1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25 >
  4. Discriminación a homosexuales en la sociedad

Discriminación a homosexuales en la sociedad

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25 [ISSN: 1668-5229]

Ensayos Contemporáneos. Edición III Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2009

Año VI, Vol. 25, Noviembre 2009, Buenos Aires, Argentina | 132 páginas

[descargar en PDF ]

[ver índice ]

[Ver todos los libros de la publicación]

[+] compartir


Baroffio, Cecilia

Problema
La imagen de la comunidad homosexual en la televisión argentina.
Hipótesis
La televisión produce imágenes estereotipadas de la homosexualidad.


Objetivos
• Conocer la imagen que transmite la televisión de la comunidad
homosexual.
• Analizar al estereotipo homosexual transmitido por la televisión
argentina.
• Investigar cómo la comunidad homosexual llegó a ser una
minoría polémica en la sociedad argentina.


Fundamentación
El presente ensayo se realiza para conocer a los homosexuales
como una minoría que traspasó las fronteras y se transformó
en una comunidad muy polémica, por sus gustos sexuales
y comportamientos en público.
Los medios de comunicación, en este caso la televisión, crean
un modelo que los estereotipa para ridiculizar y promocionar
esta imagen, provocando más discriminación y una negación
de la comunidad homosexual.


Introducción
La homosexualidad existió siempre, pero hoy día se observa
un cambio en la actitud de la sociedad. Todas las culturas
han regulado el amor entre hombres del mismo sexo tejiendo
diferentes rituales más o menos elaborados. Incluso algunas
han intentado, sin éxito, hacerlo desaparecer.
A principio de la década de los setenta se empieza a tocar
este tema en la Argentina. Se reconoce su existencia, pero
con una mirada totalmente moralista. A medida que pasan
los años nuestra sociedad va aceptando ciertos cambios: el
respeto ganado por la comunidad se debe a que comenzaron
a mostrarse en los medios de comunicación masivos. La
apertura de la televisión a los homosexuales colaboró a su
posterior inserción en toda la comunidad.
Lamentablemente, a pesar de esta incorporación social, los
medios de comunicación, en especial la televisión, crean
ciertos personajes gay con actitudes estereotipadas, que son
utilizados como objetos de burla y discriminación al conjunto
de los homosexuales.
En el presente trabajo se analiza cómo actúa la televisión
argentina en la personificación de estos estereotipos homosexuales.


Marco Teórico
Antiguamente la homosexualidad era vista por gran parte de
la literatura clínica como una patología, una forma de trastorno
psicosexual, que se los vinculaba a una serie de trastornos
análogos. Hoy día sigue siendo tratada como una perversión
por parte de muchos heterosexuales –es decir, como específicamente
antinatural y como moralmente condenable. Aunque
en la actualidad el término “perversión” vinculado a la
homosexualidad ha casi desaparecido de la psiquiatría clínica,
y también ha menguado la fobia social hacia este sector de la
población, no podemos asegurar una superación de la marginación
respecto a este tema..
La posibilidad de dar a conocer la homosexualidad y sus protagonistas
condujo a grandes cambios en la vida sexual en
general. Un signo de ello ha sido la popularización del vocablo
autodescriptivo: “gay”. Desde luego, sugiere colorido, abertura
y legitimación, un grito que derriba la imagen de la homosexualidad
como una práctica antinatural.
Las comunidades de cultura “gay” que surgieron en las ciudades
norteamericanas, así como en muchas áreas urbanas
de Europa, proporcionaron un nuevo rostro público del homosexual.
En un nivel más personal, sin embargo, el término
“gay” trajo con él una diseminada referencia a la sexualidad
como una cualidad o propiedad de la identidad personal. Una
persona “tiene” una sexualidad, gay o diferente, que puede
ser reflexivamente asumida, interrogada y desarrollada. (Anthony
Giddens, 1998, Pág. 23)
La idea de “relación” emerge tan fuertemente en las subculturas
gay como en la población heterosexual. Los homosexuales
masculinos tienen diversos compañeros y el contacto
físico con ellos puede ser esporádico. Esto conduce a una
idea de promiscuidad sexual que se continuó hasta la llegada
del SIDA. De este modo podría parecer que nos encontramos
frente a un universo social de sexualidad masculina desenfrenada,
donde los encuentros de una noche se han convertido
en acoplamientos indiscriminados de diez minutos. Esto es
una gran distorsión de la realidad. De hecho, una elevada proporción
de gays y la mayoría de las mujeres lesbianas, mantienen
una relación de pareja por mucho tiempo. Los mismos
estudios citados encontraron que la mayor parte del público
encuestado había mantenido una relación con un compañero
principal, al menos una vez durante un periodo de dos años o
más. (Anthony Giddens, 1998, Pág. 24)
Se ha demostrado que a través del paso del tiempo, los homosexuales
fueron ganando espacios en la sociedad, aunque
en el caso de la televisión la situación cambió de rumbo. Y
esa es la principal vía de reflexión de este ensayo.
La cultura debe ser pensada como un todo integrado por pequeñas
subculturas identificadas y específicas y que sociabilizan
entre sí. Griffin, E. (1997) propone ver a los medios de
comunicación masivos y a la publicidad como agentes que
colaboran a que algunas agrupaciones tengan una hegemonía
en la sociedad, influenciando o dominando a otro grupo
social o subcultura. En este caso los gays son mostrados en
la oposición heterosexual-homosexual, siendo muchas veces
dominante el pensamiento del primero que genera a posteriori
el surgimiento de grupos sociales que acometen contra la
existencia de la comunidad gay mediante la homofobia.


Homofobia

La Organización Panamericana de la Salud en su boletín sobre
campañas contra la homofobia en Argentina, Brasil, Colombia
y México, define la homofobia como: “El prejuicio, estigma o
discriminación hacia las personas que mantienen relaciones
sexuales con otras de su mismo sexo”. (2006, p. 7)
La misma dice que ésta representa una amenaza para la salud
pública de América Latina porque afecta no sólo la salud mental
y física de la comunidad homosexual sino que contribuye
a la epidemia del VIH la OPS incita a crear campañas masivas
como herramientas para la reducción de la homofobia en estos
países.
Es decir que mientras las organizaciones mundiales intentan
crear campañas de bien público contra la homofobia, las organizaciones
homosexuales persisten en la lucha inmediata
contra las comunicaciones con fines comerciales que difaman
su perfil social.
Los medios de comunicación son espacios de interacción de
ideas, de divulgación de ideologías y de influencia vertical con
el receptor. Existen casos en que la comunicación publicitaria
propone un mensaje homófogo que fortalece en el imaginario
social los prejuicios. De este modo la discriminación y violación
de los derechos civiles y humanos; empieza a desarrollarse
junto a las manifestaciones en contra de estos mensajes
de la mano de activistas de la comunidad gay.
Una de las principales organizaciones es la Gay & Lesbian
Alliance Against Defamation (GLAAD) o Alianza de Gay y Lesbianas
contra la Difamación que está dedicada al fomento y
garantía justa del respeto a la imagen de los individuos homosexuales
en los medios de comunicación. Se busca que
la representación de los gays en los medios sea respetable y
precisa, eliminando así la homofobia y la discriminación basada
en la identidad de género y la orientación sexual.
La misión de la GLAAD, como la de otras organizaciones que
a nivel mundial velan por el cuidado de la identidad homosexual
en cualesquiera de sus contextos, es la de cambiar el
corazón y la mente de las personas con respecto al concepto
de los gay o lesbianas, transgéneros o bisexuales. Estas organizaciones
son conscientes de que lo que se ve en la televisión
o se lee en los diarios influye en el trato para con éstos.
Tal como expresa la GLAAD en su website institucional:


Cuando las imágenes en los medios de comunicación
son justas, precisas e incluyentes con los individuos
LGTB, nos encontramos cada vez más acogidos y bienvenidos
dentro de una sociedad que respeta la diferencia.
Cuando no es así, cuando los estereotipos y la desinformación
contaminan el bien de la aceptación cultural, nos
volvemos vulnerables a las fuerzas anti-gays ayudando y
trabajando en crear un mundo donde no existimos… es
allí donde tenemos la responsabilidad de actuar. (GLAAD,
http://www.glaad.org/about/index/php)


Televisión y homosexuales

La televisión es considerada hoy día como un medio para expresarse
libremente y como un reflejo de la sociedad. También
en algunos casos, la misma televisión impone modelos
a seguir y formas de vida a través de personaje en series,
novelas o publicidades.
Según un estudio realizado por Lilian Rubin sobre las relaciones
sexuales entre hombres y mujeres en la sociedad el “18
por ciento es o exclusivamente homosexual o persistentemente
bisexual; entre las mujeres, el 2 por ciento es plenamente
homosexual, el 13 por ciento ha participado en cierta
forma de actividad homosexual, mientras que más del 15 por
ciento confesó que había tenido deseos homosexuales sin
haber cedido a ellos”. (1990, Pág. 8)
En los últimos tiempos la televisión abrió las puertas a los homosexuales
para su mejor inserción en la comunidad. Algunos
éxitos en la pantalla chica permitieron que esto suceda.
Tales como el caso del periodista Juan Castro, o en la ficción
con la serie Los Roldán (donde un travesti era el protagonista
de una tira diaria en prime time), o Julio Bocca quien declaró
públicamente sus preferencias sexuales. Ellos, y otros como
Malena Candelmo –la travesti que cuando era pequeña fue
abusada por Héctor “Bambino” Veira– y Gastón Trezeguet
–un participante de Gran Hermano fomentaron este debate
social generalizado sobre el tema.
Rápidamente aparecieron grupos a favor y en contra, (como
la Iglesia). Se creó una nueva mirada hacia la homosexualidad
como “enfermedad o aceptación social”.
Otros casos importantes que aparecieron en la televisión fueron
los casamientos de Roberto Piazza (Diseñador de Indumentaria)
con su novio y el del travesti Florencia de la V. con
su pareja.
A raíz de la presencia en los medios, y al ser objeto de cotidianidad,
la comunidad homosexual llevó su lucha a las calles,
resplandeciendo con sus historias de vida y formas de
pensar. La sociedad pudo contemplar que se puede pensar
y amar distinto.
Actualmente, en la televisión Argentina se está emitiendo la
serie Los exitosos Pells, tira diaria que es emitida por Telefé.
Allí se muestra las diferentes facetas del estereotipo gay
actual, de una forma bastante inusual para la televisión argentina.
En primer término porque el propio protagonista, el
periodista Martín Pells (Mike Amigorena) es gay y está de
novio con Tomás Andrada (Diego Ramos), el hijo de Franco
Andrada (Hugo Arana), dueño del canal de noticias en el que
trabaja. En segundo lugar, nos presenta personajes que están
lejos de los amariposados, Ramos, Amigorena y Diego Reinhold
(el mejor amigo de Tomás en la ficción) interpretan a un
estereotipo gay cuidadoso en su vestimenta, su vocabulario y
por sobre todas las cosas, su forma de encarar la vida.
Si bien este modelo refleja el carisma y prolijidad de un homosexual,
no se escapa del estereotipo que la sociedad tiene de
la comunidad. El personaje de Tomás representa a un chico
de buen pasar económico con comodidades y lujos, esto está
muy alejado de la realidad de todos los homosexuales, que
no son ricos. Hay de todas las clases sociales, e incluso en
las clases más bajas de la sociedad donde se vive de manera
más cruda la intolerancia y la violencia homofóbica.
Luego de exhibir los diferentes casos de estereotipos que
presenta la televisión argentina, podemos observar que este
medio de comunicación es muy influyente en la sociedad, ya
que al mostrar estos “modelos gays” se los percibe erróneamente
por falta de conocimientos.
Los homosexuales, como minoría social, trabajan en equipo
y se defienden de las acusaciones diarias que reciben por
“ser diferentes”. La comunidad gay es discriminada por la
sociedad, por el hecho de no poseer las mismas ideas. A partir
de esta actitud, surgen los miedos, los ataques físicos y
psicológicos. Los medios de comunicación crean figuras para
fomentar estos miedos a lo diferente y a lo desconocido.
Por lo tanto, se concluye que mientras existan en la televisión
personajes que representen de una manera irónica a una minoría
social, la comunidad gay no tiene posibilidades de ser
vista de otra manera. Esto se debe a que la influencia que
tienen los medios en la sociedad es enorme comparado con
la campaña de concientización que podrían realizar los homosexuales
para su conveniencia.


Bibliografía
Daniel Balderston y Donna Guy (1998). Sexo y sexualidad en América
Latina. Buenos Aires: Paidós.
Valerio Fuenzalida (1997). Televisión y cultura cotidiana. La influencia
social de la TV percibida desde la cultura cotidiana de la audiencia.
Santiago de Chile: CPU.
Anthony Giddens (1998). La transformación de la identidad. Madrid:
Ediciones Cátedra.
Mónica Gogna (2005). Estado del Arte. Investigación sobre sexualidad
y derechos en la Argentina (1990-2002). Buenos Aires: Centro de
Estudios de Estado y Sociedad.
Griffin, E. (1997). A first look at Communication Theory. Estados Unidos:
McGraw Hill.
Sheila Jeffreys (1996). La herejía lesbiana. Una perspectiva feminista
de la revolución sexual lesbiana. Madrid: Ediciones Cátedra.
Organización Panamericana de la Salud (2006). Campañas contra la homofobia
en Argentina, Brasil, Colombia y Mexico. Washingtong,
D.C: Biblioteca Sede OPS.
Lilian Rubin (1990). “Erotic Wars. Nueva York” Citado en: Anthony
Giddens (1998). La transformación de la identidad. Madrid: Ediciones
Cátedra.
http://www.glaad.org/about/index/php



Enviar a un amigo la publicación

Tu nombre:    Tu e-mail:


Info de tu amigo

Apellido:    Nombre: *

E Mail: *       Sexo: * Femenino | Masculino

Comentarios:

  • Discriminación a homosexuales en la sociedad fue publicado de la página 25 a página27 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25
  • [ver detalle e índice del libro]


Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones