1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI >
  4. Potenciar la creatividad de los alumnos

Potenciar la creatividad de los alumnos

Bolli, Fernanda

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

ISSN: 1668-1673

XIX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2011

Año XII, Vol. 16, Agosto 2011, Buenos Aires, Argentina | 200 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Entendemos que los profesionales creativos, deben tener la capacidad de comunicar eficazmente las ideas, de una manera original y que genere valor. Los clientes de estos profesionales buscarán los beneficios de contratarlo y en un mercado donde la competencia pone las reglas, el capital creativo con que cuente el profesional será el factor determinante para la elección.

Palabras claves: creatividad – análisis – saber – experimentar – aprendizaje.

En la labor de comunicar debemos estar abiertos al entorno, tener información, capacidad de análisis y claridad. Pero para formar un profesional creativo debemos sumarle la capacidad de ver lo que otro no vio, mostrar lo que nadie mostró ó bien “ver” y “mostrar” de una manera diferente generando impacto. Para esto último es necesario salir de la “zona cómoda” que nos brinda lo conocido, esto es diferenciarse. Alejarse de lo conocido, ir más allá corriendo riesgos, adentrarse en caminos no transitados. La creatividad apunta a eso, a multiplicar los caminos. Las cosas se pueden hacer de muchas maneras diferentes y esa libertad nos da más opciones a la hora de elegir. La creatividad nos abre puertas, nos abre la cabeza y brinda herramientas valiosas para la labor en comunicación.

Como docente, uno se siente interpelado al pensar en formar profesionales creativos ya que nos lleva a una variedad de cuestiones, en las que nos encontramos como protagonistas, en acción constante. En primer lugar nos hace cuestionar el rol del docente como dueño de todo saber y el del alumno en un rol pasivo, hoy ambos son activos, construyendo saberes, atravesando experiencias, ampliando miradas, encarando nueva realidades. Es por esto que me atrevo a decir que es muy acertado ponernos en el lugar de facilitadores ó guías en el proceso de aprendizaje. Los alumnos que hoy tenemos enfrente son los profesionales que mañana tendrán que trabajar haciendo uso de todos los conocimientos incorporados en su formación. Pero más allá de los conocimientos, necesitarán su propia creatividad como herramienta de trabajo. Y la creatividad no se agota en saber usar alguna técnica para generar ideas. La creatividad es el desarrollo pleno de un potencial humano, es una capacidad y una actitud. Una capacidad que se desarrolla y una actitud que se cultiva. 

Todos los seres humanos somos creativos y el potencial creador se encuentra en cada uno de nosotros pidiendo ser dinamizado, desarrollado. En este punto es necesario detenerse, porque es el docente el encargado de facilitar ese despliegue. Propiciando el ambiente necesario para que la creatividad propia de cada uno de los alumnos empiece a contar como activo en el capital de cada futuro profesional. Generar un clima apropiado para el desarrollo de esta capacidad, nos insta a contemplar y equilibrar varios aspectos. Porque si bien hay que procurar cumplir con los objetivos de las currículas, estas deben armonizarse con las libertades necesarias para transitar procesos creativos, jugar con conceptos e ideas y sobre todo: experimentar. 

Siempre hago hincapié en la necesidad de ejercitar y entrenar los aspectos fundamentales del pensamiento creativo que son la fluidez y la flexibilidad. Entendiendo que la fluidez se refiere a la productividad, a producir un gran número de ideas o asociaciones en relación a un problema o consigna. Es más probable que tengamos una buena idea entre cincuenta que una buena entre dos. La flexibilidad es variedad. Es la capacidad de reestructurar las ideas y que se visibiliza como la facilidad para adaptarse a nuevas situaciones, superando la rigidez. Es también la capacidad para desplazarse de un universo de significados a otro. Estas herramientas que nos brinda el pensamiento creativo son muy preciadas, ya que de ellas deviene la originalidad. 

El profesional creativo deberá encontrar un justo equilibrio entre el pensamiento creativo y el pensamiento racional, ya que el primero le aportará nuevas ideas gracias a la fluidez y flexibilidad y el segundo podrá evaluar si esas ideas cumplen con los objetivos en un principio propuestos, si tienen potencial creativo y si son viables. 

También tenemos que brindar a los futuros profesionales herramientas para superar los bloqueos creativos que se puedan suscitar. La creatividad puede verse bloqueada por varios factores, conociéndolos y desarticulándolos podemos aprovechar todo su caudal, ¿Cómo? En principio conociendo los diferentes tipos de bloqueos, que pueden ser: preceptúales, cognitivos, afectivos, psicológicos, socioculturales. Luego seleccionando la técnica adecuada para desarticularlos. Todos en algún momento sufrimos bloqueos creativos, y eso atenta contra la calidad de nuestro trabajo y también de nuestras vidas. Estar desbloqueado creativamente significa poder accionar y producir, generar ideas, multiplicar miradas, solucionar problemas. 

Cada individuo tiene el poder de forjar su propia creatividad, en un principio necesitará ser guiando en el camino hacia lo desconocido, se le deberá permitir experimentar, como cuando era niño. De esta manera, cultivando la actitud creativa, podrá afrontar los desafíos que el mundo laboral le presentará. Entendiendo las reglas del mercado y desplegando su potencia creativa, el profesional encontrará el equilibrio y la seguridad necesaria para competir y lograr sus objetivos.

Entendemos que el cambio es la única constante y la actitud creativa a la hora de enfrentar el mundo es el más valioso capital. Ser flexibles es el secreto para adaptarnos al mundo cambiante que día a día nos pone a prueba. Tener más de una manera de hacer las cosas, más de una manera de comunicar, múltiples formas de actuar son tesoros invaluables. En este sentido, nosotros como docentes tenemos que proponernos ser los guías para que cada alumno pueda construir una actitud creativa. ¿Cómo? Acompañando en la apertura del pensamiento hacia las diversas posibilidades de las cosas. Permitiendo cambios y riesgo. Alentando y favoreciendo a la apertura a los diferentes estímulos tanto externos como internos. Instarlos a que confíen en su espontaneidad y que aprendan a comprometerse con la acción, siendo los protagonistas de sus propias vidas. 

Debemos acompañar los procesos creativos, conocer los tiempos y las ansiedades que los cambios provocan, siendo esto fundamental para sostener el proceso de enseñanza-aprendizaje. Construimos los saberes en un ida y vuelta que permite enseñar y aprender de manera significativa y efectiva, dejando huella. 

Sabemos que todo ser humano tiene un impulso hacia la autorrealización. Es por esto que los docentes ponemos el cuerpo, los conocimientos y las emociones en acción, no solo para brindar a los alumnos la posibilidad de que sean buenos profesionales, sino para que día a día puedan ser la mejor versión de ellos mismos. Permitiendo y propiciando la espontaneidad, los provocamos para que se pongan en acción y sean los propios creadores de su aprendizaje. Si cada uno se compromete con el desarrollo de sus potencialidades creativas podrá lograr la excelencia, poniendo su verdadera esencia en cada trabajo, dejando el sello que lo hace único.

Abstract: It is understood that the creative professionals, must have the capacity of communicate efficaciously the ideas, in an original way and that generates value. These professionals’ customers will search the benefits of making a contract and in a market where the competition puts the rules, the creative capital the professional has, will be the determining factor for the choice.

Key words: creativity – analysis – to know – to experiment – learning

Resumo: Entendemos que os profissionais criativos, devem ter a capacidade de comunicar eficazmente as ideias, de uma maneira original e que gere valor. Os clientes destes profissionais procurarão os benefícios de contratá-lo e num mercado onde a concorrência põe as regras, o capital criativo com que conte o profissional será o fator determinante para a eleição.

Palavras chave: criatividade – análise – saber – experimentar – aprendizagem.

(*) Fernanda Bolli. Licenciada en Psicología (UBA).

Vocabulario relacionado al artículo:

creatividad . enseñanza . participación del alumno . pensamiento .

Potenciar la creatividad de los alumnos fue publicado de la página 157 a página158 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI

ver detalle e índice del libro