Catálogo Digital de Publicaciones DC
  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº10 >
  4. Pensamiento Paralelo en la educación del diseño

Pensamiento Paralelo en la educación del diseño

Actas de Diseño Nº10

Actas de Diseño Nº10 [ISSN: 1850-2032]

V Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Primer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño

Año V, Vol. 10, Marzo 2011, Buenos Aires, Argentina | 264 páginas

[descargar en PDF ]

[ver índice ]

[Ver todos los libros de la publicación]

[+] compartir


Roldan García, Andrés Felipe

“En un mundo en cambio acelerado, donde ya no basta aprender la cultura elaborada y se demandan por todas
partes respuestas nuevas a problemas urgentes, es lógico que la capacidad de innovación sea un recurso humano imprescindible”. (R. Marín y S. de la Torre, 1991)


La innovación, idea que potencia los resultados no comunes hacia una utilidad en el mercado, que hace parte
del pensamiento divergente y da validez a las respuestas que no son convencionales, ha sido el motor de desarrollo de múltiples empresas a nivel mundial, haciéndolas más competitivas en el mercado al permitirle ofrecer nuevos productos y servicios, transformando pensamientos, modificando estructuras organizacionales y representando económicamente diferencias significativas entre países.
La innovación es el camino al futuro, por medio de ella se establece el enlace entre las expectativas de hoy y las
necesidades del mañana.
Los jóvenes profesionales de Colombia son el resultado de la interiorización de los componentes cognitivos obtenidos dentro del proceso de formación, comprendido por la educación básica, la educación secundaria y la
educación superior, siendo las dos primeras generalmente el resultado de modelos conductistas de acumulación de conocimientos, que tienen como premisa la identificación y la apropiación del mismo y cohibiendo la capacidad propositiva de los estudiantes.
Recae entonces sobre la educación superior la responsabilidad de brindar las herramientas que desarrollan
la capacidad propositiva de los estudiantes, buscando la articulación pedagógica que permita llegar más allá
de la identificación y apropiación de los conocimientos y llevando los límites del proceso educativo hacia la
interiorización de los mismos, este proceso le permite a los profesionales desarrollar el pensamiento divergente,
pilar de la innovación comercial y gestor de nuevos conocimientos.
Las circunstancias económicas de la actualidad hacen que la educación superior sea una necesidad más apremiante de lo que nunca ha sido para los países en desarrollo1.
La educación superior en Colombia se encuentra sujeta al paradigma de las ciencias exactas y las respuestas
medibles, de los cálculos y las proyecciones esperadas, planteamiento que difiere del desarrollo y se centra en
resultados, cohibiendo el potencial creativo de nuestros jóvenes emprendedores, promulgando las respuestas
comunes y el pensamiento convergente, este proceso educativo está basado en respuestas predeterminadas que disminuyen la capacidad propositiva de quienes acceden a nuestra dinámica social, cohibiendo las características actitudinales de las personas creativas.
Las personas creativas se caracterizan por su capacidad de asumir riesgos. Hay gente inteligente que no llega a
hacer nada porque teme verse rechazada. En cambio, una persona creativa se arriesga, aunque es importante
que elija bien su territorio de acción2. Sí bien la acumulación de conocimientos es importante en el proceso de
formación, también es necesario incluir las habilidades actitudinales que representan la posible articulación de
los conocimientos en un entorno práctico, la desaparición del temor al desconocimiento de los resultados y la importancia de los procesos de aprendizaje que construyen el camino del conocimiento.
La educación superior como figura de desarrollo cognitivo debe ser la encargada de aumentar el potencial
innovador de los estudiantes, articulada desde las estrategias pedagógicas, los mecanismos administrativos y la
relación con los sectores productivos para incentivar los resultados no comunes, las respuestas de pensamiento
divergente y la inventiva de los estudiantes.
Los estudiantes de las IES son entonces potenciales generadores de innovación y desarrollo económico de
la región, generadores de conocimiento y avances científicos, así como los visionarios de un futuro basado en
el desarrollo tecnológico, la gestión del conocimiento y la innovación como herramienta competitiva.
La innovación es un proceso de alta complejidad que implica la interrelación de muchos factores, los cuales
se concentran principalmente en tres sectores de la sociedad: el sector educativo, el sector productivo y los
consumidores. Dichos factores se relacionan entre sí de manera diferente de acuerdo al contexto en que se desarrollan.
Colombia y en especial el Valle del Cauca es un contexto específico para la innovación, por lo tanto
necesita de una caracterización que permita entender el tipo de relaciones que allí se desarrollan.
Cada uno de los sectores involucrados en este proceso es susceptible de ser un generador de innovación, por
lo tanto, la intervención en alguno de ellos es un aporte directo al mejoramiento de la capacidad de innovación
de un contexto determinado.
La aplicación del pensamiento paralelo desde el sistema de educación implica un análisis constante de las variables allí descritas, así como entender el comportamiento sistémico y las herramientas que la componen.
La caracterización del contexto, así como su entendimiento, permitirá la eficiente aplicación, e ilustrar las
interrelaciones que allí subyacen para lograr la síntesis e integración de los elementos que la componen.
El presente documento busca ilustrar la importancia del pensamiento paralelo en el proceso educativo para la
innovación, sus componentes, procesos, relaciones e impacto sobre la sociedad y el sector productivo de la región.
El pensamiento proyectual no es precisamente el polo opuesto de la formación conductista, sino por el contrario
es una etapa de transición entre este y el pensamiento constructivista.
La construcción del conocimiento debe tener el pensamiento proyectual como método de escape del pensamiento conductista, pero es diferente tener iniciativa a ser realmente propositivo. La iniciativa de actuar se encuentra ligada directamente a la elaboración de proyectos, pero la capacidad de proponer depende de las habilidades creativas de quién formula, planea y ejecuta los mismos.
El potencial creativo es el que permite explorar diferentes caminos para obtener una solución, en muchas ocasiones los procesos creativos son más importantes que la verdadera utilidad de los resultados, porque demarcan vías no convencionales de resultados difíciles de calcular y riesgos impredecibles para el abordaje de un problema. Hay un desafío abierto y un proyecto por construir y que no puede esperar. El riesgo quizás pueda ser controlado, pero no anulado. Aunque tal vez resistir sea más arriesgado que cambiar o innovar. Si no lo hacemos nosotros, alguien lo hará. El futuro no se hace perfeccionando el presente3.
Las IES deben entender que los procesos conductistas limitan el potencial creativo de nuestros educandos y
trasgreden con los principios de desarrollo de nuestra sociedad al limitarlos a la capacidad creativa ajena y
someterlos al perfecto equilibrio de las soluciones no del todo eficaces pero completamente predecibles.
La razón primordial se refiere a la necesidad imponente de generar desarrollo social y avances tecnológicos para
los países no industrializados como Colombia, que ligados al proceso de innovación pueden encontrar el mejor
camino para el resurgimiento económico desde áreas específicas como las ingenierías y el diseño.
La educación en innovación es un tema crucial en el desarrollo de un país, La educación en ciencia, tecnología
e innovación ha sido una de las fuentes más críticas de la transformación económica de los países de industrialización reciente. Este tipo de inversiones debería formar parte de un contexto más amplio para construir
capacidades en el mundo entero4. Es entonces, el tema de la educación en innovación, un tema que debe tomarse como prioridad para los países en vía de desarrollo.
El proceso de innovación incluye múltiples variables que se pueden fortalecer y trabajar desde la educación
como la motivación, el método, el reto, y las herramientas, entre otras, que pueden dar como resultado diversas
creaciones, producto del potencial imaginativo.
La innovación guarda una estrecha relación con la creatividad y la imaginación, así como su utilidad en
el mercado. La innovación es la transformación de una idea en un producto vendible nuevo o mejorado o en
un proceso operativo en la industria y en el comercio o en un nuevo método de servicio social5. Partiendo de
esta premisa es innegable la relación de los procesos de pensamiento creativo e imaginativo con la innovación.
La creatividad es el inicio del camino hacia la innovación, es el punto de partida y el empuje de las ideas en la larga carrera para convertirse en respuesta útil que solucione necesidades en el mercado. La creatividad es la actividad de hacer lo nuevo, o rehacer lo viejo de una nueva manera6, y se encuentra ligada por inherencia a la imaginación.
Gran parte de la importancia de la imaginación y la creatividad en los procesos de innovación se referencian
en las maneras de percibir la realidad, en las formas de abordar las problemáticas y en la búsqueda incansable
de soluciones no convencionales que respondan de una mejor manera a las expectativas planteadas con el problema, en este caso con la oportunidad de intervención.
Muchas de estas características se encuentran inmersas en los métodos existentes para el desarrollo del pensamiento creativo, pero hay uno en especial, denominado pensamiento paralelo desarrollado por Edward de Bono que concentra en su mayoría las actitudes y técnicas de desarrollo imaginativo, el cual, traducido en un proceso lógico se convierte en soluciones creativas e innovadoras aplicables a cualquier ramo del conocimiento.
El pensamiento paralelo parte de la premisa de las multisoluciones, múltiples formas de hallar respuestas para
problemas específicos de manera simultánea, incentivando a los involucrados a buscar constantemente opciones
que satisfagan su necesidad desde diferentes posiciones, el pensamiento paralelo significa sencillamente poner
unas ideas al lado de otras. No hay choque, ni disputa, ni juicio inicial. Hay, en cambio, una exploración genuina
del tema7. Por esta razón, el camino que más se aproxima a la creatividad e innovación desde las técnicas de
desarrollo imaginativo y que permite el abordaje desde un modelo educativo es el pensamiento paralelo.
Ahora bien, la educación en el pensamiento paralelo se puede enfocar hacia cualquier área del conocimiento,
pero en este caso se buscan las áreas de mayor participación en el mercado que sostengan lazos estrechos con los procesos de desarrollo de producto como lo es el diseño.
Apropiar el pensamiento paralelo de Edward de Bono como método de educación para la innovación en diseño
es una manera clara de evidenciar la participación de la creatividad y la imaginación para dar soluciones a
problemas de diseño. Es mejor practicar la creatividad sobre temas concretos, porque permiten reconocer inmediatamente el valor de una idea8.
Los beneficiados de las técnicas de pensamiento paralelo son todos los programas de diseño que buscan flexibilizar sus prácticas pedagógicas para incentivar el pensamiento divergente y el pensamiento paralelo en sus estudiantes, egresados y futuros profesionales que participaran de las dinámicas productivas de la nación. El mercado y las organizaciones se verán beneficiadas al tener profesionales con ideas más innovadoras y diferentes maneras de percibir la realidad, así como con diversas formas de abordar los problemas de carácter productivo.
Se contemplan entonces dos temáticas principales. La primera hace referencia al proceso de enseñanza - aprendizaje en la innovación más conocido como la educación en diseño y la segunda al aumento del potencial creativo mediante métodos o técnicas en este caso el pensamiento paralelo. Para el abordaje del tema de la innovación desde la educación se hace necesario determinar perfiles exactos para las teorías que permitan ajustar métodos de desarrollo creativo e imaginativo que articulen el proceso de enseñanza - aprendizaje.


La Educación en Diseño
Las teorías de la educación son muy diversas, por lo tanto, es necesario elegir los principios de la teoría educativa sobre los procesos creativos.
Como premisa principal está el sujeto, que es el centro de cualquier sistema de enseñanza - aprendizaje, quien
ofrece y demanda conocimiento y quien es el protagonista de la educación. El sujeto reconoce, adquiere, apropia, interioriza, aplica y genera conocimientos, es un cúmulo de experiencias vivenciales que le permiten como individuo la lectura de la realidad. El sujeto es un ser pensante por lo tanto sus actividades mentales pueden ser complejas y así mismo se debe abordar su proceso de educación.
Ahora bien, cuando se habla de la educación del sujeto no se debe pensar en la enseñanza sino mejor en los
aprendizajes, no se trata de preguntarse ¿cómo desde la docencia se puede fortalecer determinados conceptos?, sino mejor ¿Cómo el sujeto (en este caso un estudiante) asimila e interpreta determinado concepto desde su realidad?, y establecer las estrategias pedagógicas que sean necesarias para facilitar ese proceso.
Para Piaget el individuo no posee estructuras cognitivas innatas. Las estructuras cognitivas del individuo se
construyen, tienen carácter genético y evolucionan en sentido viable, permitiendo cada vez un mejor diálogo
con el mundo de las experiencias, al poder formular y contestar mayor cantidad de preguntas sobre ellas mismas.
Los procesos de construcción, sólo son viables en la medida que se sugieran y posibiliten por las estructuras
de pensamiento logradas y por los conocimientos anteriores. El sujeto y el objeto de conocimiento son
inseparables se construyen mutuamente a través de la actividad. A la par que se aprende, se desarrollan las
estructuras de pensamiento y éstas a su vez posibilitan nuevos conocimientos9.
La educación es un proceso de beneficio mutuo (para los educandos y los educadores) y debe contemplarse
la actividad propia del aprendizaje práctico como una aplicación de conceptos teóricos a oportunidades descritas o ejercicios con el fin de vislumbrar la funcionalidad del conocimiento. A medida que se aplica, se aprende y cuando se aprende se vuelve a aplicar.
La educación desde la creatividad y la imaginación tiene como base la aplicación de las técnicas y necesita utilizar el concepto de didáctica, que permita la interrelación de los conocimientos y las destrezas con el disfrute de aprender y de aplicar, buscando métodos de enseñanza no convencionales que faciliten los procesos de identificación, apropiación e interiorización de nuevos tipos de pensamiento. La Didáctica, entendida como aquella disciplina científica cuyo objeto son los saberes, su circulación y los procesos de apropiación (Astolfi y Develay, 1987).
Para el aprendizaje del pensamiento paralelo se debe hacer uso de la didáctica, con el fin de compartir las
técnicas, establecer las herramientas e ilustrar siempre la posible aplicación describiendo situaciones problema
mejor denominadas oportunidades de intervención para el uso del potencial creativo. El pensamiento creativo
equivale a la enseñanza de las técnicas. Esto significa aprender a usar herramientas simples pero eficaces dentro de esa simplicidad. Es preciso proporcionar ejemplos como muestra del funcionamiento de cada herramienta10.
La divergencia es un factor clave para el desarrollo de la enseñanza de las técnicas creativas del pensamiento
paralelo, permite disipar la mente por instantes determinados, es decir, darle un respiro al problema específico
y así evitar que se encasille la creatividad. La práctica debe incluir siempre una cierta dosis de información
“ajena”, sin conexión directa con lo que se esta enseñando.
Esto se hace con el propósito de que la atención se concentre en el proceso mismo del pensamiento y se
llegue a adquirir seguridad en el uso de las técnicas. De vez en cuando pueden introducirse temas directamente
pertinentes, para mostrar que también es posible usarlas en cuestiones de ese tipo.

Desde el Pensamiento Paralelo


Las técnicas de Edward De Bono
De Bono plantea el pensamiento lateral como la aproximación sistemática al pensamiento creativo por medio de
técnicas formales que pueden emplearse deliberadamente.
(El pensamiento creativo, Edward De Bono, McQuaig Group inc, Ontario, 1994)
Partiendo de esta premisa es posible entender que la aplicación de las técnicas creativas depende del sujeto
que las apropia y decide hacer uso de ellas, contemplando todas las ramas del conocimiento y las disciplinas que
allí subyacen.
El pensamiento paralelo tiene tres grandes conceptos que soportan la aplicación de las técnicas de creatividad para el abordaje de problemas: la primera es el cuestionamiento, la segunda las alternativas y la tercera la provocación.
Las técnicas desarrolladas por Edward De Bono tienen determinados enfoques, algunas son de cuestionamientos, algunas de alternativas y algunas otras de provocación, pero la finalidad sigue siendo la misma: ofrecer al creativo potencial opciones de respuesta diferentes que permitan tomar la solución más eficaz.
Las técnicas más reconocidas de pensamiento paralelo son las siguientes:


• Los Seis Sombreros para pensar es una técnica en la que el sujeto creativo se coloca todos los sombreros para
abordar el problema, cada sombrero se debe considerar como direcciones de Pensamiento más que etiquetas para el pensamiento. Esto quiere decir que los sombreros se utilizan proactivamente y no reactivamente.
El método de los seis sombreros es extremadamente simple, pero esa simplicidad resulta poderosa.
Se trata de seis sombreros metafóricos que indican el tipo de pensamiento que está utilizando el participante.
El participante realiza una acción muy importante que es la de ponerse y quitarse el sombrero. Los sombreros
nunca deben ser utilizados para categorizar a los individuos.
Cuando se realiza en grupo, todos los participantes deben utilizar el mismo sombrero al mismo tiempo.
Los colores de los sombreros son: Blanco, Rojo, Negro, Amarillo, Verde y Azul.


• La Pausa Creativa parte de la idea de que al menos que haya un obstáculo, una interrupción u otro inconveniente, el pensamiento y la acción fluyen con suavidad. El cerebro trabaja para que la vida sea más fácil y lo logra convirtiendo las cosas en rutina. Formamos pautas de pensamiento y de comportamiento y después las usamos.
Esto tiene sentido desde el punto de vista de la supervivencia, aquí el cerebro cumple una tarea excelente.
Es posible generar motivación y actitudes creativas apelando a la exhortación, elogiando los maravillosos
resultados de la creatividad, dando ejemplos o fomentando la inspiración.
La pausa creativa se trata de generar pausas en la resolución de problemas, en donde se hace una espera y se
propone maneras distintas de abordarlo o solucionarlo, es aparentemente la técnica más sencilla pero es la que
requiere mayor preparación, puesto que implica tener la mente ejercitada para el proceso creativo durante todo
el proceso.


• El foco es una parte importante de la creatividad. Más importante de lo que muchos piensan. Algunas personas
creativas afirman no creer en el foco y quieren captar las ideas a medida que se les ocurren.
La técnica del foco consiste en concentrar la atención del sujeto en algo que nadie se ha molestado en pensar
antes. En tal caso, incluso un pensamiento creativo muy pequeño puede producir resultados espectaculares. No
existe competencia pues se encuentra en territorio virgen.
Es así que el planteamiento del área de trabajo desde la creatividad es decisivo para la calidad de los resultados
obtenidos y la capacidad de innovación posible.
El foco puede ser simple o general de acuerdo al caso, puede ser múltiple o de propósito.


• El Cuestionamiento creativo difiere totalmente del cuestionamiento crítico. El cuestionamiento critico trata de
evaluar (la palabra “crítico” proviene del griego kritikós, que significa “juez”) sí el modo actual de hacer algo es correcto.
El cuestionamiento crítico es un cuestionamiento de juicio. Se dedica a demostrar que algo es defectuoso o
erróneo y después intenta mejorar o cambiar la manera como se realiza. Este es el comportamiento normal de
perfeccionamiento.
El cuestionamiento creativo, en cambio, no critica, ni juzga, ni busca defectos. El cuestionamiento creativo
opera sin intención de juzgar. Es un incentivo para lograr la “singularidad”. Se dice que el cuestionamiento creativo es una “insatisfacción creativa”. En cierto modo, el concepto transmite la idea de inconformidad por aceptar algo como la única manera posible, pero la palabra “insatisfacción” también sugiere la idea de imperfección.
En general nos gusta demostrar la imperfección con el propósito de tener una razón para pensar en una alternativa mejor. Sin esta razón no nos sentimos justificados para buscar una idea diferente. Si algo está bien.


• Las Alternativas, principalmente su proceso de búsqueda es una operación básica de la actividad creativa.
De algún modo la creatividad puede definirse como una búsqueda de alternativas. Esto se aplica especialmente
al intento de ser creativo respecto de algo que ya existe.
Aunque la búsqueda de alternativas es fundamental para la creatividad, el proceso no es tan fácil como supone la
mayoría de las personas. Sí un sujeto se encuentra en una situación en la que el siguiente paso lógico es fácil,
uno da ese paso, no busca alternativas. Y sí el siguiente paso lógico también es fácil, lo da. En otras palabras: es
muy difícil detenerse a buscar alternativas cuando no las necesitamos, esa es la premiosa de esta técnica.


• El Abanico de Conceptos es una técnica que se basa en filtrar las necesidades específicas representadas por
medio de algún elemento solución y trascender en el concepto mismo de la necesidad que nos permita una
abanico de posibilidades para saciarla. Se pasa de una idea a un concepto que se convierte en un punto fijo para
otras ideas. Pero también se pasa del concepto mismo a un concepto más amplio, que entonces se convierte en el punto fijo para otros alternativos. Se manejan tres niveles principales en el abanico de conceptos el primero: las direcciones, el segundo: los conceptos y el tercero, las ideas.


• Los Conceptos, la capacidad de formar “conceptos” abstractos constituye la base de la capacidad humana
de raciocinio. Usamos conceptos constantemente, tanto explicita como implícitamente. Pero muchas personas
se sienten muy incomodas cuando tienen que manipular conceptos. Para esta gente las ideas son algo vago,
académico, innecesario. Se encuentran ansiosos por precipitarse en la acción concreta. Es necesario extraer
los conceptos de las ideas, a fin de trabajar puntualmente con lo que se busca reforzar, cambiar o proponer.


• La Provocación es una especie de experimento mental.
Muchas veces las ideas importantes surgen por azar, accidente, error o “locura”. Estos hechos producen una
discontinuidad que obliga al sujeto a rebasar los límites habituales de lo “razonable” establecidos por nuestra
experiencia. La provocación deliberada es un método sistemático que puede producir los mismos efectos.
No hay que esperar el cambio, el accidente o el error.
Se puede ser “loco” temporalmente, solo durante 30 segundos cada vez y controlar la situación. Esa conexión
y desconexión de la locura hace que la provocación sea un aspecto tan fundamental del pensamiento lateral y de
la creatividad en general.


• El Movimiento es una operación mental extremadamente importante. Es fundamental para la creatividad.
Es casi imposible ser creativo sin tener cierta destreza en el “movimiento”. No es una parte normal de nuestro
comportamiento del pensamiento, excepto quizás en la poesía. En la lírica nos desplazamos desde las imágenes
y las metáforas hacia los significados y los sentimientos.
El cerebro actúa como un sistema auto-organizado que permite que la información introducida se organice como pautas, caminos, canales, secuencias, etcétera. Este comportamiento de formación de pautas no es, en modo
alguno, un defecto del cerebro. Al contrario constituye su mayor fuerza como mecanismo de información.
En el movimiento llegamos a una idea y no nos interesa saber si es correcta o errónea o si encaja en nuestra experiencia, solo nos interesa saber hacia adonde podemos desplazarnos a partir de ella. Tratamos de avanzar. Es importante darse cuenta que el movimiento y el juicio son dos “juegos” totalmente diferentes.


Existe una serie de elementos que complementan las técnicas planteadas para el desarrollo creativo dentro del
marco del pensamiento paralelo, como la formulación, las interpretaciones, la sensibilización, la preparación
y los resultados, aspectos que se modifican de acuerdo a los planteamientos de los ejercicios y a las estrategias
a utilizar11.


Notas
1. Juma, C. y Cheong, L.Y. libro Innovación: Aplicación de los conocimientos al desarrollo, 2005.
2. Gardner, H. documento de la Universidad de Harvard, 1999.
3. Duran Farell, P. Husenman, 2001.
4. Juma, C. y Cheong, L.Y. libro Innovación: Aplicación de los conocimientos al desarrollo, 2005.
5. Manual de Frascati (OCDE, 1992)
6. Documento de creatividad, Andrés Ricardo Schuschny, Universidad de Santiago de Chile.
7. Tomado del texto Pensamiento Paralelo, Edward de Bono, 1994.
8. De Bono, E. El pensamiento creativo, formas de enseñanza, Mc Quaig Group inc, Ontario, 1994.
9. Ortiz, M. Aprendizaje y Didáctica en la perspectiva de la Epistemología Genética, 2004.
10. De Bono, E. El pensamiento creativo, formas de enseñanza, Mc Quaig Group inc, Ontario, 1994.
11. De Bono, E. El pensamiento creativo, formas de enseñanza, Mc Quaig Group inc, Ontario, 1994.


Referencias Bibliográficas
Buggie, Frederick, Estrategias para el desarrollo de nuevos productos. Editorial Norma. Bogotá, 1983.
Cross, Nigel, Métodos de Diseño: Estrategias para el Diseño de Productos. Editorial Limusa Wiley. New York, 2002.
De Bono, Edward, Seis sombreros para pensar, Viking, Inglaterra, 1986.
De Bono, Edward, El Pensamiento Creativo, el poder del pensamiento lateral para la creación de nuevas ideas, McQuaig Group inc, Ontario, 1994.
De Bono, Edward, El Pensamiento Paralelo, de Sócrates a De Bono, McQuaig Group inc, Ontario, 1992.
Escorsa, Pere; Valls, Jaume; Tecnología e innovación en la empresa: dirección y gestión. Edicions Universitat Politecnica de Catalunya. Barcelona, España. 2001.
Villamil Ramirez, Boris, Tesis: diseño de un modelo para la gestión del conocimiento en los procesos de innovación de productos de las empresas del sector del mueble en Palmira, Cali, 2006.
Zambrano Leal, Armando, Didáctica, Pedagogía y Saber, Bogotá, Cooperativa Editorial Magisterio, Colección Seminarium Magisterio, 2005.
Zambrano Leal, Armando, Los Hilos de la Palabra, Cali, Editorial Nueva Biblioteca, 2002.
Zambrano Leal, Armando, Pedagogía, Educabilidad y Formación de Docentes, Cali, Nueva Biblioteca Pedagógica, 2002.
Páginas Web Visitadas
www.edwdebono.com
www.edwarddebono.com
www.dnp.gov.co/archivos/documentos/Subdireccion_Conpes/3297.pdf.
www.colombiaprende.edu.co
www.mineducación.gov.co
es.catholic.net/educadorescatolicos/694/2418/articulo.php
www.inteligencia-emocional.org



Enviar a un amigo la publicación

Tu nombre:    Tu e-mail:


Info de tu amigo

Apellido:    Nombre: *

E Mail: *       Sexo: * Femenino | Masculino

Comentarios:

  • Pensamiento Paralelo en la educación del diseño fue publicado de la página 104 a página108 en Actas de Diseño Nº10
  • [ver detalle e índice del libro]

VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones