1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV >
  4. Relación e integración del conocimiento. El diseño fotográfico en la Licenciatura en Fotografía

Relación e integración del conocimiento. El diseño fotográfico en la Licenciatura en Fotografía

López Chenevet, Juan Carlos [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

ISSN: 1668-1673

XIX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2011

Año XII, Vol. 15, Febrero 2011, Buenos Aires, Argentina | 215 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

La reflexión está centrada en el análisis de la relación existente en las asignaturas del eje troncal de la carrera de Licenciatura en Fotografía de la Facultad de Diseño y Comunicación. En este sentido se compara y se establece una suerte de propuesta de integración, tomando como punto de referencia el concepto constructivista de aprendizaje significativo, y focalizando la argumentación a partir del diagnóstico de una falta de comunicación e intercambio de experiencias entre los profesores a cargo de las asignaturas mencionadas. Asimismo se reflexiona sobre la fragilidad del conocimiento de los estudiantes y los motivos que lo causan, así como se proponen algunos caminos alternativos de solución.

Palabras claves: conocimiento – fotografía – imagen – fragilidad – significación – didáctica – estrategia.

Las asignaturas denominadas Diseño Fotográfico en la Licenciatura en Fotografía de la Universidad de Palermo comparten un mismo eje troncal que es la aplicación de la técnica fotográfica a las distintas temáticas que abarca la disciplina. Estas son: 

- Introducción al Diseño Fotográfico: el diseño de la imagen y su aplicación en las distintas áreas temáticas. 

- Diseño Fotográfico I: el retrato fotográfico y sus aplicaciones en el arte, el periodismo, la publicidad y la moda. 

- Diseño Fotográfico II: el reportaje fotográfico y sus aplicaciones documentales y periodísticas. 

- Diseño Fotográfico III: la fotografía de moda y su aplicación en publicidad y editorial. 

- Diseño Fotográfico IV: la fotografía de objetos (producto) y su aplicación en publicidad y editorial. 

- Diseño Fotográfico V: la fotografía profesional en el campo publicitario.

En sus programas, las asignaturas presentan un desarrollo de contenidos que abarca una amplia variedad de temáticas fotográficas con cierta coherencia. Esa coherencia enunciada en el papel no parece estar totalmente preservada en el dictado que los distintos docentes hacen de los contenidos. Esta presunción está fundada en la falta de comunicación y de intercambio de opiniones y experiencias entre las distintas cátedras, sostenidas en el aislamiento de las mismas y los insuficientes momentos institucionales para compartir la construcción de un consenso académico con respecto a la enseñanza y aprendizaje de la fotografía. De esa manera el aislamiento se reitera respecto de los Talleres de Fotografía que son complementarios de las mencionadas asignaturas. En lugar de funcionar como una red integrada, hay una tendencia a actuar en compartimentos estancos. 

Surgen entonces algunos interrogantes: ¿Es posible que los estudiantes integren conocimientos si esa integración no es profunda en la enseñanza? ¿Podrán relacionar los nuevos temas a desarrollar con los conocimientos que se supone adquirieron en las asignaturas anteriores? 

Los protagonistas de la cuestión, es decir los que tienen responsabilidad de dar respuestas a los interrogantes planteados son dos: la institución universitaria y su currículo, y los profesores con su experiencia cotidiana frente a los estudiantes. 

Si se pretende el logro de un aprendizaje significativo, es sabido que éste ocurre cuando se logra establecer relaciones entre los nuevos conceptos y los conocimientos con que ya cuenta el estudiante, por medio de experiencias y su posterior análisis (A. Ontoria, 1997). La pretensión quedará en intención si los docentes no establecen esas relaciones o no promueven en el estudiante la necesidad de relacionar los conocimientos previos con los nuevos, para lo cual las cátedras deberían conocer y considerar las asignaturas anteriores y posteriores a la propia en el plan de estudios, los contenidos y cómo se desarrollan en el curso de la carrera, y si ese desarrollo coadyuva a una evolución razonable en el aprendizaje. Es decir que los planes de estudio y sus contenidos no deben estar disociados de los problemas que se plantean en la enseñanza de los mismos. En este punto, sin afectar la libertad de cátedra, deben respetarse los contenidos curriculares que dan coherencia al ordenamiento de las asignaturas para el aprendizaje de la disciplina. 

Los planes de estudio no son estructuras estáticas, y requieren de ajustes y modificaciones periódicamente, con más razón en una disciplina que ha sufrido cambios tan rápidos y radicales en su técnica y tecnología. 

Es entonces, imprescindible la interacción y el intercambio de experiencias entre los profesores de las distintas asignaturas mediante una comunicación fluida, en un marco institucional que lo facilite. 

Teniendo en cuenta a los estudiantes con sus conocimientos frágiles, con sus dificultades para pensar valiéndose de lo que saben, para relacionar y comprender, y para utilizar los saberes activamente (Perkins, 1995), se debería dar la mayor importancia al desarrollo de estrategias comunes a todas las cátedras frente a la problemática de la enseñanza y el aprendizaje. Cada asignatura no es un fragmento de un listado de contenidos sino una parte constitutiva de un plan de estudios que debe desarrollarse en forma vinculada para que se produzca el mencionado aprendizaje significativo. 

La fotografía como disciplina a nivel universitario posee una corta historia. Basta mencionar que la Licenciatura en Fotografía de la UP es la única en habla hispana. Las demás carreras de fotografía no van más allá del nivel terciario. La mayoría de los profesores no cuentan con título de grado y si lo tienen no es de fotografía. La fotografía sí tiene presencia como asignatura complementaria obligatoria u optativa en distintas instituciones en carreras del área de la comunicación. Tal vez ayude a entender esta situación tener en cuenta que la fotografía en su historia ha tenido una valoración limitada frente a, por ejemplo, otras expresiones artísticas. Además con la tecnología actual se ha convertido más que nunca, en una actividad cotidiana y muy popular por lo que se dificulta comprender la necesidad de su acceso a la educación superior. Es a partir de la importancia de lo visual y el rol de la fotografía como formidable herramienta de la comunicación en nuestra cultura que se hizo evidente lo pertinente de su enseñanza en el nivel universitario. 

En este contexto es fácil advertir la necesidad de recorrer un camino de ajustes y reacomodamiento de los planes de estudio y sus contenidos por medio de la reflexión académica institucional. 

La fotografía es una actividad individual porque siempre es un individuo el que efectúa el disparo que plasma en una fracción de segundo una imagen, pero para que el proceso de enseñanza-aprendizaje ocurra, debe ser pensado como una acción colectiva. Si se actúa en forma individual y aislada se dificulta a los estudiantes la relación e integración de los conocimientos, además de ese modo es posible que se produzcan superposiciones innecesarias de contenidos al mismo tiempo que faltantes evitables de los mismos. 

Se puede decir que en la construcción del conocimiento participan de distinta manera la institución, los profesores y los estudiantes. La calidad de la comunicación entre los participantes hace a la calidad de la enseñanza y el aprendizaje, y su resultado final: los profesionales egresados. 

Desde el rol docente es importante reflexionar en cuanto a las situaciones que se enfrentan en la enseñanza de la fotografía y más importante aún es compartir esas reflexiones. Las particularidades de la disciplina hacen que periódicamente se planteen cuestiones por los constantes cambios tecnológicos que modifican sutilmente las maneras de hacer fotografía. 

La convivencia aún vigente de la fotografía química con la digital no es un tema menor. ¿Es pertinente enseñar los procedimientos de la fotografía analógica? ¿Sus procesos permiten comprender mejor los que se aplican en la fotografía digital? ¿Se pueden desechar técnicas en fotografía por no ser las más actuales? 

Hoy son muchos los interrogantes que se suceden en la enseñanza de la fotografía. Evidentemente dista mucho de ser un proceso rutinario y no es aconsejable la utilización de recetas. Coincidentemente en la realización fotográfica cuando el fotógrafo aplica una solución de rutina y no obtiene el resultado esperado debe repensar los procedimientos adecuándolos a esta nueva situación. Debe reflexionar en la acción (D. Schön, 1992) para reorientar los conocimientos en el hacer. Lo mismo hace un docente frente a los imprevistos que plantea una clase. Son este cúmulo de experiencias individuales las que al ser compartidas pueden aportar a la reorganización de contenidos y al planteo de nuevas estrategias para la enseñanza. 

Hace a la calidad de los profesores la permanente actualización de su formación como docente y como profesional de la fotografía, pero además reconocer la enseñanza como una tarea colectiva donde se compartan decisiones y se respeten consensos como las formas adecuadas de alcanzar coherencia y calidad en el aprendizaje de los futuros fotógrafos (C. Coll, 1993).

Referencias bibliográficas 

- Coll, Cesar (1993) El constructivismo en el aula. Barcelona: GRAO. 

- Ontoria, A. (1997) Mapas Conceptuales – Una técnica para aprender. Madrid: Narcea. 

- Perkins, David (1995) La escuela inteligente. Barcelona: Gedisa. 

- Schön, D. (1992) La formación de profesionales reflexivos. Barcelona: Paidós.

Abstract: The reflection is centered in the analysis of the existing relation between the main subjects of the career Degree in Photography of the Faculty of Design and Communication. In addition, an integration proposal is presented, based on the constructivist concept of significant learning, and focusing the argumentation from the diagnosis of a lack of communication and interchange of experiences between the professors in charge of the mentioned subjects. Also a reflection is made on student knowledge fragility and their reasons, as well as some alternative ways of solution are set out. 

Key words: Knowledge - photography - image - fragility - meaning - didactic – strategy.  

Resumo: A reflexão está centrada na análise da relação existente nas matérias do eixo principal da carreira de bacharelado em Fotografia da Faculdade de Design e Comunicação. Neste sentido compara-se e estabelece-se uma sorte de proposta de integração, tendo como ponto de referência o conceito construtivista de aprendizagem significativa, e centrando-se o argumento a partir do diagnóstico de uma falta de comunicação e intercâmbio de experiências entre os professores a cargo das matérias mencionadas. Assim mesmo reflexiona-se sobre a fragilidade do conhecimento dos estudantes e os motivos que o causam, bem como se propõem alguns caminhos alternativos de solução.

Palavras chave: conhecimento – fotografia – imagem – fragilidade – significação – didática – estratégia.

(*) Juan Carlos López Chenevet. Fotógrafo publicitario. Profesor de la Universidad de Palermo en el Departamento Auidovisual en la Facultad de Diseño y Comunicación.

Vocabulario relacionado al artículo:

conocimiento . diseño . fotografía . integración .

Relación e integración del conocimiento. El diseño fotográfico en la Licenciatura en Fotografía fue publicado de la página 176 a página177 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXV

ver detalle e índice del libro