1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IV >
  4. Una increíble oportunidad.

Una increíble oportunidad.

Abadi, Samuel [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IV

XI Jornadas de Reflexión Académica febrero 2003: "En [desde] el aula"

Año IV, Vol. 4, Febrero 2003, Buenos Aires, Argentina | 124 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Me gusta pensar en los breves meses que dura cada cursada como una oportunidad maravillosa: ser·, tal vez, la ˙nica ocasiÛn para el docente de acercar, a sus alumnos, sus conocimientos, su bagaje, su experiencia profesional y sus modalidades de trabajo.

La reflexiÛn tiene un aire optimista, aunque tambiÈn desde esta perspectiva el dictado de clases nos enfrenta con una gran responsabilidad. Lo que tenemos para transmitir debe ser transmitido, lo que conocemos debe ser compartido, nuestros grandes interrogantes deben ser puestos en palabras. Sucede que probable ente lo que no llevemos al aula permanecer· para siempre desconocido por nuestros alumnos.

En estos tie pos donde la transmisiÛn medi·tica o pera en tÈr inos generales como un cuello de botella, trivializando contenidos profundos, seleccionando material de digestiÛn ultrar·pida, privilegiando criterios de intereses antes que de calidad y recortando dr·sticamente la diversidad, es nuestra tarea poner a los alu nos en contacto con una producciÛn que en cada ·rea es rica y ˙ltiple, sea desde una perspectiva histÛrica, geogr·- fica o estilÌstica.

Desde la singularidad de cada docente se nos demanda una selecciÛn cuidadosa pero en lo posible abundante de piezas que desplieguen y abran posibilidades, y tambiÈn de los trabajos teÛricos que los estudiantes sencillamente no pueden desconocer.

Ta biÈn se nos presenta el desafÌo de ser capaces de manejar una serie de polaridades: definir, pero tambiÈn abrir; explicar, pero ta biÈn ostrar las fisuras de las construcciones teÛricas; partir de lo conocido, para acercarse luego al material nuevo; seguir una planificaciÛn, aunque con actitud abierta hacia los e ergentes; exponer el punto de vista propio, pero presentar con respeto otras posibilidades; mantener la disposiciÛn de dar, luego ser estricto en las exigencias.

Quiz·s lo ·s complejo sea el mantener una cuidadosa correspondencia entre forma y contenidos en el desempeÒo docente; asu ir la carga de ser en cierta medida modelo y ejemplo. Per Ìtase e para ilustrar este punto un ejemplo ajeno a mi ca po (el del sonido y la m˙sica): Desde mi ventana puede verse un enor e cartel publicitario donde se lee: ´En medicina prepaga XIOIOXIO, sistemas de salud. El poder de la inform·- tica, la calidez de nuestros mÈdicosª (a continuaciÛn, un n˙mero telefÛnico -ninguna menciÛn a un website, ni canal similar-). La pieza presenta solo caracteres en may˙scula, de una tipografÌa su a ente tradicional en letras blancas sobre un fondo azul arino. El obvio problema es que lo que dice el cartel sobre la e presa no guarda correspondencia alguna con la imagen en relaciÛn a ´poder de la inform·ticaª ni a ´calidezª.

En el ca po de la educaciÛn me gusta referirme a esta transmisiÛn fallida parafraseando a la monarquÌa francesa: ´haz lo que yo digo, pero no lo que yo hagoª. Naturalmente, las declamaciones se pierden y las acciones de padres y modelos son en ˙ltima instancia los ·s fuertes factores en la formaciÛn del individuo.

Como docentes no podemos dejar de encarnar en innumerables detalles de nuestro accionar una postura que llamo ´consistenteª. Lo que hemos elegido para nuestra vida laboral y docente pide que mostremos antes que nada nuestro propio estudio, capacitaciÛn, entrega, interÈs, entusiasmo, creatividad, seriedad bien entendida. Sin caer en el personalismo, asumir la responsabilidad de ser ante los estudiantes los agentes de una vida profesional entregada, en todo distinta a la apatÌa que en ocasiones parece generar nuestro marco sociocultural.

Al tÈrmino de la cursada, es de esperar que los estudiantes ya no ser·n los mismos que antes de comenzar. Si el proceso ha sido exitoso habr·n elaborado un conocimiento nuevo, significativo, valioso y aplicable; y tambiÈn habr·n alimentado desde los aspectos actitudinales, el deseo por la producciÛn, el entusiasmo por la reflexiÛn, el quehacer y la profundizaciÛn en el campo disciplinar. Estar·n m·s cerca de formar parte de una comunidad productiva en el sentido amplio, a la que nosotros mismos pertenecemos, y que en parte habremos contribuido a enriquecer con nuestro accionar sobre estos verdaderos colegas del maÒana.


Una increíble oportunidad. fue publicado de la página 9 a página9 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IV

ver detalle e índice del libro