1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV >
  4. Actitud creatividad: procedimientos de autoevaluación y evaluación en equipo. Redes sociales

Actitud creatividad: procedimientos de autoevaluación y evaluación en equipo. Redes sociales

Grinberg, Adriana [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

ISSN: 1668-1673

XIX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2011

Año XII, Vol. 15, Febrero 2011, Buenos Aires, Argentina | 215 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Una reflexión sobre los procedimientos pedagógicos que surgen de la observación de la experiencia en el aula, además de una descripción sobre la conversación, autoevaluación, evaluación en equipo y conclusiones sobre la encuesta. Con este trabajo, se afirma que no sólo los contenidos de la materia constituyen el objetivo de enseñar, sino enseñar también los procedimientos de enseñanza. Aprender a aprender en acto.

Palabras claves: creatividad - equipo – talento – actitud – enseñanza – procedimiento – experiencia - responsabilidad.

¿Qué podía hacer para enseñar esa casi infinita literatura, que sin duda excede el término de la vida de un hombre o de las generaciones?

J. L. Borges

Me propongo en este escrito, puntear los procedimientos que desde hace un tiempo aplico en el aula, en el afán de establecer con los alumnos un vínculo de confianza y responsabilidad mutua. La transformación que supone el pasaje de la escuela secundaria a la facultad, exige en los primeros años, considerar la adaptación a las nuevas condiciones de jóvenes que eligen su destino profesional. Por medio de consignas simples y una actitud docente adecuada, es posible acompañar, no sin dificultad, el cambio de hábitos que supone salir de la obligatoriedad a la responsabilidad sobre las propias elecciones. Crear esta conciencia en los alumnos, supone para nosotros, los docentes una actitud transformadora y atenta a los nuevos discursos con la que los alumnos ingresan a la facultad. Y que nosotros ni nos habíamos enterado. Y si nos enteramos, lo primero que hacemos es quejarnos. La metodología y tecnologías para enseñar, sean tal vez, el lugar por donde adecuar el vínculo. Propongo como método: conversación, autoevaluación, evaluación en equipo, redes sociales.

Una queja frecuente.

El tono de la clase transcurre con un letargo, falta de atención, profesores que dirigen su intención con ánimo de ser escuchados y se encuentran del otro lado con un silencio sistematizado. Escritos y reflexiones pobres, entregas de trabajos prácticos fuera de tiempo y de forma, en fin, el esmero y calidad que suponíamos al comenzar las clases, se van diluyendo ante un universo de estupor. Los chicos no hablan, escriben mal, sin acentos o faltas de ortografía, lo conceptual o abstracto es casi imposible, preguntas permanentes sobre “qué hay que hacer”. Se espera la palabra del profesor con ánimo de ser aprobado o desaprobado. Incumplimiento por desatención y para colmo, los mensajes de texto, redes sociales y códigos nuevos que nos alteran porque no sabemos cómo incluirlos en nuestras propias vidas o cuáles son sus límites entre lo público o lo privado. Ante semejante cuadro de situación, la “queja ocupa el lugar de la impotencia” y vemos como los viejos esquemas en los que veníamos navegando se caen a pedazos y junto con ellos nuestros ideales. Para no avanzar en este estado de cosas, mejor comencemos por el principio.

¿Hay algo que se pueda hacer?

Procedimientos pedagógicos. El secreto lenguaje de la enseñanza.

Desde hace varios trabajos, vengo desarrollando un criterio para estas notas, que surgen de la observación de la experiencia en el aula, de la lectura de algunos autores como Skön, Gardener, Foucault y tantos otros. Rescato asuntos como el talento: “Consideremos entonces, que cada cual conlleva un “talento” particular que tiende a expresarse en un determinado ámbito disciplinar. Supongamos entonces que ese “imán” entre sujeto y disciplina se da como la natural consecuencia de un interés. Podemos preguntarnos cómo se le enseña al talento, cuál es la función de un maestro para un talento, de qué didáctica hablamos cuando de desplegar un talento se trata.”

Y reflexioné en ese mismo artículo sobre el “procedimiento pedagógico de taller”, como ese vínculo insustituible entre maestro-discípulo, en donde el aprendizaje de “oficio” se da, de manera impecable, para la corroboración de técnicas y conceptos. Hay un ritmo entre el hacer y el saber, entre el maestro y el discípulo, que según sea el aprendizaje teórico- práctico, requerirá de procedimientos para la enseñanza con diversas estrategias.

No olvidemos el medioevo y el aprendizaje de Artes y Oficios ni a los filósofos, que desde sus Foros, instruían a sus discípulos en el arte de la Retórica o del pensamiento.

En el Encuentro Latinoamericano 2010, de esta Facultad, Norberto Chávez, señaló en su discurso final que el Diseño es un oficio que depende de la subjetividad y que solo en la relación que se establece con alguien de mayor experiencia, es posible evolucionar en el aprendizaje, menciona al taller medieval como el modelo que “legaliza” la transmisión de ese saber. En coincidencia con esta reflexión es que cito mis trabajos.

En otro artículo mencioné una simple ecuación que articula un “entre” para definir la noción de creatividad, como una bisagra: deseo-creatividad-realización, otorgando a la creatividad un lugar efectivo para el encuentro con la evolución hacia nuevas formas.

Solo en el vínculo que se establece a partir de un dialogo “entre” saberes, se genera la experiencia del aprendizaje, rítmicamente. Legalizando así el campo subjetivo. Otra experiencia significativa durante este año en la Facultad, es que asistí a una clínica de Programas Ejecutivos: El impacto de las redes sociales en el mundo de los negocios, que obviamente para mí, fue el impacto en la cultura, lo traduje para poder observar con más amplitud este nuevo código que es la comunicación “en tiempo presente”, “la conversación global”

Además de muy interesante la totalidad de la clínica, destaco el comentario de Alejandro Piscitelli, docente de la UBA: “...nos encontramos no ante un salto generacional, sino ante una “diferencia de alfabeto generacional”, aludiendo directamente a la comunicación en tiempo presente, que demuele la noción de tiempos de espera en la comunicación y en donde toda noticia es al instante, para luego pasar de largo si es que el receptor no es el indicado.

Amparada en estas premisas es que indago en procedimientos que le van dando forma y estilo, a mi propia relación subjetiva y de “oficio” en el aula-taller de mi materia Comunicación oral y escrita. En otros artículos comenté la necesidad de instrumentar técnicas de enseñanza motivadoras y movilizantes para lograr una amplia participación de cada alumno, por medio de diversas consignas individuales o en equipo. En este caso, me detengo en los procedimientos que sirven a la evaluación, como un medio para el logro del compromiso ante las responsabilidades.

Actitud docente y procedimientos

No voy a argumentar acerca de estos procedimientos, ya que lo hago en otro trabajo, surgido de mi final en la materia de capacitación docente Introducción a la Evaluación de los Aprendizajes. Pero sí los describo como método para luego pensar algunas conclusiones, ligadas a la encuesta anónima que hago en clase desde hace unos dos años.

a. La conversación. Este simple acto, da lugar a la reflexión, desbloqueo e intercambio necesario para la puesta en común de un “tono” en la clase que habilita a la participación, legalizando saberes y reflexiones, además de desarrollar capacidades cognitivas. Recordemos que a las redes sociales, tan de actualidad, se las denomina como “la gran conversación global”. Tema más que opinable en otra oportunidad, pero que no deja de aludir a esta condición constitutiva de lo humano. Actividades para conversar, ejemplos:

- Presentación personal en círculo, el primer día de clase.

- Puesta en común del encuadre de la materia

- Preguntas sobre saberes previos.

- Uso de redes sociales (Facebook) para la reflexión de los temas trabajados en clase, sobre material encontrado en la web y subido.

- Aceptación plena por parte del docente sobre los temas de interés que los alumnos traen.

- Trabajo en pequeños grupos o equipos.

A veces, la percepción sobre este método es de “perdida de tiempo”. Si somos concientes que el diálogo, la formulación de buenas preguntas y la inclusión de este método en la presentación de los temas curriculares, forman parte de un método para aprender a aprender, como lo propone el cognitivismo, podemos relajarnos y avanzar.

b. Autoevaluación propuesta a los alumnos.

- Generar un cuadro de calificaciones que incluya todos los datos que interesen a la materia, con la participación de los alumnos y regulación del docente. Cada número indicador de una calificación, representa una cualidad y calidad de lo esperado en cada trabajo.

- Crear conciencia de “responsabilidad” sobre el trabajo a diferencia de “obligatoriedad” para con el docente. En mi caso converso con los alumnos acerca de la diferencia con la escuela, que es obligatoria y la Facultad, que es elegida por ellos, por lo tanto la responsabilidad es de quien elige.

- Generar consignas claras en donde los alumnos puedan precisar, qué deben incluir indefectiblemente en sus trabajos prácticos. Autoevaluar si realmente incluyeron todo el material solicitado antes de traerlo a clase.

- La fecha de entrega es crucial, ya que luego se trabaja en clase con el material.

c. Evaluación en equipo. Esta propuesta estimula el conocimiento del tema y la conversación acerca de saberes, ya que es imposible evaluar a otro si no se conoce el tema y en la evaluación, cada alumno amplifica su propio conocimiento por el intercambio con los otros.

- Intercambiar el trabajo, dependiendo de cuál se trate, con otro alumno.

- Se lee y corrige el trabajo del compañero, de acuerdo a lo pautado. Debe entender el material y corroborar que estén todos los objetivos solicitados previamente por el profesor.

- Se puede evaluar con los apuntes.

- El alumno habla en clase sobre el trabajo del compañero y recíprocamente.

- Suelo poner una nota conceptual a quién evalúa el trabajo del compañero.

- La totalidad de la clase va siguiendo con atención los ajustes de la corrección con el objetivo de afinar la evaluación del que le toca a él.

- Los equipos de más gente, trabajan con distribución de tareas y un coordinador que representa al equipo.

En cuanto al uso de las redes sociales (Facebook), por el momento usamos la conversación global para ejemplificar con material subido de la web y analizar brevemente cada ejemplo, lo vemos también en clase. El objetivo es incluir los nuevos discursos mediáticos y descubrir en conjunto los pro y los contras de estos medios. Compartir esta experiencia y evaluar en el conjunto de la clase la eficacia de los métodos. Es decir, dar participación en la creación de métodos de enseñanza y aprendizaje. Por este motivo es que realizo la encuesta de calidad de estos procedimientos

Es tema de examen final la pregunta en cuanto a método de aprendizaje con autoevaluación y evaluación en equipo. Pregunto concretamente si considera útil el procedimiento de autoevaluación y evaluación en equipo para el futuro académico y profesional. Y la respuesta, es definitivamente que sí.

d. Conclusiones sobre la encuesta.

Al promediar del cuatrimestre hago una encuesta anó- nima sobre los procedimientos de enseñanza en clase. 1. Si conoce el método de autoevaluación y el de evaluación en equipo, en qué consiste?

2. Nombrar beneficios y dificultades de este procedimiento.

En el punto 1, en general todos pueden describir el método, dado que lo vivencian con asiduidad.

En el punto 2, se dan respuestas muy interesantes, ya que todos coinciden en que les sorprende descubrir de cuántas maneras posibles se pueden abordar un mismo tema y que les aporta nuevas ideas para reformular el propio trabajo. Y que es un método para aplicar en general a cualquier TP, inclusive para sus otras materias.

Y en su futuro profesional.

En cuanto a las dificultades, la mayoría coincide en tener que saltar por encima del miedo a equivocarse al corregir el trabajo de otro o que le da vergüenza decirle al compañero qué debe corregir.

En ese punto encontré que aclarando que se trata de un ejercicio de a dos, ya que ambos o el equipo se encuentra en la misma situación, no hay “injusticia” para nadie, además que la corrección se produce en mi presencia y con las aclaraciones pertinentes, a sabiendas que si se conoce el tema se está en condiciones de corregir el trabajo de otro y las dudas son aclaradas en la medida que van apareciendo.

Otra, es la sensación de que lleva mucho tiempo corregir el trabajo de otro, pero al incluirlo como método de enseñanza y aprendizaje, esa duda se disipa.

Conclusión

Me propongo con este trabajo, afirmar que no solo los contenidos de la materia constituyen el objetivo de enseñar, sino enseñar también los procedimientos de enseñanza. Aprender a aprender en acto.

Conversación, autoevaluación y trabajo en equipo, responsabilidad sobre la tarea “elegida”, aceptación de los nuevos códigos de comunicación, garantizan la confianza, conocimiento y capacidad de expresión y aprendizaje, especialmente el lenguaje hablado y escrito como la metáfora insustituible de la condición humana, de un modo conciente y compartido con los alumnos. Esto los saca de la actitud pasiva de “ser corregidos” y autorizarse así a poder evaluar trabajos propios y ajenos, con un otro que le avale y legalice su saber en ciernes. Sin descalificaciones. En todo caso podrá ser una autodescalificación.

Esto también es enseñar.

Abstract: The author makes a reflection on the pedagogical procedures that arise from the observation of experiences in the classroom, besides a description on the conversation, selfevaluation, team evaluation and conclusions on the survey. The article sustains that teaching objectives involve not only the contents of the subject but the teaching procedures.

Key words: creativity - team - talent - attitude - education - procedure - experience - responsibility.

Resumo: Uma reflexão sobre os procedimentos pedagógicos que surgem da observação da experiência na sala de aula, além de uma descrição sobre a conversa, a auto-avaliação, avaliação da equipe e conclusões sobre a encuesta. Com este trabalho, afirmase que não só os conteúdos da matéria constituem o objetivo de ensinar, mas também ensinar os procedimentos de ensino. Aprender a aprender na ação.

Palavras chave: criatividade - equipe – talento – atitude – ensino – procedimento – experiência - responsabilidade.

(*) Adriana Grinberg. Directora de teatro y actriz. Docente especializada en Teatro y recursos expresivos para el desarrollo personal. Profesora de la Universidad de Palermo en el Departamento de Investigación y Producción de la Facultad de Diseño y Comunicación.

Vocabulario relacionado al artículo:

aula . creatividad . redes sociales .

Actitud creatividad: procedimientos de autoevaluación y evaluación en equipo. Redes sociales fue publicado de la página 113 a página115 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

ver detalle e índice del libro