1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36 >
  4. El movimiento feminista occidental y la indumentaria del siglo XX

El movimiento feminista occidental y la indumentaria del siglo XX

Speranza, Tiziana

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos Ganadores

Año VII, Vol. 36, Marzo 2011, Buenos Aires, Argentina | 100 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis
En el presente trabajo me propongo entrelazar un vínculo paralelo entre el recorrido de la ideología feminista y los sucesos
de la moda durante el siglo XX, intentando justificar la forma de vestir como un manifiesto de esta ideología.
Comenzando con una reseña histórica desde el origen de la ideología feminista y una descripción década por década de la
moda del siglo XX, voy a intentar definir si la moda representó los conflictos de la mujer en las épocas de revivificación del
movimiento. Para esto primero tengo que definir el término moda y cómo interactuó con la sociedad en el siglo XX y si las feministas, en todas sus variaciones ideológicas, se vieron identificadas con esta moda.


Conclusión
Al definir la moda, desde el origen de la misma, me encuentro con un fenómeno elitista y sectorizado. Por esto creo que la
moda no reflejaba las problemáticas de la sociedad, en todo caso, representaba los intereses y experiencias de la burguesía.
De todas formas, existieron diseñadores, que dieron pasos enormes hacia la “des-elitización” de la moda, y a su vez, pasos en la lucha de la mujer.
La segunda ola, comenzó a dar frutos en 1920 cuando en EEUU, el Congreso aprobó el voto femenino. El movimiento
sufragista había comenzado a aparecer, de la mano del movimiento abolicionista, cien años antes y había ido fortaleciéndose poco a poco. Durante la Primera Guerra Mundial, este movimiento tuvo un mayor alcance; cada vez más mujeres se unían en su búsqueda de obtener los mismos derechos ciudadanos que el hombre. Gabrielle “Coco” Chanel había comenzado a construir su espacio al terminar la Primera Guerra Mundial. Al pertenecer a la clase trabajadora, experimentó no solo la dominación del hombre por su condición de mujer, sino por la condición de clase. Al no tener otra opción que sobrevivir por sus propios medios, Chanel se volvió una mujer fuerte e independiente. El desprecio que tenía a la familia tradicional y estructurada, impulsó a Coco a liberarla de la rígida vestimenta de la Belle Époque. Como una emancipación simbólica de las opresiones reales que vivía la mujer.
No creo que Coco Chanel haya articulado con los movimientos políticos sufragistas, pero claramente influenció en la manera
de vestir de la mujer.
Con el fin de la Segunda Guerra Mundial la mujer volvió a su antiguo rol de ama de casa, experimentando la nueva presión
del “sueño americano” y la familia modelo, convirtiéndose nuevamente en el soporte de la estructura familiar. La mujer
debía realizar todas las tareas del hogar, criar a los hijos, ser buena esposa y mantenerse impecable en su aspecto exterior.
Esta farsa de una sociedad machista, reavivó el movimiento de mujeres. La reacción ante este frívolo modelo fue lo que fomentó el feminismo radical y esto se vio claramente expresado en la indumentaria femenina. También surgieron otros movimientos de diversidades sexuales que habían estado viviendo bajo la ilegalidad. Estos movimientos estuvieron
duramente reprimidos por el Estado. San Francisco, se convirtió en la metrópolis con mayor diversidad ideológica y sexual, los cuales luchaban por obtener sus propios derechos y por disminuir la discriminación. También en esta ciudad se
encontró la mayor diversidad de vestimentas: una explosión de colores y formas expresaron la liberación sexual que por
tanto tiempo había sido reprimida por la misma sociedad.
Es evidente que el movimiento feminista influyó en la vestimenta de las jóvenes de la década del 60’. Este feminismo se
volcó a la vestimenta femenina causando una imagen impactante para la sociedad.
Creo encontrar un vínculo entre la ola de feminismo que se manifestó en el siglo XX con la forma de vestir de la mujer de
esos momentos ya que la ropa expresa una forma de liberación sexual, social, económica y simbólica en la lucha de la mujer.


El movimiento feminista occidental y la indumentaria del siglo XX fue publicado de la página 68 a página69 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

ver detalle e índice del libro