1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño nº 28 >
  4. Política educativa en el sistema universitario ecuatoriano frente a las necesidades de especialización de los diseñadores gráficos de la región admini

Política educativa en el sistema universitario ecuatoriano frente a las necesidades de especialización de los diseñadores gráficos de la región admini

Larrea Solórzano, Daniela

Actas de Diseño nº 28

Actas de Diseño nº 28

ISSN: 1850-2032

XIV Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” X Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño Comunicaciones Académicas

Julio 2019. Año 14. Nº28. Buenos Aires, Argentina | 260 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Un objetivo del Gobierno ecuatoriano es la transformación de la Matriz Productiva, la que se consigue a través del desarrollo educativo. Así, uno de los requisitos para ser docente universitario es contar con título de maestría afín al área de su cátedra. Sin embargo ¿Cómo puede cumplirse con este requisito si en el país existen escasos programas afines a la profesión?, y en el caso específico de la Región N° 3 no se cuenta con ninguna Maestría en Diseño Gráfico. Esta realidad limita el cumplimiento de este requisito y además retrasa la posibilidad de acreditación de las carreras y la mejor calificación de las Universidades dentro del Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación.

Palabras clave: Diseño Gráfico - Educación Superior - Maestría - Ecuador - Política Educativa.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en ps. 89-90]

Los procesos globalizadores educativos que se han gestado en la sociedad obligan a que las instituciones superiores formen profesionales capaces de insertarse en la realidad social para ser generadores de propuestas de cambio en su propio contexto, se constituye entonces, en una responsabilidad de las Instituciones de Educación Superior la formación científica, tecnológica, humana y profesional que permita contribuir al desarrollo local.

Este proceso integrador de competencias, sin duda, va de la mano de la construcción de nuevos conocimientos, manteniendo firmes los propósitos educativos, cognitivos y sociales. En el caso ecuatoriano uno de los objetivos principales del actual Gobierno es la transformación de la Matriz Productiva que permita que el país pase de ser un ente consumidor a un ente productor de bienes y servicios pero sobre todo de conocimiento.

La educación superior cumple un papel preponderante en este proceso por lo que se ha debido replantear las políticas de enseñanza superior para que se generen cambios en las estructuras universitarias. A través de la articulación de la Ley Orgánica de Educación Superior con Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017 y el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial Administrativo y Distrital, que divide al país en Regiones Administrativas, se busca potenciar y fortalecer las áreas de producción estratégicas haciendo que cada región asuma paulatinamente diversas competencias entre ellas las de educación. En el caso de la Región Administrativa N° 3 de Ecuador, dentro de las cuatro provincias que la conforman Cotopaxi, Chimborazo, Pastaza y Tungurahua, existen cinco universidades que ofertan Diseño Gráfico como carrera de pregrado, sin embargo ninguna de estas universidades cuenta con programas de cuarto nivel en el área señalada. Frente a esta problemática es necesario proponer alternativas de formación para el profesional y el docente universitario de Diseño Gráfico a fin de que puedan cumplirse con los requisitos que la actual Ley Orgánica de Educación Superior exige como parte del cumplimiento de los niveles de calidad al interior de las universidades.

Puede citarse como ejemplo que Ley Orgánica de Educación Superior en el Art. 150 Requisitos para ser profesor o profesora titular principal señala se deberá cumplir entre otros requisitos con el tener título de posgrado correspondiente a doctorado (PhD o su equivalente) en el área afín en que ejercerá la cátedra. Los profesores titulares agregados o auxiliares deberán contar como mínimo con título de maestría afín al área en que ejercerán la cátedra.

Sin embargo ¿Cómo puede el docente de diseño gráfico cumplir con su requisito de formación si en el país existen escasos programas afines a la profesión?, y en el caso específico de la Región Administrativa N° 3 no se cuenta con ninguna Maestría en Diseño Gráfico. Esto no solo limita el cumplimiento de ese requisito sino que además retrasa la posibilidad de acreditación de las carreras y por ende la mejor calificación de las Universidades dentro del Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación.

Si bien esta es la situación de los diseñadores docentes universitarios, se debe considerar también las necesidades de especialización de los profesionales de la rama en general. El Objetivo 5 del Plan Nacional del Buen Construir espacios de encuentro común y fortalecer la identidad nacional, las identidades diversas, la plurinacionalidad y la interculturalidad en el punto 5.4 determina: Promover las industrias y los emprendimientos culturales y creativos; en el mismo objetivo, literal e, se plantea: Coordinar acciones interinstitucionales que garanticen la aplicación de regulaciones necesarias para el fomento de emprendimientos e industrias en los sectores de cine y audiovisual, fonográfico, editorial, multimedia, diseño, artes aplicadas y artesanía.

El área del Diseño Gráfico, como parte del proceso comunicativo globalizador, ha permitido que el desarrollo de la creatividad, comprendiendo el contexto específico de su sector, convierta a varios países Latinoamericanos como México, Argentina o Colombia en verdaderos referentes de la producción del diseño, sin que este reflejo cercano permita aún fortalecer el desarrollo del mismo en Ecuador.

Analizar cuáles son las principales necesidades de especialización de los profesionales en diseño gráfico y oferta académica existente en la Región Administrativa N°3 del Ecuador para poder optimizar su formación se constituye el objetivo fundamental del proyecto investigativo, fruto del cual se establece el Diseño de un programa de Maestría en Diseño Gráfico que será aplicado en la Universidad Técnica de Cotopaxi, como parte de la Tesis de Grado de la Maestría en Docencia Universitaria que cursa la autora, mismo que se busca aplicar por medio de la incorporación de profesionales extranjeros que formen parte del claustro docente, frente a la ausencia de profesionales nacionales con título de 4to nivel que cumplan con este objetivo de formación.

La población con la que se trabajó en la investigación está conformada por los directivos de las facultades de las universidades objeto de estudio: Universidad Técnica de Cotopaxi, Universidad Técnica de Ambato, Universidad Tecnológica Indoamérica, Universidad Nacional de Chimborazo y Escuela Superior Politécnica de Chimborazo.

Participaron de la investigación además los docentes diseñadores de estas cinco universidades, los graduados de las carreras de estos centros de Educación Superior desde el año 2011 y los estudiantes que cursan el último semestre, con quienes se busca definir las principales líneas de especialización dentro del diseño gráfico para que sean aplicadas en el programa de maestría.

El presente proyecto se enmarcó dentro de las líneas de investigación aprobadas en la maestría de Docencia Universitaria de la Universidad Técnica de Cotopaxi, las mismas que son: Diseño Curricular y Gestión del conocimiento en la didáctica de a educación superior.

Se determinan como objetivos generales de la investigación: 

• Establecer las necesidades de formación especializada en áreas del diseño gráfico de los profesionales egresados de las universidades de la Región Administrativa Nº 3 del país.

• Contribuir a la formación especializada a nivel de posgrado de los profesionales en Diseño Gráfico.

• Diseñar un programa de Maestría en Diseño Gráfico para la Universidad Técnica de Cotopaxi.

Necesidades de especialización y enseñanza del diseño gráfico Para Frayling (1993) el diseño gráfico y el arte fueron divididos académicamente como dos disciplinas distintas en el año 1836. Los cimientos de las bases teóricas del diseño gráfico se construyeron con los movimientos vanguardistas de principios del siglo pasado, como el Constructivismo, el De Stijl y la Escuela Bauhaus. Pontis (2010) citando a Luton and Miller (1996) señala: “En la actualidad, a pesar de que la disciplina del Diseño Gráfico ha sido consolidada como una profesión durante los últimos 60 años, desarrollando sus propios códigos visuales y funciones específicas, los límites con el arte continúan estando difusos” (p. 2). Sin embargo, en distintos ámbitos el diseño gráfico aún es considerado como una rama lateral del arte, sin espacio propio.

Sheila Pontis (2010) en su artículo ¿Qué es y qué implica la investigación en diseño? señala que el diseño gráfico es una disciplina proyectual, y su enseñanza, por ende, es práctica. La mayor parte de la enseñanza en Diseño Gráfico está constituida por clases y seminarios prácticos, dejando las clases teóricas relegadas al mínimo. Expresa también que el diseñador es descrito bajo el concepto de persona práctica, aunque no haya nada que indique que la práctica es lo que sigue a la reflexión o es la reflexión lo que sigue a la práctica.

El diseñador como identificador y solucionador de problemas y como coordinador de equipos multidisciplinarios dedicados a mejorar el bienestar de la gente, necesita un programa educacional ambicioso, basado en gran medida en la participación de varias disciplinas.

El programa de estudios por tanto dice Frascara (2000) “Debe basarse en una introducción a los campos pertinentes que permitan al diseñador entrar en un diálogo productivo con una variedad de especialistas, sobre todo en sociología, psicología, antropología, ciencias de la educación y marketing” (p. 7).

Es necesario por tanto unificar los procesos de enseñanza de diseño dentro de los parámetros establecidos para la educación superior. Al hablar de educación superior se hace referencia al proceso en el que se estudia una carrera profesional y se obtiene una titulación superior. Esta educación se desarrolla al interior de las Instituciones de Educación Superior entre las que se encuentran las universidades, por lo que es importante concebir a la universidad como la generadora del potencial humano que se necesita para la transformación y desarrollo de la sociedad. Sarni (2005) señala: “La educación superior comprende todo tipo de estudios o formación para la investigación en el nivel postsecundario, impartidos por una universidad u otros establecimientos de enseñanza que estén acreditados por las autoridades competentes del Estado como centros de enseñanza superior” (p. 45).

Sarni sintetiza en su trabajo que la educación superior se caracteriza por la especialización en una carrera, ante lo cual ya no se comparten conocimientos comunes en todo el grupo etario sino que cada uno elige una carrera particular donde se especializará sobre algunos conocimientos.

En la educación superior una función importante, aparte de la enseñanza, la constituyen las actividades de investigación en los distintos niveles del saber y aquellas relacionadas con los campos de extensión o vinculación con la sociedad, en las que se procura la participación de la población y se vuelca hacia ella los resultados. Se puede establecer entonces que la educación superior debe trascender a la sociedad. La educación superior que no se involucre socialmente deja mucho que desear, debido a que lo ideal de la educación es que la persona que la reciba comprenda que es un ser social y que debe servirle no solo a él o ella, sino también a la sociedad a la cual pertenece o dentro de la cual interactué.

Misas (2004) dice que la importancia estratégica de la educación superior se hace visible tan pronto como se reconoce los efectos de la incorporación de la ciencia y la tecnología, y de la reflexión elaborada sobre los fines, en los procesos de trabajo, en la producción de la riqueza material y simbólica y en el desarrollo de la organización social (p. 14).

Escotet (2003) en su documento sobre los desafíos de la educación superior al hablar de este sistema de alianzas que deben existir en la educación superior y la sociedad señala que el mismo debe orientarse hacia: 

1. La participación total de los sectores de la economía en los programas de investigación básica y aplicada de la universidad.

2. La participación de los especialistas del sector productivo en los programas y cursos utilitarios de la universidad.

3. La inserción de la universidad en un sistema de educación permanente y de formación continua dentro de la empresa u otras áreas laborales.

4. La relación de los sujetos que aprenden −el profesor y el alumno− con el mundo del trabajo y la cohesión social.

5. La ampliación de los ámbitos clásicos de cooperación universidad - empresa a los dominios del sistema de valores y de las industrias culturales.

6. La participación en programas de servicios y proyectos comerciales como respuesta a la socialización del mercado.

7. La financiación de programas como compensación al desarrollo de patentes, propiedades de procesos tecnológicos y copyright.

8. El retorno económico de la empresa a la universidad según el número de profesionales universitarios que tiene y utiliza.

9. El desarrollo de sistemas que permitan compartir la infraestructura científica y tecnológica para mejorar la calidad y acelerar los procesos de transferencia.

Por su parte la UNESCO (1998) enfatiza que la educación superior se enfrenta en todas partes a desafíos y dificultades relativos a la financiación, la igualdad de condiciones de acceso a los estudios y en el transcurso de los mismos, una mejor capacitación del personal, la formación basada en las competencias, la mejora y conservación de la calidad de la enseñanza, la investigación y los servicios, la pertinencia de los planes de estudios, las posibilidades de empleo de los graduados, el establecimiento de acuerdos de cooperación eficaces y la igualdad de acceso a los beneficios que reporta la cooperación internacional (p. 2).

En el mismo documento elaborado por la UNESCO se señala que la educación superior debe hacer frente a la vez a los retos que suponen las nuevas oportunidades que abren las tecnologías, que mejoran la manera de producir, organizar, difundir y controlar el saber y de acceder al mismo. Deberá garantizarse un acceso equitativo a estas tecnologías en todos los niveles de los sistemas de enseñanza.

Determina que la universidad moderna debe reconocer y actuar en consecuencia con esa racionalidad que empieza a manifestarse a través de la diversificación de las sociedades en el mundo, la composición cada vez más multicultural de éstas, las características de la masificación, las estructuras de comunicación de información, la incorporación de tecnologías en la vida cotidiana, la reducción de la distancia entre lo público y lo privado, el acceso de los ciudadanos a formas de búsqueda del conocimiento distintas de las que se emplean, las nuevas dimensiones del trabajo basadas en la capacidad de iniciativa personal y colectiva y en la corresponsabilidad de las decisiones, la interdisciplinariedad de los puestos de trabajo y la movilidad permanente de los perfiles profesionales, la movilidad geográfica y cultural, la mutación sin pausa de la sociedad definida por la incertidumbre, la complejidad, y la reducción del Estado-nación por superestructuras regionales, económicas y sociales.

A pesar de los esfuerzos y avances para impulsar la educación superior a través de la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación, los resultados muestran que no se ha logrado consolidar un sistema de educación superior, ciencia y tecnología sólido, dinámico y plenamente articulado con las necesidades y prioridades ecuatorianas. La aplicación actual de la Ley Orgánica de Educación Superior ha generado una serie de complicaciones para poder cumplir con su normativa, pues si bien el objetivo es avanzar las condiciones concretas del país no permiten la integra aplicación de estas normativas vigentes. Actualmente en el sistema universitario no se ejecutan muchas alianzas estratégicas con el sistema productivo que permita la creación de un espíritu de compromiso y colaboración entre ambos sistemas, a pesar de que el Plan Nacional del Buen Vivir 2013-217 señala este como uno de los acápites fundamentales para la transformación de la nueva matriz productiva del país.

En el caso ecuatoriano como en todo el mundo, las actuales condiciones obligan a requerir los servicios de profesionales capaces de asumir los retos generados por la globalización y el cambio constante de la ciencia y la tecnología, por tanto la actualización de conocimientos y la especialización se convierten en algo primordial para las personas. El estudiar un posgrado permite desarrollar competencias y habilidades que permitirán generar soluciones efectivas para las organizaciones actuales. Según datos de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD por sus siglas en inglés) el promedio mundial de ingresos en personas con estudios de posgrado puede ser un 30% mayor que los ingresos de aquellos que sólo cuentan con estudios profesionales.

El posgrado es la expresión de la diferenciación vertical en niveles distintos de especialización y complejidad de saberes a partir de la ampliación de la división técnica y social del trabajo que produce un modelo de acumulación basado en la incorporación de saberes de producción. La sociedad del conocimiento se expresa y expande en la creación de nuevos saberes que terminan creando nuevos ámbitos disciplinarios.

El postgrado es la respuesta de las universidades a la expansión disciplinaria, a las demandas sociales y a las remuneraciones de los mercados. Tienen una vitalidad propia que dada por su proceso de diferenciación de opciones curriculares por su asociación con la creciente división social y técnica del trabajo. Están asociados a la internacionalización y a la virtualización por su grado de internacionalización y los problemas de escala por la alta especialización y diferenciación disciplinaria (Rama, 2007, p. 18).

Señala Rama (2007) que el posgrado es una estructura educativa más global que nacional dadas las formas mundiales de producción de saberes y los estándares de calidad, con alta comparabilidad dada la competitividad a través de ranking como indicadores globales de comparabilidad y cuyos estándares son en general fijados por comunidades académicas externas.

Características del proceso de enseñanza aprendizaje universitario La enseñanza universitaria presupone el dominio de un conjunto de conocimientos, métodos y técnicas científicas que deben ser enseñados críticamente. Adicionalmente una adecuada enseñanza universitaria debe conducir a que el estudiante adquiera una progresiva autonomía en la adquisición de conocimientos ulteriores, en desarrollar capacidades de reflexión, en el manejo de instrumentos y lenguajes especializados, en el manejo de la documentación necesaria, en el dominio del ámbito científico y profesional de cada una de las especialidades.

“La enseñanza presenta unas características que la configuran como un proceso de búsqueda y de construcción científica y crítica del conocimiento. Señalemos algunos de estos rasgos” (Benedito, 2005, p. 61).

La enseñanza universitaria exige considerar, como uno de sus elementos imprescindibles, la integración del proceso enseñanza aprendizaje con la actividad de investigación.

La relación entre docencia e investigación se encuentra en la base misma del concepto y funciones de la universidad, ambas deben mantener una articulación coherente. Esta misma relación permitirá que el profesor sea capaz de enseñar mediante sus propias incertidumbres; incertidumbres propias de todo proceso de investigación, que incluye la capacidad de autoaprendizaje y autodesarrollo.

Este tipo de enseñanza exige al docente el conocimiento de las teorías y estrategias pedagógicas que le permitan desarrollar procesos enriquecedores de enseñanza y aprendizaje, favoreciendo la motivación de sus alumnos.

El dominio de estas teorías y estrategias didácticas llevará al profesional docente a impulsar un aprendizaje significativo y relevante a través de la conexión de los saberes y métodos con la práctica del debate crítico entre y con los estudiantes, y de la creación de un ambiente interrogativo que favorezca la construcción del conocimiento.

La incertidumbre relativa a los contenidos del saber ha de hacerse extensiva a las estrategias de enseñanza aprendizaje, de modo que el profesor ponga en cuestión, de forma sistemática y rigurosa, los criterios de selección de contenidos, los métodos de trabajo, los sistemas de evaluación y los criterios pedagógicos que inspiran su quehacer.

Sin duda un error recurrente es el tratar aún la enseñanza superior desde los parámetros pedagógicos, puesto que si bien la educación se constituye en su objeto de estudio, no discrimina los procesos andragógicos que deben tomarse en cuenta en la formación de adultos y adultos jóvenes.

Ortiz (2008) en torno a la Andragogía señala que es la disciplina que se ocupa de la educación y el aprendizaje del adulto. El vocablo clásico “Pedagogía” se aplicó a la educación del niño, como lo establece la etimología. Es un neologismo propuesto por la UNESCO en sustitución de la palabra pedagogía, para designar la ciencia de la formación de los hombres, de manera que no se haga referencia a la formación del niño, sino a la educación permanente (p. 7).

Por su parte varios autores establecen que la Andragogía no es más que la ciencia que se encarga de la educación de las personas adultas y que asume este nombre para diferenciarla de la educación de los niños. La Pedagogía para adultos es la rama de la educación que se ocupa de conceptualizar e investigar la formación y el aprendizaje de los adultos. A esta ciencia se le conoce con el nombre de Andragogía y está destinada a instruir, educar, transformar en función de sus propias necesidades como motivación, su experiencia previa y actual, su deseo de auto dirigirse y reconocerse como individuo.

La Andragogía ofrece los principios fundamentales que permiten el diseño y conducción de procesos docentes más eficaces, en el sentido que remite a las características de la situación de aprendizaje, y por tanto, es aplicable a diversos contextos de enseñanza de adultos, como por ejemplo: la educación comunitaria, el desarrollo de recursos humanos en las organizaciones y la educación universitaria, que es el caso del estudio (Knowles, 2001).

La formación de adultos debe incluir en su marco conceptual los siguientes factores: a. La teoría b. La metodología c. El diseño curricular d. Los procesos didácticos e. Eficacia f. Los objetivos g. Los patrones de apropiación e interpretación que marcan el aprendizaje como adultos La Andragogía, entonces, concibe al participante como el centro del proceso de enseñanza y aprendizaje, es él quien decide: qué aprende, cómo lo aprende y cuándo lo aprende, tomando en cuenta sus necesidades, intereses y su experiencia, lo que conlleva al desarrollo y adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes que coadyuven en el logro de los aprendizajes que éste necesite, es decir, el participante es el único responsable de su proceso de aprendizaje.

Desde este punto de vista, el establecimiento de un programa de Maestría en Diseño Gráfico académicamente agrupará varias de ramas que permiten englobar contenidos sobre la base de las similitudes de sus procesos o de los productos resultantes. Es así que se puede focalizar el estudio del diseño gráfico dividido en cuatro componentes centrales: • Diseño Editorial • Diseño Multimedia y Animación Web • Diseño Publicitario; y • Diseño Corporativo Este contenido académico necesariamente estará vinculado a los procesos de capacitación sobre formación en valores, procesos administrativos y el uso de las TICS para los nuevos procesos de formación.

Referencias Bibliográficas Albarrán, G. (2006). Diseño de Identidad Corporativa. Reino Unido: Universidad de Londres. (SPI) 43 pág.

Benedito, V. (2005). La Formación Universitaria a Debate. Análisis de Problemas y Planteamiento. (SIP).

Bertin, J. (1983) Semiology of Graphics. Diagrams, Networks, Maps.

Reino Unido: The University of Wisconsin Press.

Bertin, J. (1981). Graphics and Graphics Information-Processing.

EEUU: Walter de Gruyter.

Carlo, J. (2006). Desarrollo de Campañas. Reino Unido: Universidad de Londres. (SPI). 41 págs.

Dondis, D.A. (1997) La sintaxis de la imagen. Introducción al alfabeto visual. España: Editorial Gustavo Gili.

Durkheim, É. (1975). Educación y Sociología. España: Ediciones Península. 68 págs.

Escotet, M. Desafíos de la educación superior en una era de transición Frascara, J. (2000). Diseño gráfico para la gente Comunicaciones de masa y cambio social. Argentina: Ediciones Infinito. 54 pág.

Frascara, J. (2000). Diseño gráfico y Comunicación. Argentina: Ediciones Infinito. 127 pág. © todas las publicaciones en español.

Gómez, M. (2009) Introducción a la metodología de la investigación científica. Argentina: Editorial Brujas. 190 págs. Pág. 124.

Jones, C.J. (1992). Design methods. Second edition. EEUU: Van Nostrand Reinhold.

Kleppner, O. y Rusell, T. (2005) Publicidad. México: Prentice Hall.

Kloss, G. (2001). Entre el diseño y la edición. México: Universidad Autónoma Metropolitana.

Knowles, M.; Holton, F. y Swanson, R. (2001). Andragogía: Enseñanza para adultos. México: Mexicana.

Kotler, P. y Armstrong, G. (1996). Mercadotecnia. México: Prentice Hall Hispanoamericana.

Lynch, P. (2002). Principios de diseño básicos para la creación de sitios web. España: Editorial Gustavo Gili.

Misas, G. (2004). La educación superior en Colombia. Análisis y estrategias para su desarrollo. Colombia: Universidad Nacional de Colombia.

Ortiz, O. (2008). Temas pedagógicos, didácticos y metodológico. (SIP).

Pontis, S. (2010). Diseño gráfico: un novel objeto de investigación.

Argentina: (SPI) 13 pág.

Sarni, M. (2005). Educar para este siglo Expresa. UNESCO. OREALC/ UNESCO. 2013. Chile. 62 pág. © UNESCO 2013.

Yepez, E. (2013). Enfoque estratégico sobre las TIC’S en Educación en América Latina. Ecuador: Editorial Trillas. 360 págs. Pág. 28. Tutoría.

Otros documentos sin pie de imprenta (SPI): Rama, C. (2006). Las tendencias de posgraduación en América Latina.

Ponencia. Colombia: Seminario Iberoamericano de Posgrado.

UNESCO (2008). Declaración Mundial Sobre La Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción.

Abstract: One objective of the Ecuadorian Government is the transformation of the Productive Matrix, which is achieved through educational development. Thus, one of the requirements to be a university teacher is to have a master’s degree related to the area of his chair.

However, how can this requirement be met if there are few programs related to the profession in the country? And in the specific case of Region No. 3 there is no Master in Graphic Design, which limits the fulfillment of this Requirement and also delays the possibility of accreditation of careers and the best qualification of the Universities within the National System of Evaluation and Accreditation.

Keywords: Graphic Design - Higher Education - Master’s - Ecuador - Educational policy.

Resumo: Um objetivo do governo equatoriano é a transformação da matriz produtiva, que é alcançada através do desenvolvimento educacional. Assim, um dos requisitos para ser professor de universidade é ter um mestrado relacionado à área de sua cadeira. No entanto, como este requisito pode ser cumprido se houver poucos programas relacionados à profissão no país? E no caso específico da Região N° 3, não existe um Mestrado em Design Gráfico, o que limita o cumprimento deste requisito e também atrasa a possibilidade de credenciamento de cursos e a melhor qualificação de Universidades dentro do Sistema Nacional de Avaliação e Credenciamento.

Palavras chave: Design Gráfico - Ensino Superior - Mestrado - Equador - Política educacional.

(*) Daniela Larrea Solórzano. Magister en Docencia Universitaria.

Diseñadora Gráfica Publicitaria. Docente de la Universidad Tecnológica Indoamérica - Carrera de Diseño Multimedia. Ex Docente de la Universidad Técnica de Ambato Facultad de Diseño, Arquitectura y Arte. Ex docente de la Universidad Central del Ecuador, Sede Galápagos Desarrollo principal en las cátedras de dibujo, técnicas de expresión artística, ilustración y semiótica. Presidenta de la Asociación de Artistas Plásticos y Visuales de Tungurahua. Miembro de la Asociación Latinoamericana de Escuelas de Diseño Gráfico. Miembro del Foro Latinoamericano de Escuelas de Arte .


Política educativa en el sistema universitario ecuatoriano frente a las necesidades de especialización de los diseñadores gráficos de la región admini fue publicado de la página 85 a página90 en Actas de Diseño nº 28

ver detalle e índice del libro