Catálogo Digital de Publicaciones DC
  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV >
  4. La evolución del rol docente frente a los cambios sociales y tecnológicos

La evolución del rol docente frente a los cambios sociales y tecnológicos

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV [ISSN: 1668-1673]

XIX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2011

Año XII, Vol. 15, Febrero 2011, Buenos Aires, Argentina | 215 páginas

[descargar en PDF ]

[ver índice ]

[Ver todos los libros de la publicación]

[+] compartir


Ferrón, Nicolás [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Evolución. (Del lat. evolutio, -onis.) f. Acción y efecto
de evolucionar. II Desarrollo de las cosas por medio del
cual pasan de un estado a otro. II Movimiento que hacen
las tropas o los buques, pasando de unas formaciones a
otras. II fig. Mudanza de conducta o de actitud. II Transformación
de las ideas o de las teorías. II Fil. Hipótesis
que explica todos los fenómenos por transformaciones
de una realidad primera, cuyo perpetuo movimiento intrínseco
la hace pasar de lo simple a lo compuesto. II
Biol. Transformación acumulativa de las características
de las poblaciones y los organismos a través del tiempo,
que conduce a la aparición de nuevas especies, a través
del proceso de selección natural.
1


Desde hace algún tiempo el tema de la “profesionalización
de los docentes” tiende a ocupar un lugar destacado
en la agenda del campo de la política educativa, no
sólo en América Latina, sino en otras latitudes (Europa
y los Estados Unidos, por ejemplo). Sin embargo, sería
ingenuo pensar que la discusión acerca del sentido y
contenido de la profesionalización tiene una solución
técnica, puesto que lo que en este caso está en juego
es la cuestión del control de la autonomía en el trabajo
docente. De esta manera el sentido de la profesionalización
es un objeto de lucha donde intervienen una pluralidad
de actores colectivos y de intereses que es preciso
identificar. Al mismo tiempo, no se puede comprender
la emergencia de esta cuestión si no se tienen en
cuenta algunas transformaciones en la sociedad y en el
propio sistema educativo, que ponen en crisis las identidades
colectivas de los docentes, en especial aquellas
que estructuraron su propia emergencia como categoría
ocupacional en el momento constitutivo de los sistemas
educativos de Estado. En las notas que siguen se
presentan algunas reflexiones acerca de los cambios en
diversos planos de la vida social que ponen en crisis
la identidad tradicional de los trabajadores de la educación.
En un segundo momento se discutirán los contextos
organizacionales y las lógicas que condicionan el
trabajo docente, y estructuran la lucha por la definición
del sentido de las estrategias de profesionalización.
En base a la aceleración del cambio social, se modifica
nuestra forma de vida. Esto demanda el cambio del
sistema educativo. El desarrollo de las medidas intenta
formar al docente para nuevas exigencias de la sociedad
del conocimiento.
Hay cambios educativos como en el que la evolución
socioeconómica exige ese cambio, otro que es obligado
por leyes y normas política sociales, y otro que hace que
el trabajo real y su vocación lo provoquen.
En nuestra sociedad globalizada la educación sufre los
cambios sobre escalones del proceso de desarrollo de
subsistemas sociales de los distintos países y gracias a
un espiral tecnológico que permite mejores métodos de
búsqueda y más información. Ante este cambio educativo
el profesor que tiene una educación antigua, la cual
se basa en otros valores sociales y formas de vida, ha
provocado que se genere una dinámica basada en la actualidad.
Este cambio provoca que los profesores se enfrenten
a la incertidumbre de unos sistemas educativos
que están en plena transición entre la escuela selectiva,
en la que se educan los adultos del presente y en una
nueva escuela que no terminó de estabilizarse.
La evolución provoca también cambios de responsabilidades,
no sólo enfocarse más en la enseñanza si no
también en el aprendizaje aceptando los cambios socioeconómicos
y cultural del alumno, y tiende a que el
docente introduzca nuevas herramientas o instrumentos
para la educación, ya que tienen una batalla perdida
porque los medios logran que el profesor no sea la única
fuente de transmisión oral y escrita de conocimiento.
Cada vez más el profesor se encuentra en clase con
los diferentes modelos de socialización que coexisten
en una sociedad multicultural y multilingüe. Muchos
profesores necesitan criticar su propia mentalidad para
aceptar la presencia en las aulas de alumnos con socialización
dispares.
Los problemas educativos de la socialización divergente
plantean al profesor nuevas situaciones difíciles de
resolver.
El docente se encuentra frecuentemente con la necesidad
de compaginar diversos roles contradictorios, que
le exigen mantener un equilibrio muy inestable en varios
terrenos educativos, lo que le da la necesidad de
elaborar nuevas estrategias de aula.
Como hoy en día el título universitario no garantiza que
los alumnos tengan una salida laboral efectiva, es uno
de los factores donde se ha modificado la credibilidad
del profesor, los padres apoyan más las palabras de sus
hijos que del docente que transmite la enseñanza, poniendo
injustamente en tela de juicio al docente como
autoridad educativa social.
La incorporación de nuevas materias, planteadas como
auténticas demandas sociales, como es el caso de la informática,
ha de suponer cambios o diversificaciones en
el contenido del curriculum. Algunos docentes se oponen
al cambio, ya que no están dispuestos a abandonar
sus viejos recursos educativos y negando el avance tecnológico
que esto demanda.
Desde una mirada personal hacia el docente, muchas
veces el estatus social y cultural de un profesor siendo
maestro, ha perdido valor vocacional, lo que se transforma en algo
monetariamente necesario. Sólo genera un
valor basado en esa necesidad, la cual se refiere totalmente
a lo económico.
La falta de motivación de los alumnos, no tengan los
conocimientos previos que se les debería suponer, crean
la necesidad de modificar los planeamientos metodológicos
dentro de las aulas.
Las relaciones entre el alumno y el profesor se han modificado;
el profesor era generalmente respetado. Haciéndose
más conflictivas las relaciones muchos profesores
no han sabido buscar nuevos modelos de organización
de la convivencia dentro del aula y aquellos de orden
más justos y exigentes, con la participación de ambos.
La falta de tiempo en los profesores ha provocado que
su sobrecarga laboral modifique su sistema de enseñanza,
acostumbrada sus antiguos sistemas y no pudiendo
buscar nuevas alternativas amoldadas a la evolución
educativa que se está formando. El docente necesita
capacitación para asumir situaciones conflictivas y mediar
en situaciones de conflicto.
Puede concluirse, que la sociedad demanda sistemas
educativos más flexibles y accesibles, menos costosos y
los que puedan incorporarse a lo largo de la vida. Para
responder a estos desafíos tanto las instituciones existentes,
como aquellas en las que están naciendo los profesores
más nuevos deben revisar sus referentes actuales
y promover experiencias innovadoras en el campo
de los procesos de enseñanza-aprendizaje. EL énfasis se
debe hacer en la docencia, en los cambios de estrategias
didácticas de los profesores, en los sistemas de comunicación
y distribución de los materiales de aprendizaje,
en lugar de enfatizar la disponibilidad y las potencialidades
de las tecnologías.
A estas alturas, nuestro mundo académico no ha identificado
todavía qué va a hacer y menos aún cuáles van
a ser sus socios, ni ha valorado aún el riesgo que corre
compitiendo con los otros prestatarios de servicios educativos
y formativos, sobre todo en lo que se refiere a experiencias
de enseñanza a distancia basadas en las nuevas
tecnologías. Las universidades que están intentando
situarse en el mercado de la educación y formación se
están encontrando con múltiples dificultades. Unas son
de orden técnico, porque las redes de telecomunicación
no alcanzan en todas partes el mismo nivel de desarrollo.
Otras apuntan a la capacidad de innovación de la
organización (cambios administrativos, nuevas estructuras,
implantación de nuevos servicios y flexibilidad
del profesorado)
Dyson (1998) afirma que uno de “…los talentos fundamentales
es la creatividad ya sea artística y/o intelectual,
y que conforme el mundo se vaya moviendo cada
vez más rápido, las empresas” (y podríamos añadir
nosotros las universidades) “punteras no serán las que
dispongan de las mejores tecnologías, sino aquellas en
las que se dé un flujo constante de nuevas ideas y tecnologías…”
2
En las universidades el aspecto más valorado hoy en
día es la investigación, y lo que hemos dado en llamar
innovación puede aplaudirse, pero en muy pocos casos
reconocerse.
La universidad suele ser definida como una institución
caracterizada por la enseñanza, investigación y servicio.
Esto puede traducirse en roles fundamentales como
creación, preservación, integración, transmisión y aplicación
del conocimiento. La evolución de la ciencia, la
cultura y la sociedad combina forzosamente el respeto y
la asunción de la tradición con la práctica y apuesta por
la innovación. Aquellas sociedades que se aferran a la
tradición se convierten en intransigentes a su rol docente,
y aquellas que olvidando la propia tradición científica,
el propio contexto cultural sólo prestan atención a
las novedades, a los descubrimientos efímeros pueden
seguir trayectorias erráticas. En el caso que nos ocupa,
una equilibrada visión del fenómeno debería llevarnos
a la integración de las innovaciones tecnológicas en el
contexto de la tradición de nuestras instituciones.
Por otra parte, debemos aclarar que la innovación, a la
que hemos hecho referencia, no siempre es sinónimo
de investigación. Cuando Morín y Seurat (1998) definen
innovación como “el arte de aplicar, en condiciones
nuevas, en un contexto concreto y con un objetivo
preciso, las ciencias, las técnicas, etc…”3, están considerando
que la innovación no es solamente el fruto
de la investigación, sino también el de la asimilación
por parte de la empresa de una tecnología desarrollada,
dominada y aplicada eventualmente a otros campos de
actividad, pero cuya puesta en práctica en su contexto
organizativo, cultural, técnico o comercial constituye
una novedad. Así pues cualquier proyecto que implique
utilización de las tecnologías, cambios metodológicos,
formación de los profesores universitarios, constituye
una innovación. En este sentido, creemos que aquellas
universidades que no contemplen cambios radicales en
relación a los medios didácticos y a los sistemas de distribución
de la enseñanza pueden quedar fuera de la corriente
innovadora que lleva a las nuevas instituciones
universitarias del futuro.
De lo que venimos diciendo, puede verse que consideramos
que el profesor tiene un papel fundamental en el
proceso de innovación del que nos estamos ocupando:
Podría decirse que es imposible que las instituciones
de educación superior convencionales puedan iniciar
procesos de cambio sin contar con el profesorado, pero
tampoco parece que puedan tener éxito a la larga aquellas
experiencias promovidas por profesores sin el apoyo
de la institución. En este sentido, creemos que es verdaderamente
necesaria la concurrencia y la iniciativa
institucional. Este tipo de proyectos deben ser asumidos
por toda la organización y por los equipos gestores,
atendiendo entre otras cosas a los peligros que el ignorar
este tipo de iniciativas tiene para las universidades.


Notas
1 Larousse Ilustrado (1999)
2 Dyson, E. (1998) Release 2.0. Barcelona: B.S.A.
3 Morin,J.; Seurat,R. (1998) Gestión de los Recursos Tecnológicos.
Madrid: Cotec.


Vocabulario relacionado al artículo:

cambio social . cambio tecnológico . evolución . participación del docente .

Enviar a un amigo la publicación

Tu nombre:    Tu e-mail:


Info de tu amigo

Apellido:    Nombre: *

E Mail: *       Sexo: * Femenino | Masculino

Comentarios:

  • La evolución del rol docente frente a los cambios sociales y tecnológicos fue publicado de la página 129 a página131 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV
  • [ver detalle e índice del libro]

VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones