1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº10 >
  4. Sastrería: El arte de diseñar una prenda

Sastrería: El arte de diseñar una prenda

Lopez, Cristina Amalia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Actas de Diseño Nº10

Actas de Diseño Nº10

ISSN: 1850-2032

V Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Primer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño

Año V, Vol. 10, Marzo 2011, Buenos Aires, Argentina | 264 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El taller que denominamos “Sastrería: El arte de diseñar una prenda” tiene como finalidad invitarlos a conocer el mundo de la elegancia y el glamour, pues nos introduce al mundo del diseño de Sastrería. La Asociación Argentina de la Moda y la Confederación Panamericana de Profesionales de Alta Costura juntamente con MODELBA Espacio de expresión del Diseño Joven en una América sin Fronteras, intentan acercar al público, la Cultura Técnica Sartorial, para dar a conocer los diferentes procesos que requiere una prenda que ha de ser concebida para brillar con elegancia.

Los diseñadores de indumentaria, observando la armonía de las líneas y la conjugación de los detalles que requieren estas prendas, mejorarán su capacidad de observación y su agudeza despertará sus sentidos con la apreciación estética de la moda como arte, cuando descubren las telas y formas de realizar este tipo de prendas y las técnicas que se aplican tanto a nivel artesanal como industrial.

Además coincidiendo en la importancia de respetar la disparidad y diversidad de conformaciones del cuerpo humano y la incidencia que posee en la visualización de un atuendo, el generar líneas acordes para mejorar la imagen de nuestro cliente, les permitirá la toma de conciencia en la importancia también de la aplicación de una ley de talles elaborada para la inclusión y no para la restricción.

Es decir que centrándonos en el uso de la sigla D.A.T.O. podemos resumir en cierta forma lo que encierra este taller pues abordaremos cuatro puntos fundamentales de la cultura técnica de la sastrería para explicar la labor de este noble oficio como una profesión de gran relevancia.

Nos referimos al Diseño, al Arte, la Técnica y la Organización.

Por un lado tenemos que hablar del diseño, como base fundamental para la creación de una pieza estética como es el traje hecho por un sastre, a la medida de su cliente, revalorizando la labor manual, el Artesanato, destinado a una clientela de élite que además de exclusividad desea vestirse con una prenda que le otorgue elegancia, prestancia y glamour, diferenciándose de la masificación y el diseño colectivo, para priorizar un target que evidencia también su capacidad para adquirir una prenda única, tal cual como compararla con un cuadro de un autor conocido y que por ende le costará mucho más que otra prenda.

Cuando hablamos de hacer diseño también tenemos que referirnos a la importancia del boceto, del dibujo de la idea: Coordinar vista, mente y mano se hace imprescindible para generar un diseño contorneando la figura humana, como base fundamental para crear un bosquejo de moda, en especial cuando hablamos de la importancia de señalar no sólo detalles visibles sino la estructura interna de la prenda. Mirar de afuera hacia adentro y desde el interior hacia los detalles más sobresalientes del diseño.

Para crear sastrería se requiere la observación de tres aspectos claves: por un lado el contexto histórico, conocer la evolución del traje y estudiar como esos cambios y transformaciones que ha generado el hombre a lo largo de su proceso y desarrollo humano han interferido en las conductas y modificado parámetros de la moda que han combinado lo estético con lo armonioso, para primar luego por lo estrafalario e incómodo. Siempre la novedad hace que las temporadas nos presenten opciones variables.

Muchas veces romper con las reglas y revelar nuevas identidades y manifestarse a través de la exteriorización del diseño, trae a la luz los impulsos potenciales del pensamiento.

El otro aspecto a tener en cuenta es el psicológico, que justamente refleja los cambios y variantes que la moda toma como propios, para pasar a ser una diosa moderna que se impone y trasluce una economía que gira en torno a un elemento de primera necesidad como es la vestimenta.

Las razones de estas modificaciones nos llevan a tener en cuenta los aspectos sociales y tomar estas corrientes para develar las necesidades del mercado. Por ello, se hace necesario desmitificar la creencia que adaptar es copiar, todo lo contrario, basarse en una línea anterior, utilizada en otra época y comenzar a trabajar sobre ella, requiere de un aprendizaje minucioso y se hace necesario investigar e ir canalizando el estudio de mercado hacia nuevas propuestas, pensado también que de esta forma se fusionan culturas.

Hoy más que nunca valernos de la inventiva para posicionar nuestro producto, y a través de la gestión llevar al mercado un nuevo estilo inspirado en una determinada década o tiempo pasado, nos hace revalidar la importancia de estar informados y entender cómo evolucionamos hacia más y mejores visiones del diseño. Diseño-Organización- Emprendimiento-Búsqueda de Puntos de Venta.

Los rasgos y aspectos mencionados tienen gran importancia en esta rama de la moda, que es sin duda un Arte, que requiere sumar muchos conocimientos para desempeñarla exitosamente.

El sastre o sastra (versión femenina) es la persona capaz no sólo de diseñar una prenda sino también de interpretarla, llevando adelante el desarrollo de la misma teniendo en cuenta sus conocimientos estilísticos, a través de los métodos de corte que le permiten confeccionar un saco, o bien un pantalón, un chaleco, así como lograr prendas de mayor relevancia como las de etiqueta, o bien las eclesiásticas, los atuendos teatrales, aquellas deportivas como son las de equitación y los uniformes militares de gala por ejemplo. También la sastrería genera uniformes escolares, atuendos para empresas, prendas protocolares para la realeza, piezas de época y también incursiona en la vanguardia con prendas innovadoras que reemplazan las tradicionales líneas clásicas para generar efectos ópticos diferenciales que sobresalen de lo común.

Y además de la clásica sastrería de medida de los grandes maestros, tenemos la industria de la confección fina con acabados perfectos y una dinámica comercial que lideran las grandes marcas.

El sastre es un profesional que domina el arte de trazar y modelar (hacer un molde sobre el casimir o tela), sabe cortar y coser, probar y confeccionar, crea moda y la reproduce.

Es en cierta forma un intérprete de los tiempos que vive elevando la moda a la expresión máxima de la realización cuasi perfecta, trabajando sobre la conformación de su cliente, comercializando un arte que requiere de Técnica para su desarrollo y ejecución. Difundir esta técnica es la misión de las entidades que presido.

Cuando hablamos de los conocimientos Técnicos que debe tenerse en la sastrería, nos referimos también, entre otras cosas a las nociones básicas de álgebra y geometría, que nos permiten pensar en la prenda como estructura, facilitándonos el trazado y desarrollo de un grading (progresión de moldes, muy requerido en la industria de la confección de sastrería en serie). Interpretar los métodos, conocer el sistema métrico decimal (valorizar el metro) medir las dimensiones, longitud, alturas y contornos mediante el centímetro (nuestro aliado), y dominar talles y drop, se hace muy necesario.

Estar preparados comercialmente conociendo herramientas aplicables al mundo de los negocios, como el mercadeo, el posicionamiento estratégico, la administración del negocio, las resoluciones impositivas, los compromisos con el fisco, llevar una contabilidad ordenada y tener gestión y saber invertir.

A ello se suma la importancia de las relaciones públicas, los lazos institucionales, la comunicación y el trato con los medios sobre todo en la etapa de posicionamiento del producto. Conocer con certeza la organización de nuestra empresa para poder vender nuestra idea y crear líneas de crédito que nos permitan crecer, en base a un estudio de mercado convincente que haga que apuesten en nuestro proyecto por los análisis claros de nuestra puesta en escena ante un futuro socio económico financiero, si apuntamos a crear una empresa de sastrería obviamente que canalice todo un sistema productivo programando lanzamientos en cada temporada.

El manejo estético en la creación de las líneas, visualizando la diversidad y disparidad de conformaciones físicas, requieren del estudio de las tres cinturas del sastre (la cintura propiamente dicha, la cintura escapular y la pélvica o ilíaca) a través del conocimiento de la osteología (estudio de los huesos) la miología e histología (estudio del desarrollo corpóreo, los músculos y tejidos).

Ello nos permite también analizar el Drop de las personas y trabajar con cánones anatómicos y talles reales que incluso no discriminan sino que nos hacen pensar en un diseño para todos, en base al estudio de las características estéticas y ópticas que podemos aplicar y jugar con nuestra imaginación para crear piezas de belleza y armonía pensadas para personas con todo tipo de complexión, estatura y porte. Todos merecemos vestirnos con calidad, gusto, prestancia y a la moda, una moda elegante que nos vista a la medida de nuestras expectativas y nos represente, rescatando la belleza del buen vestir.

Se necesita saber coser y con el dedal, elemento importantísimo que nos acompaña para lograr una costura fina, sin lastimarnos. Muchos creen que no es necesario pero saber coser marca la diferencia.

Una prenda de sastrería reúne una serie de cualidades que se complacen con el buen vestir, priorizando el confort, y minimizar el defecto y alentar la buena terminación, requieren una observación minuciosa en la producción de esa prenda, respetando los aplomos de la misma para que la distinción de su hechura, se refleje en su totalidad y represente también un atuendo que brinde comodidad, nos haga lucir bien en todo momento y que nos brinde la visión estética de una persona elegante y bien vestida a todas horas del día y en cualquier ocasión, hará que el profesional que trabaje en esto sea más que reconocido.

Se hace necesario conocer también sobre el diseño no sólo externo sino interno de la prenda, los avíos, como entretelas de lana y crin (utilizados para encuartar la prenda y formar el armazón interno de la misma) y que unidas a través del picado de solapa y delantero conforman la vista de nuestra prenda con una delicada terminación pespunteada, el picado del cuello con la entretela de hilo y el bajo cuello de paño, como la percalina para los bolsillos, la forrería de seda, asargada, como así también el conocimiento de los hilos para hacer las costuras, el de algodón para hilvanar (para afirmar lo que se va a coser y darnos seguridad para lograr una prenda limpia de arrugas o errores por flojedad) el cordoné para hacer ojales, el hilo de seda para pespuntes, y a la hora de pensar en un casimir, conocer ampliamente de telas (saber que es una micra y que ella nos permite diferenciar un súper 100 de un súper 250). Ver la diversidad planteada por la utilización de fibras vegetales como el algodón y el lino, y conocer las bondades de la seda, y saber de lanas y su tratamiento, como apreciar el mohair, el cashemire, y las combinaciones también con fibras sintéticas, es decir conocer todo lo innovador en tema telas.

Sin duda, la sastrería es un oficio que requiere Organización para manejar correctamente la rueda de trabajo, bien se trate de una unipersonal o PyME (pequeña y mediana empresa). Las vinculaciones institucionales como comerciales son fundamentales y si hablamos de una disposición vertical u horizontal del organigrama empresarial, vinculado a un establecimiento comercial, la necesidad de una apertura publicitaria y un buen posicionamiento de la marca se hacen imprescindibles para generar un acercamiento inmediato al público masivo.

En cierta forma en esta breve descripción se ha intentado alcanzar de manera globalizada el abordaje a temas de interés inmediato para quien incursione en este bello mundo de la aguja y el dedal y alentar a los jóvenes a ser parte de esta rama de la moda sartorial.


Sastrería: El arte de diseñar una prenda fue publicado de la página 222 a página225 en Actas de Diseño Nº10

ver detalle e índice del libro