1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII >
  4. Uso de internet en la educación superior. Una propuesta para Teorías de la Comunicación

Uso de internet en la educación superior. Una propuesta para Teorías de la Comunicación

Mazzola, Carina [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

ISSN: 1668-1673

XVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2010.

Año XI, Vol. 13, Febrero 2010, Buenos Aires, Argentina. | 202 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El presente ensayo se centra en una reflexión sobre el uso de internet para la materia Teorías de la Comunicación de las carreras de Publicidad y Relaciones Públicas. Presenta la necesidad de facilitar contextos para que los alumnos desarrollen posturas críticas frente al uso de la web a la vez que propone estrategias para la introducción de internet en el aula.

Resulta interesante comenzar este ensayo a partir de analizar las conversaciones que tres alumnos mantienen sobre un examen de Teorías de la Comunicación. El nivel de informalidad del discurso, la brevedad de las respuestas, la manera de mencionar el texto y su forma de referirse a los procesos de enseñanza aprendizaje de la materia, son un claro punto de partida para pensar la manera en que gran parte de los docentes impartimos la materia y la relación que proponemos con la tecnología. Partamos de una primera observación sobre responsabilidades en el proceso de enseñanza. De manera tradicional, la materia Teorías de la Comunicación, como otras tantas materias de las Ciencias Sociales, ha sido enseñada y aprendida con un énfasis especial en el valor de los conocimientos declarativos. Se trata de la búsqueda de aprendizajes memorísticos con propuestas de lectura de textos académicos muy complejos con los que el alumno se enfrenta por primera vez.

Los propios docentes de Teorías de la Comunicación hemos sido normalmente alumnos de esta materia y cargamos con ciertos “modelos” implícitos. Estos modelos se refieren a formas de dar los teóricos, autores “infaltables” en la nómina de la bibliografía, imágenes de docentes academicistas, concepciones pasivas al respecto de nuestros alumnos. Por lo general, nuestro abordaje de la materia va del texto a los teóricos, en un franco modelo lineal de aprendizaje.

No es entonces casualidad que la materia tenga tan “mala prensa” entre los estudiantes y que los mismos recurran a internet para “decodificar los textos” consultando a páginas como Wikipedia.org, Monografías.com, elrincondelvago.com, entre otras tantas páginas con dudoso valor académico. internet parece oficiar como “espacio de consulta”, un espacio sin fronteras donde los alumnos navegan en busca de la comprensión.

Lo anterior es fácil de demostrar con solo abrir los primeros trabajos prácticos de los alumnos, donde por lo general, presentan sin ningún tipo de “pudor académico” los links de las páginas mencionas, y aún en muchos casos, remplazando a bibliografía obligatoria de la materia.

Partamos al principio de una diferencia: profesores y docentes pertenecemos a diferentes generaciones. Ellos, nuestros alumnos, son los jóvenes “Y”, primera generación que ha sido nativa de la tecnología, de la inmediatez, de la cognición asociada al hipertexto y la no linealidad en la construcción de los saberes. La Generación Y tiene una particular relación con la tecnología: Internet, el mundo de las comunicaciones, la informática, no son solo tecnologías que simplemente usan, forman parte de sus rutinas, condicionan sus hábitos, sus formas de comunicación, sus relaciones y por supuesto, su forma de aprender.

Nosotros, los profesores, somos X o Baby Boomers, pertenecemos a generaciones que han “adoptado la tecnología” pero nuestra manera de percibir y conocer sigue los patrones de la linealidad del texto. Desde esta lógica, los docentes enseñamos desde nuestra perspectiva, desconociendo o criticando las diferentes formas de apropiación del saber de los alumnos.

En este contexto, la aparición de las nuevas tecnologías de la comunicación, implican para la tarea docente la necesidad de replantear nuestro rol y el uso que proponemos de las tecnologías.

En términos de Burbules N y Callister T (2001): “El éxito mismo de internet en estos términos plantea de hecho problemas nuevos, aún cuando también proporciona oportunidades significativamente valiosas”.

Sin poner en cuestión los innumerables beneficios de introducir la internet en el aula, resulta interesante repensar los nuevos problemas que surgen del uso de Internet para aprendizaje y poner en cuestión el grado de centralidad para los actores en la definición de lo que se considera un problema.

Un primer abordaje de los “nuevos problemas que proporciona internet” está dado por el infinito mundo de información, puntos de vista, intereses y lugares de construcción del saberes. Esta abundancia de información, requiere de acuerdo a Burbules N. y Callister T. (2001) un rol de usuario crítico que debe desarrollar estrategias para poder poner en cuestión la credibilidad y seleccionar la información desarrollando un juicio crítico para ello.

En este punto, la primera consideración a tener en cuenta es lo que parece ser una falta de percepción común entre docentes y alumnos sobre los problemas que plantea la Web. Si bien es cierto que para los docentes es un problema que los alumnos desarrollen un juicio crítico frente al uso de internet, no pareciera existir la misma percepción desde los alumnos. Los alumnos parecen preocuparse más por el acceso a la información que por la credibilidad de la misma.

Cuando los alumnos se conectan a internet lo hacen motivados por un problema, una teoría que no lograron comprender, la necesidad de buscar información sobre autores, el complemento de un trabajo final pero no pareciera que perciban un problema en el cuestionamiento de la veracidad de la información que obtienen.

Como dijimos anteriormente, nuestros alumnos son nativos de la Generación Y, esto implica que Internet es un medio natural para ellos y una forma de consulta permanente a lo largo de su cotidianidad. Ellos no buscan únicamente allí información académica; pagan sus cuentas, verifican donde ir al teatro, se comunican, buscan teléfonos y direcciones. Podría pensarse que su relación con la Web está naturalizada y es en esa misma naturalización que se borran las huellas de la intencionalidad de la construcción de la información. Lo anterior podría explicar la falta de “pudor académico” en la mención fuentes de internet sin rigor científico y esta posición “sin filtros” ante los contenidos de Internet.

En el texto “Aprender a Resolver problemas y resolver problemas para aprender”, María del Puy Pérez Echeverría y Juan Ignacio Pozo Municio (1994) definen un problema como “una situación que un hombre o grupo requiere o necesita resolver para lo cual no dispone de un camino rápido y directo a la situación”.

En esta situación el problema presupone la existencia de un conflicto cognitivo que moviliza al alumno a utilizar estrategias para resolverlo. Si partimos de la hipó- tesis antes enunciada, de que en términos generales, la veracidad de la información no constituye un problema para el alumno, sino más bien el problema se sitúa en el acceso a dicha información, se podría afirmar que la primera tarea docente frente al uso de la Web, es desarrollar un contexto para que el alumno desarrolle un conflicto cognitivo frente a su rol de usuario de internet.

En este sentido, los autores refieren que desde la perspectiva didáctica, la resolución de problemas implica buscar y diseñar situaciones lo suficientemente abiertas para inducir a los alumnos a una búsqueda y apropiación de estrategias adecuadas para dotarlos de hábito y actitud hacia el aprendizaje.

Relacionando lo anterior a la materia Teorías de la Comunicación nos encontramos que internet proporciona infinitos sitios donde se genera información sobre la materia, tanto sea de biografías de autor, textos, ensayos y hasta resúmenes de material obligatorio que otros alumnos ponen a disposición de sus pares como “salvavidas para comprender los textos”. Será entonces nuestro primer objetivo invitar a los alumnos a poner en cuestión la credibilidad de las fuentes que seleccionan tanto sea en prácticas individuales como en trabajos cooperativos.

Teniendo en cuenta que la actividad de un usuario crítico es optimizada por el trabajo cooperativo, es útil pensar estrategias que involucren a los equipos en la búsqueda de información en internet a partir de una práctica guiada por el docente. Estas estrategias de trabajo colaborativo pueden partir de consignas de búsquedas grupales en una actividad pautada en donde claramente el rol docente se verá modificado. Al respecto Julio Cabero Almenara, (2003) marca la importancia del rol del docente en el trabajo colaborativo: “El rol que el profesor desempeña en esta estrategia de enseñanza es esencial para su funcionamiento. De él depende su puesta en acción, identificar las reglas de funcionamiento, fomentar el trabajo en equipo, animar a los estudiantes a ser activos y no pasivo en el proceso de aprendizaje, ayudar a los alumnos a realizar reflexiones metacognitivas, formar los grupos, asignar los tiempos y seleccionar y estructurar los materiales de enseñanza”.

Conjuntamente con las estrategias de trabajo colaborativo para incentivar el rol de usuarios críticos en la Web, son muchas las acciones que podrían pensarse para la optimización de los procesos de enseñanza y aprendizaje a la luz de internet. Sin ánimo de agotar todas las posibilidades, proponemos a continuación algunas acciones posibles de interacción de internet con la materia Teorías de la Comunicación:

- Proponer a los alumnos una búsqueda de biografías de autores en diferentes páginas de la Web generando un espacio en el aula para que los grupos contrasten la calidad de la información encontrada con otras fuentes proporcionadas por el docente. El objetivo de esta actividad es que los alumnos descubran intencionalidades, errores y omisiones en los diferentes recursos seleccionados apoyados en la dinámica grupal.

- Incluir en nuestra planificación académica sitios recomendados y páginas de consulta: para evitar que la búsqueda en internet se realice “por fuera” del espacio académico, una acción interesante es proponer sitios de consulta en la planificación de la materia. Lo anterior permite incorporar la Web a la “oficialidad de la cursada” y permite al alumno tener contacto con páginas que han sido seleccionadas por sus docentes.

- Invitar al alumno a bajar textos académicos de la Web: muchos de los textos clásicos de teoría de la comunicación se encuentran hoy disponibles en línea en páginas que desarrollan la información con mucha seriedad. Dar la posibilidad al alumno de acceder a los links para bajar los textos le permite tomar contacto dichos sitios fortaleciendo la elaboración de criterios para la selección de información.

- Proponer estudios de caso donde la situación problemática se centre en la actividad crítica de los usuarios de la Web: los estudios de casos permiten a los alumnos reflexionar sobre su propia práctica a partir del análisis de situaciones que los identifican. Un buen caso de estudio para esta temática puede requerir acciones de seguimiento en internet e involucrar el trabajo colaborativo.

- Incluir en nuestras guías de trabajos prácticos consignas que incorporen la búsqueda en internet: Internet proporciona un excelente marco para ampliar el conocimiento de nuestros alumnos sobre las teorías de la comunicación. Un ejemplo de lo anterior es pedir a los alumnos que realicen búsquedas de biografías de autor o de otros textos de autor para ampliar los contenidos de la teoría.

- Invitar a los alumnos que compartan en sus trabajos prácticos videos con conferencias de autores y entrevistas bajadas de la web: los autores que proponen las Teorías de la comunicación muchas veces se presentan ante los alumnos como alejados a su realidad. En muchos casos se trata de autores que desarrollaron sus teorías a mediado del siglo pasado. En este sentido, hoy internet proporciona la posibilidad de bajar videos, conferencias y entrevistas de autor, haciendo más “amigable” la presentación del autor en el entorno del aula.

- Motivar la búsqueda en la Web a posterior del desarrollo de los teóricos: teniendo en cuenta que para optimizar la búsqueda en internet los alumnos requieren contar con información previa; es útil que las propuestas de búsqueda en la Web sean realizadas a posterior de los primeros teóricos de contextualización para dar un marco desde donde sostener la búsqueda.

- Gestionar el conocimiento de la Generación Y en la elaboración de Foros o blog de la Materia: nuestros alumnos por lo general son expertos en el manejo de la tecnología y ellos mismos pueden proponer la generación de espacios virtuales para compartir información. Fomentar este tipo de interacción permite la creación de un sentido de comunidad y permite a las teorías de la comunicación traspasar el espacio del aula.

- Si bien son numerosas las páginas que merecen la pena ser mencionadas a la hora trabajar en Teorías de la Comunicación; hay una en especial que requiere especial mención para los docentes de la materia. Se trata de Infoamérica, un portal de la Cátedra de la UNESCO (www. infoamerica.org) que ofrece información sobre biografía, textos académicos, videos, imágenes, enlaces con altos grados de rigurosidad científico. Infoamerica se constituye como un Hipertexto donde los usuarios pueden decidir el camino a seguir seleccionado numerosas fuentes de información y trasgrediendo los propios límites del sitio a partir del acceso a los links de consulta.

Las propuestas de trabajo antes mencionadas no son exhaustivas de las múltiples posibilidades de trabajo con internet para la materia Teoría de la Comunicación. Solo pretenden ser algunas ideas para facilitar el uso de internet en nuestras aulas. Sin lugar a dudas somos los docentes quienes debemos primero iniciar la búsqueda, a sabiendas de que no se trata de desarrollar acciones cosméticas, sino de una verdadera transformación de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

En términos de Julio Cabero Almenara (2003): “la introducción de las TIC supone cambios paulatinos en todos los elementos del proceso educativo: organización, alumno, currículum y profesor”.

En este sentido, facilitar el aprendizaje de la Teoría de la Comunicación desde el uso de las TIC implica una verdadera transformación, un cambio que parta de las formas en que nuestros alumnos aprenden para transformar nuestros procesos de enseñanza.

Referencias bibliográficas

- Almenara, Julio Cabero (2003). Redes de Comunicación en la Enseñanza. Las Nuevas Perspectivas del trabajo corporativo. Universidad de Sevilla: Paidós Ibérica.

- Burbules, Nicholas C.; Callister, Thomas A. (2001). Educación: Riesgos y Promesas de las nuevas tecnologías de la información.

- Pérez Echeverría, María del Puy; y Municio, Juan Ignacio Pozo (1994). Aprender a Resolver problemas y resolver problemas para aprender, Departamento de Psicología Básica, Facultad de Psicología de la Universidad de Madrid.

Vocabulario relacionado al artículo:

educación superior . enseñanza . internet .

Uso de internet en la educación superior. Una propuesta para Teorías de la Comunicación fue publicado de la página 196 a página198 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

ver detalle e índice del libro