1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº7 >
  4. El uso sustentable del color en el diseño de ámbitos urbanos

El uso sustentable del color en el diseño de ámbitos urbanos

Ávila, María Mercedes; Suárez, Darío

Actas de Diseño Nº7

Actas de Diseño Nº7

ISSN: 1850-2032

IV Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Comunicaciones Académicas Julio 2009, Buenos Aires, Argentina

Año IV, Vol. 7, Julio 2009, Buenos Aires, Argentina. | 263 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Sustentabilidad, desarrollo y problemática ambiental

En los últimos años se han desarrollado distintas miradas sobre la sustentabilidad, concepto relacionado al desarrollo y a la problemática ambiental. Tomando en cuenta esta problemática que es ineludible de abordar, el equipo de investigación del que formamos parte consideró importante ubicar el tratamiento del color en la ciudad como un aspecto a tener en cuenta al momento de realizar cualquier emprendimiento que intente conciliar la idea de desarrollo socio económico con la idea de sustentabilidad.

La sustentabilidad es un concepto que surge en relación a las manifestaciones de crisis ambiental y tiene como uno de sus objetivos la búsqueda de viabilidad del modelo socio productivo actual.

Estudiosos del tema, entre los que se encuentra R. Guimaraes, cuestionan esto afirmando que solo busca soluciones circunstanciales.

Plantean entonces poner un techo o límite al actual camino del desarrollo económico productivista-consumista.

Se entiende entonces a la sustentabilidad como un pacto generacional que aspira a “satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Fernández 2000).

Hoy la sustentabilidad participa del ámbito de las políticas públicas de desarrollo urbano, aunque en muchos casos es tomada como palabra llave y no como guía de un camino para entender y aportar a la solución de la crisis de las ciudades.

La crisis urbana está íntimamente ligada a la relación desarrollo - problemática ambiental.

Dentro de esta relación compleja, ya que involucra en ella aspectos políticos, económicos, sociales y ecológicos, proponemos en relación al concepto de sustentabilidad reflexionar sobre el uso y el tratamiento del color en la ciudad.

El color es entonces un aspecto a considerar en todo emprendimiento que intente conciliar la idea de desarrollo socio económico con la idea de sustentabilidad.

La importancia de esto radica en que se manifiesta en procesos físicos singulares y heterogéneos como el diseño cromático de exteriores urbanos, que es el diseño cromático de la ciudad.

Diseño cromático. Herramienta de construcción de un ámbito urbano sustentable

El color urbano ha acompañado y acompaña el desarrollo de la ciudad, así como a la expresión de su imagen que define en el tiempo su identidad. Y esta, la imagen, debiera estar comprometida con la calidad de vida de sus habitantes.

Pueden así plantearse criterios operativos de diseño y tratamiento cromático comprometidos con la idea de desarrollo sustentable que se presenta como el espacio de acción para enfrentar la crisis de la sustentabilidad urbana.

Este espacio de acción se traduce en la posibilidad de promover planes y/o proyectos urbanos calificados como sustentables, en la medida que su objetivo principal es mejorar la calidad de vida de toda una población, posible a través del desarrollo armónico en lo político, socio-cultural, económico y ecológico.

Reflexionar sobre el diseño cromático urbano parte de mirar, leer y comprender intervenciones cromáticas actuales.

Se advierte en algunos casos una actitud de visión a corto plazo o con un horizonte acotado a la coyuntura.

El color se manifiesta solamente como un elemento de propaganda, de publicidad o de marketing, no respondiendo a los complejos requerimientos que están involucrados en la construcción del espacio urbano.

Muchas veces se actúa creando escenografías urbanas que solo pretenden aportar espectacularidad, sin el compromiso global que implica el actuar en la ciudad.

Se detecta la “ausencia de estudio” de aspectos como: • La tecnología, específicamente las terminaciones superficiales, como pinturas, o materiales de revestimiento, cuya aplicación se hace sin considerarse el tipo de superficie sobre el que se trabaja.

• En algunos casos se usan tecnologías no tradicionales como estructura y envolventes prefabricados, utilizándose el mismo tipo de pintura y la misma técnica de aplicación que sobre otras terminaciones.

• El clima.

• El uso, la función, o el destino, el grupo social al que está destinado.

• Los significados emergentes que del uso del color se derivan. Se observa la utilización de una paleta única, con muy pocos matices y variantes que no ayudan a la comprensión de las distintas funciones, tipologías.

Se suma esto a la resolución morfológica que tampoco diferencia los parámetros antes mencionados. Específicamente en cuanto al significado de estas intervenciones solo parece utilizarse el color como motivo de identificación de una gestión política, sin considerar el uso, la función y el grupo social.

• Entre otros aspectos del diseño urbano.

Como consecuencia aparecen patologías, cuya reparación y mantenimiento no están garantizados.

Estos aspectos no considerados son parte constitutiva del proceso proyectual y de la actitud del diseñador urbano; si se tiene como objetivo garantizar una inversión rentable tanto desde lo económico como de lo social, en definitiva sustentable.

Deben sumarse entonces a los aspectos tradicionales del diseño urbano: materiales a emplear, criterios de elección de los mismos, agentes que provocan agresiones - patologías, prever posibles acciones de conservación y mantenimiento, etc.

El uso del color en la revalorización de áreas urbanas

Este interés surgió de las experiencias realizadas por un equipo del Instituto del Color en el ámbito urbano (espacio exterior público) de la ciudad de Córdoba y en localidades del interior de la provincia.

Un ejemplo de estas acciones es la Ciudad de Villa Allende, en donde a partir del interés municipal, la Gestión Política planteó el propósito de consolidar una nueva imagen en la villa.

El sector de trabajo, conocido como “sector del polideportivo”, constituía una situación urbana compleja y como premisa principal se proponía generar una nueva imagen a partir de mejorar la situación del espacio público urbano existente.

Las premisas que se plantearon para el sector fueron: • Redefinición de la imagen urbana de Villa Allende, debido al explosivo crecimiento de la ciudad, nueva identidad.

• Revitalizar y reforzar el sentido de lugar del “área polideportivo”.

• Potenciar intereses y actividades comerciales, recreativas, culturales y deportivas que aporten a la identificación y apropiación por parte del habitante de la ciudad. (algunas de estas actividades estaban consolidadas y otras estaban en incipiente crecimiento).

• Integración de acciones y criterios de intervención con un sistema de lugares propuesto.

La propuesta de transferencia al espacio físico consistió en:

• Intervención cromática de las envolventes arquitectónicas y de la gráfica publicitaria.

• Recuperación de fachadas con el tratamiento adecuado para su posterior pintado.

• Propuesta de ordenamiento de la gráfica publicitaria mediante marquesinas, toldos y distintos tipos de cartelería.

• Ensanche de veredas de acuerdo a los requerimientos planteados por las incipientes actividades.

• Cambio de solados en veredas.

• Renovación de la vegetación existente, adecuándose a los usos consolidados e incipientes.

• Zonas de permanencia existentes y nuevas equipadas con bancos, papeleros, esculturas urbanas e iluminación.

Esta intervención, cuya gestión tuvo carácter participativo, se encuentra en este momento en una etapa de receso ya que la gestión política ha debido enfrentar la crisis del 2001, debiendo priorizar otros temas.

El uso del color en la arquitectura como herramienta para la revalorización de áreas urbanas ha sido protagonista en distintas intervenciones, como lo es el caso del casco histórico de la ciudad de Madrid en España, que expresa el rasgo distintivo de estas acciones es el mantenimiento permanente y sostenido.

Entre distintas experiencias significativas en Latinoamérica se constituye en un buen ejemplo la ciudad de Valparaíso en Chile.

A partir de un plan estratégico que contiene distintos programas, destacamos el “Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano de la ciudad”. Este tiene como objetivo la revitalización de la ciudad de Valparaíso poniendo en valor el patrimonio urbano de la ciudad como base para nuevas actividades económicas, sociales y culturales que beneficien a la población. Se espera de esta manera posicionar a la ciudad en centro turístico y de servicios.

Los componentes del Programa son: • Fortalecimiento institucional y normativo.

• Entornos patrimoniales integrados: cuyo objetivo es intervenir en áreas prioritarias de la ciudad, que maximicen el impacto desencadenador de la recuperación urbana y preservación patrimonial.

• Intervenciones transversales: cuyo objetivo es efectuar intervenciones urbanas que mejoren la imagen urbana, con un correcto funcionamiento de infraestructura.

En algunas de estas intervenciones el color tuvo un rol predominante como herramienta de revitalización del espacio urbano integrando sectores dentro de los diferentes entornos y siendo un disparador de la inserción de nuevas actividades que a su vez determinan nuevas conductas y comportamientos.

La ciudad de Salvador de Bahía, en Brasil, es otro ejemplo de Recuperación arquitectónica-urbana de sectores de la ciudad, donde el color es elemento tomado como herramienta para tal fin.

En 1992 el Gobierno del Estado empieza una reforma del centro histórico de la ciudad, mediante el llamado “Programa de Recuperación del Centro Histórico de Salvador”, una política de regeneración en masa de los bloques del casco antiguo. El trabajo ejecutado no solo abarca la reforma física de los edificios sino también un servicio de urbanización y paisajismo, la recuperación de la pavimentación, la mejora de la red de agua y energía eléctrica, medidas de prevención del fuego, etc.

La ocupación de los nuevos espacios por actividades de comercio y servicios, tales como tiendas, bares, restaurantes, librerías y oficinas, nuevas plazas y estacionamientos, para su consumo en forma de entretenimiento dirigidos a la población en general e incremento del flujo turístico, tienen como objetivo recuperar el área como destino cultural y turístico.

La intervención en Salvador fue muy bien calificada por los técnicos de la UNESCO como una referencia para la recuperación de sitios históricos, por ofrecer: • una esfera variada de comercio y servicios; • la prontitud con que los nuevos inversores contestaron a la propuesta del gobierno consolidando la función turística del área; • y, sobre todo, una notable transformación social.

Conclusiones

Considerando la realidad urbana contemporánea, es fundamental profundizar los aspectos mencionados, por lo que un equipo de investigación, el cual integramos, está trabajando este aspecto con el objetivo de aportar a la construcción de ambientes urbanos sustentables.

Algunos de los objetivos planteados que tienen el propósito de mejorar las acciones y prácticas proyectuales y constructivas del ámbito urbano son: • Alentar el equilibrio del aspecto económico del desarrollo con una actitud proyectual y constructiva de sustentabilidad.

• Destacar el rol del color como componente importante de la calidad de vida en sus diversas actuaciones.

• Proponer acciones y prácticas que minimicen los desequilibrios técnicos, económicos y ambientales para alcanzar la sustentabilidad de los emprendimientos.

• La participación, entre otros.

Estos objetivos aspiran aportar al conocimiento teóricoinstrumental del color en relación al logro de ambientes urbanos sustentables.

Nos guía el propósito de lograr mejorar la calidad de vida urbana, en términos colectivos e individuales, alentando inversiones e impulsando un conocimiento global de la misma con atención a lo local patrimonial.

Lo expuesto acerca del uso del color en la ciudad apoyado en la sustentabilidad como principio ordenador, se instrumenta para ofrecer criterios y herramientas que sirvan de modelos para la gestión institucional.

Referencias bibliográficas

- Carmona, Marisa, Álvaro Arrese. 2005. Globalización y Grandes Proyectos urbanos. La respuesta de 25 ciudades. (Buenos Aires: Infinito).

- Fernandez, Roberto. 2000. La ciudad verde. Teoría de la Gestión Ambiental Urbana. (Buenos Aires: Espacio).

- Pergolis, Juan Carlos. 2005. Ciudad Fragmentada. (Buenos Aires: Nobuko).

María Mercedes Ávila y Darío Suárez

. Instituto del Color - Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño. Universidad Nacional de Córdoba.


El uso sustentable del color en el diseño de ámbitos urbanos fue publicado de la página 223 a página225 en Actas de Diseño Nº7

ver detalle e índice del libro