1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI >
  4. Leer y estudiar en la universidad. Una secuencia lógica de acciones a seguir

Leer y estudiar en la universidad. Una secuencia lógica de acciones a seguir

Bianchi Bustos, Marcelo Emilio [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

ISSN: 1668-1673

XIX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2011

Año XII, Vol. 16, Agosto 2011, Buenos Aires, Argentina | 200 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Se presentan en este artículo algunas ideas básicas que constituyen un insumo para el momento de trabajar en el aula cuestiones vinculadas con la lectura y el estudio. 

Palabras claves: metodología de estudio – secuencia de aprendizajes – lectura – escritura.

¿Cómo le cuesta estudiar? o “Estudié todo pero no me acuerdo nada” son dos oraciones que en el ámbito educativo se escuchan constantemente. La primera de ellas proferida desde los equipos docentes, la segunda desde los estudiantes: las dos unidas en torno a un mismo problema, el de no saber de qué forma estudiar y cómo demostrar lo que se ha aprendido. Estudiar no es una tarea fácil y necesita de un método (en el sentido etimológico de la palabra, es decir de un camino). Lo que se propone a continuación es un camino, presentado bajo una secuencia de actividades, que puede ayudar a los alumnos a estudiar y a escribir mejor. 

El primer paso es la búsqueda de información, para ello se recurrirá tanto a la biblioteca de la institución, a bibliotecas públicas, etc. En este primer momento es importante la diversidad que haga posible la comparación, el intercambio, el aporte de diferentes aspectos, etc. Es interesante aquí hablar acerca de la importancia de Internet y cómo puede ser un poderoso aliado en la búsqueda de la información que, si bien no suple al libro pues gran parte de la bibliografía aun no se encuentra digitalizada, posibilita el acceso a fuentes muy diversas. Es pertinente en este momento dialogar acerca de los diferentes tipos de sitios y del material que es posible encontrar en cada uno de ellos (aprender que existen revistas académicas que incluyen papers de científicos e investigadores, páginas de universidades, de organismos ministeriales, etc., y otras que no poseen calidad desde lo académico). 

Una vez buscados toda la información que se ha considerado relevante, se procede a la lectura atenta de los diversos materiales que se han seleccionado en una primera instancia para discriminar cuál de los materiales resulta pertinente o no para el tema en cuestión. Esta es una etapa muy importante en el camino propuesto pues implica un posicionamiento acerca del material y una evaluación en lo que respecta a la pertinencia del mismo. En tercer término, se realizará la sistematización de la información a través del uso de diversas prótesis cognitivas. La primera de ellas es la lectura (una primera rápida, a “vuelo de pájaro” para tener un idea general acerca del texto y de su estructura; una segunda lectura de tipo analítica en la que se marcan las oraciones que contienen ideas importantes, se destacan palabras claves del texto y se realizan notaciones marginales). Luego de aplicar todos o alguno de estos procedimientos, se sistematiza la información a través de un resumen, un cuadro sinóptico, un esquema o mapa conceptual, etc. Lo importante aquí es vincular cada uno de los textos leídos y trabajados con los otros a los efectos de establecer relaciones entre ellos. 

El trabajo realizado hasta este momento tenía por objetivo estudiar un determinado tema /aspecto de la realidad con el objetivo de dar cuenta de alguna manera de lo que se aprendió. Luego de haber leído, comprendido y buscado alguna forma para poder recuperar toda la lectura sin perder tiempo, se debe comenzar a planificar la exposición o la escritura del texto. La escritura de un texto o el armado de un discurso oral no es algo sencillo y, desde la perspectiva clásica de Flower y Hayes, comprende tres grandes momentos: la planificación, la puesta en texto y la corrección de escrito. Para el momento de la planificación se debe analizar la situación comunicativa real en todos sus componentes: los destinatarios de la exposición, la finalidad del escrito para adecuar de esa forma las estrategias discursivas y el nivel léxico, el género textual que se utilizará, la extensión del texto o el tiempo disponible y conveniente (como máximo unos veinte minutos para lograr en ese tiempo captar la atención de los destinatarios), la posibilidad de preguntas posteriores, etc. Luego se debe ordenar la información en forma lógica, armando un esquema organizativo: presentación del tema, desarrollo del mismo, cierre que puede ser una conclusión o la revisión general de lo expuesto. Resulta muy conveniente el trabajo con distintos organizadores que estructuran los textos como por ejemplo los conectores lógicos. Si se trata de una exposición oral, hay que tener en cuenta que es necesario revisar los borradores de los textos pero que en ese caso no es necesario escribir la totalidad del texto sino tan sólo las palabras o ideas que lo pueden ayudar en el momento de exponer o de presentar el tema. 

Muchos pueden creer que planificar un texto es una pérdida de tiempo pero en realidad, como sostiene María Teresa Serafini (1997: 29), “sirve para ahorrar y distribuir el tiempo del que se dispone. Distribuir el tiempo es indispensable para respetar el tiempo de realización del escrito”. 

A continuación, se sugiere realizar una simulación y posterior puesta en acto: se practica la oralidad delante de sus pares y serán sus compañeros y el docente los que harán las correcciones necesarias. En este momento es posible trabajar además con otros aspectos como el tono y el volumen de la voz, la dicción, los movimientos corporales y gestuales que acompañan el momento de oralizar, etc. También habrá que considerar si se mencionó el tema al que se referirá al comenzar la exposición, si falta información que deben reponer los oyentes, etc. Como se puede observar el trabajo en esta etapa es grande pero la confianza y el anclaje de la situación didáctica en algo cotidiano hace que no resulte tediosa. En lo referente a la evaluación habría que considerar, entre otros posibles, los siguientes aspectos: la selección adecuada del tema o del recorte del mismo, la exposición clara de las ideas más relevantes, demostrar tener conocimiento de tema, uso de conectores que evidencien el avance de la exposición. También se debe considerar en este punto el manejo del cuerpo, de la voz y de los recursos auxiliares como las presentaciones de PowerPoint o las filminas. 

En toda esta secuencia, tanto el rol del docente como del alumno es sumamente activo. En el caso concreto del profesor, se pudo observar que ha intervenido a lo largo de todo el proceso explicando, evaluando de manera permanente, corrigiendo a tiempo y de manera oportuna cada una de las actividades realizadas, brindando materiales variados acordes a las demandas de los temas y las necesidades de los alumnos, ofreciendo modelos para ser analizados pues muchas veces se observan mejor un error si el ejemplo no está en la producción del propio alumno sino en la de otros, abriendo espacios de discusión en los que esté presente el respeto a la diversidad y pluralidad de ideas, aprovechando los errores para orientar mirándolos siempre desde una perspectiva constructivista, estimulando la participación y las prácticas colaborativas y conduciendo a la reflexión metalingüística. 

Enseñar a estudiar en la universidad es una posibilidad, un desafío, una verdadera necesidad.

Referencias bibliográficas 

- Serafini, María Teresa (1997) Cómo redactar un tema. Didáctica de la escritura. Barcelona: Paidós. 

Abstract: Some basic ideas are presented in this article that constitutes an input for the moment to be employed at the classroom questions linked with the reading and the study

Key words: study methodology – learning sequences – reading – writing.

Resumo: Apresentam-se neste artigo algumas ideias básicas que constituem um insumo para o momento de trabalhar no aula questões vinculadas com a leitura e o estudo.

Palavras chave: metodología de estudo – sequência de aprendizagens – leitura – escrita.

(*) Marcelo Bianchi Bustos. Doctorando en Educación (UNTREF – UNLA) – Especialista en Investigación Educativa (U. del Comahue) - Licenciado en Enseñanza de la Lengua y la Comunicación (U. CAECE). 

Vocabulario relacionado al artículo:

estudio . información . investigación . lectura .

Leer y estudiar en la universidad. Una secuencia lógica de acciones a seguir fue publicado de la página 146 a página148 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

ver detalle e índice del libro