1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº23 >
  4. Educación en sustentabilidad

Educación en sustentabilidad

Marchisio, Mariela; Buguña, Patricia; Agusto, Fabiana

Actas de Diseño Nº23

Actas de Diseño Nº23

ISSN: 1850-2032

XII Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” VIII Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño

Año XII, Vol. 23, Julio 2017, Buenos Aires, Argentina | 253 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

La educación para la sustentabilidad fue instalándose como modelo en las agendas educativas de los distintos niveles y en los cinco continentes. En muchos casos se trató de ajustes curriculares e incorporación de asignaturas específicas en los planes de estudios y en otros se avanzó sobre el debate del modelo educativo, su gestión, los modos de transmisión de los saberes, las nuevas tecnologías, el rol del educador. Una educación superior asentada sobre los principios del paradigma sustentabilista favorece tres cuestiones básicas: la actitud crítica sobre los valores del pasado y del presente, las capacidades científicas, éticas y creativas para ayudar a que el mundo sea cada día algo mejor y la prospectiva que nos orienta hacia un futuro con equidad intergeneracional y armonía con la naturaleza.

Palabras clave:

Educación - Sustentabilidad - Asignaturas - Plan de estudios - Desarrollo Sustentable.

Introducción 

La promoción del Desarrollo Sustentable implica una serie de acciones proactivas desde el sector educativo, en particular desde las Universidades, entendidas como instituciones productoras de conocimiento y generadoras de conciencia social crítica, con capacidad para influir en las orientaciones de desarrollo que cada sociedad adopta. Leff, en su libro Saber Ambiental (1998), realiza una crítica de la modernidad cuando expresa: “El proceso civilizatorio de la modernidad se ha fundado en principios de racionalidad económica e instrumental que han moldeado las diversas esferas del cuerpo social: patrones tecnológicos, las prácticas productivas, la organización burocrática y los apartados ideológicos del estado”. Esa racionalidad económica e instrumental, de la que habla Leff, se ve muy cuestionada en nuestros días porque según críticos de la envergadura de Fernández, Guimaraes, Bicciatto, quienes sostienen que los patrones económicos no pueden ser los únicos que rijan el destino de las inversiones y las intervenciones urbanas, sino que es necesario un cambio de paradigma en el cual deben considerarse equilibradamente, los factores de habitabilidad, gobernabilidad y productividad. Los programas educativos universitarios continúan en vigencia con leves modificaciones, con un sistema racional de organización programática, de celdas (cátedras, asignaturas, etc. apenas conexas entre sí). 

Los aportes de esta presentación se centran en torno de la hipótesis a partir de la cual la ambientalización de los planes de estudios de las carreras de diseño debe realizarse a partir de la incorporación transversal de estos nuevos presupuesto de época, basados en la necesidad de pensar en garantizar el desarrollo sustentable de la evolución humana. En esta perspectiva, se propuso una indagación en torno de las cuestiones conceptuales y metodológicas que influyen y condicionan el tema de la Educación en Sustentabilidad (ES). La misma se llevó a cabo a través de una investigación subsidiada por la Secretaría de Ciencia y tecnología de la Universidad Nacional de Córdoba entre los años 2008 y 2011. Se organizó en cuatro etapas con objetivos e hipótesis específicos para cada una de ellas:

1º Etapa: Consideración de los aspectos teóricos. Revisión y discusión de las nociones teóricas referidas a Educación en Sustentabilidad (ES), articulando los conceptos más significativos: Desarrollo Sustentable, Diseño y Proyecto Sustentable, etc. Incorporación a los planes de estudios de contenidos pertinentes a la temática. Mecanismos de monitoreo y seguimiento de resultados de la práctica profesional sustentable en la sociedad.

2º Etapa: Estudio de casos de universidades. En esta etapa se analizarán, evaluarán y discutirán otros ejemplos, en los que se han planificado y realizado acciones concertadas entre los diferentes actores de la comunidad universitaria, acerca de la Educación para la Sustentabilidad y su implementación en la carrera de Arquitectura, Urbanismo y Diseño.

3º Etapa: Revisión de Prácticas de Diseño Sustentable en el trabajo final de carrera de Arquitectura y Diseño Industrial (Tesis) y estudio acerca de la aplicación de prácticas de DS en el ejercicio profesional de los egresados de la FAUD - UNC.

4º Etapa: Elaboración de un Programa de ES para la FAUD - UNC.

Aspectos teórico-metodológicos 

Para poder entender el estado de avances de estos conceptos resultó necesario revisar aportes internacionales como las Cartas de Tailloires (1990), Kyoto (1993) y el Programa Copérnico (1994). En la Agenda 21 (en el cap.36) también hay indicaciones precisas para la promoción y el desarrollo de la ES en el mundo. Si bien estos documentos contienen importantes orientaciones, ninguno de ellos ofrece elementos concretos a nivel operacional para saber lo que la ES puede y debe hacer en esta cuestión, Se han revisado asimismo los avances conceptuales internacionales que ofrecen los informes de la Red Universitaria Global para la Innovación (GUNI),el estudio Delphi, SDPromo (Programa para la Promoción del Desarrollo Sustentable), específicamente el capitulo, Educación para la Sustentabilidad en Latinoamérica, y el Programa AISHE Instrumento para la auditoría de Sustentabilidad en la Educación Superior. 

Existen otras experiencias que tienen valor como modelos de gestión algunas realizadas y otras en ejecución. En el caso de Universidades Europeas, se consideran valiosos los programas coordinados por UNESCO (Cá- tedras UNESCO) y el Inventario de la Educación para el Desarrollo Sustentable elaborado como base para la Cumbre Mundial de Johannesburgo en 2002. Así como la labor que realiza la Asociación Europea de Universidades (EUA), que trabaja desde 1994 en la integración del Desarrollo Sustentable en las Universidades en el marco del Programa COPERNICUS. Cabe recordar que tras la firma del contrato de Amsterdam (1996), el Consejo de Ministros de Educación de la Unión Europea declara al Desarrollo Sustentable como una exigencia para los establecimientos de educación y capacitación de la UE, enfoque también asumido por la Conferencia Europea de Rectores Universitarios (CRE) desde el año 1994. En particular, se evaluaron los programas y actuaciones que realiza el CITIES (Centro Interdisciplinario de Tecnología, Innovación y Educación para la Sustentabilidad) como núcleo de una experiencia de incorporación activa del DS en el ámbito de la Universidad Politécnica de Cataluña. En el contexto latinoamericano, se tuvo en cuenta la realización de la Conferencia Internacional de Monterrey, México, en Junio de 2004, sobre el tema: Gestión Ambiental para Universidades Sustentables (Environmental Management for Sustainable Universities-EMSU). Previo a esta Conferencia Internacional, y sobre la misma temática, se realizó la Pre-conferencia: Latin American Online Toolkit, en la misma Universidad. En el caso de las Universidades Argentinas, se consideró la Red Ariusa, creada en la Universidad Nacional del Nordeste en el 2010, de la que participa la UNC, la Red Universitaria de Intercambio y Cooperación para el Desarrollo Sustentable, de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, que actúa como punto focal de la Red de Formación Ambiental para América Latina y el Caribe del Programa PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente). El Programa PNUMA alienta la creación de Maestrías y cursos de Formación de Postgrado en América Latina. En tal sentido ha venido realizando en forma continua jornadas para impulsar la formación ambiental en las universidades de la Región. Los resultados de estas iniciativas ponen de manifiesto acuerdos básicos frente a los desafíos de alta prioridad que el desarrollo humano y social implica para la Educación Superior, particularmente dentro de cada región. Estos desafíos principales, incluyen la reducción de la pobreza, el desarrollo sustentable, la inclusión del pensamiento crítico y los valores éticos en el proceso de globalización, la mejora de la gobernabilidad y la democracia participativa. No obstante, habría mayores desacuerdos en las medidas más apropiadas para confrontar estos desafíos. La mayoría de las propuestas analizadas indicaron que es necesario más diálogo con el resto de la sociedad a los fines de caracterizar qué tipo de universidad requiere. Se detecta que, en general, los avances se han producido a nivel instrumental, sin mayores avances que a nivel conceptual lo que implica una mayor tarea de profundización en acciones de investigación entre universidades. En este momento las universidades del mundo están trabajando en la aplicación efectiva de la ES, fijando criterios generales y metas, así como sistematizando instrumentos de auditoria internas y externas. Se detectó que, en general, fueron las acciones de gobierno central (desde los rectorados) las que atravesaron todas las disciplinas de las que no se excluyen las carreras de diseño que han adoptado. 

Nos interesó además indagar el nivel de pertinencia que tiene la ES a nivel de ejercicio profesional así como el tipo de inclusión de estos conceptos en las prácticas emergentes de la disciplina. En este sentido se resolvió investigar la implicancia de estos temas en las convocatorias a concursos de diseño. El objetivo fue detectar el grado de compromiso hacia la sustentabilidad en estas convocatorias, en tanto ejercicios de diseño, verificando a la vez que se entiende por diseño sustentable en las diferentes convocatorias. Metodológicamente se optó por evaluar casos de los diez últimos años aplicando los indicadores Holcim en razón de ser estos una herramienta idónea para conceptualizar e implementar un proceso de Construcción Sustentable.

Se verificó que: 

•La demanda de Diseño Sustentable aparece como requerimiento en las bases de manera creciente. 

•Los concursos de Diseño Industrial avanzan sobre cuestiones innovativas, Primer Indicador Holcim, Salto Quántico e innovación. 

•Las respuestas arquitectónicas aún se centran en aspectos físico-tecnológico, por sobre los aspectos éticos-sociales. 

•Las convocatorias tienen mayor difusión y gran cantidad de postulantes. 

•Numerosas convocatorias van dirigidas a estudiantes y profesionales.

Prácticas de educación en sustentabilidad 

El reconocimiento de las condiciones actuales y potenciales de ES en las disciplinas de la Arquitectura el Urbanismo y el Diseño puede comprenderse a partir de responder a las siguientes preguntas:

1. ¿Cuáles son los principales desafíos identificados como prioridades que el desarrollo humano y social implica para la educación superior? 

2. ¿Qué están haciendo las unidades académicas para el Desarrollo Sustentable? 

3. ¿Han implementado políticas que propicien la ES? - ¿Cómo?

En general, los expertos consultados, afirman que sus instituciones están tomando los siguientes pasos hacia la EDS: 

Inclusión de contenidos curriculares específicos en el nivel de estudiantes universitarios. Investigación en algunos tópicos específicos (agua, energía, planificación urbana, residuos). Incorporación a nivel institucional de políticas de administración ambiental. Incorporación de debates académicos sobre los tópicos específicos. Generación de programas ofrecidos para posgrados. Trabajo en redes con las instituciones y pares a nivel internacional. Se detectó que las actividades que se llevan a cabo en las instituciones abocadas a la enseñanza del diseño, en orden de frecuencia son: 

Cursos electivos. Asignaturas del plan de estudios. Asignaturas transversales a varias carreras con mirada Interdisciplinaria. Cursos integradores. Y en mucho menor medida, la generación de programas completos de Desarrollo Sustentable (que incluyen docencia, investigación, extensión y gestión). 

Se coincide en la necesidad de implementar políticas de EDS en las universidades. No obstante hay mayores desacuerdos sobre las medidas más apropiadas para confrontar los desafíos. La mayoría de las propuestas indicaron que es necesario más diálogo con el resto de la sociedad en orden de averiguar que clase de universidad ésta desea. Tres medidas fueron mencionadas por el 70% de los expertos consultados: 

Incluir los aspectos ambientales, económicos y sociales de sustentabilidad en el plan de estudios de todos los estudiantes, en la investigación y en la actividad institucional de las universidades, lo cual conlleva a una reforma de planes de estudios. Mejorar la formación de docentes, en contenidos y en pedagogía, referidos a sustentabilidad. Incrementar los fondos públicos para la educación superior. 

Las siguientes son algunas barreras identificadas en el desarrollo de programas ES en Latinoamérica: 

Escasez de recursos y fondos para la movilidad académica y nuevos proyectos. Las actividades en ES presentan fortalezas en algunos países (México, Colombia, Brasil, Argentina) pero aisladas a nivel de trabajo en red regional, sin sinergias entre pares a nivel local. En general las instituciones muestran una muy baja capacidad para una planificación interdisciplinaria estratégica para las ES. Se han detectado dos modos operativos de gestión de los procesos de ambientalización. Por un lado están los expertos que sostienen una lógica de mimesis con el modelo racional, pertenecen especialmente a universidades españolas que entienden que el paradigma se instalará si se logra demostrar que se puede generar rentabilidad con el mismo. Por otra parte nos encontramos con un grupo de expertos que operan con la lógica del aislamiento, es el caso de muchos latinoamericanos que reincidentemente nos encontramos en los eventos científicos y nos contamos más o menos las mismas cosas. Ambas lógicas terminan resultando contraproducentes, una porque intenta acabar con un modelo sin animarse a romper con él y la otra porque no logra salir del encierro y finalmente trabaja solamente sobre las personas que ya conocen el discurso y no sobre la difusión del mismo. 

En el contexto de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Córdoba, se han verificado estas tendencias, hay una creciente preocupación por la incorporación de estos contenidos a los programas de las asignaturas. Sin embargo aún se verifican grandes contradicciones conceptuales que demandarían un debate institucional, progresivamente los estudiantes aplican estos conceptos en sus trabajos de final de carrera, pero sin embargo aún se debe continuar trabajando la inclusión de los mismos en sus ejercicios profesionales. Una hipótesis sobre la que se está trabajando en estos momentos es la de reforzar los procesos de articulación con el medio productivo, de modo de apostar a la extensión para concientizar al medio de la necesidad de producción sustentable. El estudio realizado consistió en una encuesta a ex alumnos de la institución desde la que se pretendió relevar varios aspectos. Se pudo comprender: El 80% asumía haber trabajado en orientaciones de Diseño Sustentable (DS) durante el cursado. 

La práctica de DS fue creciendo progresiva y constantemente en los últimos 10 años. 

Hay más de una concepción de DS, especialmente en la carrera de Arquitectura, algunas más inclinadas hacia el Diseño Bioclimático y el Eco diseño y otras más posicionadas sobre la gestión. 

Muy pocos de los egresados que trabajaron en temas referidos a Diseño Sustentable lo aplican en su ejercicio profesional. 

La mayoría de los egresados que continúan trabajando en estas temáticas corresponden a la carrera de Diseño Industrial. 

Los egresados que continuaron en temáticas referidas DS lo hicieron a través de estudios de postgrado o de participación en concursos. 

La mayoría de los trabajos han contado con asesoramiento externo de otras disciplinas. 

En orden de frecuencia, los encuestados identificaron los siguientes temas como barreras mayores para lograr el diseño sustentable:

•Acepciones poco claras y diversas de conceptos. 

•Falta de resultados visibles y escasa aplicación de conceptos en la practica profesional. 

•Falta de definiciones políticas acerca del tema. 

•Falta de cultura general y conciencia acerca del tema. 

•Falta de recursos económicos y humanos. 

Programa de Educación en Sustentabilidad 

Del estudio se desprende la propuesta para la implementación de un Programa ES para la FAUD - UNC, cuyas acciones principales se orienten al conocimiento y la resolución de las problemáticas ambientales consideradas en el trabajo. Como instancia metodológica, el Proyecto de Educación Sustentable para la FAUD (ES), podría concretarse a partir de la aplicación del Modelo UNSUS, en el que se incluyen e interactúan el conjunto de cuestiones que señalamos precedentemente. El programa UNSUS se viene desarrollando desde el año 2004, a partir de la aplicación la Agenda UNSUS, un conjunto de estrategias concertadas entre los diferentes problemáticas ambientales, áreas, niveles y ejes de gestión, a implementar en el corto, mediano y largo plazo. Esta agenda se concreta del siguiente modo: 

Acciones inherentes al contexto académico, a través de sus tres principales ejes; la Investigación, la Formación y la Extensión. Acciones demostrativas. Acciones de cooperación con otras Universidades. 

Hemos considerado oportuno entonces la articulación de las metas y modalidad operativa propuesta en el modelo UNSUS, con el conjunto de iniciativas incluidas en el Programa ES de la FAUD. Los objetivos que se plantean son: Promover el cambio de paradigma a través de la inclusión transversal del concepto de Desarrollo Sustentable (DS) en el campo del diseño. La Sustentabilidad no es una asignatura, es un presupuesto de época que debe modificar los modos de organización de los planes de estudios, los modos de relación universidad-medio, los modos de articulación con los gobiernos, etc. 

Implementar ejes de transferencia y gestión en los tres ejes básicos del quehacer académico: Investigación, Formación y Extensión, asumiendo que hay formas flexibles de enseñar a aprender. 

Crear nuevos canales de integración entre la FAUD UNC y el sistema productivo en la perspectiva del DS, instalando el concepto de que la ES ha de ser práctica, ha de ser vivida. 

Generar y afianzar redes de Cooperación Internacional que promuevan la reformulación sustentable de la FAUD. Promover la planificación sustentable de los Edificios de FAUD, no solamente en lo referido al comportamiento energético, sino en lo que respecta a los modos de uso. 

Promover la participación conjunta de expertos de la UNC con los actores de FAUD en la resolución de problemáticas ambientales. 

Incluir estas acciones en el contexto de las redes internacionales. 

 Como algunas de las barreras reconocibles en la concreción del proyecto se señala: 

Recursos insuficientes. Dificultades para garantizar la continuidad de las acciones en el tiempo. Déficit de vinculaciones internacionales. Falta de articulación entre disciplinas a nivel FAUD y UNC. Escasos resultados en el ejercicio profesional de los egresados. 

Conclusiones 

Una educación superior asentada sobre los principios de un cambio del paradigma racional hacia el paradigma sustentable favorece tres cuestiones básicas: la actitud crítica sobre los valores del pasado y del presente, las capacidades científicas, éticas y creativas para ayudar a que el mundo sea cada día algo mejor y la prospectiva que nos orienta hacia un futuro con equidad intergeneracional y armonía con la naturaleza. Las universidades tienen dificultades a la hora de incorporar la sustentabilidad en la formación, que se sintetizan en: 

La sustentabilidad se percibe como un concepto abstracto y no pertenece a ningún área de conocimiento. Se entiende muchas veces como un discurso político. 

Por su enfoque holístico, abarca tantos conocimientos que es imposible de manejar. 

Muchas universidades esperan revisar su implementación en otros centros de estudio. 

El presente trabajo aspira a contribuir al mejoramiento de la calidad educativa de las carreras de diseño, entendiendo que el cambio de paradigma solo es posible a partir de desmontar prejuicios y modos de organización de los planes de estudios que debieran superar la mera incorporación de nuevos contenidos. Esto tiene que ver con un nuevo modo de entender la enseñanza del diseño, en tanto no sólo imparte y genera conocimiento, sino que es responsable de ayudar a construir la sociedad. De hecho, el tipo de formación que reciban los estudiantes, así como el intercambio y el retorno a la sociedad que les brinde esta oportunidad, es fundamental en cuanto al interés común de sus sociedades. Finalmente destacamos la necesidad de replicabilidad que debieran tener las políticas de ES en el contexto de otros ámbitos de concreción, vinculados a los múltiples sectores de la industria, la construcción y fundamentalmente a los gobiernos. Estas son algunas de las áreas que consideramos debemos abordar de manera inmediata para promover un cambio orientado a la inclusión de todos los actores de la sociedad en nuestro programa de investigación y de acciones futuras: 

La ES deber ser dialogada de manera inter y multidisciplinaria a través de espacios de co-participación. 

Es urgente que encontremos una dirección y lenguaje en común sobre estas cuestiones. 

La ES debe resultar de la conjunción entre lo local y lo global.

Los modelos de ES deben operar de forma intrageneracional e intergeneracional. 

Utilizar la participación ciudadana, desde la participación en la educación como puente para promover conciencia y generar acciones a corto, mediano y largo plazo sobre el tema. 

Integrar en las agendas y contenidos educativos temas como migración, género, derechos humanos, entre otros, de manera explícita y transversal. 

En síntesis, responder el interrogante: ¿Debemos educar para el Desarrollo Sustentable o en Desarrollo Sustentable? Entendemos que esta pregunta amerita nuevas reflexiones en relación a la elaboración y aplicación de un Modelo de ES para FAUD, a la incorporación de la interdisciplina en la enseñanza, y al monitoreo de las acciones que vienen llevándose a cabo. Citando a Dematteis: “Hay un momento en que Algo no es todavía necesario, aunque ya lo parece, y todo es todavía posible”, todos podemos hacerlo. 

Bibliografía 

Leff, E. (1998). Saber Ambiental: Sustentabilidad, Racionalidad, Complejidad. México: SXXI editores. 

Lynch, K. (2005). Echar a perder. Un análisis del deterioro: Barcelona: GG.

Abstract:

Education for sustainability was installed as a model in the educational agendas of the different levels and in the five continents. In many cases, curricular adjustments and incorporation of specific subjects were included in the curricula. In others, the discussion of the educational model, its management, modes of transmission of knowledge, new technologies, and the role of the educator were advanced. A higher education based on the principles of the sustainable paradigm favors three basic questions: the critical attitude on the values of the past and the present, the scientific, ethical and creative capacities to help make the world a better day and the prospective that we oriented toward a future with intergenerational equity and harmony with nature.

Keywords:

Education - Sustainability - Courses - Curriculum - Sustainable Development.

Resumo:

A educação para a sustentabilidade foi instalando-se como modelo nas agendas educativas dos diferentes níveis e nos cinco continentes. Em muitos casos tratou-se de ajuste curriculares e incorporação de matérias específicas nos planos de estudos e em outros se avançou sobre o debate do modelo educativo, seu gestão, os modos de transmissão dos saberes, as novas tecnologias, o papel do educador. Uma educação superior assentada sobre os princípios do paradigma sustentável favorece três questões básicas: a atitude crítica sobre os valores do passado e do presente, as capacidades científicas, éticas e criativas para ajudar a que o mundo seja a cada dia algo melhor e a prospectiva que nos orienta para um futuro com equidade intergeracional e harmonia com a natureza.

Palavras chave:

Educação - Sustentabilidade - Matérias - Plano de estudos - desenvolvimento Sustentável.

(*) Mariela Marchisio.

Arquitecta, Magister en Gestión Ambiental del Desarrollo Urbano. Docente - investigadora de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Córdoba. Desarrolla actividad profesional asociada al estudio M+N (Marchisio más Nanzer).

Patricia Buguña.

Arquitecta, Docente- investigadora de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Córdoba. Es Secretaria de Extensión del Instituto del Ambiente Humano, de la FAUD - UNC.

Fabiana Agusto.

Arquitecta, tesista en la Maestría en Gestión Ambiental del Desarrollo Urbano. Docente - investigadora de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Córdoba.


Educación en sustentabilidad fue publicado de la página 119 a página123 en Actas de Diseño Nº23

ver detalle e índice del libro