Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación >
  4. Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Segundo Cuatrimestre 2018

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Segundo Cuatrimestre 2018

Banfi, Laura

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación

ISSN: 1668-5229

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Introducción a la Investigación. Proyectos Ganadores Segundo Cuatrimestre 2018 Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Proyectos Ganadores Segundo

Año XVI, Vol.85, Julio 2019, Buenos Aires, Argentina | 184 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract

El proyecto joven de la materia Comunicación Oral y Escrita se centra en el desarrollo de las habilidades de la comunicación esenciales, aquellas que se relacionan con las de producción y las de interpretación discursiva. Dentro de estas competencias, se asume como importante el reconocimiento de los códigos de la oralidad y de la  escritura y el uso de los canales que ofrecen las dos formas de comunicación. Para lograr esto, se busca desplegar y evidenciar estrategias a través de los trabajos prácticos que logran ensamblar el proyecto que la Facultad denomina Una historia de mi familia. La idea general es fomentar las habilidades presentando, a través de una búsqueda de la propia identidad, un relato que reúna de forma atractiva distintos tipos discursivos que supongan sus protocolos y esquemas correspondientes.

Este proyecto se inicia con la búsqueda de material bibliográfico, documentación familiar y personal así como el contacto directo con familiares testigos y protagonistas de la historia que será el eje del trabajo final. Una vez reunido el material, los estudiantes comienzan el proceso de composición textual  para lo que necesitan recursos de cohesión, coherencia, y adecuación al contexto discursivo. En estas instancias, se aplican conocimientos y herramientas visuales y discursivas propias con el uso correspondiente de sus códigos y normas. En el trabajo se pretende la creación y la elaboración de tipos textuales adecuados al género académico. Allí, en torno al relato central que elige el estudiante, se centran descripciones, argumentaciones y explicaciones que dan marco y sustento a esa historia. Es un requisito, además, presentar visualmente dispositivos de síntesis  verbales y gráficos que significa aplicar algunos conceptos específicos gráficos como el color, la forma a través de la tipografía, la fotografía, etc. Los estudiantes deben hacer una presentación visual con programas digitales que les sirvan para esto como, por ejemplo, con infografías o líneas de tiempo que ordenan la historia que relatan.

En cada clase, y siguiendo el modelo de aula taller, se trabajan diferentes ejercicios que permiten una observación atenta a cuestiones de escritura y oralidad para luego, una vez encaminados sobre los proyectos particulares, desarrollar los trabajos finales en sus diferentes etapas.

 

 

Producción de los estudiantes

 

Calzados Correa, la joya de la familia

Correa, Tomás

 

Mi nombre es Tomás Félix correa, vengo de una familia con un total de 14 integrantes, la familia Correa.

El año 1955 marcó un antes y un después en mi familia ya que surgió el legado de mi abuelo paterno Félix Correa (nacido el 24/6/1929). Hoy en día el negocio que mi abuelo levantó desde la nada misma es la única fábrica de calzado hecho a mano en actividad de Argentina y hasta de América del Sur. Se llama Calzados Correa. El método del calzado hecho a mano es todo un arte que él pudo aprender gracias a estudiar al lado de italianos (pioneros en este arte) pero hoy por hoy se ha olvidado con el tiempo debido a los avances industriales, el humano cambió la mano de obra por máquinas que aceleran y hacen crecer la producción radicalmente, pero deja de lado lo más importante, la calidad.

Un par de zapatos industriales pueden verse lindos y buenos, pero solo es cuestión de tiempo para que empiecen a aparecer los desperfectos que llevan, mientras que un calzado plantillado a mano no decae con el uso/tiempo... Sino que mejora.

Este negocio ha sido el foco de toda mi familia desde su generación, no pude conocer a mi abuelo debido a que falleció antes de mi nacimiento, pero siempre que hablan de él escucho hasta el más mínimo detalle y a esta altura es como si lo conociera, todos cuentan que fue una gran persona, trabajadora y responsable. Siempre vivió para la familia y es gracias a él que hoy nos mantenemos firmes buscando lo mejor para el negocio. Es la joya de la familia.

 

 

El abuelo Nito

Bezzola, Eugenia Sol

 

Mi abuelo Eugenio Luis Bezzola, recibido de ingeniero en telecomunicaciones y quien fue parte del equipo que trajo el primer portaaviones al país, por el 2005, finalizó de escribir sus memorias las cuales tuvieron el título de “Recuerdos Enganchados” donde en un apartado recuerda la relación con sus abuelos paternos. En esas páginas relata los paseos que tuvo con ellos, las visitas que les hacía en su casa y cosas que por costumbre se realizaban. A su vez, cuenta la vida de sus abuelos, a qué se dedicaban, la nacionalidad de sus padres, las enfermedades que atravesaron y cómo fueron superadas. Para sorpresa de algunos, el abuelo de mi abuelo también se llamaba Eugenio, y quien escribe esto se llama Eugenia, dándose así una conexión no sólo por el nombre sino en la historia. Ya que, así como mi abuelo narró sus recuerdos con ellos, lo que haré es combinar tanto sus anécdotas con las mías dando nacimiento a sí a una historia familiar mucho más amplia que data de 1926 año en el que nació mi abuelo, hasta el 2016, año en que fallece. Buscando exponer de esta forma cómo, a pesar de la gran brecha generacional, ciertas costumbres y enseñanzas lograron pasar de generación en generación, estando vigentes aún hoy en la familia.

 

 

Cruzar el mar

Martínez Novell, María Trinidad

 

Mi abuelita, Marisa, junto a su familia, dejó su tierra natal y su familia, a los 21 años, en busca de aventura querían conocer la América.

Salió en 1950 de España, en un barco de hierro y luego de 14 días en el mar, sin pisar tierra firme, llegó a Puerto Madero, Argentina, una noche fría de lluvia torrencial, con nada más que una valija llena de esperanza, pero las cosas no salieron como ella lo esperaba… La economía siempre fue más que un problema, no eran muchos los lujos que se podían dar. La poca familia que tenía acá, no siempre fue de mucha ayuda. Así, trabajando mucho y arriesgándolo todo logró rearmar su vida, formar una familia mucho más grande que la que tiene en su tierra natal, sin perder sus valores, ni cariño por la vida, ni su acento español.

Empezar de cero en una nueva tierra, sin conocer nada y teniendo que crear nuevos vínculos,  fue más que complicado. La vida no le jugó buenas cartas, y, a pesar de que no volvería a hacerlo, supo sembrar y cosechar con mucha paciencia y coraje, de los problemas logró brotar más fuerte. Ama esta tierra y a la familia que formó acá, ella no quisiera volver a España, sabe que después de tanto tiempo es acá donde quiere estar. Y me enseña a mí, que todo se puede superar.

 

 

Un viaje de regreso

Greisoris, Roy

 

Mi hermano, Damián Greisoris, llevaba una vida encaminada. Contaba con un buen puesto de trabajo en el área de Recursos Humanos de una empresa importante. Tenía un gran grupo de amigos, una buena relación con la familia, un auto y un departamento. Sin embargo, algo le faltaba. Un sueño pendiente se presentaba recurrentemente en su cabeza y cada vez que aparecía decidía postergarlo por diversos motivos. Pero, tras el fallecimiento de un amigo y cansado del estrés laboral, decidió dejar todo y emprender un viaje. El destino fue Asia, en principio, ya que era un lugar alejado de Argentina, extraño y barato. Unos meses antes de viajar, él había conocido a una chica llamada Agustina. Ellos venían encontrándose y mi hermano le contaba acerca del viaje que iba a realizar. De esta forma ella también comenzó a entusiasmarse con la idea. Es así como ambos estuvieron de acuerdo en encontrarse en Tailandia dentro de unos meses, después de dos meses de que Damián partiera solo al viaje. Allí comenzaron a andar juntos y no se separaron más. Recorrieron muchos países, conocieron diferentes culturas y mi hermano logró conectarse consigo mismo. Emprendieron diferentes trabajos y tuvieron muchas experiencias, las cuales los hicieron reflexionar y cambiar. Finalmente volvieron Argentina renovados. Mi hermano regresó siendo vegetariano y con una nueva filosofía de vida.

 

 

Claroscuro

Espindola, Lucas

 

Voy a contar la historia de la infancia de mi primo Nahuel. Voy a contar una parte en especial, ya que es imposible abarcar absolutamente todo. Decidí preguntarle acerca de este tema concreto ya que fue un tema delicado y que hizo mucho ruido en la familia, tanto en la parte materna y paterna de él.

Es acerca de los maltratos sufridos de parte de su madre durante su infancia. Específicamente en este episodio:

Un día se quedó solo en su casa, se cortó la luz y decidió darle aviso a su madre. Ella le dijo que se quedara en su casa y que a la noche llegaba. Nunca llegó y Nahuel decidió irse a dormir a lo de un vecino. Al otro día fue temprano, volvió y la encontró a su madre que lo recibió a golpes de puño, cachetadas y golpes con objetos. Le dio literalmente una paliza, lo dejó con moretones en toda la cara y el cuerpo y lo hizo bañarse en agua fría. Lo mandó al colegio y los directivos dieron aviso a su padre que lo alejó de su madre y con mucha razón. Luego de una disputa judicial, su padre logró quedarse con su tenencia.

 

 

La historia de Horacio

Tricarico, Rodrigo

 

Horacio es hijo de un inmigrante portugués que vino a Argentina para llevar una vida mejor, él se crió con sus siete hermanos que ya desde muy chicos tuvieron que empezar a trabajar por la temprana muerte de su padre. Ya de chico Horacio mostró interés por los autos y sus mecanismos, es así que el hermano le enseñaba la reparación y otras partes del taller mecánico donde él aprendió demasiado y lo aplicó para poder ayudar con ingresos a la familia. Como eran muchos hermanos él siempre buscó otras formas de conseguir un poco más de dinero extra ya sea vendiendo sillas de montar o artesanías que él mismo fabricaba con cuero. En su adolescencia gracias al trabajo que había aprendido pudo empezar a trabajar por su cuenta con un socio en un taller de tapicería y de esta forma empezaron a ganar mucho más dinero que si trabajaban bajo patrón. Esta posibilidad la aprovechó para armarse su propia casa ya que estaba casado y para cumplir su sueño de recorrer Argentina y visitar el mar. Horacio se dedicó siempre a la tapicería de autos lo que le abrió muchas puertas para restaurar toda la tapicería de autos de colección.

 

 

Mingo: un hombre de cal y arcilla

Mandarino, Lucas

 

Doménico sólo tenía 9 años cuando le quitaron su paraíso. Dafiná se llamaba: un pueblito poco renombrado sobre los Apeninos calabreses y a unos kilómetros de las aguas turquesas del Mediterráneo. La familia Lo Tártaro, en aquella época, era muy numerosa y adinerada bajo el cielo del 40. Eran dueños de campos, de granjas, cosechaban su tierra y vendían su rendimiento en el mercado. La reputación de los Lo Tártaro crecía con el paso de los días, y su nombre comenzó a pronunciarse a lo largo de Calabria… pero todo cambió cuando la Segunda Guerra Mundial sacudió los cimientos de Europa y su pueblo.  El padre de Doménico y muchos de sus familiares fueron arrastrados a la guerra y, al finalizar, los rumores clamaban la llegada de una terrible Tercera Guerra Mundial. Y a los padres de Doménico sólo les quedaba una opción para proteger a sus hijos: escapar. De esta forma, Doménico, sus padres y hermanos, migran a Buenos Aires: una nueva y curiosa ciudad del continente americano, lejos de su hogar. Inmediatamente, la pobreza recae sobre los Lo Tártaro, pero Doménico, un niño nacido de la bruma del mar y el silencio de la montaña, se convertirá en un hombre de cal y arcilla, para salvar a su familia de la crisis y, con el paso del tiempo, forjar su propio legado.

 

 

Una historia de perseverancia y superación

Mellone, Luciano

 

En este relato voy a contar la historia de vida de mi abuela Marta Tonelli. Marta tuvo una niñez muy complicada debido a los problemas económicos que tenía su familia. Hija de un matrimonio arreglado, y con educación en un colegio de monjas hasta séptimo grado, Marta tuvo que trabajar desde muy temprana edad y siempre mantuvo el orden y limpieza de la casa, a veces por la extorsión que le generaba su hermana ofreciéndole vestidos de baja calidad para mantener el orden de la casa. Esto fue así incluso hasta en el momento que vivía con su esposo. El punto de quiebre de esta historia llega en el momento en que junto a su esposo, son echados de su propia casa. En este momento Marta, con su esposo y sus dos hijas mellizas, entran en una situación casi extrema, pero con el tiempo se pueden acomodar económicamente, gracias a que su esposo consiguió hasta tres trabajos que lo tenían ocupado todo el día. Esto fue hasta que se jubilaron ambos y Marta pudo superar todas las complicaciones de su vida.

 

 

Un historia millonaria

Barrionuevo, Mariana

 

Allá por 1996, nunca me voy a olvidar la sensación de sentir el pecho ancho de orgullo. La felicidad no entraba en nuestros cuerpos, éramos chicos y estábamos poniéndole el moño a esa imagen que siempre mirábamos desde el sillón de casa, sentados, todos juntos, cada uno en su lugar de siempre, nada alteraría ese orden implícito de los lugares establecidos por cábala.

En Núñez se sentía en el aire, el gallinero era una fiesta, las calles que te llevaban hacia el estadio estaban todas adornadas.

La abuela Cuca siempre nos decía “cuando sean más grandes, vamos a ir a conocer juntos el estadio de River”.

Ese momento había llegado…

Con la vuelta del Enzo Francescoli a River, luego de venir de un campeonato de vacas flacas, comenzaron las ilusiones nuevamente…una tarde merendando en la casa de la abuela, un comentario de ella, nos dejó mudos, “¿saben que chicos? Estuve pensando, ¿qué les parece si vamos a la cancha de River, en el partido debut de Francescoli por la Libertadores?”.

Nuestras caras petrificadas por la alegría y el sueño que no podíamos creer que en cualquier momento se haría realidad, estábamos solo a unos pasos….hasta que nos dimos cuenta que ese paso era bastante largo, faltaba aún pedirle permiso a nuestros padres.

La abuela dijo “vamos solo nosotros, Dante y Titi no me animo porque son chiquitos. Yo me ocupo de sus padres, ustedes no se preocupen”.

La abuela sabía que le faltaba la parte más complicada. Ahora que nos había abierto una ventana de ilusiones, no podía fallar.

 

 

Minda, la artista

Taboada, Camila

 

Principalmente la historia va a tratar de cómo mi abuela dejó su vida en Buenos Aires para trasladarse por el trabajo de mi abuelo a Río Gallegos Santa Cruz.

Desde que tengo memoria siempre fue una persona sumamente independiente hasta el día de hoy inclusive. Algo que siempre admiré de ella fue su creatividad, en todos los aspectos.

Viajó mucho e incluso uno de sus últimos viajes que realizó lo hizo con tres amigas y recorrieron varios lugares de Europa. Me gustaría adentrarme en su pasión por el arte, sobre todos las artes plásticas y cómo fue su recorrido y el nacimiento de esa pasión. Si tuvo influencias en su vida, además de los artistas que admira.

Me gustaría entrar en profundidad para recolectar alguna anécdota que tenga de sus viajes o de sus experiencias en su pasatiempo artístico. También menciona mucho un club del que fue parte con mi abuelo durante años, es algo que nunca le pregunte cómo era, ni qué actividades hacían, un club privado en los años 60 en un pueblo tan pequeño en ese entonces tal vez tenga muchas más anécdotas de las que nunca pregunté. Me gustaría saber cómo era su rutina en esa época y cómo era su relación con mi abuelo ya que el falleció cuando yo tenía 9 años y los recuerdo muy unidos pero nunca le pregunte sobre su relación.

 

 

¿Valdrá la pena?

Rodríguez, Ana Sofía

 

Mi papá es una persona increíble, ha logrado demasiadas cosas y se ha superado a sí mismo a pesar de que en algún momento ni su familia creyó en él, logró salir adelante por sí mismo, trabajó durísimo hasta lograr montar su propia empresa, él de verdad es un ejemplo a seguir en cuanto a perseverancia y consecuencia se trata. Empezó todo desde cero, incluso tiene una anécdota, cuando apenas abría su compañía en donde lo presentaron en varias ocasiones a la misma persona con diferentes títulos, primero le dijeron a la otra persona que conociera al representante de Bayer y vendedor de Agrobay, que le estaba despachando los productos así que el otro hombre se sorprendió y le dijo “ah, ¿eres representante de una compañía importante y vendedor, despachador y chofer de Agrobay?” a lo que mi papa se rió y le contesto que sí, unas horas más tarde el mismo señor se presentó en la tienda y le dijeron que tenía que conocer al gerente de Agrobay, que también era mi papá y cuando lo llamaron se empezó a reír, no podía creer que la misma persona sea representante, chofer, despachador, vendedor, gerente y además el dueño, “tu sales, despachas, consigues clientes, luego vuelves, te lavas las manos, te cambias la camisa y eres el jefe, increíble”.

 

 

Crónicas de un verano acogedor a un invierno nefasto

Arrighetti, Sol

 

En el año 2012, una familia padece sucesos horribles, los cuales agravarán sus vacaciones paradisíacas, situaciones temerarias e incomodas que los acompañarán durante su recorrido en el país de México, llevándolos a recordar durante toda su vida lo padecido allí, acoso, situaciones de presión hacia sus personas y momentos traumáticos, que nos llevará a hacer un recorrido en el tiempo entrelazando historias, desde el padecimiento de un familiar en invierno del 2015, a una auto superación personal, que les ayudará a formarse como personas, superando retos y emociones, provocando en sí mismos un auge de sus personalidades. Experimentándose en una nueva vida adulta, de ser sus propios sostenes económicos y psicológicos. Un aumento de familiarización, provocando una mayor cercanía a sus seres queridos, memorias de un joven y su perspectiva de cómo salir adelante dando su mayor rendimiento en todos los aspectos posibles, tomando por asumido una nueva forma de pensar y de considerar las cosas, reforzando su carácter ante la vida, una nueva manera de verla, les espera una nueva forma de vivir con nuevos retos y decisiones.

 

 

Tachi

Simiani, Sofía

 

Esta historia esta representada por mi padre. Él se llama Roberto, pero le dicen Tachi. Hoy tiene 65 años. Cuando le preguntamos por qué le dicen Tachi, él nos dice que no lo recuerda, que fue un apodo que le pusieron de chico. Lo que ahora vamos a contar es la historia de los inicios de Tachi en el mundo de los caballos.

Mi padre vivió toda su infancia en el campo. El campo, generalmente eran lugares de estancias, donde lo que principalmente reinaba eran crías de caballos. En estos lugares es donde conoció a mi madre Clara y donde aprendió del oficio de cuidar caballos.

Fue el vivir entre caballos lo que le hizo ganar experiencia, comprenderlos, conocerlos. Fueron estas vivencias lo que le llevaron a tomar la decisión de que esta era una de sus pasiones.

Alrededor de 1970 mi padre se mudó junto con Clara a Palermo. En este barrio fue donde se inició en el mundo de las carreras de caballos viviendo a tan solo unas cuadras del hipódromo de Palermo.

Ingresando como cuidador de caballos de carrera, fue ganando con sus caballos varias carreras con jockey argentinos de primera línea. Así se fue haciendo conocido como cuidador y por su calidad de entrenamiento con los caballos, solía salir en los diarios de Clarín en las secciones de deportes cuando ganaba algunas carreras. Hasta el día de hoy, Clara guarda estos recortes de recuerdo y los comparte orgullosa con sus hijos.

 

 

La suerte del oficio

Sardin, Emilia

 

Roberto Frangella, este arquitecto meramente reconocido en el rubro del diseño y urbanismo nacido el 6 de octubre de 1942, vivió y aun vive toda su vida en búsqueda de una mejora social, conectando sus pasiones más grandes que son el arte y la arquitectura.

Un día se encontraba sobre los escombros del inicio de una construcción esperando que lleguen los albañiles para hablar sobre cómo iban a trabajar. Mientras tanto decidió caminar por el terreno para terminar de conocer por completo lo que terminaría siendo su obra. Concentrado vio que en una pared vieja se asomaba un color ocre brillante, que se distinguía con claridad del naranja rojizo de los ladrillos. Sin pensar más se acercó con un martillo y comenzó a romper con cuidado una parte que le permita poder ver de qué se trataba lo que estaba viendo. Minutos después, sobre sus manos llenas de polvo, encontró un mapa en dirección a una de las villas menos pobladas y más pobres de Buenos Aires.

Roberto fue para investigar qué había en ese lugar tan intrigante haciéndose pasar por alguien que vivía en la villa. Luego de haber seguido los pasos y datos que figuraban en el mapa, y tras estar cavando por 5 horas, encontró un tesoro escondido bajo tierra.

 

 

El secuestro

Bentrovato Carrera, Ivana Edith

 

Es una historia basada en un hecho real que sucedió en mi familia, el secuestro de un menor a la temprana edad de 2 años, sospechando de sus descendencia por un hecho fortuito, 40 años después descubre la verdad. Esa verdad no solo para él sino para otros integrantes de la familia, mi familia que no sabían de su existencia no porque hubieran dejado de buscarlo, sino que el tiempo y la persona que mas rezó por su aparición ya había agotado recursos y años de su vida sin que diera frutos. El destino, la curiosidad y esa época del año hicieron que ése momento fuera su momento. Un reencuentro emocionante donde 40 años de incertidumbres, angustias y preguntas sin responder no necesitan palabras para sanar. El título representa esa persona que con dos nombres, dos apellidos, dos pasados, decide juntarlos y crear un presente.

 

 

La huida

Valdez, Lucía

 

Eran tiempos de desconcierto y preocupación en Cuba. Al estar en un colegio pupilo, estaba aislada de lo que sucedía y no me enteraba de todo lo que pasaba, como por ejemplo que mi mamá estaba colaborando con los rebeldes.

Junto con los guerrilleros, Fidel Castro estaba planificando la revolución para desplazar a Batista. Fue una lucha de varios años de miedo, muertes, y desesperación. Nosotros confiábamos en él pero desdichadamente nos desilusionó a todos cuando, una vez en poder, impuso el comunismo y trajo desgracia a mi querida Cuba.

Pasamos de una dictadura a otra, y con mi marido Rigoberto no concebimos la posibilidad de quedarnos para ver cómo nuestro país decaía poco a poco. Tomamos la decisión de irnos a buscar una realidad diferente y en diciembre del 1970 partimos de Cuba con nuestro hijo. Nos permitieron irnos con la condición de que dejáramos absolutamente todas nuestras pertenencias así que tomamos el avión hacia España llevando solamente la ropa que teníamos puesta. 


Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Segundo Cuatrimestre 2018 fue publicado de la página 45 a página49 en Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación

ver detalle e índice del libro