Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36 >
  4. Un Perro Andaluz y el Cine Surrealista

Un Perro Andaluz y el Cine Surrealista

Méndez Cabrera, Marisol

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos Ganadores

Año VII, Vol. 36, Marzo 2011, Buenos Aires, Argentina | 100 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El surrealismo es un movimiento estético que nace en la década de 1920. La filosofía surrealista se manifiesta en las diferentes artes, incluyendo los medios audiovisuales. La presente investigación traza la evolución del surrealismo en el cine hasta explicar cómo se plasma en el film Un Perro Andaluz de Luis Buñuel y cómo se ve reflejado en obras posteriores.

La investigación posee un valor teórico que nos ayudará a conocer mejor la relación que existe entre cine y surrealismo y a discernir como un movimiento artístico puede traducirse en cine.

Asimismo, permitirá al lector distinguir claramente el cine estrictamente surrealista del cine con influencias del surrealismo.

El análisis se realizará considerando los siguientes ejes: • Contexto histórico, concepto y características del surrealismo.

• Contexto histórico, concepto y recursos cinematográficos del cine surrealista.

• Origen y descripción de los elementos surrealistas de Un Perro Andaluz • Análisis del film y su transcendencia.

• Breve evaluación de la persistencia del surrealismo en films posteriores a Un Perro Andaluz.

Las fuentes consultadas son principalmente primarias. Acudimos a libros y a artículos por Internet para darle cuerpo al informe. También recurrimos a fuentes secundarias de disertaciones y artículos, buscando obtener información sobre el cine surrealista en un plano más subjetivo. Por otra parte, entrevistamos a dos docentes de la facultad para obtener diversidad y riqueza en la investigación. Se trata de educadores que están familiarizados con la historia del cine y manejan conceptos técnicos de dirección audiovisual. Sus opiniones tienen sustento y coherencia.

El objetivo fundamental de este informe es probar la hipótesis que dio pie a la investigación: Un Perro Andaluz es el film más representativo del surrealismo. Pretendemos que al terminar de leer el informe el lector pueda:

• Determinar qué es el surrealismo y cuáles son sus características.

• Identificar los principales recursos cinematográficos del cine surrealista.

• Reconocer los elementos surrealistas del film Un Perro Andaluz de Luis Buñuel.

• Distinguir un film surrealista de un film con tintes de surrealismo.

Surrealismo

Nell’ inconscio si pensa per immagini e poiché l´arte formula immagini è il mezzo più adatto per portare alla superficie i contenuti profondi dell´inconscio (El inconsciente piensa en imágenes y las imágenes como fórmula de arte son la mejor manera de traer a la superficie los contenidos profundos del inconsciente. Argan,1970).

El surrealismo se basa en teorías sobre lo irracional e inconsciente plasmadas en el arte. Es el movimiento estético que sucedió al Dadá y se encuentra estrechamente ligado a éste.

El dadaísmo surge como una manifestación contra el arte tradicional que en su expresión más extrema rechaza las formas convencionales de su producción.

[…] en este punto de rechazo y ruptura con el pasado se entronca con el Surrealismo. La diferencia está en que este último sustituyó el nihilismo dadaísta por una experimentación científica con ayuda de la filosofía y la psicología. Esta conexión entre ambos movimientos explica que muchos de los componentes del dadaísmo se adhiriesen posteriormente al Surrealismo y que muchas obras se puedan encuadrar perfectamente en ambos movimientos. (Grela, 2009)

El surrealismo nace oficialmente en París, Francia en 1924 con la publicación del Manifiesto Surrealista de André Breton, quien era un poeta y crítico que al término de la Primera Guerra Mundial empezó a buscar nuevas formas de conocer al hombre en su totalidad; planteando un acercamiento que se alejara del realismo y de la razón, las fuerzas que regían la sociedad en esa época.

Breton deseaba comprender la mente humana en su nivel más profundo. Para hacerlo, estudió las teorías de Freud y a partir de ellas formuló sus propias hipótesis. Constató que solo a través de reacciones inconscientes, la mente es capaz de relevar sus verdades irracionales. Los humanos pueden comprender mejor las maquinaciones de la mente mientras disminuye su nivel de complejidad, es decir mientras menos control racional ejerza sobre el pensamiento. A partir de estas premisas Breton teorizó que el psicoanálisis puede abordarse como método de creación artística.

Constantemente, la mente humana está tratando de enlazar pensamientos y dotarlos de sentido. Cuando los pensamientos escapan del control racional, la mente construye fragmentos de objetos y experiencias que alguna vez vivimos o que deseamos vivir. Los mismos se manifiestan por medio de sueños y fantasías que acoplan variables incompatibles en la realidad.

El movimiento surrealista buscó involucrarse con mentes que vagaban en lo irracional tal como la de los niños, los dementes y las comunidades primitivas. Todos ellos carecían de una visión coherente y estructurada de la vida y podían aportar pensamientos libres de cualquier tipo de censura lógica.

“Para los surrealistas la obra nace del automatismo puro, es decir, cualquier forma de expresión en la que la mente no ejerza ningún tipo de control” (Portal ArtEEspañA, 2008). Se trata de plasmar las imágenes más significativas de la realidad, el subconsciente y el mundo de los sueños a través de símbolos y figuras abstractas.

Una característica fundamental de este movimiento es, sin duda, la provocación. La obra artística surrealista suele causar confusión en el espectador. La meta es desorientarlo de la realidad que conoce para sumergirlo en un nuevo mundo donde la magia, la fantasía y el sinsentido son el principio protagónico.

Cabe señalar que, con frecuencia, cuando se intenta recrear imágenes sin sentido, las mismas pueden adquirir más de uno. Debido a que se suprime la forma de la realidad, nacen figuras doblemente connotadas e imágenes abiertas a interpretaciones diversas. Lo prohibido, lo mal visto y lo señalado como “poco cultural” constituían los temas más planteados en las obras surrealistas. Aquello que la clase burguesa tildaba de vulgar e inapropiado se convirtió en el elemento más utilizado para expresar de manera irónica el lugar que ocupaban en la sociedad.

Asimismo, lo que comenzó como la búsqueda de un espacio que conjugara varios elementos incongruentes, terminó por convertirse en la reinvención de los objetos alejados de su anatomía funcional, vinculándose a lo fantástico e irracional.

La metáfora y la hipérbole fueron otros recursos importantes que empleó el movimiento para transportar la realidad a un nivel de contrastes. Los extremos estaban muy marcados durante la realización de las imágenes, es decir, no podía existir un punto neutral entre lo existente y lo imaginado o deseado.

Para resumir ,el surrealismo se apoyó en los siguientes recursos para entrelazar la realidad racional y la onírica: • Animación de lo inanimado • Metamorfosis • Aislamiento de fragmentos anatómicos • Máquinas fantásticas • Elementos incongruentes • Representación de perspectivas vacías, autómatas y espasmos • Evocación del caos • El sexo y lo erótico • Libido del inconsciente • Relaciones entre desnudos y maquinaria • Lo prohibido y lo oculto (Escobar, 2010)

Cine Surrealista

Veinte años después de su primera aparición en 1895, el cine ingresa en una nueva etapa de desarrollo. En 1915 la película El Nacimiento de una Nación del estadounidense David W. Griffith rompe los esquemas primitivos del cine para instaurar el inicio de un modelo narrativo clásico cinematográfico. El mismo está inspirado en la causalidad narrativa propia del naturalismo literario del siglo XX y en otros recursos que estructurarían la industria cinematográfica estadounidense durante los próximos años.

A partir de los años veinte los artistas europeos de vanguardia se opusieron al arte oficial y rechazaron los modelos clásicos de expresión. Muchos de estos artistas provenían de otras disciplinas estéticas pero se habían interesado en el cine. En un principio fueron los pintores y literatos quienes conformaron el movimiento cinematográfico alternativo.

En el año 1928 hizo su aparición la primera película con carácter surrealista llamada La Caracola y el Clérigo, del director francés Germaine Dulac. El año siguiente se estrenó el film más representativo del género, Un Perro Andaluz del director español Luis Buñuel; quien se mantuvo en la línea surrealista para la realización de su siguiente película La Edad de Oro, obra que cuestiona las normas morales y sociales de la época.

Se denomina cine surrealista a toda producción cinematográfica que aplique los conceptos, recursos y técnicas surrealistas en su realización. Al igual que el surrealismo como movimiento plástico, el cine surrealista se apoya en el automatismo y el mundo de los sueños para presentarle al espectador una realidad alterna. Automatismo es la libre asociación de ideas e imágenes donde la coherencia, la racionalidad y el sentido no deben intervenir. Los sueños se refieren a la formación de imágenes oníricas.

El cine surrealista cumplió la función de escandalizar y descomponer a las sórdidas sociedades burguesas. Nace como una extensión de la pintura. Se trata de otorgarle movimiento a imágenes autómatas. La imagen conservó su estatus y se mantuvo como la herramienta principal de narración. “Se experimentó con recursos y técnicas que sostuvieran el ritmo visual como principio gobernante, tanto para el montaje como para las escalas de los objetos o el tiempo de duración de los planos” (Cine Club Mas Madera, 2010). Por este motivo, los realizadores tuvieron que recurrir a distintas técnicas de cámara y composición, tales como angulaciones inusuales, efectos ópticos y distintas velocidades de filmación. El cine surrealista otorga al espectador una mirada no convencional de la realidad que no responde a ningún principio estético o moral. Nos revela un mundo onírico que no obedece a las limitaciones de tiempo o espacio sino que el inconsciente fluye con total libertad.

Los sueños, las alucinaciones, la imaginación espontánea, el inconsciente, la fantasía, y el azar son elementos esenciales en el cine surrealista. Además, presenta las siguientes características: • Cámaras lentas • Uniones absurdas entre secuencias y planos • Tiempos y espacios confusos o ambiguos • Erotismo lírico • Fantasía onírica • Automatismos • Humor desvergonzado y cruel (Pradilla, 2007)

Un perro andaluz Un Perro Andaluz es un cortometraje de Luis Buñuel con la colaboración de Salvador Dalí en el guión. La cinta tiene una duración de diecisiete minutos, está filmada en blanco y negro y al momento de su estreno era muda. Nace en 1929 y ya desde su origen podemos distinguir el carácter onírico que le dará forma.

Esta película nació de la confluencia de dos sueños. Dalí me invitó a pasar unos días en su casa, y al llegar a Figueras yo le conté un sueño que había tenido poco antes, en el que una nube desflecada cortaba la luna y una cuchilla de afeitar hendía un ojo. Él, a su vez, me contó que la noche anterior había visto en sueños una mano llena de hormigas.

[...] Escribimos el guión en menos de una semana, siguiendo una regla muy simple, adoptada de común acuerdo: no aceptar idea ni imagen alguna que pudiera dar lugar a una explicación racional, psicológica o cultural. Abrir todas las puertas a lo irracional. No admitir más que las imágenes que nos impresionaran, sin tratar de averiguar por qué. (Buñuel, 1982) La película se concibe como un experimento surrealista que transgrede las convenciones, desafía la racionalidad y provoca al espectador.

Este particular film nos enfrenta a un relato y una narrativa revolucionarios. No se trata de una trama tradicional en la que se distinga un orden lógico de acontecimientos. No se puede señalar puntualmente el inicio, el desarrollo y el desenlace. La acción no transcurre de forma lineal y los límites espaciales tampoco están definidos. Se trata más bien de una sucesión de imágenes que estimulan la relación subconsciente de ideas. Buñuel denomina decoupage a este tipo de narración que refleja el funcionamiento de la mente humana a partir de la asociación de ideas (Martín, 2007). A lo largo de la película el espectador experimenta saltos en el tiempo. Con ayuda de inter-títulos tan variados como: «Érase una vez», «Ocho años después», «Hacia las tres de la mañana», «Dieciséis años antes », o «En primavera», Buñuel nos transporta hacia adelante y hacia atrás en el tiempo constantemente. De forma similar, Un Perro Andaluz no se encuentra limitado a un espacio coherente. Los personajes aparecen en cualquier lugar y las acciones pueden empezar en una locación para terminar de desarrollarse en otra completamente diferente. Por ejemplo, una mujer está muy perturbada observando a un hombre que carece de boca y cuando abre la puerta de la habitación en que se encuentra sale a una playa agreste donde encuentra a un joven a quien comienza a besar con pasión. Esta ruptura de la continuidad nos remite al delirio y el sueño, dos estados en que la mente permite entender secuencias insólitas.

En cine, el director debe encargarse de mostrarle “la realidad” al espectador tal y como él quiere que se la vea. Al tratarse de una obra surrealista, Un Perro Andaluz, busca que las imágenes surjan una tras otra sin tener en cuenta la coherencia o el sentido. Se busca dejar de lado el control ejercido por la razón y permitir que las ideas fluyan libremente. Para poder “guiar” al espectador hacia esta libertad, Buñuel utiliza varias herramientas cinematográficas. Para comenzar, alterna montajes paralelos y montajes alternos. Un montaje alterno ocurre cuando se narran dos o más historias que ocurren simultáneamente, pero que en algún momento se cruzan. Así por ejemplo, mientras una mujer lee un libro sentada en su habitación, un ciclista de vestimenta estrafalaria pedalea por una calle desierta.

Al rato la mujer siente algo y se levanta bruscamente dejando caer el libro que leía. En la calle el ciclista se detiene y se desploma al suelo. Sin razón aparente la mujer corre a su encuentro y lo besa frenéticamente. Se denomina montaje paralelo a la narración de dos o más historias que pueden o no ocurrir simultáneamente pero jamás se cruzan. El ejemplo mas claro del uso de este recurso en Un Perro Andaluz es la escena inicial en la que se secciona el ojo de una mujer con una navaja. Ninguna otra escena de la película hará referencia a esos escasos primeros minutos de la trama. Buñuel también se apoya en el uso de primeros planos para intensificar el dramatismo de las imágenes que captura. Uno de los más recordados es el acercamiento que le hace a la fotografía de una mariposa cuyo tórax se asemeja a una calavera. Asimismo “usa el plano picado (la cámara orientada hacia abajo) con un valor simbólico para marcar las distancias” (Martín, 2007).

Sus imágenes superpuestas y fundidos encadenados tienen aun más protagonismo. Siempre en la búsqueda de la asociación libre de ideas, Buñuel invita al espectador a presenciar como una figura se transforma en una y luego en otra que parecen no guardar relación entre sí. El agujero negro de la mano de un hombre “se transforma en el vello axilar, un erizo de mar y en un grupo de personas que rodean a una mujer de apariencia andrógina que tantea con un bastón una mano cortada que yace en medio de la calle” (Wikipedia, 2010). Buñuel recurre al uso de técnicas cinematográficas que lo ayuden a crear automatismos y reproducir situaciones oníricas.

Las situaciones planteadas en Un Perro Andaluz pueden dar lugar a diversos análisis e interpretaciones que pueden o no develar las intenciones de Buñuel. Sin embargo una cosa no admite dudas ni especulaciones, el film no se realizó para ser comprendido sino para exaltar sensaciones y provocar reacciones en el espectador. Al acercarnos a la obra de Buñuel no podemos forzar una coherencia lógica a aquello que deliberadamente no lo posee. El espectador debe dejarse guiar por el juego de imágenes interrelacionadas. La interpretación es personal y debe ser libre. Como resume Calderón de la Barca

[…] esta es a fin de cuentas la reivindicación surrealista: desembarazarnos del prejuicio y los hábitos culturales que entienden la obra terminada cuando su autor la firma y entregarnos a la mas entera libertad interpretativa prolongando la creación y participando de ella.

Con Un Perro Andaluz Buñuel se aleja del esteticismo paisajista y escapa de la moraleja. La obra se limita a mostrarnos lo que captura la cámara, “ese ojo sin tradición, sin moral, sin prejuicios, capaz, sin embargo, de interpretar por si misma”.

Se trata de una secuencia de imágenes bizarras encadenadas sin coherencia temporo-espacial; un esbozo de eventos irreales intercalados con acciones cotidianas narradas de forma inesperada y original. De entrada, Buñuel pretende “sacudir” al espectador. Un hombre afila su navaja mientras observa como una oscura nube filosa se recorta contra la luna redonda y brillante. De la misma forma su navaja secciona el ojo de una mujer. La imagen lo dice todo. Aquel valiente que pretenda ver toda la cinta quedará expuesto a un despliegue de absurdos que impactan. Durante los diecisiete minutos que dura el film vivirá una experiencia onírica, con todo lo que aquello implica: secuencias inconexas, escenas perturbadoras, imaginaria ostentosa, sustitutos simbólicos del sexo, paralelismos, transfiguraciones rebuscadas. El espectador estará a merced de la visión surrealista de Buñuel. Podrá amarlo u odiarlo, pero no permanecerá indiferente.

El cine surrealista en la actualidad

Luis Buñuel estaba afiliado al movimiento surrealista, hecho que le permitió plantear las directivas del surrealismo pictórico en un lenguaje cinematográfico. Su propuesta cinematográfica no se limitó a una mera influencia, sino que se convirtió en un programa revolucionario. La búsqueda de libertad expresiva llevó a Buñuel a establecer las pautas de un nuevo género cinematográfico, el cine surrealista. Muchos medios y recursos estéticos comunes en el cine de hoy le deben su existencia a Un Perro Andaluz. Varios cineastas que sucedieron a Buñuel recurren a planos detalle, montajes expresivos o a la manipulación del tiempo y la ambigüedad del espacio que provocan confusión en el espectador. Todas las mencionadas con anterioridad son técnicas características de la obra de Buñuel y se utilizan principalmente para otorgarle una atmósfera onírica a los films. De forma similar son numerosas las películas con una estructura narrativa que no responde directamente a la lógica de nuestra realidad. Se puede afirmar entonces que hay una gran variedad de directores que, en distintos momentos históricos, han echado mano de los recursos planteados por Un Perro Andaluz. Además, es considerable el número de films que buscan representar el mundo de los sueños o basan sus historias en el inconsciente. Todas estas películas exploran ciertos aspectos del surrealismo pero ninguna lo encarna “al pie de la letra” como es el caso de Un Perro Andaluz.

El cine surrealista puro se ha extinguido para dar paso a esbozos de surrealismo cinematográfico. No supone dificultad señalar vestuario, maquillaje, escenografía o locaciones de películas posteriores a las de Buñuel que tornan difuso el límite entre vigilia y sueño. Inclusive se pueden identificar escenas o secuencias enteras que pueden calificarse como surrealistas. Sin embargo, la diferencia entre estas películas y Un Perro Andaluz radica en tres puntos principales: la moraleja, la narración en sí y la “duración onírica.” Por ejemplo, si bien, el corto animado Destino de Walt Disney y Salvador Dalí obedece a una estética visual surrealista, la obra gira en torno a una historia de amor y postula una ideología clara: la predestinación. El cine estrictamente surrealista no se erige sobre moralejas ni obedece a una historia que pueda entenderse de manera racional. Por el contrario, trabaja desde la imagen impresionante con el fin de provocar reacciones en el espectador.

Un Perro Andaluz es una experiencia onírica y autómata de principio a fin. Los diecisiete minutos que dura se sostienen en preceptos surrealistas. En cambio, hay películas que exploran temas vinculados con el surrealismo y utilizan recursos narrativos propios del género; pero al mismo tiempo plantean historias que sitúan al espectador en la realidad cotidiana. La “duración onírica” de estas películas es limitada. Este es el caso de El Origen de Christopher Nolan. En el film, Nolan juega con la ambigüedad de tiempo-espacio y sumerge de lleno al espectador en la irrealidad de un sueño dentro de otro pero los momentos surrealistas –aquellos exentos de control racional– se alternan con una historia lógica que explica cómo y porqué llegamos a dicha instancia. La realidad y la irrealidad se confunden, pero no a lo largo de toda la obra.

Un Perro Andaluz es el film más representativo del surrealismo.

A partir de él nace la estética de cine surrealista. A pesar de que varias películas posteriores reflejan ciertos aspectos característicos del género, ninguna logra atenerse tan fielmente a la filosofía surrealista como la obra precursora. En la actualidad no se puede hablar de cine surrealista puro. El surrealismo se mantiene vigente en cuanto a estilo y temática de muchos films, pero solo se trata de influencias y no de obras de vanguardia estilística.

Conclusión

En síntesis, el surrealismo es una corriente estética que nace en Europa en la década de 1920; y toma prestadas muchas de las características del movimiento que lo precedió, el Dadá.

Cabe mencionar la fuerte oposición de ambos movimientos al arte tradicional y la ruptura con convenciones del pasado. A pesar de estar íntimamente relacionados puede distinguirse el surrealismo por su enfoque onírico de la realidad. Se erige sobre principios de la psicología y el estudio de la mente humana y busca reproducir el mundo de los sueños en el arte.

Asimismo, el surrealismo se caracteriza por implementar la irracionalidad para la creación. Postula que solo cuando el pensamiento escapa de censuras, prejuicios o cualquier otro tipo de control es realmente libre.

Siempre en pos de innovar, el cine surrealista rompió con la estructura narrativa clásica causal que había regido la producción cinematográfica los últimos catorce años. Una acción dramática ya no era causa o consecuencia de otra. Por el contrario, muchos de los cineastas de la época recurrieron a sucesiones de imágenes que causaran diversas impresiones en el espectador pero no respondieran a un orden lógico o coherente. Los films surrealistas tenían por objetivo provocar y descomponer a las sociedades burguesas. Se trataba de obras que no apuntaban a una estética definida y tampoco aportaban una moraleja.

Un Perro Andaluz es un film de Luis Buñuel con la colaboración de Salvador Dalí en el guión. La obra nace como un proyecto que refleja el surrealismo casi al pie de la letra. No está concebida como una obra que pueda entenderse o analizarse.

Buñuel hace uso de distintas técnicas y recursos cinematográficos que le permiten exponer a los espectadores a imágenes provocativas, para sumergirlos en una experiencia onírica donde no impera la lógica o la racionalidad. El relato no es lineal, el tiempo y espacio es ambiguo. Varias historias ocurren simultáneamente y a veces se cruzan, dando lugar a una diversidad de imágenes inconexas y superpuestas que estimulan la libre asociación de ideas.

Desde el surgimiento del surrealismo hasta el día de hoy se siguen produciendo películas con carácter surrealista. Gran cantidad de ellas se remiten al mundo de los sueños e ilustran los conflictos que surgen cuando no es posible distinguir la fina línea que separa la realidad de la irrealidad onírica. De la misma manera, muchos cineastas han abordado la supresión de la lógica para ciertas escenas de sus films. Es posible reconocer tintes de surrealismo en un sinfín de producciones, desde el maquillaje, vestuario o escenografía hasta una secuencia de imágenes y acciones. Sin embargo, el cine surrealista en el sentido más puro de su expresión nace y muere con Un Perro Andaluz. Ninguna obra posterior logra englobar íntegramente la filosofía surrealista, una filosofía que no admite lógica y se opone a la estética y moral de un relato.

Podemos concluir que Un Perro Andaluz, en efecto, es el film más representativo del surrealismo.

Bibliografía

Buñuel L. (1982) Mi Último Suspiro. Barcelona: Plaza & Janés, S. A.

Editores. Citado en: Carnero G. (2005). Un perro andaluz, de dalí y Buñuel, y viaje a la luna de García lorca. Arte y Parte, 56, (3). Recuperado el 11 de octubre de 2010 de http://www.revistasculturales.com/articulos/6/arte-y-parte/319/3/un-perro-andaluz-de-dali-y-bunuely-viaje-a-la-luna-de-garcia-lorca.html Cine Club Mas Madera. Historia del cine III: El cine surrealista y el inicio del cine sonoro (2010). Recuperado el 1 de noviembre de 2010 de http://cinebenalmadena.lacoctelera.net/post/2010/02/02/historiadel-cine-iii-cine-surrealista-y-inicio-del-cine Escobar B. A. (2010). Arte Siglo XX: Surrealismo: Características generales. Recuperado el 1 de noviembre de 2010 de http://www.spanisharts.com/history/del_impres_s.XX/arte_sXX/vanguardias1/surrealismo.html Giulio Carlo Argan (1970). L`arte moderna. Italia: Sansoni. (1ª ed.) Grela E. (2009) Teorías cinematográficas: Cine de vanguardia. Recuperado el 1 de noviembre de 2010 de http://www.panoramadelarte.com.ar/archivos/ATC2010/cine%20vanguardista%20Eliana.pdf

Martin R. (2007) Orígenes del Séptimo Arte: Cine entre 1918 y 1959 II España: Cosas de Cine. Recuperado el 11 de octubre de 2010 de http://www.cosasdelcine.es/origenes-del-septimo-arte-cine-entre-1918-y-1959-ii/

Portal ArtEEspañA. Arte Contemporáneo: Surrealismo (2008). Recuperado el 1 de noviembre de 2010 de http://www.arteespana.com/surrealismo.htm

Pradilla D (2007). Cultura Mediática: Surrealismo en el cine. Recuperado el 1 de noviembre de 2010 de http://dapra004.blogspot.com/2007/12/surrealismo-en-el-cine.html

Wikipedia la enciclopedia libre. Un Perro Andaluz: sinopsis (2010). Resumen recuperado el 11 de octubre de 2010 de http://es.wikipedia.org/wiki/Un_perro_andaluz


Un Perro Andaluz y el Cine Surrealista fue publicado de la página 45 a página49 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

ver detalle e índice del libro