1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIV. >
  4. La mesa está servida. El buen gusto y la ubicación de los comensales no se improvisa

La mesa está servida. El buen gusto y la ubicación de los comensales no se improvisa

Petersen, Walter R.

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIV.

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIV.

ISSN: 1668-1673

XVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2010.

Año XI, Vol. 14, Agosto 2010, Buenos Aires, Argentina. | 210 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Contrariamente a lo que algunos piensan el Ceremonial y el Protocolo no tienen que ver con la paquetería, el snobismo y querer llamar la atención sino con el establecimiento de un ordenamiento vinculado a que los comensales, invitados o huéspedes de honor se sientan cómodos y sepan donde ubicarse en una reunión pública o privada. En una reunión de estilo formal básicamente al momento de armar las mesas para la misma debe tenerse en cuenta la naturaleza de la reunión y obtener la mayor información acerca de nuestros invitados en cuanto a: nombre, apellido, relación con el anfitrión, grado académico alcanzado y responsabilidades actuales. Estos datos se volcarán en una tarjeta tipo carpa ubicada en cada lugar de la mesa indicando los datos antes mencionados. En cuanto a los tipos de mesas que podemos utilizar por ahora mencionaremos tres tipos básicos:

- Mesa redonda: Una cabecera y huésped de honor enfrentado. Los lugares se irán ubicando con la precedencia de derecha, es decir alternando de derecha a izquierda partiendo del dueño de casa.

- Mesa inglesa: Se trata de una mesa rectangular en donde las cabeceras se ubican en los extremos de la mesa generándose dos centros de conversación. Este tipo de mesa es muy útil cuando se quiere vincular activamente tanto a los comensales de los extremos como a los del centro.

- Mesa francesa: Al igual que la mesa de tipo inglesa se trata de una mesa rectangular pero donde las cabeceras se encuentran enfrentadas en el centro mismo de la mesa, muy a menudo se usa esta configuración de mesa para jefes de estado ya que quedan enfrentados o cara a cara en el centro de la mesa generando un centro de conversación.

Es importante recordar que todas las cabeceras de mesa siempre estarán apuntando visualmente a la entrada del salón de fiestas. En recepciones numerosas, por ejemplo una boda, recomiendo el uso de una mesa central y otras múltiples mesas redondas con un plano de ubicación a la entrada del salón lo cual le permitirá al invitado ubicarse y reconocer el número de su mesa y su lugar en la misma.

La disposición de la vajilla en la mesa, tendrá que ver con los platos a servirse y las bebidas a emplearse.

El armado de una mesa deberá ser con sobriedad y buen gusto, no obstante debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- El personal de servicio servirá los platos por la derecha y los retirará por la izquierda.

- No colocar los cubiertos a la manera de remos, si se continua comiendo se los coloca a forma de cruz en el centro del plato. En caso de haber finalizado se los apoyara en forma paralela sobre el plato cuya señal será interpretada por el servicio para retirar el plato.

- La disposición diagonal de las copas obedece a facilitarle la tarea al sommelier (experto en vinos) quien servirá la copa de vino y una vez aprobado este por el paladar del comensal llenará la copa.

- La servilleta tiene la misión de impedir que las faldas se manchen, es por ello que es apropiado colocarlas sobre las mismas, quitándola de allí sólo para limpiarse ocasionalmente los labios.

- La cena o almuerzo comenzará cuando la dueña de casa tome asiento y a su vez esta será la última en retirarse.

- En los brindis no deben chocarse las copas entre si por el sólo hecho de la complicación que esto genera. En un brindis las copas se alzan y se bajan, queda excluido chocarlas.

- La conversación en la cena es un arte, es por ello que se evitará cualquier pregunta personal o de mal gusto.

- Si el dueño de casa y el invitado de honor debieran decir unas palabras, en primer lugar lo hará el dueño de casa finalizando el invitado de honor. Para ello solo bastará con que prueben el nivel de volumen del micrófono con lo cual el público interpretará inmediatamente que debe hacer silencio.

Tratemos de hacer sentir a nuestros invitados de la mejor manera posible ya que nos honran con su presencia.

Hoy por hoy a comienzos del siglo XXI el ceremonial y protocolo como materia de estudio es muy observado por profesionales de diferentes áreas, sus reglas y disposiciones están más vigentes que nunca ya que cumplen funciones especificas vinculadas a cada tipo de situación. En particular, el aprendizaje vinculado a organizar la disposición de mesas y comensales con sobriedad y elegancia es, sin dudas, un aspecto apasionante del estudio de esta disciplina cuyos aspectos prácticos son aplicables tanto a la casa del amable lector como a una recepción de jefes de estado.

Vocabulario relacionado al artículo:

evento . organización .

La mesa está servida. El buen gusto y la ubicación de los comensales no se improvisa fue publicado de la página 153 a página154 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIV.

ver detalle e índice del libro