1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIV. >
  4. La libertad de los filósofos

La libertad de los filósofos

Contigli, Fabián [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIV.

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIV.

ISSN: 1668-1673

XVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2010.

Año XI, Vol. 14, Agosto 2010, Buenos Aires, Argentina. | 210 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Libertad se define como la posibilidad absoluta, como el acto que tiene su fundamento en sí mismo y por ello se opone a todo determinismo. Nicolai Hartman, en su intento de precisar fenomenológicamente la libertad, la describe como interior al sujeto consciente, e independiente de la causalidad natural, de los principios éticos y del campo axiológico. Sin embargo, el problema de la libertad, –de extraordinaria importancia tanto psicológica como metafísicamente–, debe plantearse en el ámbito de la relación “hombre-resistencia”, pudiéndose entender el segundo elemento como lo no-humano o como la trascendencia de lo humano mismo (existencia en tanto que temporalidad, el “yo” como actividad, la sociedad). Para los antiguos (socráticos y estoicos), la naturaleza interna (las pasiones) y la externa (los fenómenos) determinan al “hombre”; éste es libre en tanto que conoce esta determinación y busca la autonomía interna (ideal del sabio); mientras que los platónicos y neoplatónicos buscan la libertad de la “contemplación” de las esencias.

En nuestros días los marxistas basan la libertad en el conocimiento de las leyes objetivas de la naturaleza y de la sociedad (necesidad) y en el subsiguiente control y dominio de ellas. Si consideramos lo no-humano de la antedicha relación como “trascendencia” nos adentramos en otro planteamiento del problema. La trascendencia es entendida por los pensadores cristianos como el “Ser Absoluto”, como Dios trascendente al ser finito, –el hombre–. Ello ha conducido a tales pensadores a una serie de dificultades, tales como: “el conflicto entre libertad y predestinación” (que la teología agustiniana intenta resolver admitiendo que el hombre es libre porque puede decidir sobre aquellos actos conocidos por Dios), y el que se suscita entre “acto libre y libre albedrío”, al primero de los cuales los escolásticos relacionan con la voluntad y al segundo con la elección. Santo Tomás se declara partidario de un intelectualismo y Duns Escoto de un voluntarismo. En la filosofía de los siglos XVI y XVII (escolástica y cartesianismo) siguen vigentes las dos antinomias: Dios-libre albedrío y naturaleza-libertad humana.

La segunda antinomia se fue imponiendo, durante el siglo XVIII, respecto de la primera. La corriente del siglo XX, denominada “filosofía de la existencia”, entiende la trascendencia en dos sentidos:

- Como el autohacerse de la existencia (Heidegger, Sartre).

- Como Dios exigido por la autenticidad humana (Jaspers).

Sartre concibe la libertad como “libertad para ser”. Jaspers se expresa en los siguientes términos: “ser hombre es libertad y referencia a Dios”. Pero la resistencia (lo no-humano, lo que se opone a la libertad) puede ser entendida como el no-yo. Esta es la postura “idealista”. Kant, –por su parte–, admite el determinismo en el mundo fenoménico, y postula la libertad en lo neuménico, en el mundo de lo incondicionado, donde la conciencia moral tiene su referente.

Vocabulario relacionado al artículo:

conocimiento . filosofía . libertad .

La libertad de los filósofos fue publicado de la página 46 a página46 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIV.

ver detalle e índice del libro