consiguiente, el uso de metáforas y símbolos se hizo presente en cada una de las líneas que los ciudadanos estadounidenses oían. Era claro que el mal que acechaba desde afuera era la Unión Soviética, y se los posicionaba como animales (La propaganda del oso) evidenciándolos como primitivos e irracionales. Este es uno de los ejemplos donde la campaña política de Reagan hizo hincapié. De una u otra forma debían asegurar a la nación que estaban siendo protegidos pero que al mismo tiempo buscaban la paz; es por esto la reiteración sobre la palabra libertad. Definitivamente, en la segunda reelección que tuvo Ronald Reagan, todos estos elementos lo condujeron a dar el discurso en el Muro de Berlín. 
El gobierno de Estados Unidos fue muy inteligente al tener los medios de comunicación a su favor. De una u otra forma la Unión Soviética se había aislado, de este modelo económico solo se sabía lo que los países capitalistas comunicaban. Las breves y evasivas respuestas de la URSS daban la idea de que no estaba dispuesta a llegar a un acuerdo. Para Estados Unidos y para todo el mundo era necesario hacer frente a ésta nación que iba en contra de todo lo que se suponía bueno en esa época. 
La visita del presidente de Estados Unidos al Muro de Berlín no se hizo esperar. El presidente Ronald Reagan lo visitó una primera vez en 1982 y siendo su segunda, y decisiva visita, en el año 1987. Su discurso, brindado en la puerta de Brandemburgo, tuvo un gran impacto en lo que sucedería en los dos siguientes años, de aquí la gran cita “Tear down this wall” (Derribe este muro), frase dirigida al presidente de la URSS Mikhail Gorbachov. 
El discurso comenzó entre aplausos y personas flameando las banderas: alemana y estadounidense. El presidente Reagan aclaró que ese evento estaba siendo transmitido en toda Europa Occidental y Estados Unidos pero también al lado Oriente. Comenzó hablando del muro como un instrumento usado para imponer a hombres y mujeres libres un gobierno totalitario. Remarcó el resurgimiento de Japón como un gigante dentro de la economía; Italia, Francia, Bélgica y casi el resto de naciones en el Occidente de Europa también crecieron a la par, tanto económica como políticamente. Mencionó a varios líderes, como los de los países nombrados, que habían entendido la importancia práctica de la libertad. Hizo hincapié en que solo cuando los granjeros y los hombres dueños de negocios dispongan, tanto uno como otro, de libertad económica, la prosperidad de un país se iba a hacer presente. 
Recordó a todos los que lo escuchaban que el Occidente de Berlín, expandiéndose hacia el libre comercio y bajando los impuestos, aumento al doble los estándares de vida. Siendo todo industrializado, con grandes edificaciones, fruto de su trabajo arduo y su lucha por recuperar lo que alguna vez fue Alemania y Berlín mismo. Hizo recuerdo sobre algo que Krushchev (exdirigente de la Unión Soviética) predijo: “We will bury you” (Los vamos a enterrar), pero en el Occidente se ve un mundo libre que ha logrado prosperar a niveles sin precedencia. 
Se dirigió a la otra parte, el mundo comunista, enfatizando en las fallas, retrasos tecnológicos, bajos estándares de salud, incluso, carencia de la canasta básica alimentaria. Afirmó que tal vez ahora los soviéticos podrían, en una forma limitada, entender la importancia de la libertad. Explicó que esperan un cambio y apertura de su parte, pues creen que la libertad y la seguridad van de la mano en la meta de conseguir un mundo pacífico. 
Señaló que existe solo un gesto que lograra este cambio, un cambio hacia la libertad y la paz: “Secretario General Gorbachov, si usted busca paz, si usted busca prosperidad para la Unión Soviética y Europa Oriente, si usted busca liberalización ¡Venga a esta puerta! ¡Señor Gorbachov, abra éste muro! ¡Señor Gorbachov, derribe éste muro!” 
Durante el resto del discurso, Ronald Reagan expuso sobre el desarme nuclear y como hacía cinco años, su primera visita, los soviéticos se mostraron reacios a su propuesta pero consiguieron entablar comunicación y estaban a punto de conseguir un trato en este tema de gran importancia, tanto en armas nucleares como químicas. Fue la fuerza de voluntad del gobierno estadounidense que permitió que eso sucediera. 
Aclaró también que en varios países de Centroamérica y Sudamérica la democracia había ganado, mostrando un crecimiento económico y, que en los países industrializados, una revolución tecnológica se estaba desarrollando. Prometió el total apoyo a los jóvenes berlineses a su educación y formación, promesas que solo podía ofrecer un sistema económico libre. Finalmente sostuvo que el mundo totalitario produce retroceso porque causa tanta violencia hacia el espíritu, frustrando el impulso de crear, de disfrute y de adoración. Todas estas expresiones humanas no pueden ser reprimidas. En toda Europa este muro caerá, pues no puede retener la fe, la verdad, ni puede retener la libertad. (Reagan Foundation, 1987) 
Con respecto al análisis de los temas del discurso respecto a las campañas, pueden enumerarse los siguientes. En primer lugar, imposición de un gobierno sobre hombres y mujeres libres. Reagan, en su primera y segunda campaña repitió con firmeza el hecho de que la seguridad y bienestar de los ciudadanos estadounidenses no se vería afectada por ningún agente exterior, pudiendo ser éste un agente político y/o económico. 
Otro de los temas del discurso es el crecimiento económico y político en Occidente. A partir de la Reaganomía, el crecimiento económico se volvió un hecho, se manejaron a la perfección los cambios: baja de impuestos, baja de control por parte del estado e incentivando la producción interna. Para su segunda elección este fue un pilar que lo denominó como uno de los presidentes con mayor porcentaje de ganancia frente al candidato contrincante. Era inevitable que este tema se tocara para demostrar el liderazgo y fuerza que tenía Estados Unidos. 
Por su parte, otro de los temas era la paz y seguridad. Tanto en la primera como en la segunda campaña, Ronald Reagan apostó por un discurso de supuesta doble moral, apoyando el incremento del presupuesto para la defensa de la nación (fuerza aérea, marina y demás militares) pero abogaba por el diálogo de la paz (desarme nuclear). Su argumento era que Norte América debía ser respetada como antes, y estas armas no iban a ser usadas más que para la protección. 
Finalmente, el pedido de demolición del Muro de Berlín (símbolo de una división mundial). Tal vez este elemento puntualmente nunca estuvo dentro de la campaña de Ronald Reagan, pero es inevitable pensar que no había mejor metáfora, el derribar el muro, una barrera física que pretendía retener a personas libres de un gobierno que los privaba de todas las cosas buenas que ofrecía la vida, para hacer saber a todo el mundo que Estados Unidos no había perdido ni su poder ni su liderazgo en la comunidad global, reforzando los tres anteriores temas.

Conclusiones 
Hay varios personajes de relevancia que afirman que, en realidad, Ronald Reagan solía manejarse con un discurso ambiguo y era más bien la forma en que sus palabras estaban armadas, llenas de símbolos y metáforas, lo que influenciaba más la opinión de los que lo escuchaban. Algo que sí es un hecho es que en las campañas presidenciales de los años 1980 y 1984, Ronald Reagan creó nuevas relaciones semióticas que permitieron que en un futuro, el discurso de 1987, todos los mensajes enviados a través de símbolos fueran totalmente entendidos. Ahora hay un punto clave que definitivamente favoreció a todo el movimiento de política exterior que se manejó a partir del segundo gobierno de Reagan, los hechos que se podían ver en Estados Unidos, todo el crecimiento y mejora no podían ser negados. Estos ejemplos contribuyeron al discurso que el presidente dio en la puerta de Brandemburgo, donde no se habló de algo que nunca había sucedido, ni planes a futuro sin pies ni cabeza; se dijeron hechos acompañados de sus respectivos símbolos que, al entrelazarse, permitieron que el mensaje llegara como debía. 
La teoría empírica explica este fenómeno, partiendo de un análisis de contenido y de reacciones, concluyendo así que, haciendo un uso correcto del contenido de un mensaje dentro de una propaganda (campañas electorales), se generan las bases necesarias para que cualquier futura aparición del vocero oficial, en este caso el presidente estadounidense Ronald Reagan, tenga mayor sustento y logre su cometido.

Bibliografía 
Clarin HD. (9 de Noviembre de 2014). El Muro. En Clarin HD. Recuperado el 2 de Noviembre de 2015, de: http://hd.clarin.com/tagged/ Muro+de+Berlin/page/2 
Gloria, S. (30 de Diciembre de 2009). Muro de Berlín. Recuperado el 2 de Noviembre de 2015, de El: http://murodeberliniesvegadeltader. blogspot.com.ar 
Ivie, R. (20 de Febrero de 1983). Speaking “Common Sense” about the Soviet Threat; Reagan’s Rethorical Stance. Albuquerque, New Mexico, Estados Unidos. 
López, A. (9 de Noviembre de 2014). 25 años de la caída del Muro de Berlín. Recuperado el 2 de Noviembre de 2015 de: http:// blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/25-anos-de-la-caidadel-muro-de-berlin-infografias/ 
Reagan Foundation. (28 de Octubre de 1980). 1980 Presidential Candidate Debate: Governor Ronald Reagan and President Jimmy Carter - 10/28/80. Ohio, Cleveland, Estados Unidos. 
Reagan Foundation. (21 de Octubre de 1984). 1984 Presidential Candidate Debate: President Reagan and Walter Mondale. Kansas, Misouri, Estados Unidos. 
Reagan Foundation. (12 de Junio de 1987). “Berlin Wall” Speech - President Reagan’s Address at the Brandenburg Gate - 6/12/87. Berlín, RFA, Alemania. 
Universidad de Virginia. (s.f.). Miller Center. Recuperado el 16 de Noviembre de 2015, de Reagan campaigns and elections: http:// millercenter.org/president/biography/reagan-campaigns-and-elections 
U.S. Diplomacy Center. (s.f.). U.S. Diplomacy Center. Recuperado el 2 de Noviembre de 2015, de “Mr. Gorbachev, Tear Down This Wall” President Ronald Reagan: http://diplomacy.state.gov/berlinwall/www/ exhibitions/tear-down-this-wall.html



Enviar a un amigo la publicación

Tu nombre:    Tu e-mail:


Info de tu amigo

Apellido:    Nombre: *

E Mail: *       Sexo: * Femenino | Masculino

Comentarios:

  • Análisis del discurso político de Reagan fue publicado de la página 69 a página71 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº74
  • [ver detalle e índice del libro]

VERSITIOSDC Top 1 en Diseño | Palermo es la mejor Universidad Privada en Argentina

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones