1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº20 >
  4. ¿Qué nos dice la industria automotriz?

¿Qué nos dice la industria automotriz?

Patrone, Florencia

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº20

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº20

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición I. Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2008

Año V, Vol. 20, Febrero 2009, Buenos Aires, Argentina | 83 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

La sociedad de consumo ha sufrido modificaciones a lo largo de los años, consecuencia de los diversos cambios políticos y económicos en el mundo. Los mercados han debido captar cada nueva tendencia con el fin de prevenir crisis o lograr sobrellevarlas, e incluso para sacar provecho de las mismas.

Cada sector industrial sufre en diferentes medidas estos cambios, y es responsabilidad de las empresas comprenderlos y adaptarse para satisfacer las necesidades de la cambiante sociedad.

Atender estos cambios significa innovar, crecer e incluso romper todo modelo conocido. ¿Cómo podemos reconocer la influencia de los cambios en un sector o empresa? ¿Cómo puede saber la sociedad que se piensa hacer para enfrentarlos? La estrategia no alcanzará sólo con hacer, siempre se necesitará comunicar.

La industria automotriz suele ser un fiel reflejo del desarrollo industrial y la situación económica de un período o un país, por lo cual considero relevante comenzar a realizar el análisis a partir de la misma.

Aportes y descubrimientos

Memorizar un concepto es sencillo, comprenderlo se torna más complejo, y, a mi entender, aplicarlo es el mayor desafío.

Solemos acumular conocimientos, que parecen no ser de nuestro interés ni merecer nuestra atención, sin comprender la importante relación que guardan con otros temas y la importante influencia que pueden ejercer sobre ellos.

Personalmente creo que este análisis puede acercarme a temas comprendidos de la materia desde un punto de vista que me resulta más atractivo al medirse en estrategias de comunicación y análisis de sus actores. Elegí el tema dado que reconozco en este escenario una importante riqueza para el análisis, además de sentirme cómoda para trabajar en un área que es de interés y relevancia para mi carrera. Poder relacionar los conceptos trabajados y sumarlos a mi área de estudio es, sin duda, un gran aporte a mi formación profesional.

Ensayo

El siglo XX comenzaba con la migración más masiva de la historia, con un dominio tecnológico, financiero y económico por parte de Inglaterra, y con un clima de muchas tensiones y violencia. Había crecido la importancia del poderío industrial, por lo cual los estados buscaron el apoyo de empresarios y del sistema bancario para desarrollarse en esta área. Es así como grandes empresas comienzan a desarrollarse en varios países y, principalmente, en Estados Unidos.

Es, muy brevemente, el escenario mundial bajo el cual Henry Ford funda el 16 de junio de 1903 la Ford Motors Company, empresa multinacional estadounidense con base en Dearborn, Michigan, Estados Unidos para la construcción de automóviles. Con el apoyo de 11 inversores se llegó a una inversión inicial de 288.000 dólares estadounidenses.

La comunicación y la estrategia juegan un rol de gran importancia en el comienzo de cualquier empresa. Por ésta razón Ford realiza una exhibición en la cual uno de sus automóviles cubre una distancia de una milla en un lago helado (en St. Claire) en sólo 39,4 segundos, batiendo el record de velocidad en tierra hasta ese momento. Se contó además con el apoyo del entonces famoso piloto Barney Oldfield, quien condujo el coche a lo largo y ancho del país haciendo conocida la nueva marca en todo Estados Unidos.

En 1908 pone en venta por sólo 825 dólares, el modelo T, comenzando así la era de la producción en cadena del automóvil.

Será el 31 de diciembre de 1913 cuando el directorio de dicha empresa resuelva abrir la primera sucursal en Sudamérica.

Los vehículos Ford importados de EE. UU. Podían, entonces, conseguirse en la Argentina.

A partir de 1914 y a pesar de la incertidumbre por los crecientes indicios de un fuerte enfrentamiento a nivel mundial. Ford asombra al mundo con una oferta salarial a sus trabajadores que dobla el salario de la mayoría de los empleados de esta industria. También implementa una reducción de la jornada laboral de 9 a 8 horas al día y 5 días a la semana. Además del apoyo social que esta medida significa, estratégicamente Ford Motors Company logra acaparar los mejores mecánicos de Detroit, trayendo con ellos su capital humano y experiencia, incrementando la productividad y reduciendo los costes de formación. Ford lo denominó 'motivación salarial'.

Ford también se preocupó de instaurar una publicidad masiva en Detroit, asegurándose de que en cada periódico apareciesen historias y anuncios sobre su nuevo producto. Su sistema de concesionarios locales permitió que el automóvil estuviese disponible en cada ciudad de Norteamérica.

También realiza una importante integración vertical que le permite montar una fábrica autosuficiente, en la cual entra materia prima y se obtienen automóviles terminados.

La primer Guerra mundial se desata en 1914. Para Estados Unidos, lejos de representar una amenaza para su economía, la beneficia totalmente. Junto a ella, a las empresas norteamericanas.

Al inicio de la guerra los EE.UU. Eran un país deudor, al terminar el conflicto eran el principal acreedor internacional.

(Hobsbawm 1988, Pág.104) Ford, en 1917 y luego de haber comercializado más de 3500 vehículos comienza la importación de autos desarmados para ser montados en Buenos Aires. Ese mismo año se aprueba en la casa matriz una inversión de 240.000 dólares para la construcción de una planta de montaje en el barrio de La Boca.

La empresa continuaba creciendo y hacia 1918 el primero modelo de Ford: el Ford T estaba tan inserto en el mercado norteamericano que representaba un 50% del mismo Ford revolucionará la industria automovilística a partir de su sistema de fabricación en cadena la cual promueve la especialización, la transformación del esquema industrial y la reducción de costos.

Resultó atractiva, además, por ser una apuesta muy arriesgada si pensamos en los excedentes de producción que se podrían generar si no son absorbidos por la demanda. Fue una estrategia inteligente y un profundo conocimiento del consumidor medio americano. Siempre que contemos con la demanda suficiente el modelo permite ahorrar tiempo de trabajo al evitar el desplazamiento de los operarios a distintas maquinarias.

El período de entre guerras es reconocido por el derrumbamiento de la economía capitalista. Hubo una importante disminución de la producción industrial. Existe un faltante de capital para las empresas dada la desaparición del ahorro privado.

Hubo una fuerte devaluación de las monedas, como es el caso de Alemania, en donde se redujo a una millonésima parte del valor de 1913. La única economía que funcionaba realmente a pleno rendimiento era la de los Estados Unidos (Hobsbawm 1998, pág. 97).

En medio de esta crisis surge en Alemania un proyecto para la construcción de un automóvil que pudiese resultar, principalmente, accesible. En 1933 Adolf Hitler pone en marcha un plan de fomento de la industria automotriz con el objeto de hacer a las fábricas una competencia significativa para las inglesas y francesas Producto de este plan surge la concesión de la fabricación del denominado automóvil del pueblo (Volks Wagen).

No podemos, en comparación a lo analizado previamente con Ford, hablar de un rápido crecimiento de la misma. Aunque si podemos destacar una estrategia de comunicación en sus comienzos, ya que, con el propósito de financiar el proyecto se incentivó a los ahorradores deseosos de tener los primeros Volkswagen a aportar 5 marcos semanalmente. La convocatoria fue satisfactoria, reuniéndose 286 millones de marcos, aunque ninguna de estas personas recibió su automóvil ya que los proyectos militares monopolizaron la atención por el inicio de la segunda guerra mundial en 1939.

La fábrica del proyecto fue destinada a la producción militar además de la producción de los automóviles civiles. Sin embargo, por esta primera característica, la fábrica se convirtió en objetivo militar y victima de numerosos bombardeos.

La segunda guerra mundial nos llevará a un nuevo esplendor de los Estados Unidos y a una Alemania destruida, sin embargo concluida la guerra se reinicia la actividad.

Comienza un fenómeno mundial donde no hubo grandes épocas de hambre, donde se descansaba sobre una investigación científica más avanzada, donde la economía mundial crecía, y lo hacía a un ritmo explosivo.

Las mejoras eran claramente visibles si se tenía en cuenta los años anteriores, correspondientes a la segunda guerra mundial.

Sin embargo adquirirá mayor significado en las décadas siguientes, influido por el panorama monótono y sombrío (Hobsbawm 1988, Pág.172) que sucederá y otros aspectos que opacaron en aquel momento el reluciente enfoque.

Para EEUU, por ejemplo, no significó grandes avances, sino una extensión de lo vivido en los años de guerra, dado al tamaño y el avance que su economía había alcanzado. Es importante aclarar, también, que no es sino hasta los años sesenta cuando Europa alcanza la prosperidad, época en que se generaliza el pleno empleo y se generalizan las ventajas de ésta sociedad opulenta.

Si bien inicialmente se reconoce la posibilidad de que el crecimiento económico sea independiente de los regímenes económicos, quedará a continuación evidenciado que es el capitalismo, más que el socialismo, el que lograba abrirse camino.

Los países capitalistas desarrollados alcanzarán las tres cuartas partes de la producción mundial y más del 80% de las exportaciones (Hobsbawm 1988, Pág.173) Una de las principales características que permitieron tales desarrollos fue, sin duda, el bajo costo de la energía y su abaratamiento constante. El precio del barril de crudo Saudi era inferior a los 2 dólares a lo largo de todo el período que va de 1950 a 1973.

Estas alentadoras perspectivas permitieron también un importante desarrollo de las comunicaciones, siendo a partir de aquí donde la creación de campañas y avisos se vuelve más numerosa. FORD en 1957 arma los primeros vehículos comerciales de la línea 'F'. A fines de 1959 se produce la pick up F-100, los camiones F-600 y el chasis para colectivos B-600.

En 1961 se lanza en Estados Unidos el Ford Falcon, un año después el mismo modelo será importado a la Argentina por partes y ensamblados en la fábrica instalada en La Boca. Se realizaron numerosas comunicaciones en la Argentina, comentado las cualidades idénticas que Ford ofrecía para sus automóviles norteamericanos y los argentinos. La empresa buscaba resaltar su trayectoria y su origen, además de dar un apoyo a su tecnología y desarrollo en el país. (Véase: Avisos Ford 1961, en Anexos).

En los años siguientes comienza a enfocar sus actividades hacia una nueva tendencia a los vehículos lujosos y de gran porte. Por esta razón comienza a desarrollar la línea Fairlane y la línea De luxe. Realiza también un cambio en la comunicación.

Los avisos comienzan a hablar de comodidad, confort e incluso de nuevos accesorios cromados o vidrios tonalizados (véase: Avisos Ford 1966, en Anexos). Estos nuevos 'lujos' sólo pudieron surgir gracias a las positivas perspectivas que se vivían. El desarrollo de estas líneas no hubiese sido imaginado años atrás.

Mientras Ford continuaba creciendo y buscando mejores formas de satisfacer a sus clientes será recién en 1950, cuando el escarabajo de Volkswagen se convierte en un vehículo de gran aceptación social tanto en Europa como América. Llegando en 1955 al ejemplar un millón.

Hacia 1960 el escarabajo ya era reconocido en el todo el mundo, por lo cual, en 1963, VW lanza una campaña de comunicación bajo el slogan The Volkswagen theory of evolution ('la teoría de evolución VolksWagen') donde la marca habla de la perfección de su producto, argumentando que el diseño no cambia dado la aceptación que tiene en sus consumidores.

(Véase: Avisos WV 1963, en Anexos).

Dos años más tarde WV lanza una nueva pieza de comunicación que resulta claramente un reflejo de lo vivido en aquellas épocas, bajo el titular Is the economic trying to tell you something? (¿La economía intenta decirte algo?) se observa una línea roja sobre una cuadricula similar a la utilizada en las empresas para medir sus ingresos, pero que, en este caso, simula la característica forma del escarabajo. El copy explica cómo el costo del automóvil y los gastos asociados son mucho menores con un WV. Finalmente se lee la frase: Happy days are here again (Los días felices están aquí otra vez) nuevamente como analogía a la recuperación económica mundial. (Véase: Avisos WV 1965, en Anexos).

En 1972 el Escarabajo superó el récord de unidades fabricadas de un automóvil, que ostentaba Ford con su modelo 'T', al alcanzar la cifra de 15.007.034 Volkswagen fabricados.

La crisis mundial del petróleo del año 1973 y sus consecuencias en el costo de los combustibles aumentaron la tendencia del mercado local hacia los autos de menor consumo.

La respuesta de Ford fue el lanzamiento en Julio de 1974 del Taunus, primer Ford argentino compacto y de diseño europeo.

Las piezas de comunicación lo presentaron cómo El chico de Ford. (Véase: Avisos Ford 1974, en Anexos) En 1982 un Ford Taunus producido en Gral. Pacheco se convierte en la unidad nº 1.000.000 . En 1984 y con una inversión de 80.000.000 de dólares es lanzada la línea Sierra, una nueva línea vendida a nivel mundial.

En 1978 el Escarabajo de WV dejó de fabricarse en Alemania al bajar la demanda en la mayoría de los países, ya que habían aparecido en el mercado mundial automóviles equivalentes, pero de diseño y tecnología mucho más actuales. Volkswagen no se quedó atrás en la evolución de los automóviles y presentó en 1974 el modelo Golf, que de inmediato tuvo un gran éxito. Volkswagen fue ampliando paso a paso su gama de modelos, abandonando su anterior política de modelo único.

Así fue incorporando en primer lugar el Passat, un poco antes que el Golf, y a continuación el Polo y el Lupo, modelos más pequeños.

En 1987 se fusionan Ford Motor Argentina y Volkswagen Argentina creando Autolatina., siendo el 51% propiedad de Volkswagen y el 49% de Ford.

Autolatina fue propietaria de todas las compañías automotrices y crediticias de Volkswagen y Ford en Brasil. Surge para optimizar la eficiencia de ambas empresas y mejorar así su participación en un mercado que en 1990 no pudo llegar a las 100.000 unidades en total ante la realidad muy desfavorable del mercado argentino.

La actividad industrial de ambas empresas se concentra en Pacheco. Se lanza el Ford Escort. La oferta de automóviles se completa en 1994 con el lanzamiento del Orion.

En 1995, el joint venture Autolatina se disuelve, la Planta de Montaje y Pintura de Camiones y la subsidiaria Transax se transfieren a Volkswagen. La disolución de Autolatina Argentina generó la necesidad de que Volkswagen llevara a delante un plan de inversiones que alcance los 280 millones de dólares para la instalación de un centro industrial.

El régimen automotriz argentino, hasta el momento, buscaba la especialización como medio de economía, por lo que muchas empresas destinaron sus esfuerzos a la creación de modelos únicos. En el caso de VW lo altos volúmenes de estos modelos le permitieron alcanzar un nivel de exportación alto que generó ingresos suficientes para generar una importación de otros nuevos modelos fabricados en el exterior que permitieron satisfacer a los consumidores locales.

La filosofía empresaria de WV estuvo desde entonces apuntada a la satisfacción de las diversas necesidades e inquietudes del consumidor. Por lo cual se mantuvo en permanente búsqueda del mejoramiento continuo de todos los aspectos de su operación, para otorgar la mejor calidad, y al mejor precio posible.

Ambas empresas continuaron desarrollando nuevos diseños acorde a las necesidades del mercado.

Volkswagen lanza en 1997 el New Beetle, que ofrece un diseño basado en el antiguo Escarabajo, pero totalmente modernizado, al igual que la tecnología. Este automóvil está destinado principalmente al mercado norteamericano, donde sigue existiendo un gran número de conductores nostálgicos del Escarabajo. La aparición de este modelo, unida a un descenso de la demanda también en los países latinoamericanos, lleva en el año 2003 al cierre de la fabricación del clásico Escarabajo en México.

Ford lanza en 1999 el Ford Focus, auto mundial, de gran éxito en Europa y América Latina.

La producción local se complementa con la importación de los modelos Ka, Fiesta, Mondeo, Transit y F-100. El 13 de Octubre de 2005 se produjo la unidad 2.000.000. El auto, un Ford Focus, fue donado a la entidad de bien público Fundaleu El número de modelos por marca se ha multiplicado, y continúa aumentando. Las necesidades de los consumidores han cambiado y se han diversificado. Actualmente, las comunicaciones de las empresas apuntan a sectores cada vez más específicos y segmentados por edades, sexo, perfiles actitudinales.

Las piezas se han separado de las características políticas o económicas y apuntan más a lo social y lúdico. Ejemplo de esta nueva tendencia es la reciente campaña Escola de EcoSport, en la cual un joven maneja un carro de carnaval ya que busca un transporte que le proporcione diversión, finalmente cansado de la constante música brasilera y los bailarines del carro, decide comprarse una camioneta EcoSport.

Otra campaña reciente es la de Ford Ka, bajo el slogan más espacio, para más humanos. Busca apuntar a un sector más juvenil, siempre resaltando la característica diferencial del producto, en este caso más espacio. (Véase: Avisos Ford Hoy, en Anexos).

En el caso de WV también se ha adaptado a estas nuevas tendencias, aún así podemos recocer algunas piezas de características muy similares a las de décadas pasadas, con amplia información del producto y siempre haciendo alguna referencia al avance tecnológico y a la experiencia en el sector, bajo el slogan: Nunca apuestes con alguien que conduce un Touareg (véase: avisos VW Hoy, en Anexos).

Actualmente la industria automotriz ha crecido y se ha desarrollado gracias a las numerosas innovaciones tecnológicas.

La sociedad de consumo también ha crecido y se ha desarrollado, buscando cualidades cada vez más específicas en sus automóviles. Las distintas empresas han sabido, como hemos visto en este desarrollo, adaptarse a las nuevas necesidades que los distintos fenómenos políticos y económicos han generado en la sociedad. La situación cambió y continúa cambiando, el siglo XXI recién comienza y nos trae un escenario desconocido al que cada empresa deberá enfrentar para adaptarse a la nueva realidad.

Los cambios fueron diversos y afectaron más allá de los límites de los estados, podemos reconocer el efecto de la globalización, que abarca muchas cosas diferentes pero que sin embargo tienen algunos aspectos en común (O´Donnell 1998, pág. 09) Las distancias se han acortado claramente, lo cual facilita el movimiento no solo de materiales sino de ingenieros o científicos capaces de realizar investigaciones y desarrollar nuevas y mejoradas tecnologías. Pero esta característica de la globalización no es 'exclusiva' de ninguna empresa. El fenómeno debe ser explotado adecuadamente para hacer la diferencia de la competencia.

Los sucesos políticos y económicos continuarán afectando a todas y cada una de las empresas, no sólo las del sector industrial analizado. El desafío será superarlas, sacando provecho o con las menores consecuencias negativas posibles.

Referencias bibliográficas y recursos electrónicos

- O´Donnell, Guillermo (1998). “Estado, democracia y globalización”, en Realidad Económica N°158, Buenos Aires, agosto-septiembre 1998

- Hobsbawm, Eric, (1998) “Historia del Siglo XX”. Crítica. Buenos Aires.

- http://www.ford.com.ar/ford2007/

- http://es.wikipedia.org/wiki/Ford_Motor_Company

- http://www.todofalcon.com.ar/

- http://www.volkswagen.com.ar/

- http://es.wikipedia.org/wiki/Volkswagen

- http://www.greatvwads.com/


¿Qué nos dice la industria automotriz? fue publicado de la página 19 a página22 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº20

ver detalle e índice del libro